Madrid Gaming Experience: Brayhir. Una aventura en la que usar el poder de la música

En la Madrid Gaming Experience no podían faltar los juegos indies nacionales, y uno que me llamó la atención fue Brayhir. No conocía la obra de Silent Road Games en absoluto, pero gracias a la ilustración que tenían en el puesto, captaron mi atención. Pensaba inicialmente que sería un título musical, pero no, ya que se trata de una aventura gráfica de estilo retro point-and-click, en la que eso sí, la música tiene muchísima importancia.

El juego se basa en el libro de “El Canto de las Valquirias”, tratando de expandir el universo de dicha obra a un nuevo medio como son los videojuegos. No conozco tampoco el libro, pero al menos, la demo nos presenta una situación bastante sencilla: nuestro protagonista (un aprendiz de mago) está colado por otra compañera, pero ésta decide irse de la escuela de magia para aprender por medio de la experiencia en el mundo real. Aunque eso signifique meterse en un montón de problemas, claro. Para evitar que la persigamos, nos encierra en la sala en la que estamos, teniendo que resolver varios puzzles para escapar.

Los diálogos son bastante divertidos, tanto entre los dos personajes, como en las observaciones que hace nuestro héroe a la hora de interactuar con los diversos objetos. La sala en la que estamos es la del director, por lo que para escapar tendremos que conseguir el violín mágico para tener un mayor poder que con nuestro violín particular, y así levantar un espadón para reventar la puerta.

Para ello, hace falta la llave de la vitrina, así que hay que buscarla. Investigando entre las cosas del director, descubrimos que guardó la llave en el golem que guarda la sala, y como está “desconectado”, nos toca crear una poción para despertarle y que nos dé la llave. El proceso de encontrar los diferentes ingredientes no es para nada complejo, sobre todo si hemos jugado previamente a alguna aventura gráfica. La gracia es que, para algunas acciones, es necesario usar uno de los hechizos del personaje, que por ahora son solo fuego y hielo.

Esto lo comprobamos cuando, tras despertar al golem, en uno de los diálogos que podemos tener con él dice que está falto de cariño, así que le lanzamos un hechizo de fuego para que no esté en el frío de la soledad. Esto hace que su personalidad cambie radicalmente, y no solo nos ayude, sino que incluso quiera ponerse a hablar de gatitos con nosotros.

Lo dicho, la demo de Brayhir no es que fuera única ni nada por el estilo si ya somos aficionados al género, pero eso no quita que fuera una propuesta muy sólida. A nivel técnico, el pixel art está muy logrado, al ofrecer una sala detallada, con elementos muy atractivos, y unos personajes claramente diferenciados. Al parecer, el juego sí que ofrecerá algo más especial más adelante, al poder usar habilidades propias de cada personaje, nuevos hechizos, y hasta tomar decisiones que alterarán el curso de varios puzzles y la trama.

Todo esto hizo que me quedara muy contento con esta toma de contacto con Brayhir, ya que aunque no sepa absolutamente nada de este universo, los personajes son bastante divertidos, los puzzles en este nivel estaban bien diseñados, y lo que está por venir suena realmente bien. Así que, habrá que estar atentos a esta aventura gráfica, que llegará a lo largo de 2018.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *