4

Sociable Soccer (Early Access)

Sociable Soccer

Jon Hare, desarrollador del mítico Sensible Soccer, nos trae esta especie de sucesora espiritual; una propuesta diferente, que busca abrirse paso entre un mercado ya fuertemente establecido de videojuegos deportivos para llegar a aquellos corazones nostálgicos que echan de menos un poco de clasicismo de la vieja escuela. ¿Conseguirá conquistarlos o, por el contrario, solo les quedará un título a modo de mofa?

Iniciamos el juego. Antes de ver nada, empezamos a escuchar una simpática y energética canción que nos sorprende de primeras. No nos esperábamos algo así, pero resulta agradable de escuchar. Comienzan a aparecer las primeras imágenes con logotipos e información; finalmente, la pantalla de presentación, con una espectacular imagen en ella que sirve para presentarnos, por fin, Sociable Soccer, mientras pensamos una cosa: esto promete.

Justo antes de avanzar y acceder al menú principal, eso sí, se nos presenta la importante información de que nos encontramos ante un Early Access, y no un juego terminado, así que, si bien podemos esperar algo presumiblemente “jugable”, también debemos estar mentalizados de que podríamos encontrarnos ante un camino algo pantanoso, con algunos tramos llenos de irregularidades con las que lidiar, dejando de lado la evidente falta de contenido que aún esté por incluirse en esa versión. No obstante, esto no tiene por qué ser un impedimento para que disfrutemos de la experiencia, así que nos disponemos con relativa calma, ahora sí, a sumergirnos en el juego.

Sociable Soccer

Para empezar, podemos distinguir algunos modos de juegos principales que son fácilmente explicables. Esto se debe a que, realmente, las únicas variaciones importantes que vamos a notar entre ellos son si jugaremos de manera individual o en multijugador local, si se podrán elegir equipos de todos los países, de uno solo o selecciones nacionales, y si queremos disputar encuentros sueltos o competir contra una serie de equipos en torneos cuyo objetivo es superar a todos nuestros rivales hasta ganar la final. De hecho, la gama de clubes y selecciones que se nos ofrece no está para nada mal, siendo bastante extensa y contando incluso con ligas secundarias que no se suelen tener en cuenta entre ellas. Lo malo, que un proyecto de estas dimensiones no puede permitirse ningún tipo de licencia oficial, por lo que todos los nombres de equipos y jugadores se han modificado respecto a los originales para que, sin dejar de ser reconocibles para aquellos que los conozcan, no haya que preocuparse por ellos.

Si bien es cierto que hay anotaciones indicativas de que, en un futuro, lo citado actualmente se ampliará con opciones como el típico “modo mánager“, o partidos multijugador online, actualmente solo disponemos de estas opciones, además de una especie de modalidad que pretende presentarnos a nuestro mánager, persona encargada de enfrentarnos a diversos equipos de creciente dificultad en una serie de torneos, con el objetivo de repetir dichos enfrentamientos una y otra vez, hasta conseguir los puntos necesarios para desbloquear al siguiente mánager, que nos ofrecerá, de nuevo, torneos contra mejores equipos y que otorguen mayores recompensas a cambio.

Sociable Soccer

Esto, pese a que pueda no sonar mal, tiene sus pegas, y son bastante considerables; una de ellas, es que la gracia de este sistema de progresión sería la de, en un futuro modo multijugador en línea, mejorar el rendimiento de tu equipo para ir convirtiéndote cada vez en un club más temible con el que poder superar a tus rivales. Como acabo de mencionar, esto sería en un futuro.

Por ahora, es un modo que carece de mucha utilidad. Aun así, ya promete ser algo repetitivo y aburrido, pues en estos encuentros sí que te enfrentas a la IA, y este tipo de partidas sí que carecen de prácticamente toda diversión o reto. La inteligencia enemiga es tan ineficaz que será prácticamente imposible perder ningún partido, la velocidad con la que avanzaremos hacia las siguientes mejoras parece lenta desde un principio aunque ganasemos todo lo que jugaramos, y el gameplay es tan impreciso que no nos permitirá notar las diferencias de calidad entre equipos. Es, precisamente, ese gameplay el tema que tenemos que abordar ahora, ya que es la base desde la que se desmorona el resto de este proyecto, y las razones de ello son claras.

Primero, tenemos el típico editor táctico, sencillo incluso en exceso, aunque también es algo de todo lo que se menciona como que presumiblemente será mejorado en un futuro no muy lejano. Realizamos las apropiadas modificaciones en la plantilla del equipo y nos disponemos a saltar al campo. Pitido inicial. Empieza a moverse el balón. Inmediatamente nos sorprende el ritmo desenfrenado con el que todo se mueve aquí. Tanto los jugadores como la propia pelota avanzan de un extremo a otro del campo sin apenas pestañear; algo claramente diferente a lo que podríamos tener en sus hermanos de género actuales, y a lo que yo, personalmente, no me llego a acostumbrar pese a seguir intentando adaptarme.

Esto, sin embargo, termina siendo pronto el menor de los problemas que encontramos, pues realmente, tanto el control como las colisiones, las físicas, la inteligencia artificial y casi cualquier aspecto que tenga que ver con el transcurso de la partida, se sienten directamente rotos. Girar con el balón es frustrante porque, si lo haces de manera brusca, este se queda a medio camino; el sistema de colisiones para controlar y robar balones resulta algo muy impreciso, la inteligencia artificial es prácticamente nula, sobre todo al defender, pues solo se limita a mover a los jugadores enemigos en formación estática hacia un lado u otro de manera lineal, mientras que ordena al más cercano respecto a la posición del balón que corra hacia él sin parar…

Sociable Soccer

Se podrían seguir mencionando errores, no solo en el diseño, sino también bugs de todo tipo que van desde elementos por pulir en el gameplay como no poder chutar hacia direcciones concretas en los lanzamientos de penaltis, hasta el propio funcionamiento básico del programa, llegando a los cuelgues de partidos o crasheos totales de manera más o menos habitual. La verdad es que no creo que merezca la pena seguir comentando por ese camino, ya que todo de lo que hablo son cosas que, si bien son especialmente notables en este caso y con las que se obtiene un resultado a duras penas jugable, se pueden atribuir al estado de Early Access actual que presenta el título.

El problema es que, incluso si quitáramos todos esos bugs, nos seguiría quedando una jugabilidad demasiado simplona, que no sabe adaptarse a los tiempos actuales más que con un par de elementos, como por ejemplo la posibilidad de alternar entra una vista aérea más clásica o una adaptada a la que se suele usar en los videojuegos del estilo más recientes. Dejando esos detalles a un lado, nos queda algo que se estanca demasiado en el pasado y que intenta parecer fresco sin preocuparse de lo más importante: la experiencia jugable.

Sociable Soccer

Conclusión

Sociable Soccer es un título que se vende con orgullo como el sucesor espiritual de un clásico, pero dejándose por el camino la capacidad de adaptarse a los tiempos que corren y ofreciendo una experiencia que, a día de este análisis, no solo se encuentra llena de promesas y errores frustrantes, sino que, ni ahora, ni incluso con sus problemas principales solventados, parece tener la capacidad de terminar siendo un producto competente para el mercado ante el que se encuentra.

Intenta tener un estilo muy marcado, y por momentos consigue resultar carismático; incluso puede que los más nostálgicos lo miren con buen ojo, o que pueda llegar a servir para pasar un buen rato entre amigos jugando en multijugador, pero, por mucho que cuente con estas bazas, tendrá que pulir con cuidado y mucho acierto gran parte de su construcción básica, si no quiere terminar siendo una obra completamente mediocre y olvidable. Esperaremos a que el tiempo avance, y veremos cómo sus desarrolladores lo aprovechan, volviendo quizás con un análisis actualizado si la ocasión lo merece, pero por ahora…

4

Nos consolamos con:

  • Si gustabas de las propuestas futbolísticas más clásicas que ofrecía esta industria, esta podría ser una opción interesante.
  • Su canción principal te subirá el ánimo y, en ocasiones, consigue un nivel de carisma que resulta, cuanto menos, curioso.
  • Es un título aún en desarrollo, y tiene por delante un gran margen de mejora…

Nos desconsolamos con:

  • … aunque no se pueden dormir en los laureles, porque ahora mismo tienen mucho por arreglar hasta poder empezar a establecerse como una obra convincente.
  • Se nota desactualizado en todos los sentidos.
  • Está repleto de irregularidades de todo tipo que nublan completamente la experiencia.

Ficha

  • Desarrollo: Combo Breaker
  • Distribución: Tower Studios
  • Lanzamiento: 20/10/2017
  • Precio: 19,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *