8

WILL: A Wonderful World

WILL: A Wonderful World

Las novelas visuales ya nos han acostumbrado a ciertos patrones, de tal modo que hay un protagonista fijado junto a una serie de secundarios, y hay diferentes formas de tomar decisiones. A veces, los puzzles nos bloquean el progreso, pero en la mayoría de los casos, lo importante sigue siendo el leer, leer y más leer. Esto hace que sea un género de nicho, pero a los que nos tiene atrapados, no nos puede soltar.

Es por eso que tenía bastante curiosidad por WILL: A Wonderful World, una novela visual bastante particular, y que si bien tiene ya bastante tiempo, vuelve a estar de novedad gracias al lanzamiento de su versión de PS4 y el lanzamiento físico en Switch y PS4 gracias a Numskull GamesMeridiem Games. La premisa es de lo más interesante: controlamos a un dios que puede cambiar el destino de las personas que le han escrito, alterando su destino y creando una serie de ramificaciones importantes. ¿Listos para cambiar el destino de la humanidad?

Cuando digo que controlamos a un dios, no penséis en alguien viejo con sotana y sabio, ya que nada más lejos de la realidad. En realidad, somos una especie de niña que ha perdido la memoria (¡viva el cliché del personaje amnésico!), siendo una especie de perro el que nos dice que somos un dios con el poder de alterar los sucesos de la vida de los humanos en base a las cartas recibidas. Obviamente, no son cartas ni emails, sino los «rezos» que nos hacen.

WILL: A Wonderful World

Esto plantea tanto la narrativa como las principales mecánicas del juego. Por un lado, tendremos la historia de esta joven (o no tan joven) diosa, que se irá desgranando al mismo tiempo que vamos cumpliendo nuestro rol y ayudamos a los humanos que nos rezan. Porque afortudanadamente, somos unos dioses compasivos y queremos ayudar, aunque claro, decirlo será más fácil que hacerlo.

En WILL: A Wonderful World seguiremos la historia de 9 personajes (sin olvidarnos de la diosa y su «perro»), ofreciendo diversos géneros en sus tramas individuales, que a su vez, se irán interconectando de diferentes formas, y no solo por la forma que tenemos para reordenar los sucesos.

De este modo, tenemos a un grupo muy variopinto de «protagonistas»:

  • Li Wen, una joven amante del arte y del tenis
  • Wen Zhaoren, un adulto que está pasando por un momento muy, muy malo en su vida
  • Manchitas, un adorable gatito callejero
  • Alicia, una joven mexicana que ha decidido viajar por el mundo en busca de un futuro mejor
  • Carlos, hermano de Alicia, que va a China para buscar a su hermana tras dejar de recibir noticias suyas
  • Jimmy, el friki de turno que quiere impresionar a Li Wen
  • Park Sang-Sun, un niño coreano de madre rusa que no vive en un entorno familiar muy agradable
  • Chang Gyeong-Min, un novato en la policía de Corea que solo lucha por la justicia
  • Kang Baek-Ya, el teniente de la unidad a la que es asignado Chang

El ofrecer unas tramas tan diferentes, hará que no todas nos gusten tanto, y personalmente, todo lo de Jimmy es quizá lo más flojo, al ser un poco cargante/hostiable el personaje. Luego, las demás historias están llenas de clichés y tópicos, sin llegar a ahondar en exceso en muchos personajes, al mostrarnos situaciones en concreto de los personajes muy, muy exageradas. Li y Wen son los más naturales, ya que los policías están en un thriller súper exagerado, los hermanos mexicanos se meten en problemas constantes sin desarrollarse en exceso, etc.

Estoy poniendo pegas, pero he de reconocer que, pese a tener problemas, son historias que logran enganchar como los mejores placeres culpables de la tele (el Arrowverse sería una buena comparación, ya que muchas veces es como una droga mala que no puedes dejar por muy cutre que se vuelva todo), y hay algo que me encanta: el idioma. Por una vez, una novela visual nos llega con textos completamente traducidos al castellano. Esto hace que absolutamente todo el mundo pueda disfrutar de WILL: A Wonderful World, siendo una delicia disfrutar del género sin estar traduciendo mentalmente cada frase que voy leyendo.

La traducción es bastante buena, y si bien hay algún pequeño gazapo aquí y allá, funciona bastante bien. Esto es clave para las mecánicas, ya que en este juego vamos a resolver montones de puzzles basados en las cartas que iremos recibiendo. Desde el menú, veremos el diagrama de las diferentes historias, comprobando alguna que otra ramificación y teniendo una idea global de en qué punto temporal se sitúa una historia frente a otra.

WILL: A Wonderful World

Cuando seleccionemos una nueva carta, primero la leeremos, terminando normalmente en un suceso negativo para el personaje que nos ha escrito. Es entonces cuando, gracias a nuestros poderes de dioses, tendremos que cambiar su destino… ¡Cambiando de orden las frases de la carta! No todas, sino unas ya marcadas, para que, al alterar su orden, cambien los sucesos descritos en la carta.

Por ejemplo, si nos dicen que a alguien se le cayó el móvil y luego le llamaron, la vibración hará que el móvil caiga por un desagüe. Sin embargo, si invertimos estas dos frases, primero contestaremos a la llamada, y luego se caerá el móvil, pudiendo recogerlo al no irse por la alcantarilla.

Cuando estamos manipulando una única carta, todo parece más o menos sencillo, pero en la mayoría de ocasiones, intercambiaremos el orden de dos cartas a la vez. En estos casos, podremos asignar las frases de una carta en la otra, con algunos sucesos algo disparatados, como decir que un personaje saca un pescado seco en vez de una pistola. Cuando WILL: A Wonderful World se pone más interesante es cuando nos pone varias restricciones en cómo mover las frases, ya que tienen que seguir una secuencia en particular, o no pueden estar en una de las dos cartas, son mutuamente excluyentes entre sí dos frases, etc.

WILL: A Wonderful World

En función de cómo reordenemos las frases, accederemos a diferentes finales para cada carta. Aunque la mayoría de veces necesitamos sacar el final «S» de cada carta para continuar, en algunas ocasiones tendremos que sacar otros finales para desbloquear opciones adicionales en otras cartas, haciendo la progresión cada vez algo más compleja, sobre todo si queremos alcanzar el 100% de desbloqueos.

Completar la historia nos puede llevar fácilmente unas 10-15 horas (depende mucho de lo que tardemos en progresar), y algo más para desbloquearlo absolutamente todo.

En lo técnico, el juego luce muy bien gracias a unas CGs realmente bonitas. El arte de WILL: A Wonderful World es uno de sus puntos fuertes, aunque por desgracia, estas imágenes no son excesivamente frecuentes. La mayor parte del tiempo estaremos viendo el texto de la carta de turno, con la silueta de su remitente de fondo, y poco más.

Esto se suma con el sonido, ya que si bien las melodías que escucharemos están realmente bien, apenas hay voces para animar tanta lectura. Cada personaje dice en su lengua materna (español, chino o coreano) alguna frase al empezar una carta, y ya. No es algo malo como tal, pero si esperáis algo dinámico, os llevaréis un buen chasco.

WILL: A Wonderful World

Conclusión

He jugado a muchas novelas visuales, y me alegra encontrarme con una sorpresa como es WILL: A Wonderful World. Para empezar, el disfrutar del género con una buena traducción al castellano es casi un sueño, y ojalá esto ocurra más a menudo en el futuro.

Luego, está la forma en la que interactuamos constantemente con las historias de los personajes. En vez de ser usuarios pasivos que toman una decisión de cuando en cuando, la forma en la que la historia avanza depende siempre de nosotros gracias a estos puzzles narrativos que nos va lanzando el juego constantemente. Es cierto que en algunos momentos, la forma de progresar o recibir más cartas es un poco obtusa, pero el resultado es bastante satisfactorio, y diferencia a WILL: A Wonderful World de otras novelas visuales del mercado.

Así que, si sois amantes del género y queréis disfrutar de una nueva novela visual interesante, que enganche, esté llena de personajes a los que es una delicia seguir (aunque no todas las tramas nos terminen de convencer) y pida interacción constante al usuario, entonces WILL: A Wonderful World es para vosotros.

8

Nos consolamos con:

  • Mecánica interesante que nos hace pensar e impactar la historia
  • Variopinto elenco de personajes a los que seguir
  • Una VN japonesa traducida al español. ¡Por fin!
  • El arte y la música son geniales…

Nos desconsolamos con:

  • … Aunque durante la mayor parte del tiempo no habrá ni voces ni imágenes
  • No todas las historias son igual de buenas
  • Algunos momentos un poco extraños para poder avanzar
  • Pequeños gazapos en la traducción

Ficha

  • Desarrollo: WMY Studio
  • Distribución: WMY Studio/Numskull Games/Meridiem Games
  • Lanzamiento: PS4: 08/11/2019
  • Idioma: Textos en Castellano
  • Precio: Digital PC y Switch: 14,99 € - Físico y Digital PS4: 39,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *