Impresiones de Bloodstained: Ritual of the Night. Recuperando el estilo de los Castlevania originales

Bloodstained Ritual of the Night

Últimamente ha habido varios Kickstarter de mucho renombre que han terminado en decepción. El más sonado es Mighty No. 9, pero Yooka-Laylee tampoco es que saliera muy bien parado. Por eso era muy escéptico ante Bloodstained: Ritual of the Night, el proyecto de Igarashi para traer de vuelta el estilo de los Castlevania clásicos. Por suerte, estas dudas que tenía se han disipado en gran parte gracias a la demo que tenían para probar los chicos de 505 Games en la Japan Week de Madrid del pasado fin de semana.

Esta demo no era muy larga, y ya se había podido probar en otros eventos, pero era la primera vez que lo probaba. En esencia, se trata de una secuencia corta en la que probar varias mecánicas importantes del juego. Por un lado tenemos el estilo gráfico, que es bastante bueno, al recordar a los animes, pero ser en 3D. Personalmente pensaba que no me iba a gustar mucho en movimiento, pero el resultado es bastante bueno, gracias al estilo gótico de los escenarios y a unos diseños de monstruos bastante interesantes.

Lo siguiente es el tipo de juego. En esencia estamos ante una nueva versión de Castlevania: Symphony of the Night, por lo que hay elementos de RPG, pero luego tenemos que explorar los escenarios, matar a los enemigos que nos salgan al paso, y aprovechar las nuevas habilidades que vayamos desbloqueando para luchar mejor contra los enemigos o acceder a nuevas zonas para seguir avanzando en la demo. Se nota que la exploración va a ser muy importante, ya que hay varios secretos en esta demo, y el hecho de tener muchísimos candelabros para destruir en busca de objetos hace que sea una adicción destruir todo el que veamos.

Bloodstained Ritual of the Night

Algunos secretos eran obvios, mientras que otros no tanto. Por ejemplo, en una zona había una gran campana que podíamos terminar destruyendo si estábamos mucho tiempo sobre ella, lo que desbloqueaba nuevos objetos. También hay una buena variedad de enemigos, como una especie de perros, unas babosas raras que nos lanzan espadas, o unas sustitutas de las dichosas cabezas de medusa, y son bastante molestas. En una partida que eché, al cargarme una de estas babosas desbloqueé un poder que me permitía invocar una de estas cabezas para que me ayudara, aunque en una segunda vez que jugué (la primera dejó de funcionar por algún bug, normal de las demos de juegos que aún no están acabadas) no lo conseguí, por lo que esta bien tener poderes que se desbloquean bajo condiciones concretas.

Los elementos de RPG también estaban bien añadidos en la demo, al ir subiendo de nivel para aumentar nuestras estadísticas, y sobre todo, conseguir nuevo equipo. En Bloodstained se ve que vamos a tener que cambiar de equipo bastante, ya que iremos consiguiendo nuevas armas a un buen ritmo, y su efecto no solo es en las estadísticas, sino también en cómo se juega. De serie la protagonista pega patadas, pero luego podemos encontrar una espada a una mano, una daga, una katana o un látigo. Cada arma tiene una fuerza de ataque diferente, y sobre todo, una velocidad y alcance propios. Por tanto, habrá bastante donde elegir, y seguro que habrá un arma para todos. También habrá equipo que aumenta la defensa y cambia nuestro aspecto visual, lo cual es algo que siempre me gusta comprobar. Eso por no mencionar los diferentes hechizos, como lanzar bolas de fuego que podemos apuntar con el stick derecho, o invocar lanzas directamente. La magia sí que se regenera con el tiempo, a diferencia de la salud, por lo que el uso de pociones es importante si no queremos morir en la aventura.

Bloodstained Ritual of the Night

La demostración acababa con un combate contra un jefe final bastante impotente, que usaba la sangre como arma principal. Este jefe tenía varios patrones muy diferentes, como lanzarnos un chorro de sangre directo, uno más ligero pero que seguía un movimiento que nos permitía esquivarlo agachándonos, o incluso podía usar los paraguas que tenía pululando por el escenario para atacarnos. Su ataque más devastador hacía que esos paraguas nos sirvieran de cobertura, por lo que este jefe estaba bien diseñado para ofrecer diferentes estilos de juego, y que no fuera un combate contra una esponja con solo dos ataques.

Todavía queda muchísimo por ver de este Bloodstained, pero al menos, todo apunta a que va por el buen camino. Técnicamente luce bastante bien, se juega genial y es justo lo que prometía en el Kickstarter. Hasta que salga a la venta a finales de año todavía nos queda, pero todo apunta a que la espera merecerá la pena, lo cual es algo muy positivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *