Impresiones finales de Laser League en consola. Preparados, listos, ¡neón!

Laser League

La gente de Roll7 sabe hacer juegos muy adictivos, accesibles pero con mucha profundidad por detrás. Este es el mantra de Laser League, su nueva propuesta que ya analizó mi compañero Alfonso en su versión en Early Access hace un par de meses, y por fin el juego está a punto de llegar su versión final, lo que significa más contenido, una mayor comunidad y el lanzamiento en consolas, donde este tipo de propuestas brilla con luz propia, sobre todo para el multijugador local.

Antes de poder ofrecer un análisis completo de la versión final, he tenido la ocasión de echar varias partidas en local a la versión de PS4, para comprobar cómo se mueve el juego en consolas, y sobre todo, cómo pica en su estado casi final. Por si no conocéis el título, en esencia se trata de un juego de dominación. En el campo de juego hay unos nodos que activan unos láseres del color de nuestro equipo. Podremos atravesar sin problemas estos láseres, pero si tocamos uno del color enemigo, moriremos instantáneamente. Nuestro objetivo es eliminar a todos los oponentes para ganar la ronda, y llegado el momento, el partido. Sí, así es el deporte del futuro, donde las aseguradoras de vida seguro que se frotan las manos.

Bajo esta sencilla propuesta, hay bastante profundidad por detrás, ya que cuando un compañero ha sido eliminado, podremos revivirlo en cualquier momento con pasar por encima de su casilla. A su vez, hay seis clases de personajes, con habilidades muy diferentes que los hacen ideales para defender o atacar. Por un lado está el deportista capaz de hacerse invulnerable durante unos segundos, mientras que otros dos se lanzan a por sus enemigos, pudiendo matarlos de forma automática (el “dash” es menor), o empujando al oponente y noqueando durante un tiempo, con un movimiento más lejano y una recarga más rápida. Otra clase puede crear un punto de control temporal al que volver, aniquilando todo lo que esté en su camino, mientras que otra clase permite noquear a los jugadores durante unos momentos, ideal para defender una posición del campo de juego. Finalmente, la última clase de Laser League nos permite robar los nodos enemigos, algo clave para los más tácticos.

Laser League

Cada circuito ofrece una serie de mapas que es esencial conocer, ya que los nodos que activan los láseres y sus patrones se repiten siempre, por lo que la memorización de los escenarios de Laser League nos ayudará enormemente a plantear mejores tácticas. Obviamente, en una hora que he estado jugando era imposible conocerse los mapas, pero aun así, te vas familiarizando con los patrones tras unas rondas, lo que cambia por completo tu forma de jugar.

A pesar de esta complejidad, todo sigue siendo increíblemente accesible, algo ya tradicional en Roll7. Sólo hace falta pulsar dos botones: el stick de movimiento y el que activa la habilidad de nuestro personaje. Esto hace que sea muy sencillo coger el mando y disfrutar de vibrantes partidas desde el primer minuto, algo que me ha recordado muchísimo a TowerFall Ascension y a Rocket League. Es increíblemente satisfactorio coger la clase del escudo para empujar a alguien y mandarle a un láser de tu color para acabar con él, o usar su “dash” para activar un nodo justo antes de un oponente y ver cómo no puede evitar la muerte. En general, las partidas son muy vibrantes y rápidas, llegando a ser una auténtica locura cuando llevas ya un minuto o dos en la misma ronda, ya que en algunos mapas la cantidad de láseres en pantalla es increíble, lo que hace que cada movimiento cuente.

Jugar en local es algo que me ha encantado, ya que tienes a los compañeros a tu lado, y augura que Laser League se vaya a convertir en todo un fijo en nuestra consola o PC para cuando tengamos una quedada con los amigos. En este sentido, las partidas que he jugado eran de 2 vs 2, pero hay posibilidades de partidas de hasta 4 vs 4, lo cual tiene que ser una auténtica locura.

Laser League

A todo esto, no hay que olvidarnos del juego online o la posibilidad de jugar con bots, para así ir siempre practicando. Algo que he ido observando a medida que jugaba era que se obtenía experiencia por todas las acciones, lo que nos permitirá desbloquear nuevas skins de personalización del avatar o incluso de los láseres que activemos. La gracia es que los elementos jugables estarán desbloqueados de serie, lo que debería de permitir partidas equilibradas entre la comunidad. Aun así, habrá que ver qué tal es la progresión y si anima a seguir jugando partida tras partida.

Esta toma de contacto final con Laser League me ha conquistado, y ciertamente me ha dejado con muchas ganas de echar más partidos. En breve os ofreceremos un completo análisis de la versión final, pero ya os voy adelantando que estamos ante una propuesta muy recomendable para los amantes de los juegos multijugador únicos y divertidos. Además, no podemos olvidar que en Xbox One formará parte del Xbox Game Pass desde el mismo 10 de mayo, lo cual ayudará a crear una gran comunidad en torno a este gran título.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *