6

Skater XL

Skater XL

Aún recuerdo cuando de crío descubrí el mundo del skate gracias a Tony Hawk’s Pro Skater en la primera PlayStation. Tiempo después pude hacerme con sus secuelas y aluciné todavía más (especialmente con THPS2). Intenté ir jugando a todos los títulos que aparecían de la misma, aunque poco a poco mi interés por la saga fue decayendo. Si bien es cierto que la saga nunca tuvo un carácter de simulación (de hecho, los primeros eran arcades 100%, tanto en gameplay como en concepto), poco a poco se fue alejando aún más del realismo.

Aunque ya había habido juegos de la misma temática fuera de la saga desarrollada por Neversoft, no fue hasta 2007 que apareció un competidor real. Y lo curioso es que el juego, llamado simplemente Skate tenia muchas ideas propias y un carácter más realista que su principal competidor. Nos las prometíamos felices con ésta nueva saga cuando en 2010 se lanzó Skate 3… pero por desgracia la saga fue guardada en un cajón (aunque recientemente se confirmó que había un nuevo título en desarrollo…).

Pero tranquilos, que para suplir esta carencia ya hay algunos estudios que se han encargado de desarrollar sus propios títulos de skate, siendo Skate XL una nueva propuesta enfocada en la simulación. ¿Valdrá la pena? Acompañadme para salir de dudas.

Ya lo he avanzado en la introducción, pero vamos a explicarnos mejor: Skater XL es un título que pone todo el énfasis en la simulación de físicas y el control de la tabla. Atrás dejamos las combinaciones locas de botones de los THPS para presentar un control con movimientos de los sticks analógicos del mando.

Skater XL

Para que os hagáis una idea, el esquema de controles es la versión vitaminada de lo visto en la saga de Electronic Arts, y es que si bien en Skate y sus secuelas debíamos hacer ciertos movimientos con el analógico del mando, aquí vamos un paso más allá y cada una de las palancas representará los movimientos independientes de los pies del personaje (es decir, que el movimiento del stick izquierdo representa lo que hace el pie izquierdo. Y lo mismo pasa con el stick derecho/pie derecho). Así pues, con diversos movimientos acabaremos haciendo flips de un modo bastante intuitivo.

También es curioso como es sistema de grabs se ha implementado de un modo similar, haciendo que los agarres se realicen con la base de los flips pero pulsando además los botones superiores del mando. Más complicados son los grinds, pues tenemos que acertar las barras (y los bancos, y las mesas, y…) mientras nos movemos y, además, aterrizar en una posición adecuada para no caer al suelo. Y es que a veces no tener que usar más botones no significa que sea más fácil.

Pero ésto lío (inicial) de botones y palancas es sólo de cara a la realización de trucos, pues algunas acciones como acelerar o frenar se hacen “automáticamente” al pulsar los botones. Comentar también que con los gatillos giraremos el cuerpo hacia los lados, esencial para maniobrar (y sí, aunque podemos girar moviendo el stick izquierdo, es un vicio que tenemos que quitarnos). Sí, mucho lío la principio, pero como comentaba, es relativamente fácil de cogerle el punto a los movimientos y muchos trucos nos saldrán de manera casi automática al rato de haber empezado la partida.

Skater XL

Esto se debe, en parte a los tutoriales y desafíos que nos propone el juego, donde se nos explican muchos conceptos de un modo muy visual (un personaje lo hace y se nos muestra un mando con los botones que se pulsan) antes de darnos paso a nosotros. Y no sólo eso, sino que tener la referencia visual del mando y los pies (aunque se puede desactivar desde el menú de opciones) nos hará memorizar rápidamente los trucos más sencillos.

Y hablando de desafíos, comentar que éstos son los únicos alicientes que nos dará el juego para progresar. Porque no, en éste Skater XL no hay puntuaciones, tiempos ni tablas clasificatorias. De hecho, no hay misiones “reales” ni nada, simplemente los escenarios para que improvisemos, y los citados desafíos que nos enseñarán puntos clave de cada escenario y, poco a poco, se irán complicando para dar paso a líneas de trucos más elaboradas.

Y éste es uno de los problemas que le veo al juego: THPS tenía objetivos con los que progresar por la “historia”, desbloqueando personajes, escenarios y equipamiento. Skate tenía algo similar, basado en la búsqueda de patrocinadores. Y no sólo avanzábamos por el juego, sino que nosotros íbamos aprendiendo sobre la marcha, mejorando como jugadores y como skaters virtuales. Pero no veremos nada de eso en Skater XL, pues los desafíos no tienen una recompensa real, más allá de la satisfacción de haberlos completado.

Skater XL

Y hablando de escenarios, no he comentado que en el juego tenemos 5 escenarios “oficiales” desbloqueados desde un inicio: el instituto Easy Day High School (¿soy el único que ve el guiño aquí?), The Big Ramp (una pista de grandes proporciones, perfecta para hacer espectaculares saltos), Downtown L.A. (calles de Los Angeles), California Skatepark (un skatepark) y West L.A. Courthouse (otro escenario urbano). Por si esto os parece poco, se incluyen 3 escenarios creados por la comunidad durante el tiempo que el juego ha estado en early access: Hudland (un skatepark interior), Streets (otro escenario urbano) y Grant Park – Chicago (como el nombre indica, se trata de un parque).

Estos 8 escenarios son bastante resultones y aportan cierta variedad al conjunto gracias a sus variadas ambientaciones. Y si me permitís, debo decir que tanto la escuela como Downtown L.A. son mis mapas favoritos (y los más grandes), tanto por ambientación como por posibilidades.

Lo que sí se me antoja bastante extraño es que un juego de corte realista en las físicas del personaje y del patín en sí mismo no tenga en cuenta el material sobre el que estamos pasando, y es que ya sea asfalto, césped o incluso gravilla, no notaremos la diferencia. Imagino que es una decisión que se ha tomado a consciencia, pues hace el juego más jugable (valga la redundancia), pero es chocante como poco.

Y hablando de cosas raras en la física, comentar que en más de una ocasión y de dos el personaje no ha respondido como debería a lo que hacía con el mando. Y no sólo eso, sino que hay puntos en los que he visto cosas raras en cuanto a físicas se refiere (algo especialmente visible al caer del skate, y que queda más en evidencia aún si nos dedicamos a mirar los pies de nuestro personaje, que harán cosas raras en muchas caídas), con frenazos bruscos, cambios de dirección involuntarios y objetos que traspasaremos milagrosamente (de nuevo, especialmente al caer, pero a veces patinando o saltando también pasan cosas de estas).

Skater XL

Y bueno, aunque afectan menos al título, también he visto varios fallos gráficos que afean bastante el conjunto: desde problemas en el cielo (la imagen iba y venía) hasta movimientos extraños del personaje y el skate. Y no creo que sea problema de falta de potencia, pues el análisis lo estoy escribiendo tras haber jugado a la versión de Xbox One X.

Pero bueno, no seamos tan vinagres y comentemos otros aspectos del título: el juego nos permite elegir personaje: hay 4 skaters famosos (aunque yo no les conozco, yo me quedé en los que patinaban cuando yo era un crío, como Chad Muska, Steve Caballero, Bam Margera o el propio Tony Hawk, entre otros) y 2 personajes personalizables (un personaje masculino y uno femenino). No es que nos deje demasiadas opciones de personalización en lo que a cuerpo se refiere, pero lo que es la ropa y tabla sí nos da más opciones, contando con elementos licenciados de marcas conocidas como DC Shoes, Emerica o Element, entre otras.

Visualmente es un juego bastante sólido, aunque mejorable, con unos escenarios detallados y cuidados, y unos personajes bastante bien representados y animados (aunque por momentos son un poco robóticos). A nivel sonoro el juego cumple muy bien, con unos efectos cuidados y una banda sonora bastante variada y de calidad.

Conclusión

Tengo sensaciones encontradas con éste Skater XL. Por un lado, debo decir que me lo he pasado muy bien con él, aprendiendo a patinar y superando los problemas que plantea un título de corte realista (grindar es toda una odisea en los primeros compases), pero tanto su planteamiento de «haz los trucos que quieras» como la falta de objetivos reales (y puntuación, y tiempos, y clasificaciones…) me dejan un sabor agridulce que se acentúa con todos los problemas técnicos que tiene, al menos por ahora, la versión de Xbox One. Recomendable para los usuarios más fanáticos de éste deporte, aunque para muchos otros jugadores puede ser difícil y falto de gracia. Y es una pena, porque el juego tiene mucho potencial. Esperemos que en actualizaciones futuras se le limen todas las asperezas que tiene… 

6

Nos consolamos con:

  • 8 niveles variados, cada uno con sus desafíos
  • Las sensaciones son muy buenas…

Nos desconsolamos con:

  • … cuando el sistema responde como debería
  • Múltiples fallos gráficos y de físicas
  • La falta de una progresión «real», más allá de la mejora como jugadoresy la satisfacción que supone superar un reto

Ficha

  • Desarrollo: Easy Day Studios
  • Distribución: Koch Media
  • Lanzamiento: 28/07/2020
  • Idioma: Textos en español
  • Precio: 39,99€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *