Undead Citadel demuestra cómo unir realismo y arcade en el combate cuerpo a cuerpo para VR

Undead Citadel

Parecía que no íbamos a verlo nunca y que se quedaría en el limbo, pero Undead Citadel hace honor a su nombre y está «undead». Gracias a la demo publicada con motivo del actual Steam VR Fest, al fin podemos probar el juego en casa para hacernos una idea de lo espectacular que será. La demostración es bastante breve, ya que consiste únicamente en un mapa del Modo Horda. Aun así, menos es nada, y vaya si no engancha más que muchos otros juegos completos.

Lo primero, esta demo es extremadamente similar a la que probé en la Gamescom de 2019, lo cual al principio me dejó algo decepcionado. Aun así, ha habido muchos ajustes pequeños, que demuestran el mimo que está poniendo Dark Curry en todos los elementos de Undead Citadel.

Lo primero, estamos ante otro juego de combate cuerpo a cuerpo en VR basado en físicas. Sin embargo, me gusta porque las sensaciones que tienes a la hora de jugar no son las de un realismo máximo como ocurre en Blade & Sorcery o en Swordsman VR. Sí, las armas tienen cierto peso, pero básicamente sólo notaba grandes diferencias con las armas a dos manos, como debería de ser para indicar que es algo pesado y con una mano no vamos a hacer absolutamente nada.

La parte realista continúa por el funcionamiento de las armas, al interactuar de una manera muy natural entre ellas y el entorno. Podemos meter la espada por las asas de un botijo, empujar una silla y cualquier cosa posible en el mundo real. ¿La parte arcade? En el combate. Aquí no vamos a estar en duelos lentos, sino que los no-muertos van a atacarnos de manera incesante.

Son enemigos muy agresivos que no nos darán ni un momento de respiro, pudiendo matarlos rápidamente si somos hábiles. Al fin y al cabo, una buena puñalada en la cabeza siempre es efectiva. Al unir este realismo de las armas con el frenetismo propio de muchos arcades, se consiguen combates sencillamente increíbles. Incluso el tema de la durabilidad de las armas añade más intensidad y frenetismo. Sentimos que tenemos un combate controlado, cuando de repente ver nuestra espada hecha añicos junto a nuestra estrategia actual.

Pese a este frenetismo, los enemigos reaccionan muy bien a nuestras acciones. Pueden bloquear ataques, lanzarse de un salto si nos alejamos y así mantener constante la presión. No serán los enemigos más inteligentes del mundo, pero sí muestran las reacciones necesarias para que no nos confiemos ni un momento. Pese a haber echado varias horas a Blade & Sorcery, nunca me había llegado a divertir tanto como en Undead Citadel, precisamente por este gran ritmo. Cortar por la mitad a un zombie con un espadón mientras salta hacia nosotros también ayuda, para qué negarlo.

Undead Citadel

El tema de las armaduras también me ha gustado bastante. No es lo mismo luchar contra un enemigo sin protección que contra uno pesado. Toca ir rompiéndola poco a poco, o aprovechar las zonas que no están protegidas. Así podremos asestar un golpe mortal o cortar una extremidad, lo cual puede mermar su capacidad defensiva y/u ofensiva.

Aunque ojo, que si desarmamos a un enemigo, empezará a comportarse como un zombie sediento de nuestra carne, persiguiéndonos sin parar. No sé si es un bug dada su mayor agresividad que cuando llevan armas, pero como «feature» me encanta. Así tenemos que pensar más sobre qué extremidad del enemigo cercenar.

Ahora bien, todavía hay cosas por pulir. Al no haber un tutorial, ciertas mecánicas no las conoceremos correctamente. Un ejemplo muy obvio está en las pociones, cuyo espacio físico para simular que nos la bebemos es muy pequeño, lo cual puede confundirnos inicialmente. Algunas reacciones físicas también son extrañas, aunque todo me ha parecido mucho más pulido que en el ya mencionado Blade & Sorcery.

Undead Citadel

Pese a lo «poco» que hay en la demo, me he tirado casi dos horas jugando sin parar. Ni el calor podía hacer que dejara de matar, de intentar llegar un poco más lejos cada vez. Esa es la muestra de que Undead Citadel va por el buen camino, porque sólo con un mapa, engancha mucho. Probar nuevas armas es siempre divertido, pero cuando encima las muertes son tan satisfactorias, es imposible no sentirse como un héroe de El Señor de los Anillos matando orcos en una batalla épica a muerte.

Si todo va bien, Undead Citadel estará disponible este mismo año para PCVR en una fecha aún por determinar. En principio, también estaba anunciada la versión para PSVR, pero a saber si ahora darán el salto directamente a PSVR 2. Eso por no mencionar el elefante en la habitación: una posible versión para Meta Quest 2. Aún quedan muchas incógnitas sobre el lanzamiento del juego, pero al menos, ya estamos viendo la luz al final del túnel… Con muchos no-muertos esperándonos con sus armas en mano, claro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *