Microsoft compra ZeniMax, haciéndose con todos los estudios e IPs de Bethesda Softworks

Ojo al bombazo con el que arrancamos la tarde, ya que es de los que cuesta creerse. Microsoft ha sacado el talonario a pasear y ha comprado ZeniMax Media, que es la empresa propietaria de Bethesda Softworks. Así es, ahora Bethesda, Arkane, Machine Games y demás estudios de la compañía, junto a sus respectivas IPs, pasan a formar parte de Xbox Games Studios y al catálogo global de Microsoft.

Esto significa que Microsoft es la propietaria de licencias tan potentes como The Elder Scrolls, Fallout, WolfensteinDoom entre muchos otros, sin contar con sus desarrolladores, lo cual aumenta a 23 los estudios internos que tiene la compañía, sumando de un plumazo la friolera de 2.300 empleados. Esta compra se ha hecho por la friolera de 7.500 mil millones de dólares, asegurando que en el futuro todos los juegos de la compañía estén desde su lanzamiento en Xbox Game Pass, servicio que suma ya más de 15 millones de suscriptores. Es un movimiento sin precedentes, y todo un golpe en la mesa para que Xbox Series X/S sean todavía más atractivas ante tantísimos estudios internos, que podrán nutrir todavía más un magnífico servicio como Xbox Game Pass. Eso sí, en teoría DeathloopTokyo Ghostwire seguirán siendo exclusivos de manera temporal en PS5, lo cual va a ser curioso, cuanto menos. Con este bombazo, ¿tenéis más ganas de reservar la nueva generación que antes?

Bethesda ya piensa en la nueva generación con los anuncios de Starfield y The Elder Scrolls VI

The Elder Scrolls VI

La regla de Bethesda de presentar juegos durante el E3 que saldrán en menos de un año se rompió por dos motivos de peso: StarfieldThe Elder Scrolls VI. Los rumoreados juegos ya son oficiales, aunque este anuncio tiene varios matices a tener en cuenta. Para empezar, ambos juegos están en una etapa bastante temprana, y están siendo diseñados con la próxima generación en mente. Así que, es más que probable que no los podamos catar en PS4 y Xbox One, y mucho menos en Switch.

Por otro lado, Starfield es la primera IP nueva de Bethesda en 25 años, y trasladará el género del RPG al espacio, idea que puede quedar de lujo viendo el pedigree del estudio. Luego está The Elder Scrolls VI, que será un éxito absoluto tras lo bien que ha funcionado Skyrim, pero lo dicho, todavía tocará esperar. Hasta 2020 no creo que vayamos a ver Starfield, y apostaría que hasta el 2021 pasará lo mismo con The Elder Scrolls VI. Así que paciencia, que al menos sabemos que estos dos juegos ya están en camino.

[Leer más…]