[Gamescom 2018] Nostos. Exploración y supervivencia en un gran mundo anime online con soporte para VR

Nostos

Si nos estáis leyendo desde hace un tiempo, habréis notado que estoy bastante obsesionado con la Realidad Virtual. Desde que tengo PSVR, ha sido meterme de lleno en un mundo nuevo tras otro, con una inmersión imposible con los juegos en plano. Por eso, en la Gamescom buscaba todos los posibles nuevos juegos que pudiera haber, y una de las novedades es Nostos de NetEase Games en colaboración con la empresa tecnológica Improbable del Reino Unido.

Aunque el estudio no hizo un gran anuncio al estar todavía el juego en un estado bastante precario, llevaron este ambicioso juego para que todo el mundo lo pudiera probar. La idea es bastante atractiva: disfrutar de un gran mundo online con claras influencias anime, en el que disfrutar de exploración, combate y supervivencia. En otras palabras, una especie de ARK, Rust o similares, pero con estética anime, y puede que un foco más grande en la narrativa. Lo que hace único al juego es que habrá bastantes NPCs en el mundo, y sobre todo, que el juego será compatible con los dispositivos de Realidad Virtal, permitiendo el juego cruzado entre los jugadores en plano y los de VR, y puede que también entre los usuarios de PS4 y PC.

Aunque se podían probar ambas versiones, probé el modo en VR, que es sin duda lo más llamativo de la propuesta. La demo funcionaba mediante HTC Vive, y lo más importante es que hay movimiento completamente libre. Nada de teletransporte o giro por grados. De hecho, para girar había que usar nuestro cuerpo, por lo que al final de la demo acabé mirando a un lugar totalmente diferente respecto a cuando empecé a jugar. Al usar las «maracas» de Vive, todas las acciones la tenemos que hacer nosotros manualmente, lo que ya separa a Nostos de muchos otros juegos de supervivencia.

Nostos

Por tanto, para conseguir madera, tendremos que equipar el hacha e ir hacia un árbol para cortar la madera. Para obtener piedra, lo mismo pero con un pico, y así sucesivamente. Al empezar la demo, estamos en un claro donde se asienta nuestro poblado, y podemos interactuar con los demás jugadores que estaban probando la demo, además de con varios NPCs que representan a los habitantes del pueblo. Para hacer todo más interesante, también había un buen montón de armas en el suelo para llenar nuestro inventario, entre pistolas, rifles de asalto y un arco, arma que no puede faltar en los juegos de Realidad Virtual.

En esta demo no había un objetivo como tal, sino que podíamos explorarlo todo sin ningún problema. Sí que había una pequeña meta auto-impuesta: proteger nuestro pueblo. Al principio, el pueblo no es absolutamente nada, pero si vamos cogiendo materiales de los alrededores, podemos empezar a fabricar cabañas con la ayuda de los habitantes. El sistema es bastante sencillo, y aunque no me suele gustar esto de construir fortificaciones, en VR es algo que me encanta, ya que ves ante tus ojos cómo lo que has pensado se fabrica, y puedes hasta tocarlo digitalmente. Es otro caso de una actividad que en plano no me atrae, pero en VR me convence bastante.

De vez en cuando, varios enemigos de los que nos toparemos en Nostos llegan al poblado con malas intenciones, como mercenarios o incluso monstruos de gran tamaño. Estos eventos estaban pensados para que los jugadores nos aliáramos (aunque también nos podíamos matar entre nosotros) y acabarámos con ellos como un equipo. El combate no está mal, y hay cierto toque de Destiny en el combate, o al menos eso me pareció, ya que el monstruo gigante me recordó un poco al tanque escarabajo, siendo una delicia apuntar a sus puntos débiles para maximizar el daño.

Nostos

Otra actividad muy divertida que se podía hacer en la demo era coger un vehículo que estaba por la zona y dar una vuelta. La conducción se realiza usando los dos mandos como si lleváramos el volante, lo cual es un poco complicado al principio, pero es al mismo tiempo bastante inmersivo.

Lo que más me gustó de Nostos es sin duda su aspecto visual, ya que clava la sensación de estar en un mundo anime que puedes explorar libremente. Esto es algo que llevo deseando desde, sobre todo, probar la experiencia de One Piece, y aunque el realismo está bien, poder entrar dentro de un mundo de animación es increíble. Casi podremos sentirnos como en Sword Art Online, al poder crearnos nuestra propia vida virtual, aunque sin el peligro de morir en la vida real si lo hacemos en el juego, claro. De hecho, incluso la muerte puede ser espectacular, ya que la demo acababa cuando un enorme tornado nos engullía, algo que era sencillamente increíble de vivir en primera persona.

Una de las grandes bazas que tendrá Nostos respecto a muchos otros juegos de supervivencia es la posibilidad del juego cruzado entre VR y no-VR. Siempre es un problema la falta de comunidad en los juegos de VR, con que saber que siempre podremos jugar con otros usuarios es una gran noticia. Además, podremos encontrarnos con bastante usuarios en una misma partida sin que haya problemas de servidores y con mundos persistentes incluso cuando no haya usuarios jugando, gracias a la tecnología SpatialOS, que es la parte que está aportando Improbable al título. En esta demo, todo el servidor funcionaba de maravilla, de modo que no había lag a la hora de interaccionar con otros usuarios, algo clave para no sacarnos de la inmersión.

Hasta aquí todo lo bueno, que no es poco, pero también hay muchas cosas por mejorar. En esencia, se nota que Nostos está más verde que las hermosas praderas que podíamos visitar. Había montones de bugs (menús que no funcionaban, imposibilidad de cambiar de arma en ocasiones, enemigos que se quedaban atrapados en el escenario, etc), la interfaz de nuestras estadísticas todavía no queda muy clara y la IA era prácticamente nula. Además, en una demo tan corta no se pueden sacar muchas conclusiones más allá de «ARK en VR con estética anime», ya que al parecer habrá un sistema de escalada y otros elementos que diferenciarán más el juego, pero no daba tiempo a descubrirlo en tan breve espacio de tiempo. Otro problema era el rendimiento, pudiendo notar tirones y ralentizaciones, que no son nada cómodos de experimentar en VR. En general, todo estaba implementado de manera muy justa, con hitboxes que no siempre respondían y otros problemas. Se nota que aún queda muchísimo por mejorar, y que esto era casi un prototipo funcional más que una alfa o una beta.

Dicho esto, Nostos tiene mucho potencial. No hay ningún juego en el mercado de la Realidad Virtual que permita a los usuarios crear un impacto en un mundo persistente con multitud de acciones a realizar, y aunque en plano esto es bastante más común, ninguna de las propuestas tiene una estética anime tan bonita. Algo que me deja tranquilo es que la base y las ideas están ahí, y todavía queda bastante para el lanzamiento en 2019, tiempo más que suficiente para arreglar todos los errores de esta demo, y empezar a trabajar en la versión de PS4 y PSVR para un juego cruzado total. Aunque solo está confirmado el juego cruzado entre VR y no-VR, si finalmente se crea una infraestructura que permita disfrutar de las partidas online a los usuarios de PC, PCVR, PS4 y PSVR, estaremos ante una verdadera joya que supondrá otro paso hacia un futuro en el que todos podamos sentirnos parte de un mundo virtual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *