Impresiones de Underworld Ascendant. En busca del simulador inmersivo definitivo

Underworld Ascendant

Una saga clásica y bastante querida por los amantes del rol más clásico es Ultima Underworld. Sin embargo, la franquicia lleva dormida hasta al menos este año, gracias al próximo estreno de Underworld Ascendant. El título no solo supone el regreso de la saga, sino el primer gran título de OtherSide Entertainment, el estudio formado por grandes nombres dentro del género de los simuladores inmersivos. Por citar algunos miembros, tenemos a Warren Spector (Deus Ex), el guionista Austin Grossman (Dishonored) o Doug Church (System Shock) entre otros. Es decir, son grandes maestros del género, y se han propuesto hacer que Underworld Ascendant sea el simulador inmersivo definitivo.

En este título estaremos en un mundo devastado donde nuestro principal objetivo será sobrevivir. La gracia está en que, a diferencia de varios RPGs clásicos, no elegiremos una clase para nuestro personaje, sino que empezaremos de cero, y en función de nuestra forma de jugar, potenciaremos una vertiente u otra. Este ha sido el objetivo del estudio: ofrecer un mundo lleno de posibilidades, donde cada usuario pueda completar cada situación como él vea pertinente gracias a la interconexión de sistemas.

Recientemente pude probar las dos primeras fases, que funcionan a modo de tutorial. La premisa es que hemos sido teletransportados al Underworld, y solo escuchamos una voz (la de Stephen Russel, actor original de Corvo en Dishonored o Garret en Thief) que nos va guiando levemente, pero siempre animando a que experimentemos, para que sepamos en todo momento que la forma de cómo avanzar dependerá principalmente de nosotros.

Underworld Ascendant

Estas primeras fases sirven a modo de tutorial, por lo que no se puede percibir todavía el funcionamiento de toda la interconexión de sistemas. Lo principal que pude ver es cómo la madera y el fuego interactuan de forma realista, por lo que cualquier superficie de madera (ya sea un muro o una puerta cerrada), podremos acercar un objeto pequeño que podamos mover a una hoguera, y luego tirarlo para que quemen nuestro objetivo. Esto es bastante importante para la exploración, ya que aunque estamos de momento en una mazmorra bastante lineal, hay muchos secretos para encontrar.

La física también es muy importante, al poder lanzar objetos para activar interruptores lejanos, o tirar una lámpara sobre unos enemigos para acabar con ellos como si fuera un accidente. Como empezamos totalmente pelados en Underworld Ascendant, al principio tenemos que ir con mucha cautela, por lo que los encuentros con esqueletos enemigos son muy peligrosos. Esto nos anima a ir con sigilo, pero de nuevo, es una sugerencia, al poder perfectamente ir de frente y pelearnos con nuestros puños pelados hasta que encontremos una espada rota o le quitemos un fémur a uno de los esqueletos derrotados. Para el sigilo, tendremos bastantes opciones, como flechas para poder apagar fuegos a distancia, o la posibilidad de coger cualquier objeto para distraer a los oponentes, y así acercarnos por detrás para matarlos sin que nos descubran, o sencillamente pasar de largo sin que lleguen a detectar nuestra presencia.

En ciertos momentos logré desbloquear “Feats”, que son una especie de logros por nuestra forma de jugar, ya sea activar interruptores de forma especial, superar una zona sin que nos detecten, etc. Al mismo tiempo, la completar cada fase aparece un listado con nuestro estilo de juego, en función de lo que hayamos usado el sigilo, el combate o hayamos usado el entorno a nuestro favor. Esto hará que evolucionemos de una forma diferente, consiguiendo habilidades que tengan sentido con nuestra forma de jugar. Esto es la teoría, ya que en esta demo no había ningún sistema de progresión, pero es algo que promete.

De hecho, esta demo estaba bastante limitada, y Underworld Ascendant se ve bastante verde para querer salir este mismo año. Además de varios bugs lógicos en versiones en desarrollo, hay todavía bastantes mecánicas que no están implementadas. Por ejemplo, en una zona encontré una zona de agua, al lado de una sala con enemigos, y que estaba rodeada también de agua. Mi idea era infiltrarme a través de la zona acuática de la sala de al lado, pero al tocar el agua, el personaje casi se quedaba pillado para forzarnos a volver a tierra firme, lo cual corta bastante la libertad que tenemos normalmente.

Por tanto, esta demo es más un primer vistazo algo limitado, ya que por lo visto, va a haber muchísimas opciones a nuestra disposición. Por ejemplo, habrá una especie de fruta que sirve para pegar objetos, y se podría usar para bloquear trampas si las lanzamos a los mecanismos, algo que también podríamos hacer tirando una llave inglesa a los engranajes. Otra opción será usar magia, algo muy limitado en esta demo (apenas teníamos un hechizo para bloquear objetos durante un tiempo), algo que se podría usar para crear caminos alternativos, dar más opciones para el combate y la exploración, etc. Hasta nos enseñaron un vídeo donde se puede correr por las paredes, una habilidad que viene derivada del sigilo para mejorar nuestra movilidad. Otro aspecto fundamental en Underworld Ascendant será nuestra interacción con el mundo, ya que en función de lo que vayamos haciendo, el mundo cambiará, lo que aumentará notablemente la rejugabilidad entre las diferentes opciones a la hora de jugar y los cambios que podremos ver en los escenarios.

Visualmente, esta demo no luce mal a nivel artístico, pero de nuevo se ve bastante verde por ahora. Todo tiene un estilo que me recuerda a los RPGs clásicos, con mazmorras, juegos de luces y sombras, etc. No es nada rompedor, pero artísticamente puede funcionar. Sin embargo, el rendimiento deja bastante que desear, algo que también tiene que ver con los equipos donde jugamos, pero que no luce tan bien como para que vaya tan a trompicones.

Underworld Ascendant

Por ahora, Underworld Ascendant pinta bastante bien, al tener un gran equipo por detrás y muy buenas ideas. Aun así, todavía toca ser cautos, ya que esta toma de contacto es demasiado preliminar como para hacerse una idea global de cómo funcionan todos los sistemas, además de estar todo demasiado verde como para querer salir este año. Sin embargo, si todo funciona, estaremos ante una verdadera joya dentro de los simuladores inmersivos, al tener por fin la tecnología actual para ofrecernos hacer casi cualquier cosa que se nos pase por la cabeza, algo que puede hacernos vivir momentos mágicos como pudimos ver en Zelda: Breath of the Wild el año pasado. Así que, si os gusta el género, atentos a Underworld Ascendant, que puede ser una gran sorpresa cuando salga a la venta en PC a finales de este 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *