Impresiones de Touring Karts. Derrapando entre monos, kanguros y andadores espaciales

Touring Karts

El género del karting en VR está bastante huérfano, ya que el principal exponente, VR Karts, es un desastre de manual. Por suerte, estos meses van a llegar varias propuestas para ofrecer variedad, y hoy os vengo a hablar de una de ellas. Los chicos de Ivanovich Games no son nuevos en esto de la VR, al llevar ya varios juegos en su currículo bastante variados, como Operation WarcadeBeat Blaster.

Ahora, con Touring Karts tienen entre manos su juego más ambicioso, al querer crear un título con juego cruzado entre plataformas y versiones en VR y plano. Aunque el funcionamiento de todo esto está por ver, gracias a la versión de Early Access ya nos podemos hacer una idea de cómo será el juego. Lo más obvio lo primero: es infinitamente mejor que VR Karts, y tiene bastante potencial para que estemos corriendo durante horas en la versión final.

Lo primero, me sorprendió todas las opciones de control y confort que tenemos en el juego. Se nota que en el estudio saben que no todos soportan la velocidad de la misma forma, por lo que podemos jugar como si estuviéramos en una máquina recreativa (como ocurría en Operation Warcade), o dentro de la pista. Además, podremos usar todo tipo de controladores para jugar, como el mando tradicional, los Touch Controllers (o las maracas de Vive, o su equivalente), una combinación, o incluso el 3dRudder. De hecho, me hace gracia que en las opciones y tutoriales muestren todo en PSVR, notándose que la consola de Sony es una de las que ha provocado que haya tanto énfasis en las opciones de control.

Touring Karts

A efectos prácticos, Touring Karts es un juego de karting tradicional muy arcade, con énfasis en el derrape en las curvas para tomarlas con rapidez, conseguir turbo, y adelantar a los rivales. Además, hay todo tipo de objetos por el escenario, tanto defensivos como ofensivos, para crear algo de caos durante la carrera. Durante mi tiempo con el juego, he usado los Touch Controllers, usando el mando izquierdo para controlar el volante con el stick, y los gatillos y grip para acelerar y derrapar. Mientras tanto, la mano derecha se queda para el uso y recogida de items, creando una forma de juego bastante eficaz y precisa.

Las sensaciones a la hora de conducir son bastante buenas, al tener todo un toque muy arcade. Cuesta un poco al principio cogerle el truco al derrape, pero tras un par de carreras, ya lo tendremos bastante dominado. También es importante el tipo de vehículo que llevamos, ya que habrá coches normales o una especie de Fórmula Uno, cambiando cada uno un poco el manejo.

Con los items, hay una mecánica interesante, que es la de combinarlos. Por tanto, al coger algo de una caja aleatoria, podemos usarlo, o pasar por otra zona con items para que se combinen. Por ejemplo, podemos combinar el martillo con otro power-up para crear una nube de martillos. Si combinamos dos de los batidos que nos dan soporte, podremos conseguir el equivalente a la estrella de Mario Kart, etc. Hay bastante variedad en las combinaciones y objetos a usar en Touring Karts, lo cual se agradece. De hecho, algunos son muy locos, como soltar a una gallina o invocar al AT-AT de marca blanca (los derechos de Star Wars ya si eso otro día), lo que hace las carreras más dinámicas de lo normal.

Touring Karts

Sobre el papel todo está muy bien, pero hay varios aspectos que deberían pulirse de cara a la versión final a nivel de mecánicas y de gameplay. Para empezar, las armas no son siempre muy satisfactorias de usar, y aunque funcionan, algunas no parecen precisas del todo, o no dan el feedback necesario como para saber que hemos acertado o hecho algo.

El principal problema, sin embargo, lo veo en las pistas. Aunque la sensación de velocidad no está mal, y los desniveles que se crean en varias curvas de forma aleatoria, junto a obstáculos temáticos de cada circuito, están bien, el diseño en general es bastante simple. Cada circuito se ambienta en alguna parte del mundo, lo cual aporta variedad visual y de obstáculos (en el de Australia hay un kanguro, por supuesto), pero todas comparten un problema: su anchura y longitud.

Los circuitos me parecen bastante estrechos, pero lo principal es que las pistas de Touring Karts son excesivamente cortas. En unos pocos segundos habremos podido completar una vuelta, sin que haya apenas atajos ni nada típico de los juegos de karts. Es lo que más me ha fallado del juego, ya que la sensación de velocidad o el control me parecen que están bien conseguidos.

Touring Karts

Otro problema, pero que se solventa desde las opciones, es el ratio de apariciones. Antes de jugar a Touring Karts DEBÉIS cambiar en opciones las apariciones tras un choque o ser «destruidos». Por defecto, está puesto al máximo, de modo que por cualquier impacto con un objeto de la pista, reapareceremos. Esto hace insufrible cuando aparece un AT-AT, ya que tras acabar su tiempo, se convierte en tuercas gigantes que debemos golpear con el coche para progresar, pero claro, eso supone reaparecer. En la primera carrera me tiré un minuto en este ciclo de golpeo, reaparición, golpeo, reaparición, y por suerte, modificando las opciones se soluciona.

Lo que debe parchearse es el lugar de reaparición en según qué circuitos. En uno de ellos, hay un martillo que va de delante a atrás por la zona de la pista. Tal y como está colocado, afecta sólo al centro de la carretera, que es justo donde reaparecemos. Sí, también es posible aquí sufrir un impacto por un arma enemiga, reaparecer, ser golpeado por el martillo sin que podamos remediarlo, y puede que seamos golpeados otra vez más porque el timing de la reaparición no es el correcto. Esto sí que es algo que veo más fácil de parchear, y haría toda la experiencia mucho más placentera, eso sin dudarlo.

En cuanto a la progresión, podremos jugar tanto en solitario como en multijugador. Por ahora, me he centrado en el juego individual, teniendo que ir desbloqueando las pistas poco a poco. En función de nuestra posición en la carrera, ganaremos puntos de experiencia y dinero. Para ascender de rango, tendremos que conseguir X cantidad de experiencia, además de completar algún objetivo especial, lo que nos dará una o dos recompensas en función de las metas que hayamos alcanzado.

Touring Karts

Es algo que nos permite ir consiguiendo objetos, dinero y hasta vehículos poco a poco, además de animarnos a usar armas o completar hitos que alteran nuestra forma de pilotar un poco, lo que me gusta. Con el dinero, además de comprar los nuevos circuitos, podremos mejorar los vehículos o comprar otros nuevos. Las mejoras no las he llegado a notar demasiado por ahora, pero al menos la progresión tiene un buen ritmo.

A nivel técnico, Touring Karts no está mal. La imagen es nítida en esta versión de PC, y los escenarios tienen varios detalles que hacen reconocible el país al que pertenecen. Además, la animación al final del podio, o los efectos de las armas, están bien. No es nada del otro mundo, pero el juego es lo suficientemente vistoso y simpático como para entrar por los ojos. Al sonido le ocurre lo mismo, gracias a temas sencillos, pero funcionales, que de nuevo, pegan con la temática de cada pista.

Touring Karts

En general, Touring Karts me está divirtiendo bastante, y es justo lo que quería de un título de karting para VR. Es más o menos rápido, arcade y directo. Es cierto que hay cosas que no me convencen del todo, como el diseño de las pistas o los puntos de reaparición, pero para algo está el juego en Early Access. Si Ivanovich Games sigue puliendo el juego, la competencia en el género durante estos meses en VR va a ser de lo más interesante.

Comentarios

  1. Gracias por la review.
    Lo que comentas de las «reapariciones» con el ATAT y el martillo son en realidad el mismo Bug. Lo corregimos ayer y estará disponible en la gran actualización que tenemos programada para mañana junto con muchísimas otras mejoras.
    El tamaño de los circuitos lo establecimos después de MUCHAS pruebas. Nos pusimos como objetivo ofrecer partidas intensas, divertidas y rápidas. Para ello, la duración de las carreras debería quedar por debajo de los 2 minutos. Y tras hacer muchísimas pruebas con el tamaño de los coches, de las pistas y la velocidad encontramos las dimensiones actuales como la mejor combinación. Al tener la pista más estrecha, en Touring Kart tienes que «buscar huecos», encontrar una trazada mejor, etc. Son cosas que en otro juegos de Karts no son importantes. Hemos querido dotar al juego de ese componente extra de conducción para que no convirtiera en aburrido a las pocas cursas.

    • Gracias por el comentario!
      Genial lo del bug, porque eso va a hacer estas reapariciones menos frustrantes!
      Y mirando así lo del tamaño del circuito, igual es que esperaba algo más de karting general… Es lo que tiene haber estado tanto tiempo con CTR estos meses! Pero vamos, ahí es más cuestión de gustos que otra cosa, y lo que comento en el artículo, el juego ahora mismo es bastante divertido, con que vaya si seguiré compitiendo e intentando alcanzar alguno de los tiempos sobrehumanos que aparecen en las tablas de clasificación 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *