Impresiones de Randal’s Monday. Humor y referencias populares para la máxima diversión

Randal's Monday

Cuando el año pasado vi Randal’s Monday por primera vez en la Gamescom, se notaba que el juego estaba muy verde, pero mostraba mucho potencial. Mucho ha llovido desde entonces, y ahora, bajo la distribución de Daedelic, los chicos de Nexxus Games han vuelto a lo grande para demostrar lo divertida que va a ser esta aventura gráfica.

Por si no conocéis el juego, básicamente nos cuenta la historia de Randal, un personaje muy egocéntrico, no muy buen amigo y egoísta. Tras una borrachera, le roba el anillo con el que se va a proponer su amigo a su novia. El problema es que dicho anillo está maldito, dejando atrapado a Randal en un lunes interminable, a lo “Día de la marmota”. Así que nuestro objetivo en la aventura es romper dicha maldición y escapar al martes, algo que todos deseamos los inicios de semana.

Para mostrar en la Gamescom, esta vez tenían la demo en inglés, donde cuentan con un doblaje de gran calibre, con Jeff Anderson como Randal, y ayudando a la localización al inglés, para que la calidad de las bromas se mantenga.

Esto es algo muy importante, ya que la base para el juego han sido las aventuras gráficas de los años 90, donde había mucho sentido del humor, y aquí lo han llevado a la enésima potencia. Eso, y las referencias a la cultura popular, habiendo guiños a cientos de juegos, series, películas, cómics y cualquier cosa que se os pase por la cabeza.

En la demo que nos mostraron, Randal va a vender el anillo de su amigo porque o consigue dinero rápidamente, o el casero le echa a la calle. Si ya en la casa de Randal abundaban las referencias, en la tienda de empeños ni digamos, con la espada de Cloud de Final Fantasy, el casco de Shredder de “Las Tortugas Ninja” y mucho más. Logra vender el anillo y conseguir el dinero, pero entonces, descubre que su amigo se ha suicidado al no tener el anillo. Para ello, se ha metido en el horno, y como en la nota de suicidio menciona a Randal de una forma poco amigable, el inspector de policía que se encarga del caso va a estar muy por encima de Randal.

Es así como empieza el ciclo de lunes infinitos, pero antes de ver cómo afecta a la historia y a la jugabilidad, nos mostraron un puzzle donde había que cruzar una azotea para activar un mecanismo. Unas palomas con malas pulgas están en nuestro camino, en una referencia clarísima a Monkey Island, donde había otros pájaros que cortaban el paso al protagonista.

Randal's Monday

Para superar a las palomas, directamente les da comida envenenada, cuando entonces sale un mensaje diciendo que ninguna paloma ha sufrido realmente… ¡porque no son más que un dibujo! Hay mucho humor de este estilo, como nos fueron enseñando en las siguientes zonas. El lunes ha pasado, y Randal se da cuenta de que algo falla. De nuevo, su amigo se suicida, pero esta vez con la licuadora, ya que el horno estaba estropeado.

Esto indica que lo que ocurre un lunes, se queda para la siguiente repetición para ciertos objetos, y es por eso que ha cambiado la forma de suicidarse. Es por eso también que Randal ya no tiene el anillo, que lo vendió. Tras despistar al dependiente de la tienda de empeños (haciéndole recoger unos refrescos altamente explosivos), descubrimos que el anillo lo compró el dependiente de la tienda de cómics, zona donde hay más de 60 referencias. Descubrimos que quiere venderlo en la convención de ciencia ficción del miércoles, pero Randal seguiría atrapado en el lunes, por lo que la forma de cambiar la convención al lunes no es otra que cambiar el cartel la palabra miércoles por la de lunes.

Así logra Randal por fin ir a la convención y recuperar el anillo, dispuesto a devolvérselo a su amigo para que la pesadilla termine. Pero por desgracia, le atracan, alargando un poco más su sufrimiento de lunes eterno.

Randal's Monday

Con este atraco terminaba la demostración de la Gamescom, mostrando un aspecto fantástico el juego. ¿Lo mejor de todo? Que solo vimos el principio, ya que la aventura durará la friolera de 20 horas. Además, estará completamente doblado al castellano con unos actores de auténtico lujo, y lo más importante, es tremendamente divertido.

Para asegurarse de que sea divertido para todos, hay dos métodos de control. El clásico, donde clickas en algo, y te salen tres opciones (conectadas todas por el condensador de fluzo), o el método actual, donde solo hay dos opciones y es todo mucho más rápido. Es algo que para los más impacientes o los que solo quieran dos opciones estará bien, pero entonces se perderán varios chistes que sí se obtienen con el método clásico.

Sin duda, los chicos de Nexxus Game Studios tienen con Randal’s Monday una auténtica joya, que cuando salga a la venta en otoño para PC y Mac, va a ser un auténtico bombazo.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *