7

Fallen Legion Revenants

Fallen Legion Revenants

La saga Fallen Legion es bastante peculiar, ya que se estrenó hace unos años con dos entregas que mostraban un mismo conflicto desde dos puntos de vista, hasta luego recopilarlos en un único título para ofrecer la experiencia definitiva. Pese a las buenas ideas del estudio YummyYummyTummy, no es que tuvieran un éxito abrumador entre manos, sino más bien «otro JRPG pequeño más» de los que salían en PS Vita y PS4 por 2017.

Por eso, me sorprendió cuando anunciaron Fallen Legion Revenants, que nos traslada a una ambientación radicalmente diferente, además de apostar por una dualidad jugable muy interesante. Es esta nueva propuesta lo que me ha hecho adentrarme al fin en este título, que nos llega distribuido nuevamente por NIS America y Bandai Namco en nuestro país. Preparad vuestros mejores espíritus y las artimañas políticas, que las vamos a necesitar.

Debido a la nueva ambientación, no es necesario haber jugado a ningún Fallen Legion previo para disfrutar de esta secuela, que es mi caso. Lo importante es que estamos en un mundo que está en una especie de época victoriana, pero que se ha ido a la porra por culpa de una misma que convierte a la gente en monstruos. Así que, el lugar más seguro es el Castillo Welkin, que está flotando. Por desgracia, está controlado por el tirano de Ivor, por lo que es casi una cárcel más que un «arca de Noé».

Fallen Legion Revenants

Para derrocarlo, seguiremos al joven político Lucien, que acaba de entrar en el consejo donde se vota qué hacer en Welking. Le ayudará Rowena, antigua miembro del consejo, pero que fue ejecutada por oponerse a Ivor, y tiene a su hijo en una celda muriéndose poco a poco. Como Rowena tenía tantas ganas de salvar a su hijo (¿qué madre no?), se quedó anclada a este mundo como espectro, así que quiere acabar con Ivor para poder salvar la vida de su hijo.

La premisa de Fallen Legion Revenants me parece original, ya que los dos protagonistas tienen metas similares (Rowena quiere salvar a su hijo, mientras que Lucien «solo» quiere acabar con Ivor para liberar a la gente del castillo), ambos lo harán de manera muy diferente. Rowena, como fantasma que es, puede ir a la superficie para, junto a los Revenants (espectros que están anclados a diferentes armas), sabotear el castillo para así iniciar una revolución, que instigará Lucien desde dentro.

Aunque esta idea no está mal ejecutada, sí que tiene varios problemas a nivel narrativo. Por un lado, apenas vemos nada del mundo, por lo que el castillo por el que tanto lucharemos se resume en 4 salas con los mismos NPCs con los que hablar constantemente, lo cual no permite ver realmente la tiranía de Ivor, o cómo ha mantenido el poder tanto tiempo. Luego está el ritmo al que avanza la historia, ya que hay muchos combates de relleno entre medias, que hace que todo vaya extremadamente lento. Sé que la política no es algo frenético, pero no hacía falta recordarlo al igual que hizo el Episodio II de Star Wars.

Fallen Legion Revenants

Aun así, creo que Fallen Legion Revenants tiene las suficientes herramientas para engancharnos durante las 15-20 horas que nos durará una partida, sobre todo por lo bien que combina la historia y la jugabilidad.

Cuando iniciemos una fase hablando con Rowena en el castillo (que sirve como hub, y es donde desbloquear nuevas armas, habilidades o guardar la partida), normalmente empezaremos combatiendo con ella. Los combates son en tiempo real, con un sistema similar al del reciente Indivisible o el clásico Valkyrie Profile. Básicamente, llevaremos un equipo de hasta 3 personajes, con el cuarto siendo la propia Rowena. Cada personaje tiene asignado un botón, consumiendo una unidad de acción al atacar con su botón correspondiente.

El campo de batalla se divide en cuadrículas tanto en el lado del enemigo como en el nuestro, pudiendo movernos por nuestra parte del escenario sin problemas, para evitar posibles ataques o cosas por el estilo, lo cual también puede hacer el enemigo. Como cada personaje tiene un arma asociada, tendrán diferentes propósitos, como atacar a distancia a la cuadrícula enemiga que queramos, haciendo más daño, funcionando como tanque para proteger a sus compañeros, etc. Encontrar un buen equilibrio entre los 3 personajes que seleccionemos es clave, ya que las peleas pueden llegar a ser desafiantes.

Fallen Legion Revenants

Al principio, puede parecer que los combates son machacabotones y sin mucha táctica, pero realmente, tiene muchas capas de profundidad. Al golpear a los enemigos, iremos reduciendo su barra de resistencia, y al reducirse por completo, estarán noqueados unos momentos, lo que nos permite hacer mucho más daño. Esto también nos lo pueden hacer a nosotros, por lo que es importante ir rotando la formación triangular para dejar en la retaguardia al personaje más debilitado, por ejemplo.

Luego está el tema de la defensa, que es fundamental. Si realizamos un bloqueo (lo hacen todos los personajes a la vez), podemos reducir el daño recibido, o en el mejor de los casos, un parry. Si hemos bloqueado un proyectil, lo devolveremos, reduciendo drásticamente la barra de resistencia del enemigo, abriendo así la oportunidad de realizar un contraataque devastador. Esta mecánica es esencial dominarla, tanto para mantenernos con vida, como para despachar rápidamente a los enemigos.

Al ir golpeando a los rivales, iremos obteniendo puntos de magia, que podrá gastar la propia Rowena para hechizos curativos u ofensivos, o para que los personajes usen su habilidad especial. Estas habilidades pueden tener efectos elementales asociados, o pueden modificar la posición de los enemigos en su propia cuadrícula. Como estos ataques tienen diferentes rangos de acción, combinar las habilidades junto a la posición y las resistencias enemigas es lo que le da una gran profundidad al combate de Fallen Legion Revenants.

Fallen Legion Revenants

A todo esto hay que sumar que se pueden aplicar efectos positivos o negativos en las cuadrículas, que algunos enemigos atacarán a Rowena (lo que daña a todos los personajes de golpe), hay personajes que nos atacarán desde lejos mientras otros los protegen, etc. Encontrar los combos adecuados para los diferentes enemigos es esencial para ir acabando con ellos con cierta rapidez, siendo increíblemente satisfactorio cuando empezamos a causar matanzas indiscriminadas por entender bien las sinergias entre los personajes.

Una idea interesante es que, si matan a alguno de estos fantasmas, los podremos devolver a la vida si mantenemos pulsado su botón de acción, necesitando más tiempo tras cada muerte. Solo si matan a todos los miembros de la party recibiremos un game over, teniendo que volver a empezar desde el último punto de guardado.

Sin duda, las peleas de Fallen Legion Revenants tienen mucha miga, además de ser muy divertidas y tácticas madre mía encima tácticas. El problema que tienen es que, si no se dominan bien las posibles estrategias a nuestra disposición, los combates se pueden alargar muchísimo, lo que impacta a su vez al ritmo de la narrativa, puesto que no avanzaremos en el derrocamiento de Ivor hasta que acabemos con los monstruos de turno. También hay algún que otro pico de dificultad, y como la progresión de los personajes está muy limitada (asignarles perks que mejoran ciertos aspectos, u obtener más ranuras cumpliendo retos de maestría), no podemos farmear ni nada por el estilo, sino sufrir hasta que acabemos con el combate de turno.

Fallen Legion Revenants

Dicho esto, algo que me encanta de cómo plantea Fallen Legion Revenants sus fases es que, tras alguna pelea, pasaremos a controlar a Lucien en el castillo. A veces, será para obtener información que dar a Rowena para ir por un camino o por otro, lo que nos da acceso a diferentes encuentros y recompensas, además de ir modificando la trama.

Estas secciones con Lucien son normalmente a contrarreloj, teniendo que hablar con los personajes de la habitación en la que estemos (en algunos momentos podremos movernos, pero no suele ser lo normal), descubriendo información sobre ellos para poder chantajearles, hacerles promesas o lo que sea para obtener la información que queramos. Todo esto va ramificando la historia, hasta tener un buen número de desenlaces.

Como todo es a contrarreloj, tenemos que pensar rápidamente qué táctica usar, qué prometer para que no se convierte en un problema en el futuro, etc. No es un sistema de política muy complejo, pero sí me ha parecido muy divertido, al ofrecer muchas más posibilidades de lo esperado. De hecho, a veces quería que acabaran los combates para volver con Lucien, ya que los juegos de acción mediante el diálogo me encantan.

Fallen Legion Revenants

Por desgracia, hay problemas en esta parte de Fallen Legion Revenants que vienen de la narrativa, y en gran medida, del obvio presupuesto limitado que ha tenido YummyYummyTummy. Lo principal es que, por muy carismático que sea el bueno de Lucien (sus chistes inoportunos por parecer grandilocuente me encantan), apenas llegaremos a saber mucho de los demás NPCs, por lo que bien podría soltar perlas a lo Rajoy como «Hay que conseguir muchos fantasmas que nos sigan permitiendo obtener fantasmas con los que obtener más fantasmas», que mientras me den el OK o el KO a las propuestas, da igual. Por este motivo, el resto de personajes serán «el pintor excéntrico», «la borracha amante de las fiestas» y clichés similares, sin llegar a profundizar nada más en ellos.

Luego está el tema que muchas veces no nos dicen claramente qué podemos hacer, o cómo hacerlo. No es malo esto, pero si el tiempo es limitado, molesta el tener la sensación de que hemos perdido esa fase a lo grande. Esto lo noté al decirnos que podíamos hacer una poción para ayudar a Rowena en un inminente jefe final, pero como no sabía hacer la poción, los 20 segundos se pasaron volando. Tras esta fase ya me explicaron tranquilamente cómo hacer las pociones… ¿no tendría que haber sido al revés? Lo mismo con algunas propuestas que el juego nos dice que tenemos que conseguir, pero no sabremos realmente para qué servirá ni por qué lo necesitamos. Falta mucho contexto, lo que reduce la posible complejidad que podrían tener estas secuencias.

La palma se la llevan las situaciones donde alguna decisión puede llevarnos a un Game Over. Esto no es malo, pero si ocurre después de haber superado un jefe o un mini-jefe con Rowena que nos ha costado, ver cómo nos mandan reiniciar toda la fase por haber escogido A en vez de B, molesta. ¿Igual checkpoints ayudarían en estos puntos?

Fallen Legion Revenants

Volviendo a lo que comentaba antes del inconsistente ritmo de la historia, parece que hay muchos más combates de los realmente necesarios, cuando en su lugar podríamos estar aprendiendo más del castillo para sentirnos más inmersos en los tejemanejes políticos con Lucien, para que el universo estuviera mejor desarrollado, y de paso, hubiera más variedad.

Literalmente, sólo estaremos en las mismas 4/5 salas del castillo con Lucien, mientras que Rowena irá automáticamente de combate en combate con el mismo fondo durante todo el capítulo, lo que hace que todo se vuelva un poco repetitivo a la larga. Si el juego durara unas 10 horas, no sería un problema, ya que así también se animaría más a la rejugabilidad para explorar las diferentes rutas posibles. Tal y como está, con una sola pasada, te quedas más que satisfecho, y no hay muchas ganas de volver a tener todo este relleno.

A nivel técnico, Fallen Legion Revenants nos ofrece aspectos muy positivos y otros negativos. El arte en 2D me parece bastante atractivo, recordándome el diseño en parte al de los Castlevania clásicos. Además, sus animaciones no están mal, al igual que los fondos. El problema es el que comentaba antes: la variedad. Se necesitan más personajes, y sobre todo, más escenarios para que veamos algo diferente de cuando en cuando. Con el sonido ocurre lo mismo, ya que la música es genial, pero no hay mucha variedad en este campo. Luego, las voces en inglés de Lucien y Rowena son excelentes, pero los diálogos que cuentan con voces son muy, muy escasos, por lo que durante la mayor parte del tiempo escucharemos algún «Hmm» o «Yes» por su parte o los fantasmas, y poco más. Porque sí, el juego nos viene completamente en inglés, una tara típica de estos JRPG más de nicho.

Fallen Legion Revenants

Conclusión

Desde YummyYummyTummy han hecho un trabajo encomiable para ofrecer algo nuevo dentro de su saga Fallen Legion, al mismo tiempo que la han mantenido accesible para intentar atrapar a un nuevo público. La dualidad de los combates de Rowena y los tejemanejes políticos de Lucien me parece fantástica, pero les faltan mejoras aquí y allá para terminar de cuajar del todo.

Por un lado, el ritmo de la historia es mejorable al haber demasiados combates clónicos de puro relleno para que el juego dure más, y encima, hasta que le saquemos todo el jugo a las peleas, éstas se alargarán más de lo que nos gustaría. Luego, como apenas se explora el universo o los NPCs, cuesta encontrar la profundidad a la parte política de Lucien, pese a que tiene varios momentos de lo más interesantes.

Pese a estos problemas, me lo he pasado muy bien con Fallen Legion Revenants. El combate tiene muchas más capas de profundidad de lo que parece inicialmente, y ser un político cumpliendo (e incumpliendo) promesas es de lo más divertido. Espero que para el siguiente juego, puedan terminar de pulir estos aspectos, ya que tienen los ingredientes necesarios para crear un gran JRPG, pero les falta más presupuesto, tiempo o experiencia para terminar de completar su visión. Así que, nos quedamos con un diamante en bruto que se puede disfrutar, pero que se queda en una frase de Rajoy: divertida, pero que no llega a transmitir lo que pretende.

7

Nos consolamos con:

  • Los dos protagonistas son bastante carismáticos (sobre todo Lucien), y su dualidad es genial
  • El arte y la música. Aunque no hay mucha variedad, son geniales
  • El sistema de combate es dinámico y profundo
  • Las partes sociales con Lucien logran ser muy emocionantes

Nos desconsolamos con:

  • Muchos combates de relleno, lo que perjudica al ritmo de la historia
  • Se echa en falta más profundidad del universo y los NPCs para afrontar mejor la parte social
  • Picos de dificultad y decisiones que nos hacen repetir fases enteras
  • Hasta que se dominan las mecánicas, los combates se hacen demasiado largos y pesados
  • Completamente en inglés

Análisis realizado gracias a un código ofrecido por NIS America.

Ficha

  • Desarrollo: YummyYummyTummy
  • Distribución: NIS America/Bandai Namco
  • Lanzamiento: 19/02/2021
  • Idioma: Voces y textos en inglés
  • Precio: 39,99€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *