6

Little Witch Academia: VR Broom Racing

Little Witch Academia: VR Broom Racing

Las adaptaciones anime normalmente se han dejado para los juegos musou, los de lucha o en algún caso, las VN. Ya hablar de VR es mucho más extraño, puesto que las empresas quieren llegar al máximo número de usuarios posible para obtener más beneficios, y por ahora, la Realidad Virtual sigue siendo algo más o menos de nicho. Por suerte, esto va cambiando poco a poco, con más productos japoneses basados o no en anime van llegando a la VR, como es el caso de Little Witch Academia: VR Broom Racing.

Las producciones de Trigger  no son extrañas últimamente al mundo de los videojuegos, con Kill La Kill: IF más o menos reciente, ahora nos toca volver a otra serie muy popular del estudio, que crearon para Netflix en 2017. Además de ser una adaptación de un anime importante para la VR, Little Witch Academia: VR Broom Racing cobra más relevancia al ser uno de los juegos de lanzamiento de Oculus Quest 2. Así que agarrad vuestro gorrito de bruja, la escoba y a gritar «Tia Freyre» para empezar a surcar los cielos de Luna Nova.

La trama del juego se sitúa en algún punto posterior al festival de la mitad de la serie, pero en general, podría situarse en cualquier punto una vez haya conocido Akko a todos los personajes del anime. En el papel de una estudiante que está de visita en la academia de brujería de Luna Nueva, nuestro objetivo será participar en la «Stella Cup», ya que por un ritual, hay demasiada magia energía mágica en el ambiente. Para disiparla, la escuela de Luna Nova ha organizado esta copa para fomentar el uso de las escobas mágicas tanto de las estudiantes como de otras brujas. Para consumir todavía más magia, no se usa el hechizo de «Tia Freyre», sino «Gemini Freyre», que permite a dos brujas volar gracias a una conexión muy poderosa.

Little Witch Academia: VR Broom Racing

Esto es lo que permite que la buena de Akko pueda volar, además de servir como excusa para que en Little Witch Academia: VR Broom Racing siempre estemos con uno de los personajes mientras surcamos los cielos. La trama por lo general es bastante sencilla, pero puede disfrutarse incluso si no somos seguidores del anime, puesto que al ser una estudiante nueva, nos presentan a los 7 protagonistas: la patosa pero energética Akko, la obsesa con las setas Sucy, la amante de la literatura Lotte, la ingeniera Constanze, la rebelde Amanda, la glotona Jasminka y la perfecta Diana.

Junto a estas brujitas estudiantes (no aparece ninguna profesora, por lo que nada de ver a Úrsula, la directora o a la profesora Croix) tenemos a Naby, el cristal mágico que le da poder a nuestra escoba, y por algún motivo, tiene una mayor personalidad y autonomía de lo normal para dichos cristales. A lo largo de la trama iremos conociendo un poco a estos personajes, desentrañaremos el misterio de por qué hay tanta energía mágica que no se está disipando como debería, y en general, viviremos pequeñas aventuras junto a estas adorables chicas.

En este sentido, se puede entender lo básico, pero sí que sería necesario ver la serie (algo que recomiendo muchísimo, os guste el mundillo del anime o no) para pillar mejor las referencias de los diálogos, saber cómo funciona cada personaje con mayor detalle, etc. Además, hay que saber inglés, ya que el juego nos llega solo con textos en inglés (o japonés), pudiendo escuchar a las actrices de doblaje en japonés o en inglés, en función de lo que deseemos. Para progresar en esta trama, viviremos unas secuencias muy de novela visual, que funcionan exactamente igual que las del genial Tokyo Chronos, por lo que para avanzar en cada línea de diálogo, deberemos pulsar el gatillo. Además, los modelos de los personajes en 3D se moverán de forma repentina, pasando de una posición a otra de forma casi instantánea, como ocurriría con los sprites. Lo bueno es que los personajes nos siguen con la mirada de una forma bastante natural, además de poder ver cómo mueven la boca al hablar, lo cual hace todo más inmersivo que si estuviéramos ante imágenes estáticas como en muchas VN.

Ahora bien, el argumento es muy, muy ligerito. Hay algún momento más emocional en el desenlace, pero nada del otro mundo. Al menos, logra entretener y dar una buena excusa para ponernos a volar en una serie de carreras, además de conseguir esa esencia de diversión de la serie. ¿Logra llegar a ser tan entrañable? Ni por asomo, pero bueno, es muy complicado alcanzar ese nivel de calidad en un juego cuyo énfasis está claramente en otro aspecto: el volar.

Sí, en Little Witch Academia: VR Broom Racing vamos a usar las escobas voladoras para surcar los cielos de tres escenarios posibles: Luna Nova, el Gran Árbol y el mundo de Sucy. No es que tenga sentido este último (recordemos que es de un capítulo maravilloso en el que Akko se mete en la mente de Sucy) a nivel narrativo, pero da mucho pie al ser un escenario loco a más no poder, con que entiendo perfectamente su inclusión.

Los controles para volar son muy sencillos, ya que tendremos que inclinar la cabeza hacia delante para empezar a volar (imitando en cierto sentido el salto inicial que dan las brujas al decir «Tia Freyre» en la serie), y luego, la mano en la que no tengamos la varita, servirá para controlar nuestra dirección. Esta mano dejará de tener un tracking en 6 grados de libertad, sino que pasará a funcionar más como un joystick que sólo se mueve en 3 grados de libertad, para que pongamos la mano como nos sea más cómodo. Personalmente, me la ponía donde iría una escoba, por lo que he jugado de pie para sentirme más que estaba montado en una escoba, pero esto permite que podamos jugar sentados si así lo deseamos. La mano de la varita sí que sigue plasmando fielmente nuestros movimientos, por lo que tenemos cierto reflejo de nuestros movimientos físicos con los que realizamos en el mundo virtual.

Little Witch Academia: VR Broom Racing

Aunque pueda parecer algo malo, esta decisión es un acierto, ya que simplifica algo todo el tema del vuelo, sin dejar de ser muy, muy satisfactorio. Ir con la escoba a toda pastilla pasando por los aros del circuito de turno es una auténtica delicia, al tener mucha precisión sobre lo que queremos hacer, y las buenas sensaciones que tenemos por todos los efectos usados en pantalla. Es realmente divertido, y creo que por cómo están diseñados los circuitos y los efectos empleados, no es un juego que pueda marear en exceso pese a lo mucho que nos movemos. Esto es importante, ya que al fin y al cabo, nos moveremos por diferentes altitudes, pasaremos por debajo de algunos puentes, entre las ramas de ciertos árboles gigantescos o por detrás de una catarata, por lo que Little Witch Academia: VR Broom Racing nos va a hacernos ir lentos ni nada por el estilo.

Hay dos tipos de pruebas en el juego: las carreras y la purificación de fantasmas. Las primeras siempre serán contra otras dos brujas (con sus respectivas acompañantes), mientras que en las segundas deberemos de ir disparando con nuestra varita a los fantasmas que irán apareciendo a lo largo del circuito. En las carreras, podremos coger varios turbos o caer en maldiciones, además de recoger potenciadores para poder invocar nosotros mismos este turbo o las maldiciones (para atacar a las rivales) con un movimiento rápido de varita.

Todo esto suena muy bien, pero hay varios problemas. Para empezar, el juego es extremadamente fácil. Sí, a medida que vayamos avanzando iremos compitiendo en circuitos más desafiantes en los tres escenarios que había mencionado antes, pero en las carreras, con tener una buena escoba, no nos toserán las rivales en absoluto. Y no exagero, ya que he ganado todas las carreras con más de 30 segundos de diferencia en muchos casos. Con lo de exorcizar a los fantasmas, es cierto que al principio nos costará conseguir puntuaciones altas, pero al mejorar el hechizo, conseguiremos el máximo de fantasmas con la gorra.

Little Witch Academia: VR Broom Racing

Porque sí, a medida que vamos completando carreras o completando objetivos secundarios en cada prueba (hay tres), podremos comprar escobas más poderosas o complementos para mejorar ciertos aspectos de la misma. Tal y como está equilibrado el juego, tendremos casi seguro los puntos y tickets necesarios para comprar lo máximo cada vez que vaya apareciendo en la tienda. Como consejo, no compréis la escoba de oro, sino directamente las especiales. Está bien que tengamos este pequeño grado de personalización desde nuestro cuarto, pero claro, tal y como está diseñado, no tendremos ningún problema en ganar todas y cada una de las carreras.

Encima, Little Witch Academia: VR Broom Racing es un juego bastante breve, que podremos completar al máximo en unas 2-3 horas. Se supone que próximamente habrá un modo online para poder volar libremente por los mapas junto a unos amigos, pero ahora mismo esta opción está desactivada. Así que, nos quedamos con solo tres escenarios (y digamos, un par de circuitos por cada uno de ellos), y solo 12 pruebas junto a la «Stella Cup» (que consiste en hacer 7 carreras en los 3 circuitos difíciles de cada escenario), lo cual denota cierta falta de contenido.

También me choca que no podamos elegir un escenario, un circuito y a correr. En su lugar, tendremos que escoger una misión, y volver a completarla para poder volar por dicho circuito. Aquí tendremos que saltarnos los diálogos para ir rápidamente a las carreras (que se pueden acabar en minuto y medio si somos rápidos), habiendo sido de agradecer el poder empezar directamente en la carrera o purificación de fantasmas.

Little Witch Academia: VR Broom Racing

Estamos ante claramente problemas de diseño, y es una pena, porque a la hora de volar, las sensaciones son magníficas. Los escenarios también están muy bien, al ir pasando por diferentes zonas del mismo entorno gracias a uno anillos teletransportadores. En general, siempre tendremos que ir por el camino que nos marcan, pudiendo coger los anillos (por un bonus de puntos) o no, esquivando en el proceso las maldiciones y recogiendo los turbos para ir más rápido. Cada escenario está lleno de detalles fantásticos para los fans (como la pantalla de cine del Mundo de Sucy, que ponen la misma película que en el capítulo del anime), además de ser genial ir por ellos a toda pastilla con nuestras escobas.

Esto nos lleva al apartado técnico. Little Witch Academia: VR Broom Racing va a tener una serie de mejoras en Oculus Quest 2 (al fin y al cabo, sale el mismo día que el visor), pero sólo he podido jugar en las Quest originales. Aquí el título se ve bastante bien, gracias a unos modelados de los personajes muy fieles a los del anime, dando esa sensación de haber salido de la serie de televisión que tanto me gusta de estas adaptaciones de series. Los entornos sí que tienen un nivel de detalle muchísimo menor, lo que «canta» mucho en las escenas de VN. Sin embargo, a la hora de volar funcionan de maravilla, por lo que es algo que podemos pasar de largo. Así que, es un juego que cumple bien en los gráficos, no porque sea lo más puntero, sino por clavar la estética de la serie de la animación.

Con el sonido ocurre más o menos lo mismo. Como mencionaba antes, las actrices de la serie en japonés y en inglés vuelven a poner voz a los 7 personajes que salen en el juego, y la actriz de Naby es genial, ya que tiene una voz tan mona como el diseño del personaje. Que vale, la serie va de chicas monas que hacen magia muy cuqui, pero bueno, es algo que quería destacar. Las melodías que suenan durante el juego no son las de la serie, pero tienen el mismo espíritu, acompañando bien a las diferentes carreras. Habría estado bien tener los temas del anime, pero bueno, esto es algo que ocurre con la gran mayoría de adaptaciones por cuestiones de derechos. Al menos, el nuevo opening creado para el título está bastante bien, lo cual siempre se agradece en cualquier producto relacionado con algo de anime.

Conclusión

Los chicos de UNIVRS han creado una adaptación muy fiel del anime en Little Witch Academia: VR Broom Racing, gracias a una estética muy conseguida, una trama divertida pero fiel al espíritu de la serie, y sobre todo, han logrado que sea muy, muy divertido volar con las escobas por la escuela de brujería de Luna Nova. Es básicamente todo lo que un fan podría pedir, y tras adorar la serie (que me la vi casi de una sentada por el videojuego), tengo que reconocer que me lo he pasado en grande.

Sin embargo, también tienes que ser un fan para perdonar varios de los principales problemas del título. Para empezar, el idioma, algo muy típico en adaptaciones de anime de no mucho presupuesto, y que se suma a lo típico de los juegos en VR más o menos indies, por la falta de presupuesto para una localización a nuestro idioma. Luego está la falta de contenido, al haber sólo dos tipos de pruebas, tres escenarios y un par de circuitos en cada uno de ellos. Si a eso le sumamos una dificultad prácticamente inexistente, parece que tenemos más una experiencia que un desafío para nuestras habilidades de vuelo.

Es cierto que en parte, es algo similar al espíritu de la serie de mostrarnos algo bastante alegre y basado en la amistad en vez de en la pura competitividad, pero claramente es algo muy rebuscado para perdonar estas carencias al título. Así que, si sois fans, recomiendo muchísimo Little Witch Academia: VR Broom Racing, ya que vivir una aventura con Akko y compañía mientras volamos por Luna Nova es sencillamente genial. Si no lo sois, pese a lo bien que funciona el sistema de vuelo, os encontraréis con un título al que le falta «chicha» para alcanzar la categoría de mágico.

6

Nos consolamos con:

  • Clavan a la perfección la estética y el espíritu del anime
  • La sensación al volar está muy, pero que muy bien conseguida y es muy divertido
  • Montones de referencias geniales para los fans de la serie
  • Técnicamente luce muy bien en Oculus Quest

Nos desconsolamos con:

  • Completamente en inglés. Traducir al menos los subtítulos habría sido genial
  • Extremadamente fácil. No hay ningún tipo de desafío en el juego
  • Le falta mucho contenido
  • Todavía no está disponible uno de los principales atractivos del juego: poder volar libremente por Luna Nova junto a nuestros amigos

Ficha

  • Desarrollo: UNIVRS
  • Distribución: UNIVRS
  • Lanzamiento: 13/10/2020 - PCVR y PSVR: Q1 de 2021
  • Idioma: Textos y Voces en Inglés o Japonés
  • Precio: 29,99 €

Análisis realizado con un código proporcionado por Stride PR.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *