Kickstarter y sus problemas a la hora de financiar juegos

    Kickstarter 2814814-7950660595-kicks

    Kickstarter y el tema del crowfunding es ya algo muy común en el mundo de los videojuegos, al ayudar a que varios juegos de estudios independientes se puedan financiar gracias a la propia comunidad. La idea en esencia es buena: si te gusta lo que te proponen, les ayudas, por lo que solo saldrá adelante lo que quieran los usuarios.

    Sin embargo, no todo es ideal, ya que para todo lo positivo que ofrece para que salgan adelante varios juegos que de otra forma no tendríamos (y algunos realmente increíbles), hay varios problemas, y que igual eran muy evidentes para muchos, pero que he empezado a ver claramente en las últimas semanas gracias a varios proyectos actuales.

    Primero, empecemos con lo que pueden hacer los usuarios. Como cualquiera puede poner una cantidad y retirarla en cualquier momento, lo cual es lógico, sobre todo cuando te das cuenta que ese proyecto al final no va por buen camino o que incluso es una estafa, como ocurrió con Aureal. Sin embargo, también hay casos opuestos, en los que los usuarios pueden reírse en la cara de los desarrolladores con donaciones fraudulentas, lo que ha ocurrido con Dimension Drive.

    dimension-drive-wallpaper

    Para esta campaña, en las últimas horas un usuario decidió hacer una donación de 7000 euros, que hacían superar su objetivo mínimo de financiación. Sin embargo, luego retiró un poco antes esa donación, destrozando los sueños del estudio 2Awesome Studio. Sí, esto le ha dado visibilidad al juego en varios medios y les ha venido bien para el re-lanzamiento de la campaña. Sin embargo, es algo que no debería de pasar en un principio. Obviamente, quitar la opción de retirar la donación no sería la solución, ya que esa opción debería de estar ahí. Pero algo tan sencillo como dar un tiempo por el que la donación se debe de quedar fija antes de retirarla para evitar este trolleo.

    El otro problema viene de algo que me encanta, y es devolver a la actualidad varios géneros que se han quedado algo olvidados porque las distribuidoras no creen que esos géneros tienen cabida en el mercado actual. Hablo claramente de Yooka-Laylee con las plataformas en 3D de mascotas, y Bloodstained: Ritual of the Night con el regreso de los Castlevania clásicos. Ambas campañas están siendo todo un exitazo, rompiendo montones de los “stretch goals” que tenían. Y eso es genial, pero en una de las dos campañas le veo sentido que haya pasado, y no tanto en la otra.

    yooka_laylee.0.0

    Por un lado, en la campaña de Yooka-Laylee los chicos de Playtonic han esperado un tiempo en sacar esta campaña para tener algo tangible que mostrar. No solo unas imágenes, sino incluso ver el juego en movimiento, y traernos de golpe todos los recuerdos de los clásicos de PS2, Nintendo 64 y demás. En el otro espectro está Bloodstained, donde solo han mostrado un concept art de lo que esperan que sea el juego, y ya. Ahí está el problema, ya que sí, la mente pensante tras el juego hizo grandes títulos en el pasado, pero nada asegura que los pueda seguir haciendo o que pueda volver a captar su magia. ¿No habría sido mejor esperar unos meses para mostrar algo real del título para lanzar la campaña? Si no, nos encontraremos ante otro Mighty No 9, donde los concept arts lucen genial, pero el resultado no es tan mágico como se esperaba.

    Y esto nos lleva a otro problema importante: la importancia de la popularidad. Esto ocurre con todos los juegos, incluso cuando están a la venta, ya que cuanto más popular es ese juego, más venderá. Trasladado al Kickstarter, habrá más financiación para los juegos que llamen más la atención, ya sea por un motivo o por otro, muchas veces sin importar el contenido que se muestra.

    Bloodstained 1431364930-gameplay-concept

    Hay gente que si va a Kickstarter, aunque no muestre casi nada, va a lograr su objetivo de financiación casi seguro. Y sin embargo, tenemos juegos desarrollados por estudios pequeños que luchan a muerte por su proyecto, se esperan a lanzar su Kickstarter cuando realmente pueden impresionar, y aun así pasan de ellos. Casos muy claros son Formula Fusion, un sucesor espiritual de los Wipeout pero que no está teniendo tanto tirón como debería, o Umbra, una especie de Diablo con un apartado técnico increíble que aunque lleva buen ritmo, no tiene tanta visibilidad como otros juegos.

    Y estos son proyectos que muestran mucho material, que se ve que el desarrollo está muy avanzado y básicamente necesitan un empujón final para poder terminar el juego. Incluso en otros casos, nos ofrecen demos para que podamos probar el juego y veamos qué nos van a ofrecer los títulos, lo que nos ayuda a saber si financiarlos o no. Y aun así, luego va alguien con mucho caché, y sin mostrar tanto logran muchísimo más.

    Estos son ahora mismo algunos de los problemas que le veo a Kickstarter. Y vosotros, ¿qué pensáis de Kickstarter y otras plataformas similares de crowfunding?

    Entradas relacionadas:

    Comentarios

    1. Yo añadiría una ultima puntilla, en muchas ocasiones gran parte de esa falta de visibilidad o de popularidad la tienen los medios donde notas de prensa son ignoradas y dais poco apoyo a estudios pequeños que no invierten en campañas millonarias de publicidad en dichos medios, son simplemente ignorados, entonces juegos como Umbra y otros, se hunden en la ignorminia mientras juegos con un “nuevo call of duty” nos acosa hasta la saciedad ofreciendo mas de lo mismo y aportando nada o poco al mercado de los juegos.

      • Cierto, porque al final, esos son los juegos que más visitas dan y los que más se cubren, ignorando los otros en muchas ocasiones. Nosotros intentamos dar a conocer un poco de todo, tanto juegos más conocidos como otros más desconocidos, aunque seguramente nos dejaremos muchos sin comentar, ya sea por falta de tiempo o de conocimiento, pasando igual por algo algunas joyas de lo más interesantes.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *