Impresiones de la beta de Mail Mole. Repartiendo cartas con el topito saltarín

Mail Mole

Nunca me cansaré de repetir cómo el género de las plataformas 3D me apasiona, con que intento echarle un ojo a cada nueva propuesta que sale, ya sea de un AAA (lo menos frecuente hoy en día) o por parte de estudios independientes. Este es el caso de Mail Mole, la obra de Talpa Games (en colaboración con Undercoders) que tiene su beta cerrada desde hoy 17 de julio hasta el 19 de julio. Para probarla, tenéis que registraros en el Discord oficial del juego, con que tras pegar unos cuantos saltos, tenía que traeros estas primeras impresiones del juego.

En este título controlaremos a Molty, un adorable topito cartero que se convierte en la última esperanza de Carrotland. Cuando un malo malísimo roba la energía de este mundo, tendremos que repartir los códigos de reseteo en las estaciones de energía de cada región para que todo pueda volver a funcionar. ¡Porque incluso en la era del mail los carteros son esenciales!

Desde el primer momento se puede ver que estamos ante un plataformas 3D fuertemente inspirado por obras del estilo de Super Mario 3D World o el reciente Super Lucky’s Tale, con una vista bastante alejada y desde una perspectiva más o menos fija de los escenarios. Una peculiaridad es que, al controlar a un topo, vamos a ir bajo tierra durante prácticamente todo el tiempo, lo cual afecta un poco a la forma de jugar.

Por ejemplo, no saltamos al pulsar un botón, sino que debemos de mantenerlo pulsado para cargar el salto, lo cual cuesta un poco acostumbrarse, pero funciona realmente bien cuando le pillas el truco. La gracia es que, al combinar este saltito con lo de ir bajo tierra y un turbo, podemos ir a toda pastilla con nuestro topito para romper obstáculos o para mejorar nuestros tiempos.

Realmente, las mecánicas son sencillitas, ya que «sólo» saltamos, tenemos un turbo, y ya. Lo bueno es cómo están diseñados los niveles, potenciando tanto la exploración en busca de los diferentes coleccionables como el speedrunning. Eso, o jugar a nuestro aire, aprendiendo cómo funcionan estas mecánicas de salto con zonas primero seguras de plataformas móviles, junto a luego otras donde sí podemos caer a nuestra muerte.

En este sentido, lo que se puede ver en los 8 niveles de la beta de Mail Mole sigue esta filosofía que siempre me encanta de los plataformas, de enseñarte mecánicas sin la necesidad de mensajes de tutorial (más allá de las propias del movimiento), para que sea el propio escenario el que nos lo enseñe en zonas seguras para luego ir desarrollando ese concepto más y más en el nivel.

Mail Mole

Además, por lo que se puede ver, cada mundo va a tener un estilo o mecánica principal. El primer mundo (el que está entero en la beta) es más el típico de inicio, planteando un poco de todo pero a nivel muy sencillo, como las plataformas móviles, las zonas habituales donde podemos encontrar los coleccionables ocultos, las partes con turbos más centradas en la velocidad, etc.

Lo mejor es que todo funciona desde el primer momento, siendo adorable el bueno de Molty, los demás personajes con los que interactuaremos en el hub donde seleccionar el nivel, o el mundo con un estilo low-poly. Los controles son también precisos, y ahora estoy enganchado (bueno, dentro del tiempo que tengo) para intentar superar los tiempos y acabar los 8 niveles de la beta con medalla de oro.

Así que, esta toma de contacto con Mail Mole es bastante positiva. El diseño de niveles me ha gustado bastante, la forma de controlar a Molty funciona de lujo, el mundo es increíblemente simpático, y me lo he pasado en grande repartiendo cartas. Es cierto que los niveles duran pocos minutos por ahora, con que igual la duración del juego final puede ser un pequeño problema. Aun así, eso no quita que tenga muchísimas ganas de ver qué nos deparará la versión final, porque es una delicia dar con otro gran plataformas 3D que te transportan de nuevo a la época en la que el género era el rey, que es lo que nunca debería de haber dejado de ser.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *