Impresiones sobre el multijugador de Killzone Shadow Fall

Killzone Shadow Fall - 3

En el marco de la Gamescom, esta mañana he tenido la oportunidad de probar de primera mano el modo multijugador de Killzone Shadow Fall. Y no simplemente ha sido este mi primer contacto con el juego, que se encuentra en desarrollo para PS4, sinó que también ha sido la primera vez que he jugado con un mando de PS4 en la mano. Hablaré sobre esto más adelante.

Según palabras de Steven Ter Heide, el director del juego, Killzone Shadow Fall debe ser “fácil de empezar a jugar“, así como tener una “jugabilidad que puedas llegar a dominar“. Si algo tiene este Killzone a diferencia de otros títulos, es que todos las armas y habilidades ya se encuentran desbloqueadas desde el inicio. La progresión se basa en un sistema de retos -más de 150 previstos- que permitirá conseguir nuevas personalizaciones y mejoras de nuestro armamento.

Los nuevos mapas que se creen posteriormente al lanzamiento serán gratis

Hay un claro enfoque, según palabras de Steven, en “personalizar tu juego”, donde cada jugador puede crear y compartir Zonas de Guerra. Una Zona de Guerra es una combinación, determinada por el jugador, de armas, facciones, mapas y otros elementos personalizables. Killzone Shadow Fall vendrá de fábrica con una serie de Zonas de Guerra recomendadas, pero realmente hay interés en ver que es lo que la comunidad creará. Guerrilla Games, el estudio detrás del juego, tiene ganas de ver como el juego irá evolucionando.

Killzone Shadow Fall - 2

Steven afirma que “hay extensos planes para crear contenido posterior a la salida al mercado del juego” y, lo que es más interesante, los nuevos mapas que se creen posteriormente al lanzamiento serán gratis.

Tras la explicación del director del juego, hemos pasado manos a la obra y hemos realizado un par de partida con 15 jugadores. La primera partida, de 15 minutos de duración, ha servido como toma de contacto. Las opciones de customización no estaban disponibles, para poder focalizar nuestros esfuerzos en el control del personaje. Así pues, fusil en mano, hemos empezado a correr como pollos en un mapa realmente diferente a lo que la saga Killzone nos tiene acostumbrados. Era un mapa de colores vivos -pero no cantones-, en plena luz del día. El típico lugar donde uno se sentaría un rato en un banco del parque a descansar.

Killzone Shadow Fall - 2

Pero descanso más bien poco, que tenemos una partida que ganar. Si algo no supone ningún problema, es adaptarse al nuevo mando de la PS4, aunque el diferente peso y textura al principio se hace algo extraño. En todo caso, el mando se siente como algo sólido en nuestras manos y agradable al uso y tacto. Los botones análogicos son más sensibles, cosa que ha supuesto en algún momento que me costara apuntar a mis enemigos al mover el botón de forma demasiado brusca. Pero a los pocos minutos es como si ya lo hubieses tenido en tu mano toda tu vida.

Curiosamente -o no- nadie ha mencionado ni PlayStation Move, ni 3D ni nada por el estilo. Eso ya está pasado de moda. El mando siempre tendrá mayor precisión.

El salto a PS4 se nota por la cantidad de detalles y los juegos de luz presentes en los nuevos mapas, cosa que hace que el mundo sea más realista. Nuestro personaje es capaz de saltar y trepar plataformas, o sacar la cabeza para disparar si estamos escondidos detrás de un obstáculo.

En todo caso, en el primer mapa hemos ido todos bastante a saco, corriendo desde nuestra base en búsqueda de enemigos.

El seguno mapa hemos jugado ha sido una experiencia completamente diferente. En este caso, hemos podido escoger entre las tres clases -scout, asalto y soporte-, así como elegir habilidades y otras personalizaciones. Por ejemplo, en mi mejor espíritu de camper suicida, he empezado con la clase scout y un rifle de francotirador. Una de las opciones era la de escoger la magnitud de aumentos de la mirilla y yo, ante la duda, he escogido la que parecía ser un punto medio. Pues si ese es el punto medio, no quiero ni pensar como irá la de gran aumento, ya que me he sorprendido de su potencia.

Killzone Shadow Fall - 1

Este segundo mapa era mucho más oscuro, con lluvia, y se centraba en una especie de control de zonas, donde el trabajo de equipo era más necesario. A parte de experimentar algún problema con el sonido y jugar en silencio durante algunos segundos -el juego está en fase pre-alfa-, la verdad es que todo iba rápido y fluido. Con más o menos exito, he ido probando diferentes combinaciones de clases y armas y por lo que parece hay una enorme variedad.

Si tengo que escoger entre los dos mapas, yo me quedo con el primero. Hay algo en el hecho que el ambiente sea apetecible, hecho que se contrarresta con la muerte, que puede llegar rápidamente por cualquier lado.

Killzone Shadow Fall de momento tiene muy buena pinta y me ha divertido. El salto a PS4 le va a venir bien.

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Mis FPS’s favoritos son Killzone 3, Resistance 3, Bioshock Infinite y Goldeneye Reloaded (si ese terrible juego me gustó) pero, porque estos juegos? Porque los 4 son compatibles con PS MOVE, no hay nada mejor que jugar un FPS que con el Sharp Shooter, se que muchos se quejan de lo innecesario y ridículo del periférico, pero es tan preciso y divertido en cuanto uno se acostumbra que después el Mando se sentirá muy tosco para este tipo de juegos es casi como manejar a un robot; ademas hay que aceptarlo , controlar los movimientos de un arma solo con los pulgares es lo que realmente esta pasado de moda, es antinatural y tedioso. Creo que si este Killzone no incorpora compatibilidad con PS MOVE tendré que pasar de largo, por mucho que me guste la franquicia.

  2. Por cierto, me ha pasado en las partidas multiplayer de Killzone 3 que al final en las estadísticas, varios jugadores me preguntan como logro tantas muertes (+ de 35 por lo general), y siempre les contesto: muy fácil, PS MOVE. Si dicen los jugadores de PC que no hay nada mejor para jugar un FPS que un ratón, pues bien el PS MOVE es lo mismo solo que en un plano vertical, y que a mi parecer, funciona mucho mejor que el ratón. Con un mando hay que identificar el punto en donde queremos disparar y mentalmente dar a lo pulgares las coordenadas en donde queremos disparar moviendo los joysticks arriba/abajo y lateralmente, por lo que se vuelve mas difícil acertar a un blanco en movimiento, con un PS MOVE es tan sencillo como “donde pones el ojo, pones la bala”, simplemente nada tan sencillo ni tan preciso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *