Impresiones de UnMetal. ¿Y si Solid Snake fuera un cómico?

UnMetal

Como fan acérrimo de Metal Gear, le tenía muchas ganas a UnMetal, el nuevo juego de Francisco Tellez de Meneses que tan claramente parodia a la saga de Konami. Aunque todavía queda un poco para poder hablar del juego al completo (salvo que hayáis comprado la edición física para PS Vita), llevo ya varios días infiltrándome con Jesse Fox, con agujetas de mucho reír y con varios guardas noqueados sin que se enteraran, con que toca ir comentando unas impresiones finales antes del futuro análisis del juego.

En UnMetal tomamos el control del soldado Jesse Fox, que ha sido encarcelado por un crimen que no ha cometido. Como mínimo, durante los primeros compases del juego, todo se estructura como una narración por parte de Jesse de cómo acabó estrellado con un helicóptero ruso, para que así puedan los militares americanos decidir si es una amenaza, o no. Así que, estamos ante un juego construido en base a un narrador menos fiable que Revolver Ocelot, lo cual le da una seña de identidad fantástica al juego.

Básicamente, todo lo que hagamos «interesante» en el juego tendrá un comentario por parte de nuestro interrogador, atónito ante lo que Jesse le cuenta. Pueden ser elementos importantes para la trama, o eventos secundarios y totalmente opcionales, como reventar la puerta del baño donde un soldado está haciendo sus necesidades tras haberle dado papel higiénico.

UnMetal

El sentido del humor de UnMetal y esta forma de contar la historia es lo que más me está gustando, de lejos, del título. Cada diálogo me hace reír a carcajada limpia, además de llevarme las manos a la cabeza por las barbaridades que suelta Jesse Fox. Es el típico héroe de acción de las pelis de los 80, pero llevado al extremo, y me encanta.

El doblaje al castellano de todos los diálogos es uno de los motivos por los que se disfrutan tantísimo estos momentos narrativos, ya que todos los actores hacen un trabajo increíble. Hay montones de diálogos por radio, entre los guardias y para la trama principal, con que en ese sentido, Francisco Tellez de Meneses sigue apostando muy fuerte por la localización total al castellano, con excelentes resultados como en Ghost 1.0 o UnEpic.

Si el humor y estas secuencias de diálogo no fueran tan buenas y breves, entonces seguramente sí perjudicarían al ritmo del juego. Por ahora, no lo han hecho en los tres capítulos de los que puedo hablaros por el momento, por lo que espero que esto siga así durante el resto de UnMetal. Pero claro, además de reírnos, habrá que jugar, ¿no? Aquí es donde quizá el juego no brilla tanto, pero sí logra hacer muchas cosas bien.

UnMetal

Para empezar, todo está estructurado como en los Metal Gear de MSX, por lo que contamos con un aspecto visual pixel-art muy bueno, cada «casilla» del mapa es independiente a las demás, y contamos con una perspectiva casi cenital de la acción. Como Solid Snake, tendremos que usar el sigilo, lanzando monedas para distraer a los guardias, viendo sus patrullas, y noqueándolos cuando no nos vean. Si los derrotamos con sigilo, recibiremos experiencia, pero de lo contrario, entraremos en un tiroteo donde solemos tener las de perder.

Puede que Jesse Fox sea muy aguerrido y machito en su narración, pero le tiene mucha alergia al plomo, con que de unos pocos disparos seremos abatidos. Eso no quita que haya varios jefes finales bastante ingeniosos, con mecánicas propias para que no sean un «dispara hasta que su vida se vacíe». Pese a esta fragilidad, UnMetal es bastante bueno con nosotros, con checkpoints al entrar a cada pantalla del mapa, para que, si nos matan, no tengamos que repetir mucho del nivel.

Lo único que no me termina de convencer del todo es el sistema de experiencia, ya que no lo veo necesario, y nos anima a noquear a los guardias sí o sí, en vez de pasar entre ellos como una sombra sin que nos detecten. Vale que al registrarlos podemos obtener objetos importantes, pero eso no quita que la parte RPG me parezca muy artificial. Al menos, por ahora no molesta, y espero que siga así, ya que la necesidad de farmear era lo que menos me gustó del, por otro lado, excelente Ghost 1.0.

UnMetal

Todavía me queda bastante para completar las loquísimas aventuras de Jesse Fox, pero por ahora, me lo estoy pasando en grande con UnMetal. El sentido del humor es fantástico, el doblaje al castellano es impresionante, y el juego además es divertido a la hora de ponernos a los mandos.

Habrá que ver si el énfasis en el humor y los constantes cortes al interrogatorio no le pasan factura a largo plazo, pero por ahora, todo apunta a que estaremos ante otra joya de Francisco Tellez de Meneses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *