Desconsolados

Impresiones de Warhammer: End Times Vermintide. Left 4 Dead en el universo Warhammer

Hay juegos que cuando los ves, te entran las dudas de que, por muy divertido que parezca, no sabes muy bien si será un fracaso hasta que lo pruebas. Eso es lo me pasaba con Warhammer: End Times Vermintide, y tras probarlo tengo que reconocer que ya es una de las primeras grandes sorpresas de la Gamescom 2015, pero ojo, no el único título de Warhammer que veremos en la feria.

La idea es muy simple. Coge todas las mecánicas cooperativas de Left 4 Dead pero dando más énfasis a las armas cuerpo a cuerpo y cambiando a los zombies por las ratas, ya que serán nuestras principales enemigos durante toda la aventura.

Pero ojo, que no se trata de un cambio de ambientación y ya está, porque aquí sí que habrá diferencias entre los personajes que podremos controlar. En el papel de héroes tendremos a un enano, una maga, un ladrón, un caballero y otros más. En función de a quién escojamos tendremos acceso a unas armas u otras, cada una con sus puntos fuertes y débiles.

Uno de los aspectos que recalcaron los chicos de FatShark fue que aunque las armas del enano y la maga son distintas, puede cambiar radicalmente el estilo de juego en función de las armas escogidas. Habrá unas 10 armas distintas por héroes, que potenciarán sus ataques cuerpo a cuerpo, la defensa o ciertos atributos.

Con todo ya listo es hora de saltar a la acción, algo que se hará en una pantalla de lobby muy divertida: una taberna. El líder del grupo será el que decida la misión en un mapa, y será en la propia taberna donde podremos seleccionar el equipamiento que llevaremos y prepararnos para la batalla.

En cuanto a las misiones, las habrá de dos tipos. Por un lado estarán las de la campaña, más largas y que irán contando una historia, pero no a través de escenas, sino más bien con los diálogos entre los héroes durante la acción. Luego están niveles más cortos que no tienen mucho sentido dentro de la trama, y que están pensados simplemente para divertir.

Una vez ya en la acción las similitudes de Warhammer: End Times Vermintide con Left 4 Dead son más que evidentes, pudiendo ver en todo momento la salud de nuestros compañeros o su equipamiento. Esto es muy importante, ya que como en el juego de Valve, o se juega en equipo o no se alcanzará la victoria nunca.

Porque sí, podremos abatir montones de ratas de bajo nivel, pero luego están las ratas especiales, donde la cooperación será vital. Una lanza una bomba de gas venenoso que nos puede hacer mucho daño como nos descuidemos, mientras que otra se abalanzará sobre nosotros y no dejará de atizarnos en la cabeza. La única opción de quitársela de en medio es que nos salve un compañero, y es ahí donde entra en juego el cambio entre armas de combate cuerpo a cuerpo y las de combate a distancia. Si vemos que un aliado necesita nuestra ayuda, con solo un botón cambiaremos a nuestra pistola (o equivalente) para salvarle y seguir destrozando ratas.

Pero ahí no acaban los tipos de ratas, ya que encima hay una con una gran ametralladora que arrasará todo a su paso para matar al héroe en el que se ha centrado, lo que se puede usar para que mate a varias de sus compañeras. Y la rata más peligrosa es una especia de cruce entre rata y hombre lobo, que nos podrá lanzar lejos y aguanta muchísimos golpes.
Un detalle muy curioso es que si hay una rata especial en el campo de batalla las normales se envalentonarán, pero si al final se quedan solas, intentarán huir, agazaparse en busca de piedad o hasta vi a una llamando a una puerta para poder escapar de nosotros.

Un aspecto que me ha gustado es que la posición de las ratas y los tipos que aparecerán cambian cada vez que jugamos, y se van adaptando a lo bien (o mal) que lo vayamos haciendo. Esto hará que no nos podamos aprender de memoria la posición de los enemigos y así prepararnos, lo que le dará un toque de impredecibilidad a cada fase.

Y sobre la jugabilidad en sí misma, la verdad es que es muy sólida. Los combates son muy satisfactorios y contundentes, siendo una verdadera pasada el destrozar los cráneos de las ratas. Algo interesante de las armas cuerpo a cuerpo es que si nos ponemos en posición defensiva, podemos realizar un empuje, lo que podrá quitarnos de en medio a las ratas si nos sobrepasan en número (algo muy frecuente) y tener tiempo para actuar.

Pude jugar un par de niveles con el enano y otro como la maga. Lo primero curioso del enano es que la perspectiva es más baja, por lo que las ratas parecen enormes, algo que te das cuenta con la maga que no es así. Mientras que el enano actuaba más como el tanque del grupo, haciendo más daño en el cuerpo a cuerpo y soportando más daño también, la maga tiene su particularidad en su arma a distancia. En vez de contar con munición, los hechizos irán llenando una barra, que se vacía con el tiempo o sacrificando algo de vida. Si la barra se llena explotaremos, lo cual puede llegar a beneficiarnos, al poder matar muchos enemigos, siempre que luego los aliados nos reanimen, claro.

Otro aspecto interesante es que el botín que obtengamos como recompensa es aleatorio, pero esa probabilidad es la misma para todos los jugadores, estando fijada por lo bien que lo hayamos hecho en conjunto. Las armas tienen diferentes rangos de rareza, pudiendo tener algunos atributos especiales que nos harán mejores ante situaciones concretas.

Entre esto y los efectos de las pociones, tenemos un combate que es sencillo pero que no hay que tomárselo a la ligera. Podemos morir rápidamente si nos descuidamos, y ojo que no hay puntos de control, por lo que si el equipo muere tocará empezar desde el principio.

Puede que no tenga ni idea del universo Warhammer, pero End Times Vermintide me ha gustado mucho. Es divertido, directo y puede dar muchísimas horas de diversión con nuestros amigos. En otoño lo disfrutaremos en PC, PS4 y Xbox One, y yo ya estoy deseando poder destrozar más cráneos de ratas.

Entradas relacionadas:

600