5

The Walker

The Walker

El programa China Hero Project nos está ofreciendo bastantes títulos para PSVR últimamente, y hay otros que se avecinan con muy buena pinta. El último juego en salir a la venta por parte de esta iniciativa equiparable a los Playstation Talents de España es The Walker, que nos propone una ambientación bastante única en los videojuegos: los exorcismos de criaturas chinas. Estamos acostumbrados a los exorcistas americanos que van con sus crucifijos acabando con los demonios, por lo que esto ya le da un toque bastante único.

En el papel de un joven exorcista que ha descubierto su destino, tendremos que acabar con el mal que se ha despertado por todo China, así que con las armas de un exorcista, nos tocará combatir contra todo tipo de criaturas. ¿Listos para ver cómo son los exorcistas chinos?

La premisa argumental que he comentado antes es casi toda la historia presente en The Walker, lo cual es una oportunidad perdida. Sí, nuestro personaje descubre que pertenece a un linaje de exorcistas, alguien con experiencia va y se lo dice, contamos con una armadura poseída por un espíritu amigable para darnos consejos, y básicamente salimos a los diferentes niveles para matar a todos los demonios que se nos crucen por delante. Este es el inicio de una serie de oportunidades perdidas, algo que vais a leer mucho en este análisis.

The Walker

Para empezar, The Walker es otro shooter de oleadas más. Es un género que ya es muy manido en la VR, por lo que tiene una mala reputación. Personalmente, no me disgusta tanto como a otros usuarios, siempre y cuando se ofrezca una experiencia divertida, sólida u original. Por desgracia, en todo esto falla un poco el título al mismo tiempo que acierta tímidamente, quedándose un poco en tierra de nadie.

Nuestras únicas armas son la pistola para atacar a lo lejos, y una espada para el cuerpo a cuerpo. La pistola tiene munición infinita, pero tiene un ligero tiempo de recarga. Además, si usamos la mirilla no tendremos precisión, ya que la mirilla láser del arma es la que nos indicará realmente dónde darán las balas. Esto es extraño, ya que uno de los atractivos de la VR es sentir que estamos dentro del juego usando las armas y demás objetos, siendo siempre una delicia utilizar la mirilla física de las armas que empleemos.

Otro aspecto curioso es que, pese al nombre The Walker, no andaremos en el juego. Cada uno de los niveles nos propone superar oleadas estando siempre estáticos. Únicamente podremos girar 45º con los botones del mando. Además, pese a poder usar los PS Move, la mano izquierda no la usaremos mucho, ya que se emplea para invocar los talismanes y darle a nuestras armas un efecto elemental de hielo o electricidad durante unos segundos o unos disparos.

The Walker

El diseño de las misiones es bastante sencillo, ofreciendo poca variedad de enemigos. Los más frecuentes son una especie de zombies que van por las paredes y que saltarán a nosotros cuando se nos acerquen mucho. Otros enemigos son “típicos” guerreros chinos que emplean un arco para atacar a distancia, o emplean una espada para el combate cuerpo a cuerpo, además de defenderse con el escudo. Además, hay un par de jefes finales, siendo los encuentros más interesantes de toda la aventura. Una oportunidad perdida de ofrecer monstruos o enemigos más únicos propios de la cultura china, que tan poco se explota en los videojuegos.

El principal problema que tenemos en The Walker es que la historia se puede completar en apenas media hora, sin que haya demasiada narrativa para engancharnos ni nada demasiado épico, lo que incluye los dos jefes finales. La dificultad del nivel estándar es también muy baja, por lo que es casi imposible que os maten en esta primera tanda. Al acabar la historia, desbloquearemos versiones mejoradas de las armas (una metralleta y una espada más grande), con las que hacer frente a los niveles de dificultad más altos, donde sí hay cierto nivel de desafío y resulta todo más divertido.

Algo ilógico es que los menús no nos dan información real sobre lo que hace cada opción, por lo que al principio lo pulsaremos todo hasta aprender qué significa cada uno de los símbolos que hay en pantalla. Es algo un poco frustrante, cuando, por ejemplo, queremos interactuar con la armadura y nos vuelven a poner la escena introductoria sin que podamos saltarla. Lo mismo ocurre con el modo infinito, donde los enemigos son cada vez más poderosos, ya que no nos dicen claramente qué hay que hacer.

The Walker

A pesar de estas pegas, es interesante esta dinámica de cambiar entre armas de fuego y de cuerpo a cuerpo. Es hasta divertido esquivar físicamente los ataques de los jefes y los flechazos enemigos, con algunos momentos intensos en los que tenemos que fijarnos en muchos elementos a la vez, como los arqueros atacando a lo lejos, los zombies acercándose y los caballeros haciendo lo propio. Es ahí cuando The Walker resulta más divertido, al ir cambiando entre la espada para cuando se acercan mucho, la pistola para cuando están lejos, y usar los talismanes para hacer más daño de lo normal o paralizar a un enemigo.

Por desgracia, el sonido juega bastante en contra de la jugabilidad. Los enemigos apenas hacen ruidos cuando aparecen en pantalla o nos atacan a lo lejos, o el poco que hacen no está bien calibrado para indicarnos por dónde se acercan. Esto hace que a veces estemos vendidos cuando aparezcan arqueros y no sepamos ni que están en pantalla atacando, lo que al mismo tiempo reduce la inmersión.

Otro aspecto negativo es cómo aparecen los monstruos, ya que hay algunos puntos de reaparición que están a plena vista, por lo que aparecen de la nada. Esto queda bastante feo, y de nuevo, rompe bastante la inmersión.

The Walker

A nivel técnico, The Walker no luce mal del todo. Los escenarios que visitamos están bien detallados, y salvo algunos elementos que no están tan bien como los demás (los asientos en el nivel del metro son bastante pobres), la ambientación está bastante lograda. Lo mismo ocurre con los diseños de los enemigos, que no están nada mal, y son bastante imponentes, sobre todo el primer jefe del juego. Sin embargo, se nota que estamos ante un título de bajo presupuesto, ya que las animaciones son bastante simples, y al morir es común ver cómo los cuerpos atraviesan ciertos objetos del escenario.

Lo peor es, sin lugar a dudas, el sonido. Como decía antes, afecta negativamente a la jugabilidad al no saber por dónde vienen los monstruos, pero los problemas no acaban ahí. En primer lugar, los efectos de sonido durante los momentos más “cinemáticos” son arbitrarios, ya que a veces escucharemos cómo un monstruo arranca las puertas del vagón en el que estamos, pero unos momentos después no escucharemos los gritos de los ciudadanos que están siendo atacados por los monstruos, ni los cristales romperse ni muchas otras cosas más. Es algo muy, muy extraño, y te saca por completo de la experiencia. La pistola no suena mal, pero los efectos sonoros de los impactos de los disparos o los espadazos no son muy convincentes. La música es inexistente, y el poco doblaje que hay, está bien, pero de nuevo, choca que nuestro personaje diga cosas, pero solo aparezcan sus subtítulos (en castellano), pero no tenga voz, mientras que otros personajes sí. Es algo que parece más propio de un juego en Early Access que uno cuyo desarrollo ha finalizado.

Conclusión

Puede que The Walker tuviera todas las papeletas para ser un juego de acción interesante gracias a su temática poco explorada en los videojuegos, y la inmersión que se consigue gracias a la Realidad Virtual. Hasta la dinámica de cambiar entre armas cuerpo a cuerpo y a distancia es interesante, para añadir cierto toque estratégico a los combates. Por desgracia, estamos ante una oportunidad desaprovechada en todos los aspectos, ya que las misiones son muy breves y escasas, la interfaz del menú principal es confusa, hay poca variedad de enemigos y el apartado sonoro es un desastre.

Hay ciertos aspectos que funcionan bien, como la ambientación o la necesidad de esquivar físicamente ciertos ataques, algo divertido en los niveles más altos de dificultad, pero estamos ante un shooter de oleadas muy justito, que palidece en comparación de otros títulos del género. Así que, a no ser que queráis disfrutar de un shooter con esta ambientación, hay opciones mucho mejores, como The Brookhaven Experiment, que logran añadir más tensión y ofrecer una experiencia mucho más inmersiva, divertida y pulida.

5

Nos consolamos con:

  • Esquivar físicamente los ataques es bastante divertido
  • El primer jefe final logra impresionar bastante
  • La dualidad de armas de fuego y cuerpo a cuerpo

Nos desconsolamos con:

  • Menú principal confuso que no explica las diferentes opciones
  • Apartado sonoro desastroso. Afecta muy negativamente a la jugabilidad y a la inmersión global
  • Oportunidad desaprovechada dada la ambientación única del juego
  • ¿Un juego llamado Walker en el que no se anda ni sale Chuck Norris?

Ficha

  • Desarrollo: Haymaker
  • Distribución: Winking Entertainment
  • Lanzamiento: 04/07/2018
  • Dispositivo VR usado: PS VR
  • Idioma: Textos en Castellano y Voces en Chino
  • Precio: 19,99€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *