Los problemas de Xbox One y PS4

xbox

Como en todos los estrenos de nuestro tiempo, es normal que haya unidades defectuosas, al menos en los primeros lotes. Es algo totalmente normal y que, en general, no alcanzan un porcentaje demasiado alto respecto al total de unidades vendidas. Lo que sí que es cierto es que fastidia bastante esperar días, años y siglos para tener tu nueva PS4 o hacer una cola interminable para obtener tu flamante Xbox One, llegas a tu casa, abres, enciendes y…algo pasa que no funciona como debe.

Eso es lo que les ha ocurrido a algunos usuarios de PS4 primero (por orden de lanzamiento) que reportaban problemas con el encendido de la consola, llegándose a hablar de la “luz azul de la muerte”, como ya ocurriese con Xbox 360 y su círculo rojo de la muerte. También se han reportado problemas con el conector HDMI, e incluso se ha relacionado con el primero de los problemas. Sony por su parte reaccionó lanzando un complicado tutorial para solucionar el problema. Por suerte siempre están las garantías, sin que ello evite el disgusto y la desconfianza del usuario que seguramente se preguntará si no volverá a fallar en un futuro.

En cuanto a Xbox One, lanzada mucho más recientemente, empiezan a surgir los primeros defectos relacionados con el lector de discos. En el caso de Microsoft, la reacción ha sido regalar un juego a aquellos que hayan tenido que cambiar su consola por defectos de fábrica. Desde luego, los de Redmond parecen dispuestos a dar el todo por el todo en su guerra encarnizada con los japoneses. De esta forma, según informa Polygon, Microsoft estaría dando a elegir entre uno de los nuevos juegos: Forza Motorsport 5, Ryse, Zoo Tycoon y Dead Rising 3.

Por suerte, el número de unidades defectuosas tanto de un bando como de otro suele andar sobre el 1% de todos los millones de consolas que venden. Así que no tendríamos por qué preocuparnos si además están dentro de garantía. Por si acaso, recordad guardar bien el tiket.