Impresiones de la actualización 2.0 de Smash Drums. Mejorando un juego musical genial

Smash Drums

Hacia mediados de año pudimos disfrutar del genial Smash Drums, un título de PotamWorks que nos ofrecía una experiencia musical centrada en las baterías, pero desde una perspectiva totalmente arcade. El resultado fue muy efectivo, gracias a su genial mapeo de las canciones, las logradas sensaciones al tocar esta batería imaginaria cuyas partes van flotando hacia nosotros, y sobre todo, lo visualmente espectacular que resultaba.

Por eso recomendé bastante el juego en su momento, pudiendo leer todos los detalles en el análisis publicado en su momento. ¿La buena noticia? Que PotamWorks ha seguido trabajando activamente en Smash Drums, lo que ha supuesto el salto de App Lab a la tienda principal de Quest junto a un montón de novedades en la versión 2.0 del título. Así que tras reventar unos cuantos tambores y platillos, toca hacer balance de todo lo que hace bien esta gran actualización.

Lo primero que vamos a notar es que la navegación por los menús ha mejorado muchísimo. Era una de las cosas que más me molestaban del Smash Drums original, ya que la idea de usar las baterías para moverse por todos los menús es atractiva, pero poco funcional. Pues bien, desde el estudio han escuchado las críticas, y si bien han mantenido este sistema para los que lo prefieran, también han añadido un menú más propio de VR, al poder apuntar a la canción que queramos y activarla directamente. ¡Aleluya! Esto hace la navegación mucho menos engorrosa y ágil, para que estemos más tiempo jugando, que es la clave.

Esto nos lleva a otra de las grandes novedades de Smash Drums en esta actualización: ¡más canciones! Ahora disponemos de unos 30 temas, con más escenarios incluso, lo que hace del título una experiencia mucho, mucho más completa de lo que ya era antes. Estas canciones es cierto que siguen sin ser las más reconocibles del mundo, pero funcionan de maravilla para la temática rockera del título.

Además, hay una buena variedad, con temas más rápidos, otros más lentos, otros más punk, otros más de pop-rock, y así se crea un repertorio bastante bueno, donde fácilmente tendremos canciones favoritas tras pasar unas horas aporreando la batería. Eso sí, por ahora sigue sin haber noticias de soporte para temas de la comunidad, algo que le podría dar mucha vida útil al juego a largo plazo.

Lo que sin duda se lo da ahora mismo es el recién añadido modo multijugador. Aquí hasta 8 usuarios se reunirán en una zona de concierto circular gigante, pudiendo ver a nuestros compañeros tocando a nuestro alrededor cada uno desde su propio escenario. En estas partidas, podemos jugar tanto en modo cooperativo como competitivo, habiendo una zona social entre canciones donde hacer el tonto con el cuerpo incorpóreo de nuestros compañeros/rivales bateras.

Así que, Smash Drums ha crecido a lo grande con esta actualización, con nuevo contenido de calidad que nos mantendrá más horas dándole a la batería, junto a mejoras importantes a la navegación por todo este contenido. Todo lo bueno que ya tenía el juego se mantiene, así que las sensaciones al mantener el ritmo, lo visualmente espectaculares que siguen siendo los escenarios y lo rematadamente divertido que es todo es igual, habiendo refinado los elementos más problemáticos y añadido más contenido general.

Por tanto, si estabais en duda sobre dar el salto a Smash Drums, ahora es el momento perfecto. Estamos ante un título musical realmente divertido, adictivo y que aprovecha la VR a las mil maravillas. Con que agarrad los Touch Controllers como baquetas… ¡y al rock and roll!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *