Frogun es una carta de amor a los plataformas 3D que se merece todo el apoyo del mundo

Frogun

Ayer os hablé de la campaña de Kickstarter de Frogun, la obra de molegato que me tenía robado el corazón solo por ver imágenes y vídeos por Twitter, por lo que claramente tenía que backear el proyecto. Apoyé la campaña de Kickstarter sin haber probado la demo (disponible en el Kickstarter), y tras hacerlo, no puedo más que recomendar que todos los amantes del género también lo hagan.

En esencia, estamos ante un plataformas 3D que podría asemejarse a Captain Toad, pero aquí si podemos saltar, combatir y tenemos un control total sobre la cámara. Ya no está solo el énfasis en la exploración de los entornos, sino también en ir superando los diferentes retos plataformeros. Para ello, la buena de Renata (que es tan adorable que me quedaría viéndola durante horas en su animación de espera) cuenta con una pistola-rana, con la que podemos engancharnos al escenario y al entorno. Esto se usa bastante bien durante la demo, al poder agarrar enemigos pequeños (lo que me recuerda a Klonoa), o ir a por los enemigos de frente si son muy grandes. Para movernos por el entorno es clave, o incluso para la resolución de pequeños puzzles, al usarse para activar mecanismos lejanos o tirar de cajas.

El control en esta demo es excelente, mostrando además una sombra debajo de Renata como en Crash 4, que sirve para comprobar perfectamente si estamos sobre un precipicio, o si estamos a salvo. Incluso cambia de color para indicarlo, siendo un detalle bastante bueno y que deja todo más claro todavía.

Realmente, solo tengo dos problemas con la demo. El principal es que el apuntado de la rana-pistola no es el más fino del mundo. Hay una retícula, pero incluso a veces, un ligero giro, y dispararemos a un muro cuando queremos lanzarnos a un objeto en concreto o activar un interruptor. Esto nos lleva a una muerte segura, lo cual puede ser un poco molesto si vamos a por la medalla de completar el nivel bajo un tiempo en particular o sin recibir daño.

El otro problema está en que los textos van excesivamente rápidos (no da tiempo a leer las simpáticas notas que encontramos), mientras que los consejos de nuestra amiga rana-pistola son tan redundantes, que como si no estuvieran. Esta es una pega muy pequeña, que afecta mucho menos a Frogun que el tema del apuntado. También hay algún que otro bug (como cuadrículas cuyo suelo se traspasa), pero que es algo perfectamente normal en un juego en desarrollo.

El diseño de los niveles me ha gustado bastante. Hay bastantes secciones ocultas para los que se centran más en explorar las fases, mientras que hay otros momentos más centrados en las plataformas. De hecho, suele haber rutas alternativas, en función de si queremos las monedas o algún coleccionable o no, siendo una manera muy inteligente de añadir una especie de selector de dificultad. ¿No queremos complicaciones? Pues nos quedamos sin esas monedas, pero podemos seguir avanzando. Incluso tenemos carreras contra el rival de Renata, en una parte que me ha recordado muchísimo a estas secciones de Ape Escape.

Frogun

Lo que más me llama la atención sigue siendo la parte técnica. El arte es sencillamente brillante, ofreciendo un aspecto poligonal súper adorable que luce de maravilla. Además, la música es sencillamente espectacular, con varios temas que me han encantado. Así que, esta demo de Frogun me ha encantado, y me ha hecho alegrarme al máximo de apoyar la campaña de Kickstarter. En serio, si os gustan los plataformas 3D, tenéis que, como poco, probar esta demo. Es nostalgia y simpática máxima, por lo que si ya tenía ganas de ver todo el juego, ahora estoy disparando con una rana-pistola a la pantalla a ver si eso me acerca a la versión final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *