3

XIII Remake

XIII Remake

Uno de los FPS de la era de 128 bits que más me marcó cuando era un crío fue XIII. Esta obra me llamó mucho la atención incluso en una época donde no me gustaban mucho los shooters en primera persona, gracias a un efecto de cel-shading en los gráficos, que en su momento era algo muy poco habitual. El resultado era casi estar ante un cómic en movimiento, dividiendo la imagen en viñetas para momentos dramáticos, y ofreciendo un estilo artístico claramente reconocible desde el primer momento.

No en vano, XIII era una adaptación del cómic belga del mismo nombre, por lo que esta estética le venía como anillo al dedo. Así, se convirtió en un juego de culto, con alguna que otra pega, pero por lo general, se ganó el favor del público. Estas asperezas hicieron que me emocionara cuando MicroïdsPlayMagic anunciaron XIII Remake (no tiene esa palabra, pero así lo diferenciamos del original), ya que tenían la oportunidad de devolver el juego a los tiempos modernos solucionando sus defectillos, y quién sabe, igual hasta terminar la historia que nos dejaron con un enorme cliffhanger. Por desgracia, estamos ante otra baja de este maligno 2020, ya que sin andarme con rodeos, XIII Remake es fácilmente uno de los peores juegos de este año, con que vamos a adentrarnos en esta conspiración para ver todo en lo que ha fallado este remake.

Para empezar, la trama se ha mantenido exactamente igual en XIII Remake. De hecho, estamos ante un título que recrea punto por punto el original, pero usando el motor gráfico Unity, en vez de intentar cambiar la jugabilidad (como Resident Evil 2 Remake) o incluso la historia (Final Fantasy VII Remake), así que seguimos con una trama inconcluso. La premisa es que nos ponemos en la piel de XIII, un espía que ha perdido la memoria tras una misión en la que recibió un disparo (¿alguien ha dicho Jason Bourne?), pero que no tiene mucho tiempo para intentar recordar por medios convencionales.

XIII Remake

Hemos sido acusados de asesinar al presidente de Estados Unidos, por lo que tendremos al FBI detrás de nosotros, mientras intentamos recordar quiénes somos, y desenmascaramos una conspiración de una sociedad secreta que es la causante de todo este embrollo. El argumento sigue siendo de lo mejor del juego, ya que nos enganchará para ir descubriendo quién se esconde detrás de esta sociedad secreta y mucho más. El ritmo de la narrativa es bueno, para que no estemos demasiado tiempo sin avanzar el argumento de alguna forma.

Sin embargo, hay varios problemillas. Primero, las escenas de vídeo sí se han cambiado, usando ahora el motor del juego para recrear las originales, perdiendo la intensidad de las mismas y su toque tan de cómic, porque su forma de emplear las viñetas o las onomatopeyas no es muy buena. Esto no afecta a la narrativa, pero sí lo hace que la escena inicial, que es la original del XIII clásico, la veamos como una presentación en unas oficinas del FBI. ¿Se supone que saben que está pasando todo eso y aun así nos persiguen, pese a haber visto que no somos los asesinos? Es algo que choca, pero bueno, es una decisión estilística para dar el relevo entre el juego original y el remake, supongo.

Lo malo es que, al ser la misma historia, seguimos con el cliffhanger del original, sin nada que nos haga avanzar un poco el argumento, dé pie a una secuela, ni nada por el estilo. Habría sido la oportunidad perfecta de ampliar la historia, pero nada, nos tocará seguir tirando del cómic o de la serie de televisión, además de la imaginación, para ver cómo concluyen las aventuras de XIII.

XIII Remake

El problema de XIII Remake empieza al hablar de los cambios hechos a la jugabilidad, ya que han hecho el juego bastante peor. Para empezar, en un intento de modernizar el juego, ahora podemos sprintar y usar las mirillas de las armas. Esto no es malo, pero algunos cambios que sí habrían sido cómodos (como poder tener un botón asignado al lanzamiento de granadas) se han omitido por completo. De hecho, ahora no podemos llevar absolutamente todas las armas encima, sino que tendremos un menú radial donde habrá categorías de armas a llenar.

Ahora no podremos llevar la pistola y el revólver, sino que tendremos que elegir entre uno u otro. Lo mismo con las armas especiales (nada de ballesta y ametralladora ligera) o cosas así, lo cual me parece un paso atrás. A cambio, ahora tenemos una precisión masiva gracias al uso de las mirillas, lo cual puede justificar la reducción del arsenal. Algo mejor habría sido ofrecer unos rivales más inteligentes, pero no, ya que la IA es un auténtico desastre.

Los enemigos son estúpidos a más no poder, quedándose enganchados en el escenario muchas veces, presentando comportamientos erráticos y mucho más. Si no fuera por su precisión y porque nos disparan, casi parecerían dianas en una galería de tiro, pero están ahí ahí. Algo casi peor es que, al matar a los enemigos, soltarán el arma y se quedarán estáticos como un segundo, con una onomatopeya diciendo «NOOOOOOO» encima suya. Eso significa que han muerto, pero cuando estamos en mitad de un tiroteo, como las onomatopeyas son tan pequeñas (otro cambio estilístico a peor), no podremos diferenciar entre los enemigos vivos y muertos. Es un problema de diseño enorme, lo que hace frustrante disparar a los enemigos para que tiremos a la basura nuestras preciadas balas.

XIII Remake

Otra opción sería usar el sigilo, pero también está roto. La detección de impactos para los ataques con sigilo por la espalda o con los objetos del escenario es como una lotería. En una fase, golpeé tres veces al enemigo y le estampé dos sillas, pero no se enteró de nada. Sin embargo, cuando ya por fin me descubrió (ni que romper dos sillas hiciera ruido), luego de dos puñetazos me lo cargué mucho más rápidamente.

Entre esto, y que la IA es un desastre, ir con sigilo es absurdo. Salvo cuando nos obligan, es mucho mejor ir pegando tiros porque vamos a ir mucho más rápido. Aquí es donde sí puedo decir que hay una mejora respecto al juego original: el sistema de checkpoints. Los puntos de control son bastante frecuentes, lo que hace que las secciones de sigilo obligatorio sean mucho más ligeritas, ya que si nos detectan, no tendremos que repetir casi toda la fase entera, sino solo una pequeña sección.

Es lo único bueno que puedo decir sobre los cambios jugables que hace XIII Remake, ya que todo lo demás es un paso a peor, o se mantiene igual. Aunque claro, esto no es nada con el aspecto técnico y los bugs, donde claramente se nota que al juego le quedaba muchísimo tiempo de desarrollo. Otros problemas que el juego tenía de base, como unos jefes finales mejorables, se han mantenido igual.

XIII Remake

Primero, el cambio artístico no me disgusta. Es cierto que prefiero el look del juego original, ya que XIII Remake no muestra unas líneas tan marcadas en los escenarios o personajes, por lo que a veces parece todo un poco como Fortnite, más cartoon que cómic puro. Pero bueno, hay algunos momentos donde el juego no luce mal, gracias a una iluminación mejor y cosas así. Por desgracia, hay muchos momentos donde el juego es más feo, como en las escenas de vídeo. Luego, muchos efectos se han perdido, como la nevada en una fase donde estamos en mitad de la nieve, el efecto gráfico al estampar una silla contra un enemigo para remarcar el impacto, el reducido tamaño de las onomatopeyas y mucho más.

Es cierto que intentan mantener la identidad visual, como al usar viñetas en varios momentos clave o cuando pegamos un tiro en la cabeza con un rifle de francotirador o la ballesta. Sin embargo, todo parece hecho a la mitad. Por ejemplo, las viñetas que aparecen para representar el tiro en la cabeza tienen menos impacto o gracia, y varios momentos de viñetas se ven mal por ángulos de cámara mal colocados, o por aplicar físicas donde antes no las había. En una fase donde hay francotiradores, al matarlos podíamos ver una muerte scriptada pero que quedaba de lujo. Ahora en su lugar vemos cómo salen volando hacia atrás del disparo, y ya, ofreciendo un resultado más pobre.

Estos cambios se pueden tolerar, pero el problema es que casi nada funciona como debería por una cantidad de bugs astronómica, incluso tras varios parches de alrededor de 20 GBs. No ha sido raro ver personajes que se retuercen (como un jefe final) rompiendo así sus animaciones, texturas que desaparecen para ver píxeles como puños que ni en Minecraft, tirones ocasionales, y lo que es peor, un tearing perpetuo que distrae una barbaridad. Todo esto jugando en una PS5, con que no me quiero ni imaginar cómo será el rendimiento en una PS4 estándar.

XIII Remake

El sonido no se salva, pese a tirar mucho de lo que ya había en el juego original. En la parte positiva, el doblaje al castellano se mantiene, por lo que en XIII Remake podremos seguir escuchando al gran Ramón Langa (voz de Bruce Willis) en el papel de XIII, haciendo tanto él como el resto de actores un gran trabajo. La banda sonora también es genial, manteniendo el trabajo creado para el título original.

Por desgracia, la forma en la que está montado el audio, junto a los bugs, rompen este apartado por completo. Primero, el mixing del audio es un desastre, ya que habrá voces que escucharemos más altas que la del propio XIII. En algunos casos, escuchaba mejor a dos soldados hablando cuando me alejaba de ellos y me metía bajo el agua que al estar casi pegados a ellos. Luego, cuando en mitad de una conversación tenemos diferentes niveles de audio para cada personaje, aunque estén al lado, hay un problema. Eso, o que uno está susurrando, pero como que no es el caso. Tampoco nos podemos olvidar de frases que se entrecortan, se pisan o problemas similares, lo cual no queda nada bien.

Luego están los bugs, ya que parece que cuanto más juguemos, peor vamos a escuchar absolutamente todo. Las armas dejarán de sonar de cuando en cuando (lo cual no ayuda ni a detectar enemigos ni a nosotros), la música empezará a comprimirse, las voces sonarán más y más bajas ahogadas por todos los demás aspectos rompiéndose, y mucho más. Ya no es solo que quede mal, sino que es molesto a más no poder, dando ganas de mutear por completo el juego. Si esto es así tras varios parches importantes, no me puedo ni imaginar lo mal que estaría todo esto de lanzamiento.

XIII Remake

Conclusión

No me puedo ni imaginar lo desastre que es XIII Remake. Es un juego que claramente está incompleto, al faltarle pulido, solucionar bugs, arreglar el audio, mejorar los gráficos, des-romper la IA y muchísimo más. Hay juegos en Early Access que están mucho más acabados que esto, lo cual hace que queramos volver corriendo al juego clásico, que sigue siendo más divertido y funciona mucho mejor.

Es curioso, porque no había una petición masiva para un remake total, y un «simple» remaster podría haber funcionado mucho mejor. Pero no solo no se ha aprovechado la oportunidad de solucionar los problemas del título original (más allá de mejorar el sistema de checkpoints), sino que encima se ha empeorado todo el paquete al ofrecer una visión artística menos llamativa, una jugabilidad más rota que no tiene en cuenta nuestra mayor precisión al poder usar mirillas, y muchísimos problemas más.

Así que, XIII Remake es un juego que me es imposible recomendar en su estado actual. Igual dentro de varios meses ya por fin se puede disfrutar después de muchísimos parches, pero está claro que el juego no debería de haberse puesto a la venta. Así que si os llama mínimamente la atención el juego, mejor id a Steam y descargad el juego original, metéis un mod para disfrutar de texturas HD, y tendréis la experiencia XIII que los fans realmente nos merecemos.

3

 

Nos consolamos con:

  • Mantiene el doblaje al castellano y la música del original
  • La trama sigue siendo muy interesante
  • El mejor sistema de checkpoints

Nos desconsolamos con:

  • Bugs por todas partes. El juego claramente no está acabado
  • El audio se rompe y no nos permite disfrutar las partes buenas
  • El cambio artístico es un paso atrás, que hace que el juego se mimetice más con los FPS actuales
  • La IA está rota a más no poder
  • Seguimos con ese cliffhanger del final del título
  • Los jefes finales siguen siendo mediocres

Análisis realizado gracias a un código proporcionado por Meridiem Games.

Ficha

  • Desarrollo: PlayMagic
  • Distribución: Microïds/ Meridiem Games
  • Lanzamiento: 10/11/2020
  • Idioma: Textos en Español y voces en Español
  • Precio: 49,95 €

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *