9

Until You Fall

Los chicos de Schell Games nos ofrecieron uno de los mejores juegos posibles para adentrarse en la Realidad Virtual con I Expect You to Die, un Escape Room de lo más divertido donde nos convertíamos en una especie de James Bond que debía escapar de las situaciones más inverosímiles. El estudio no ha querido ir a lo seguro para su siguiente juego, pasando de los puzzles a la acción con espadas en Until You Fall.

Este rogue-lite ya ha dado alegrías a los usuarios de PC, pero tras finalizar su periodo en Early Access es la hora de que los de Oculus Quest y PSVR puedan coger las espadas para acabar con el mal. Bajo la premisa de ofrecer partidas infinitamente rejugables, varias armas con habilidades únicas y un sistema de combate que se olvida de las físicas, nos toca salvar Rokar peleando hasta que caigamos. Esto es Until You Fall.

Bienvenido a Rokar, campeón

La premisa del juego es muy sencilla: el mágico mundo de Rokar ha sido corrompido, y la buena de Agatha nos ha revivido para poder salvar el mundo. No hay mucho más que esto, ya que el argumento es más una excusa para empezar a dar espadazos que otra cosa. En este sentido, funciona muy bien, ya que la narradora nos va hablando durante todo el juego, ya que será quien nos observe y nos reviva en el santuario que sirve como base cuando nos maten. Porque claro, estamos ante un rogue-lite, con que preparaos para morir, hacernos más fuerte, aprender sobre los enemigos, avanzar otro poco más y así repetir este ciclo hasta el infinito. Ya he dicho otras veces (como con In DeathThe Persistence) que este género funciona de maravilla para la Realidad Virtual, siendo Until You Fall uno de los mejores ejemplos posibles.

El primer gran acierto del juego es su sistema de combate, que es el que más he disfrutado de todos los títulos con espada para la Realidad Virtual. En vez de basarse en físicas como prácticamente todos, Schell Games ha decidido crear un sistema de ataque y defensa propio de cualquier hack and slash que jugaríamos de manera tradicional. Básicamente, los enemigos tendrán un escudo, y hasta que no lo rompamos, no podremos reducir su vida. Para acabar con su defensa, podemos atacar de forma natural, o lo más importante, realizar bloqueos. Para ello, debemos colocar nuestro arma en el indicador que aparecerá en pantalla, sin ser un contacto físico entre nuestra espada y la del enemigo, pero se simula de una manera muy efectiva.

Esto permite que Until You Fall nos haga sentirnos como auténticos espadachines al poco de empezar a jugar, bloqueando ataques cada vez más rápidos de los enemigos, bloqueando de una manera lógica para las animaciones presentadas por los enemigos. Así que, no hay contacto físico, pero se da la ilusión de que lo hay, algo que me parece muy, muy importante. Cuando el enemigo lance algún ataque imparable, deberemos esquivarlo físicamente, por lo que sí, vamos a movernos de lo lindo para salvar Rokar.

Una vez hemos roto la defensa, podremos hacer daño si realizamos tajos en la dirección marcada en pantalla. Lo normal es que estas direcciones tengan sentido si vamos combinando los ataques con las dos armas que llevaremos, premiando nuestra fluidez con el uso de ambas espadas para realizar estos combos. Cuanto mayor sea el combo, menos tiempo tendremos para efectuar cada nuevo golpe, por lo que ser ágiles será muy importante. El número de cortes que podremos efectuar antes de que el escudo del enemigo reaparezca dependerá de nuestro límite de combo, que será una de las muchas estadísticas que deberemos ir gestionando a lo largo de cada partida. Ah, y que no se os olvide efectuar golpes amplios y fuertes, ya que así haremos más daño. ¿He dicho ya que Until You Fall nos va a hacer sudar la camiseta de tanto espadazo?

Esta combinación de ataque/defensa es increíble, ya que los duelos son siempre dinámicos y frenéticos. Cuando peleamos contra un solo oponente, nuestros reflejos serán clave, pero cuando haya un grupo de oponentes, habrá que usar también mucho la cabeza. Cómo posicionamos a los enemigos por la arena es clave para, por ejemplo, evitar los proyectiles de las magas (odio muy fuerte a esta especie de asesinas) una vez entren en acción, ya que de lo contrario, deberemos de estar defendiéndonos de un atacante al mismo tiempo que rechazamos sus proyectiles, lo cual no es nada fácil. O claro, hay que hacer que tengamos a todos los rivales en nuestro campo de visión, para que si vienen a golpearnos, no nos pillen por la espalda o en un punto ciego mientras nos centramos en uno de sus compañeros.

Otra decisión de diseño genial es que Until You Fall se centra por completo en las peleas. Cada zona es una pequeña arena de combate, teniendo que acabar con todos los enemigos para pasar a la siguiente. Al movernos, no lo haremos muy rápido, siendo esencial usar la embestida tanto para evitar ataques como para realizarlos nosotros. Para fomentar una jugabilidad ofensiva, podremos realizar un ataque con embestida al enemigo, para así empezar noqueándolo un poco, reducir su indicador de escudo, y asentar unos cuantos espadazos antes de que empiece con su combo. Por esto, no se echa en falta un método de teletransporte tradicional, habiendo además varias opciones de confort (como jugar sentado o el uso de la ya clásica «viñeta») por si alguien las necesita. Pero lo dicho, como el juego nos mete en arenas cerradas y los enemigos vendrán mucho a por nosotros, será raro que necesitemos dichas ayudas. De hecho, ni he echado en falta la posibilidad de giro suave, que es como suelo preferir jugar en VR.

Muere, aprende, vuélvete más fuerte, repite

Sí, Until You Fall nos va a hacer morder el polvo muchísimas veces, sobre todo en los primeros compases del juego. Sin embargo, con cada nueva partida aprenderemos más sobre los diferentes patrones de los enemigos, las mejores tácticas para hacerles frente cuando van acompañados, qué build nos viene mejor para nuestro estilo de juego, etc. Como en todo buen rogue-lite, habrá una progresión durante cada partida y en general, para que notemos una mejoría a lo largo de varias «runs» sucesivas. Dentro de una misma partida, esto se traduce en tener que elegir entre 3 posibles ventajas al acabar cada zona.

Estas ventajas pueden ser aumentar nuestro medidor de combo, aumentar o recuperar la salud, o lo más interesante, perks de diferentes tipos: que la habilidad especial del arma sea más potente, aumentar el daño global a costa de reducir nuestra salud, realizar más daño si realizamos golpes más amplios, etc. Es una pena que el título esté completamente en inglés, ya que conocer bien lo que hace cada habilidad es esencial si queremos tener una partida exitosa.

En cuanto a la progresión general, ésta se basará en el «Aether» que consigamos entre las partidas. Con él podremos comprar nuevas armas y mejorar las que ya tenemos. Hay una amplia selección de juguetitos, pasando por espadas, dagas, mazas, hachas o incluso guantelentes mágicos. Todas se rigen por las mismas mecánicas básicas, pero tienen ciertas peculiaridades. Por ejemplo, el tamaño del arma indica lo cerca que debemos estar del oponente para que el tajo sea efectivo, siendo más sencillo efectuar un golpe con una espada que con una daga, por ejemplo. También es clave su habilidad especial, estando algunas basadas en bloquear a los enemigos para que no nos molesten unos segundos, envenenarlos para hacer mella en su salud aunque no tengan escudo, reducir su defensa rápidamente, etc.

Luego hay otras más peculiares, como los guanteletes mágicos, que no se pueden usar para bloquear los ataques, pero sí para atacar, lanzando su habilidad con un puñetazo bien poderoso, pero a cambio, su habilidad se recarga mucho antes que con otras armas. Ya os digo que el uso de los poderes es esencial en Until You Fall, por lo que no os cortéis a la hora de usarlas, o acabaréis hechos pedazos.

Cada mejora puede aumentar el límite de combo que tiene por defecto ese arma, el número de mejoras que le podemos asignar durante una misma partida, su daño a la salud o a la armadura, etc. Por tanto, elegir bien el arma es clave para alzarnos con la victoria, porque a la hora de la verdad, pese a compartir mecánicas, ofrecen tácticas muy, muy diferentes entre sí. Personalmente, me gusta mucho el hacha para finalizar un combo, porque hace daño extra, o una espada mágica que envenena al enemigo si también finalizamos un combo con ella. Al llevar siempre dos armas, tendremos las estadísticas base de ambas espadas, que luego iremos mejorando en función de lo que nos dejen las recompensas de cada zona. Lo mejor es que notaremos muy bien el peso de cada arma gracias a las fantásticas animaciones que tienen. Otro detalle genial es lo poderoso que te sientes al invocar las espadas, casi como si fuéramos Noctis en Final Fantasy XV o muchos otros héroes similares.

Este sistema de progresión es, por tanto, fantástico para que poco a poco vayamos avanzando en las 15 zonas que duran la campaña. Cada 5 zonas, nos enfrentaremos a un poderoso jefe final, para luego pasar a una nueva región con enemigos todavía más poderosos. Es cierto que algunos enemigos se repiten, pero son más duros, atacan más rápido y presentan nuevos patrones de movimiento, por lo que realmente no se pueden usar las mismas tácticas que contra sus versiones más débiles. Notar cómo avanzamos un poco más es de las mejores sensaciones que ofrece Until You Fall, y cuando al fin logramos acabar con el maldito jefazo final (la pelea es fantástica), nos sentiremos como un auténtico Campeón.

Obviamente, eso no supondrá el final del viaje, ya que así se reiniciará la campaña para que nos podamos volver a enfrentar a los dos primeros jefes finales. Además, hay 4 niveles de dificultad, para que pongamos a prueba nuestras habilidades todavía más. En la dificultad Normal («Challenging») nos podremos encontrar un buen equilibrio para empezar a jugar, siendo una auténtica pesadilla las dos dificultades siguientes, aptas para los espadachines más expertos… Lo que también hace que cualquier victoria ahí sea todavía más satisfactoria. Eso por no mencionar los trofeos, los desafíos de la comunidad que van poniendo en el Discord oficial (no estaría mal que se mostraran dentro del juego, la verdad) o los retos que nos impongamos nosotros, por lo que sin duda, vamos a estar muchísimo tiempo en Rokar.

Un gran reto en PC, Oculus Quest y PSVR

Todo lo que he mencionado se aplica a las tres versiones de Until You Fall, ya que el juego funciona igual de bien en PC, Oculus Quest y PSVR. Sin embargo, hay varias diferencias muy claras entre las diferentes versiones. A nivel de mecánicas, está el tema de los mandos. En PC/Quest se puede usar el joystick del mando para desplazarnos, lo cual es siempre más cómodo y preciso que la opción escogida para la versión de PSVR: los botones. Aun así, los Move responden bastante bien, y el esquema de botones usados para movernos y girarnos es excelente, para que siempre estemos en control, sin tener que convertir una mano en un joystick sacrificando así su usabilidad, lo cual rompería por completo el diseño de combate del título.

Eso no quita que haya ciertas limitaciones, como que si giramos físicamente porque vemos que nos va a venir un enemigo por la derecha, podamos tapar un mando y el tracking empiece a fallar porque ya la cámara no nos detecta. Es algo propio de PSVR contra lo que nada se puede hacer, pero al menos, se puede jugar perfectamente. En ese sentido, me quedo con la versión de Oculus Quest (es a la que más he jugado desde el lanzamiento, sin contar las horas en la versión Early Access en PC), ya que el no tener cables es una maravilla, y así puedo irme a una habitación más grande que donde juego, evitando así golpear las paredes… Que me ha pasado más de una vez en varias peleas a vida o muerte. Todo con el micro-infarto de no saber si te has cargado el mando o no, claro, que esa es otra.

A nivel visual, la versión claramente superior es la de PC. El nivel de detalle en los escenarios es mucho mayor, pudiendo ver vegetación en el suelo, el viento lo mueve todo, etc. Las versiones de PSVR y Oculus Quest lucen muy, muy similares, con quizá una iluminación algo superior en PSVR, pero apenas. Se nota que ha habido recortes para que el juego funcione sin ningún tirón en ambas plataformas, pero no es algo grave, ya que la identidad visual de Until You Fall se mantiene a la perfección. El estilo de neón de todo sigue siendo sencillamente fantástico, además de seguir luciendo increíblemente bien las armas y los enemigos, que es realmente lo más importante de la experiencia.

Lo que es común a todas las versiones es el tema del sonido, que es para quitarse el sombrero. Sí, la voz de Agatha es muy buena, al igual que los diversos efectos de sonido de las armas, los bloqueos, etc. Pero lo mejor de todo es, sin lugar a dudas, la banda sonora. Los temas synthwave son una maravilla, además de motivarnos al máximo a seguir combatiendo, dar lo mejor de nosotros mismos y querer seguir intentándolo tras haber muerto de manera inevitable.

Conclusión

Los chicos de Schell Games han creado el mejor rogue-lite y el mejor sistema de combate cuerpo de la VR. Así de simple. Until You Fall es uno de los juegos más adictivos y divertidos que hay, gracias a sus fantásticas mecánicas que nos harán sentir como un espadachín de mucho nivel, gozando cada uno de los combates, probando las geniales armas, sus habilidades e intentando no morir. Cuando lo hagamos, querremos volver rápidamente al campo de batalla para vengarnos, y esta vez, lograr liberar el mundo de Rokar.

Técnicamente es soberbio gracias a una banda sonora increíble, un apartado visual vibrante que funciona genial en todas las plataformas, y una progresión muy conseguida para que notemos que siempre nos vamos haciendo más fuertes. Realmente me cuesta encontrar pegas a este juego (más allá del idioma o que igual se puede volver repetitivo en sesiones muy, muy largas), convirtiéndose en uno de esos imprescindibles de la VR que no debería faltar en la colección de todos los amantes de la acción y los espadazos.

9

Nos consolamos con:

  • Mecánicas de combate soberbias que funcionan muy bien para darnos la impresión de que somos unos espadachines increíbles
  • Visualmente genial en todas las plataformas, gracias a su gran apartado artístico
  • La banda sonora es maravillosa. Aunque no juguéis, escuchadla
  • Adictivo a más no poder

Nos desconsolamos con:

  • Solo en inglés, lo cual puede ser un problema para entender bien las habilidades o perks de las armas
  • Igual más tipos de enemigos podrían haber venido bien para aportar un poco más de variedad
  • Las hechiceras con sus proyectiles. Ojalá se mueran sufriendo muchísimo

Análisis realizado con un código proporcionado por Schell Games y una copia descargada de la Oculus Store.

Ficha

  • Desarrollo: Schell Games
  • Distribución: Schell Games
  • Lanzamiento: 29/09/2020
  • Idioma: Textos y Voces en inglés
  • Precio: 24,99 €

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *