7

Song of Horror

Song of Horror

El terror llama de nuevo a la puerta de nuestras pantallas acompañado de una melodía siniestra con Song of Horror. El estudio patrio Protocol Games tras un desarrollo de cinco años nos presenta su survival horror cargado de presencias, oscuridad, suspense, angustia, momentos de tensión y muerte.

Hemos visto y sentido que el terror tiene mil caras. Song of Horror nos demuestra que quizás no las hayamos visto todas, y que a veces nuestra osadía o falta de temor a lo desconocido pueda resultar fatal para alguno de nuestros personajes.

Song of Horror, la propuesta de Protocol Games, no es nueva. Estamos ante un juego episódico en el que la historia y el misterio continúa mientras controlamos a uno o diferentes personajes. La trama central se sustenta en un personaje principal llamado Daniel y por tanto no podrá morir, a diferencia del resto de personajes que sí podrán hacerlo. Y ojo porque una vez perdido el personaje no podremos volver a recuperarlo a no ser que empecemos de nuevo el episodio o nivel.

Song of Horror

A la hora de escribir este análisis están disponibles los dos primeros episodios de Song of Horror. El primero tiene lugar en una mansión, mientras el segundo tiene lugar en una tienda y apartamentos cercanos. La trama persiste en ambos episodios y seguramente en el resto de ellos. Una presencia maligna acecha los rincones de estos lugares mientras investigamos la desaparición de una familia y una misteriosa caja cuya melodía es como mínimo terrorífica y causante de ciertos transtornos. Podremos interactuar con objetos, recogerlos o manipularlos, y a veces refugiarnos de la presencia o tener que realizar alguna acción con ella mientras controlamos nuestros latidos o nuestras pulsaciones.

Parece sencillo ¿verdad?, pues no, tenéis que jugar a Song of Horror para poder comprobar que aunque parezca fácil, nuestro personaje lo más seguro que vaya a morir. Ninguna partida será igual y tras cada esquina, puerta o lugar que investigar quizás nuestro personaje encuentre la muerte. Una acción fundamental será escuchar tras la puerta antes de abrirla. Quizás un pequeño ruido o un llanto salve la vida a nuestro personaje. De la misma forma, investigarlo todo o meter las narices dónde no nos llamen quizás no sea la mejor opción.

Song of Horror

A esto hay que añadir que la jugabilidad de Song of Horror es un tanto retro. Es decir, aunque tendremos libertad para mover nuestro personaje por todas partes, las estancias o lugares se muestran siempre con una cámara fija o bien con el mismo movimiento de cámara. Al más puro estilo Alone in the Dark o Resident Evil, tanto por lo comentado como por ser un survival horror como por la investigación y la resolución de enigmas. Estos últimos no son de gran dificultad y una vez resueltos nos servirán para futuras partidas en el caso de que tengamos que reiniciar por la pérdida del personaje principal o del resto de personajes.

El juego luce de maravilla en ordenadores, ahora mismo Song of Horror está disponible en Steam en forma de capítulos, los escenarios están bien detallados y la ambientación es excelente. Sobretodo os recomiendo jugarlo con auriculares o cascos. Y cuando la Presencia hace acto de presencia entonces la tensión aumenta y no es que pegues un salto de la silla por el típico susto que no te esperas, sino que lucharás unos instantes por mantener con vida al personaje que controlas en ese momento, y ya os avanzo que son unos momentos de angustia, estáis prevenidos.

Song of Horror

Mientras que en lo anterior Song of Horror destaca, no puedo decir lo mismo del control de los personajes ni de su apariencia y movimiento. El apartado menos pulido del juego que hace que la experiencia no sea del todo lo gratificante que me hubiese gustado, pues lastra en ocasiones al tener la cámara fija que te dirijas en una dirección y luego la perspectiva de la cámara cambie y el personaje vaya justo al lado contrario. También me parece injusto para el jugador que las muertes de los personajes a veces sean un tanto aleatorias o injustas. Por tanto penalizar al jugador por intentar investigar cuando precisamente es a lo que te anima el juego me parece rizar el rizo.

Los coleccionables, audios, cintas de vídeo, cartas, fotos… ayudan a conocer más sobre la historia detrás de la familia o los personajes que han estado cerca de la caja de música y han escuchado su inquietante música y meternos más en la historia. Y mientras la cámara fija quizás moleste a la hora de jugar también hay que decir que sirve para que nos llevemos algún susto ya que de esta forma Protocol Games se asegura que lo veremos sí o sí.

Song of Horror no es una experiencia terrorífica ni un terror continuo, pero es capaz en ciertos momentos de angustiarte y hacértelo pasar mal porque estarás a punto de perder un personaje o por haberlo hecho.

Conclusión

Lo verdadero terrible se esconde tras esa dulce y maléfica melodía. Daniel, el resto de personajes y hasta nosotros mismos somos simples marionetas que se mueven en las pequeñas casas de muñecas en forma de episodios que nos ha preparado Protocol Games, manejados hilo a hilo, miedo a miedo, pánico a pánico. Salir de ese laberinto te costará paciencia y en algunos casos la vida del personaje que controlas. El destino de ellos parece estar marcado por la propia Presencia y jugaremos hasta dónde ella quiera.

7

Nos consolamos con:

  • Buena ambientación tanto gráfica como musical y sonora.
  • La muerte del personaje puede sorprenderte en cada esquina.
  • Tener que asegurarte bien antes de abrir la puerta o ser silencioso en ciertos momentos.

Nos desconsolamos con:

  • Las cámaras fijas van bien para resaltar algún que otro susto, pero mal para el control del personaje.
  • La curiosidad mató al gato y puede matarte a ti también.
  • Los movimientos de los personajes están poco cuidados.

Ficha

  • Desarrollo: Protocol Games
  • Distribución: Raiser Games
  • Lanzamiento: 31/10/2019
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 7,99 € por episodio - 21,99 € el Season Pass con los capítulos 2-5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *