Impresiones: demo de Yakuza 4

Ya está disponible en el store japonés la demo de Yakuza 4, nueva secuela de la saga centrada en la mafia japonesa que es una maravilla y todo un éxito de ventas en Japón, pero que en Occidente solo ha conseguido unos cuantos fans acérrimos que lo comparan con Shemnue. Todo esto ya se ha podido comprobar con la tercera entrega de la saga, que tras todo un culebrón por fin va a llegar a Occidente (aunque sin traducir). Y mientras nosotros esperamos la tercera parte en Japón van a disfrutar en breve de la cuarta, de la cual han colgado una demo que de nuevo nos ha encantado y sigue demostrando por qué esta franquicia es tan grande.

Esta demostración tiene dos partes. Una centrada en la historia y otra en la que solo combatiremos. Primero nos centraremos en la campaña, pero tranquilos, porque no hay ningún spoiler de la tercera parte por dos motivos: no controlamos a Kazuma (recordad que esta cuarta entrega tiene como novedad dividir el protagonismo entre cuatro personajes) y está en japonés, por lo que solo nos entereramos de lo que pasa cuando se puede deducir por las imágenes que vemos. Dicho esto, adentrémonos de nuevo en las calles de Japón.

La demo empieza con uno de los nuevos protagonistas (no sabemos los nombres de ninguno más aparte de Kazuma) tumbado en una especie de oficina. Recibe una llamada de teléfono de quien suponemos es su novia. Tras una bronca saldremos a la calle y nos dirigiremos al punto rojo indicado en el mapa. Por el camino nos asaltarán algunos maleantes pero no supondrán un problema. Al llegar veremos otra larga escena de vídeo (una seña de identidad de la saga) en la que un personaje con una chaqueta de béisbol habla con otros dos personajes, luego con el protagonista y cuando éste se marcha con una especie de jefe.

Tras esto volveremos a tener libertad por la ciudad (esta vez más que antes) para llegar hasta nuestro nuevo objetivo. Por el camino nos podremos meter en algunas tiendas, como los recreativos o la casa de citas. En los recreativos volveremos a tener la posibilidad de jugar a los marcianitos (aunque una versión mucho más moderna) y al típico de coger un peluche (esta vez de Super Monkey Ball) que nos dará algún que otro quebradero de cabeza por la forma del muñeco. En la casa de citas lo único que podemos hacer es pulsar todo el rato a la primera opción que nos salga, ya que no vamos a entender lo que digamos. Si por casualidad conseguimos corazones será una suerte, pero tampoco os desesperéis porque es tan solo una pequeña distracción de la misión principal.

Una vez lleguemos a nuestro objetivo (que esta vez es una especie de bar privado) saltará una nueva escena de vídeo, aparecerá el tipo de la chaqueta de béisbol y tendremos que derrotar a un jefe final. Tras hacerlo (luego comentaremos los combates) saltará cómo no otro vídeo en el que un personaje trajeado de negro aparecerá, hablará con el protagonista (que es el del traje rojo de las imágenes) y rebirá un disparo no fatal por parte del enemigo derrotado, que luego huirá. Tras esto tendremos que ir a la casa de la chica que llamó al principio. Al llegar veremos como el hombre trajeado ha disparado en la cabeza al enemigo huido, y luego él huye. Nuestro personaje se queda ahí, llega el protagonista que va vestido con una cazadora azul y una corbata, y entonces la policía nos detiene. Ahí acaba la demo, aunque como ya os hemos dicho no toméis muy en serio lo que hemos dicho del argumento, ya que está todo en japonés y son todo meras suposiciones por las escenas de vídeo.

En el modo de batalla iremos pasando por un escenario para cada uno de los personajes. El primero será el de rojo, después será el de azul, luego uno con el pelo largo y un largo abrigo y para terminar nuestro conocido Kazuma.

Como hemos comentado, una de las novedades de esta entrega es la aparición de cuatro personajes en lugar de Kazuma. Esto puede parecer algo únicamente argumental, pero también hay cambios en la jugabilidad dependiendo de a quién controlemos.

En líneas generales los combates siguen siendo igual. Si nos asaltan en la calle habrá una pequeña pantalla de carga (pero muy dinámica y nada molesta) que creará nuestra zona de batalla. Allí derrotaremos a los enemigos que salgan a nuestro paso con nuestro puños o elementos del escenario, que servirán de armas improvisadas. También se mantienen los pequeños quick time events de anteriores entregas, que dan algo de variedad a las peleas.

Sin embargo, con cada personaje los combos serán diferentes, al igual que el estilo que debemos adoptar. Por un lado el que va de rojo (o granate, como prefiráis) usará principalmente las patadas, creando unos combos muy rápidos y sencillos centrados en las piernas. Además, su movimiento especial (que se activa cuando la barra azul se llena) será el de golpear a los rivales en el suelo con una patada brutal, cosa que también podremos hacer en una barandilla.

Con el de azul lo mejor es usar contraataques, ya que al adoptar la postura de bloqueo el personaje brillará de azul durante unos segundos, y si le atacan en ese tiempo podrá esquivar el ataque y devolver el golpe. Por tanto, este protagonista no es demasiado efectivo yendo a lo bestia, aunque con algo de pericia siempre podemos seguir este camino. En cuanto al movimiento final, el que hemos usado es el de tirar a los enemigos de la azotea en la que peleamos, aunque todavía falta por ver todo su repertorio.

El del pelo largo es más bruto, y sus ataques se centran en los puñetazos y pequeñas patadas para terminar los combos. Por último Kazuma representa la balanza entre todos los estilos, y es que por algo ha sobrevivido a tantos ataque de los yakuza. Lo bueno es que sus ataques especiales siguen siendo brutales, y es que es innegable que estampar la cabeza de un enemigo con la de otro es tremendamente espectacular y divertido.

El apartado gráfico del juego parece que tendrá un nivel de calidad similar al excepcional trabajo de su anterior entrega. Sin embargo, y a falta de probar Yakuza 3 y basándonos únicamente en las demos, parece que hay pequeñas mejoras. Por un lado las escenas de vídeo siguen siendo excepcionales, mejorando incluso más las animaciones, los cinematográficos ángulos de cámara  y las increíbles expresiones faciales. En el combate las animaciones también son mejores, siendo ahora más naturales que nunca. Para rematar se han añadido efectos como la lluvia o un mejor sistema de físicas, que se puede apreciar en los objetos de las peleas y en la máquina del gancho.

El sonido sigue siendo excepcional, como ha ocurrido en toda la franquicia, y las voces, a pesar de no entenderlas al estar en japonés, son excepcionales. Y es que es envidiable el carácter que le ponen los actores japoneses únicamente en este aspecto. Luego las melodías y los efectos son muy buenas, como siempre.

En definitiva, Yakuza 4 tiene una pinta excepcional. El apartado técnico es de lujo, la jugabilidad es completa, variada y de calidad, y el argumento es, como siempre pasa en la saga, muy prometedor y seguro que de calidad. Por desgracia nos encontramos en la misma situación que el año pasado cuando probamos la demo de la tercera parte: no sabemos cuándo veremos la versión completa en Occidente. Porque por desgracia todavía no se sabe si llegará a nuestro continente, y esperamos que no tengamos que pasar por el mismo culebrón que hubo con Yakuza 3.

Por lo menos dentro de nada disfrutaremos de la tercera parte, así que lo único que podemos recomendar y esperar es que tenga éxito para que pronto podamos ver en nuestras tiendas la última entrega de esta excelente saga.

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. porfavor jente compren yakuza 3 para q sega lleva yakuza 4 a los demas continentes rapido. y por favor si lo compran q no sea segunda mano o alquilasion, esas cosas friegan las companias XD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *