7

Dusk Diver

Dusk Diver

La saga Persona es una de mis favoritas (creo que tengo en todos mis dispositivos algún tipo de fondo de pantalla de la quinta entrega), con que cuando un juego promete ser «Persona + X», automáticamente llama mi atención. Es lo que ocurrió con Dusk Diver, un título desarrollado por JFI Games y publicado en Occidente por PQube Games (en España se encargan los chicos de Meridiem Games) que tiene además la particularidad de estar creado en Taiwan, y basado en dicha cultura y zona geográfica.

Esto es bastante interesante, ya que la gran mayoría de RPGs orientales son japoneses, pero poco a poco, nos van llegando más juegos de China y otros países de la zona, que nos aportan diferentes estéticas y culturales de lo más agradables. De hecho, el juego me causó una gran impresión en la Gamescom, con que tenía ganas de adentrarme en el título. ¿Listos para explorar el barrio de Ximending y haceros amigos de estrambóticos dioses?

Dusk Diver nos pone en la piel de la joven Yumo, que se mete de lleno en un lío de mucho cuidado entre las criaturas de diversas dimensiones. Básicamente, existen tres dimensiones: la de los humanos, Chaos, que es donde viven una especie de demonios; y Kunlun, de donde vienen los dioses. Cuando estas dos últimas colisionan, se enfrentan en Youshanding, que es una versión alternativa del mundo de los humanos.

Dusk Diver

Youshanding es accesible desde el mundo de los humanos, y justo en Ximending, el barrio de Taiwan, están apareciendo muchas fisuras, lo que está causando algún que otro problema. Ahí es donde entra Yumo, que entra en una sin darse cuenta con su amiga. Allí conoce a Leo, uno de los dioses guardianes de Kunlun que intenta evitar que los demonios de Chaos lleguen al mundo de los humanos, pero al intentar ayudar a nuestra heroína, termina transfiriéndole todo su poder, dejándole como un adorable leoncito. A cambio, ahora Yumo es una heroína de armas tomar, por lo que es reclutada por los dioses de Kunlun (que trabajan en una tienda en Ximending en el mundo de los humanos como tapadera) para que les ayude a derrotar a los demonios, además de descubrir cómo volver a la normalidad.

La trama es bastante genérica y cliché dentro de este estilo de tramas en animes y JRPGs, pero funciona gracias a sus personajes. Todos son bastante carismáticos, estrambóticos, y sobre todo, divertidos. Esto hace que los diálogos entre ellos sean una delicia, y nos saquen más de una sonrisa. Eso sí, OBLIGATORIO antes de empezar a jugar el pasarse por el menú de opciones para cambiar el idioma del juego, ya que por defecto viene en chino (al menos en PS4), y como que es preferible jugar en inglés que en chino, para poder entender algo.

Dusk Diver

Al inicio del análisis decía que Dusk Diver bebe de la saga Persona, y esto se debe a que el juego tiene dos secciones muy bien diferenciadas. Por un lado, cuando estemos en Ximending, podremos explorar el barrio con libertad, para comprar objetos, comer en puestos callejeros junto a nuestros dioses/compañeros, completar misiones secundarias, etc.

Los aspectos sociales son importantes, aunque por desgracia, están bastante limitados. Básicamente, nuestra relación con los compañeros aumenta al irnos de misión con ellos, o comer su comida favorita… Y ya. Cuando subimos de nivel, desbloqueamos una misión secundaria en la que son nuestros únicos aliados, y esto desbloquea un nuevo movimiento para usar junto a ellos. Es algo bastante simple, sin apenas profundizar en sus tramas personales, por lo que es algo mucho más básico y tangencial que lo visto en Persona.

De hecho, el juego empezó a recordarme más a Yakuza, ya que en el barrio de Ximending, la gente nos pedirá ayuda para todo tipo de cosas, como encontrar a un hermano perdido, llevar algún objeto/item en concreto, etc. Algunas misiones se resuelven desde la propia ciudad, mientras otras nos obligan a completar una mini-mazmorra peleando. Esto permite que tengamos algo que hacer en Ximending, pero tampoco demasiado, ya que la ciudad está algo falta de vida, y sobre todo, de actividades secundarias más allá de misiones.

Dusk Diver

Todo esto es lo que ocurre en el mundo real, mientras que dentro de las grietas interdimensionales tocará luchar. Aquí Dusk Diver se parece más a un beat’em up con ligeros toques de musou. Yumo es la que lleva la voz cantante, pudiendo lanzar ataques débiles y pesados, encadenándolos para hacer sencillos ataques. La gracia del sistema de combate es el uso de los compañeros, al pulsar el botón «Círculo» o equivalente.

Con una invocación, gastaremos un punto de SP, y en función de en qué momento de un combo les llamemos, realizarán un ataque diferente. Con la cruceta podemos cambiar entre los compañeros a llamar rápidamente, pudiendo encadenar sus movimientos junto a los nuestros, creando un sistema de combate sencillo pero muy, muy divertido.

Si sacrificamos varios puntos de SP, podremos lanzar un ataque especial junto al Dios que tengamos equipado. Además, realizando una esquiva en el último momento, entraremos en el equivalente a «Tiempo Bruja» de Bayonetta. Todo esto sin olvidarnos del modo especial, donde llevaremos un traje de batalla especial y haremos mucha pupa.

Dusk Diver

A medida que vamos haciendo combos, obtendremos diversas recompensas, por lo que se nos anima a mantener el ritmo durante la acción, para así recuperar vida, aumentar el indicador para el modo especial, y más importante, mantener llenos nuestros SPs para enlazar nuestros combos con los ataques de los Dioses.

Todo esto hace que Dusk Diver sea muy, muy divertido y vistoso, al combinar los efectos de nuestros ataques junto con los de los Dioses. ¿Llega a ser algo tan complejo como en Devil May Cry? En absoluto, ya que de hecho, el juego se puede hacer algo repetitivo en cuanto a las peleas. No es que haya una enorme variedad de enemigos, y al final, todo tiene cierto toque musou por las cantidades de enemigos a las que nos enfrentaremos. Esto no es malo si os gusta el género como a un servidor, pero entiendo que hay gente a la que se le puede hacer algo pesado.

Para meter un poco de variedad en estas grietas, hay alguna sección de puzzles, alguna de sigilo (muy cutre y simple, pero haberlo, «haylo») o de plataformas. De hecho, la exploración es importante para encontrar las piedras que nos permiten acceder a cada una de las grietas que hacen avanzar la historia principal.

Dusk Diver

Básicamente, necesitaremos tener X piedras en nuestro poder para que la grieta no nos mate al entrar y demás tecnicismos. A la hora de la verdad, es una barrera artificial que pone Dusk Diver, para que no avancemos demasiado rápido. Es algo que no me gusta, ya que si estamos picados con la historia y queremos ver cómo sigue, puede ocurrir que nos toque hacer cosas secundarias para obtener dichas piedras para poder avanzar, lo que corta el ritmo de la acción.

Estas piedras se pueden encontrar explorando los niveles de las grietas, sueltos ocultos por Ximending, o como recompensas por nuestra calificación en los diferentes niveles. Es cierto que esto añade cierta rejugabilidad, ya que podremos conseguir más piedras por jugar las fases en Difícil. Sin embargo, sigue siendo un farmeo artificial que se podrían haber ahorrado, siendo una de las principales pegas que le veo al juego. Supongo que es para hacer que estemos más tiempo con el juego, ya que como tal, no es excesivamente largo, y en unas 6-8 horas podremos llegar al final.

Si nos fijamos en los aspectos técnicos, Dusk Diver es sencillo, pero lo compensa con un potente apartado artístico. Todo grita «¡Anime!» como si no hubiera un mañana, con vibrantes diseños para los personajes, junto con sus animaciones de ataque. Todo entra por los ojos, pese a que no estamos ante un portento técnico ni mucho menos. Por ejemplo, el poner a los ciudadanos como siluetas de colores en Ximending ayuda a que no tengan que renderizar a mucha gente, a la vez que le da cierto toque visual llamativo.

Dusk Diver

El sonido también está bien, pudiendo elegir entre el doblaje en japonés o en chino, realizando en ambos casos un gran trabajo los actores de doblaje. Todos los diálogos de la historia principal están doblados, lo cual siempre se agradece. La música también es simpática, y pese a no quedarse grabada en el cerebro, ayuda a ponernos en situación.

Conclusión

Me lo he pasado bastante bien con Dusk Diver, y aunque no llega a ser un «Persona + Yakuza» que me habría encantado, sí que logra ser un beat’em up con toques de musou la mar de entretenido. Todo tiene mucha personalidad, el juego entre por los ojos durante sus vibrantes combates, y los personajes son carismáticos.

¿Podría ser más variado y no bloquear nuestro progreso? Desde luego, ya que esas son las principales pegas que pueden echar para atrás a más no de uno. El idioma es otra barrera importante, ya que si no se controla el inglés (o el japonés o el chino), muchas de sus virtudes no se disfrutarán totalmente.

Aun así, si lo que estáis buscando es un juego con el que pasar el rato, sin pensar mucho, y os mola el mundo del manga-anime, Dusk Diver es una compra que os recordará a los juegos medios de la generación de PS2, y eso siempre es algo positivo.

7

Nos consolamos con:

  • Estilo visual muy llamativo y anime
  • Combate bastante divertido y emocionante
  • La carisma de los personajes
  • Mostrar una cultura diferente a la japonesa, típica de estos títulos orientales

Nos desconsolamos con:

  • Completamente en inglés. Y ojo, ¡que por defecto en PS4 viene en chino!
  • Las peleas se pueden hacer algo repetitivas
  • Las barreras artificiales que nos hacen repetir misiones
  • Los aspectos sociales con los Dioses son simplones

Ficha

  • Desarrollo: JFI Games
  • Distribución: PQube Games - Meridiem Games
  • Lanzamiento: 25/10/2019
  • Idioma: Textos en Inglés y Voces en Japonés/Chino
  • Precio: 39,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *