9

WHAT THE BAT?

What The Bat VR

Hacer comedia en los videojuegos no es fácil. No sólo meter diálogos ingeniosos o referencias graciosas. Lograr que nos riamos al jugar. Ya sea por lo que nos piden hacer, o por los hilarantes resultados de nuestras acciones. De alguna forma, Triband logró esta complicada tarea al basarse en uno de los deportes más aburridos que existen: el golf. WHAT THE GOLF? es un juego desternillante, y ahora es el turno de ver si repiten su éxito con otro deporte tan soso para los no americanos como es el béisbol. ¿El giro? WHAT THE BAT? es para Realidad Virtual. ¡Estamos en mitad de las bromas!

Decid adiós a vuestros brazos, el poder agarrar cosas con las manos, y hola a los bates de béisbol. Aunque tomarse un BATido así sea muy complicado, partirnos de risa no lo es, ya que estamos ante el juego más loco, absurdo y maravilloso de la Realidad Virtual.

La vida es como una caja de BATbones

En WHAT THE BAT? nos pondremos en la piel de una joven que tiene la particularidad de tener bates de béisbol como brazos. A lo largo de los capítulos viviremos su vida, empezando por la guardería, hasta convertirnos en… ¿astronautas? No esperéis una historia profunda que cambie nuestra perspectiva de ver la vida, que aquí hemos venido por las risas. Los capítulos sirven para contextualizar un poco los niveles, de modo que uno es de las tareas del hogar. Otro se centra en nuestra etapa en el campo. No nos olvidemos cuando fuimos al museo. ¡Ah, el naufragio es una experiencia BATal inolvidable!

WHAT THE BAT
Como todos los juegazos, ¡hay pesca!

Absolutamente todo en el juego lo haremos con estos bates. ¿Seleccionar los niveles? Apretamos la bola con el bate y a jugar. Esto hace que el título sea realmente intuitivo y natural, además de no depender de las palabras. Hay muy poco texto en el juego (excelentemente traducido), al servir para nombrar los niveles usando maravillosos juegos de palabras… Y poco más.

WHAT THE BAT? logra que, sin indicadores más allá de alguno visual, sepamos siempre qué debemos hacer. Todo es natural a más no poder. ¿Escuchamos el despertador? Pues ahora tenemos un bate como mano. ¡Destrózalo! Quizá así el sueldo se nos va en relojes, pero oye, la satisfacción matutina no nos la quita nadie. ¿Hay una copa a lo lejos? Ya aprendemos en el tutorial que hay que derribarla, así que al lío.

Como ocurría en WHAT THE GOLF?, el béisbol no es más que una excusa para hacer auténticas locuras. Jugar a los bolos, al voleibol, cortar el césped, hacernos el desayuno, servir cafés… Si alguien puede hacerlo con sus manitas, nosotros también con nuestros bates. ¿La ropa sucia? Está más tiesa que la mojama, así que de un batazo a la lavadora. Luego se plancha, y nos llevamos un dinerito por ayudar a los vecinos.

WHAT THE BAT
Un pequeño BATso para el hombre, un gran BATEO para la humanidad

¿Eso es un bate o es que te alegras de verme?

Como tal, «sólo» vamos a golpear cosas con nuestros bates. Aun así, Triband logra que nos sorprendamos con cada uno de los más de 100 niveles disponibles. Tan pronto usaremos el bate para pintar, como estaremos esculpiendo una obra de arte, o incluso pescando. ¿Lavarnos los dientes? Pasta al bate, y para la boca. La imaginación del estudio para plantear nuevas situaciones es para quitarse el sombrero.

Lo mejor es que siempre vamos a esbozar una sonrisa… O directamente descojonarnos como con pocos juegos antes. WHAT THE GOLF? ya lograba este efecto, pero ahora somos nosotros los que estamos en mitad de esta absoluta locura. Somos los protagonistas de este sinsentido pero que, en el fondo, lo tiene. Porque sabremos identificar qué espera el juego de nosotros.

Pese a la inmensa variedad de niveles, la dificultad nunca llega a ser un problema. Igual tardamos dos golpes en atinar con la pelota al coco. O puede que un rayo láser nos deje mancos y nos toque reiniciar el nivel. Aun así, nunca hay frustración. Nos reímos con el resultado, pulsamos un botón y lo intentamos de nuevo. Es un proceso tan natural como rápido y directo. Que nada nos aparte de la locura que supone el juego.

WHAT THE BAT
¡No olvidéis la higiene personal!

Un Home Run de la locura

Aunque a priori podría parecer que el juego bebe mucho de lo planteado en WHAT THE GOLF?, el equipo sabe darle un giro único gracias a la VR. Tendremos que agacharnos físicamente para evitar algún peligro, mover los bates en posiciones absurdas, coger objetos, etc. Incluso cuando literalmente jugamos al golf en la consola, tenemos que usar los bates para mover el stick. Esto lo haremos bastante en el juego, con hilarantes resultados la mayoría de las veces.

¿Funciona siempre? Casi. Son muchos niveles, y no todos están a la misma altura. Algunos requieren que nos pongamos en posiciones extrañas y no demasiado cómodas, además de requerir más espacio que los demás. Mi armario es testigo de mis dotes de bateo… Y la pared. La cama también ha recibido algún golpe estos días. No ocurre siempre, pero en estas fases, cuidado con lo que tenéis a vuestro alrededor.

Otro detalle que me ha encantado es lo sorprendentemente inmersivo que resulta el juego. Los bates tienen sensación de peso al moverlos, y colisionan de forma natural con todo. Sí, las físicas están exageradas, pero funcionan para la absurdez que nos presentan. Si fuera todo «realista», nos chocaría. Porque vamos a ver, nada es normal entre nuestro amigo elefante, los gatos tomando café o nosotros ahí con los bates. ¿Cómo logran hacer algo en esta ciudad?

WHAT THE BAT
El sitio ideal para un picnic y ver la tele

Más bonito que ver a BATman sonreír

La presentación global de WHAT THE BAT? es una delicia. Todo tiene un color vibrante, formas sencillas pero simpáticas, y los animalillos son adorables. Excepto las pirañas. Os odio con todo mi alma sea el juego que sea, y aunque sean súper cartoon, me siguen dando una repelús inhumana. ¡Que encima también suenan mucho sus mordeduras! Mejor pensar en los gatitos tomando un picnic en mitad de la carretera o el perrete al que podemos acariciar. Sí, «you can bat the dog».

Cada capítulo tiene algo único en lo visual que es enternecedor, ayuda a la broma constante que es el juego, y encima se ve genial en VR. El sonido también ayuda a esa simpatía constante que derrocha el juego. La banda sonora es energética, y el tema principal es excesivamente pegadizo. Si no cantáis WHAT THE BAT? estáis muertos por dentro. Me he tirado más tiempo del necesario en los niveles con el bate-selfie tarareando y haciendo el idiota con la musiquita.

Hablando de tiempo, en unas 3-4 horas llegaremos al final, pero en los créditos prometen más niveles para el futuro, con que podremos bailar más BATchata en el futuro… Dadme cancha pero no de baloncesto, esto no es WHAT THE BASKET, que algún chiste malo hay que meter. Bromas fuera, la duración es la justa para que algo así no se nos haga pesado, aunque es cierto que un poco de rejugabilidad no le vendría mal.

WHAT THE BAT
Un flipper Arkanoid jugado con bates… ¡ver para creer!

Conclusión

Quiero lo que se ha fumado Triband para hacer WHAT THE BAT?. O los cuBATas que se han tomado. Con alguna forma de contar chistes no malos me conformo. Bromas fuera, estamos ante el juego más loco, absurdo y divertido que nos podemos encontrar para la Realidad Virtual. El equipo ya logró hacer que el golf fuera divertido, y ahora lo han conseguido con el béisbol.

Decenas y decenas de niveles para reírnos, hacer el idiota con unos bates y sorprendernos ante cada nueva locura que nos plantearán. Qué nueva broma nos dejará con el culo torcido. Y lo más importante: ¿cómo está el bate? Porque mucho preguntarse lo que es, pero nada de preocuparnos por sus sentimientos. Tantos golpes seguro que lo han dejado BATidifuso.

No puedo parar. La alegría que irradia WHAT THE BAT? es contagiosa y ahora quiero sólo quiero hacer bromas absurdas. Esa es la magia del juego. Una propuesta fantástica para asombrar a cualquiera con la Realidad Virtual, aprovechando muy bien las virtudes del medio para ofrecer la colección más absurda y maravillosamente estúpida de niveles.

9

Nos consolamos con:

  • Una locura constante
  • Variedad máxima de niveles y situaciones
  • Desternillante es quedarse cortos
  • Increíblemente intuitivo y natural a la hora de jugar

Nos desconsolamos con:

  • Pirañas. Las odio. ¿Por qué no podían ser los adorables gatitos?
  • Algún nivel donde de repente se requiere más espacio físico o adoptar alguna posición extraña
  • No es un título muy rejugable ni tampoco excesivamente largo

Análisis realizado gracias a un código de Meta Quest 2 ofrecido por Triband.

Ficha

  • Desarrollo: Triband
  • Distribución: Triband
  • Lanzamiento: 17/11/2022
  • Idioma: Textos en Castellano
  • Precio: 24,99 €

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *