9

TO THE TOP

To The Top

Vamos a ser sinceros: ninguno vamos a ser un superhéroe capaz de volar, pegarnos a las paredes o caer con una pose guay. Por suerte, gracias a la Realidad Virtual podemos convertirnos en uno de estos héroes. Aunque claro, antes de salir a las calles a combatir el crimen, hay que ganarse el puesto de héroe, entrenarse y ser los mejores. Esta es la premisa de TO THE TOP, un juego de plataformas y escalada para VR en el que encarnamos a unos robots superhéroes, en una simulación de entrenamiento para demostrar que somos los campeones de nuestra promoción.

La premisa puede sonar algo sencilla, pero da pie a una de las experiencias más frenéticas y divertidas que nos podemos encontrar en VR. Tras su exitoso paso el año pasado por PC, ahora es el turno de disfrutar la obra de Electric Hat Games gracias al port realizado por Panic Button. ¿Listos para saltar, caer y escalar como si no hubiera un mañana?

La premisa que os explicaba antes es todo el contexto que recibimos en TO THE TOP, ya que lo importante no es la historia ni mucho menos, sino la experiencia jugable. De forma muy resumida, podríamos considerarlo como el Mirror’s Edge de la Realidad Virtual, ya que nuestro objetivo es superar una serie de niveles en el menor tiempo posible, para así conseguir medallas con las que desbloquear más fases.

To The Top

A pesar del gran reto al que nos enfrentaremos, las mecánicas son muy, muy sencillas de entender. Con el gatillo del mando podremos agarrarnos a cualquier superficie azul del mapa, sin ningún tipo de limitación aunque la superficie esté vertical o nos agarremos literalmente al techo. Vamos, que el propio Spider-Man se sentiría orgulloso de nuestras capacidades. La gracia es que no tenemos ningún botón para caminar o andar de forma normal, por lo que solo podemos movernos mediante estas superficies, como si estuviéramos escalando en ellas.

Si nos agarramos con las dos manos y soltamos los gatillos a la vez, saltaremos hacia donde miremos. Si enlazamos varios saltos, conseguiremos momentum para aumentar la velocidad y llegar más lejos, por lo que el ritmo es importante. Estos son todos los controles principales (junto al giro, ya que en PSVR no tenemos la posibilidad de jugar a 360 grados totales como en PC), así que los niveles son los encargados de encumbrar a TO THE TOP a lo más alto, valga la redundancia.

Sobre los controles, comentar que se puede jugar con el DualShock 4, aunque es una opción que no recomiendo en absoluto. Al parecer, en PC se controla con la mirada hacia dónde “apuntamos” nuestras manos (no hay que tocar la superficie azul para agarrarnos, sino estar cerca para lanzar nuestras manos), pero en PS4 usamos el sensor del movimiento del DualShock 4, lo cual no es tan preciso como requiere TO THE TOP. Por este motivo, considero casi indispensable jugar con los Move, lo que además nos permite controlar cada mano de forma independiente, y la experiencia es muchísimo mejor.

To The Top

En los niveles nos encontraremos una gran variedad. Los primeros son más o menos básicos, habiendo un camino muy claro y casi único para ir haciéndonos con las mecánicas de escalada, salto, etc. Sin embargo, poco a poco van introduciendo nuevos elementos, como superficies móviles (como si fueran cintas transportadoras), obstáculos que nos eliminan si los tocamos, o incluso superficies que se rompen al poco de tocarlas.

Hay varias formas de “morir” en TO THE TOP, ya sea cayendo al vacío o acabando en una zona sin superficies azules. En este momento tocará volver al punto de control activado más cercano. Esto es algo instantáneo, y es un punto muy a favor del juego. Como en Trials, repetir secciones para conseguir el mejor tiempo se vuelve algo casi esencial, y volver al checkpoint o reiniciar el nivel es totalmente instantáneo, lo cual se agradece muchísimo.

Junto al objetivo de marcar el menor tiempo posible, la exploración también será muy importante, ya que hay una serie de geomas a recolectar en cada fase. Si conseguimos todos estos objetos conseguiremos una medalla, por lo que al entrar a un nivel podemos intentar luchar contra el crono, o centrarnos por completo en la exploración. Un detalle que me gusta es que no es necesario conseguir todos los objetos de una pasada, ya que se guarda el progreso obtenido, por lo que a veces incluso podemos hacer una partida mezcla de contrarreloj y de exploración. La localización de los geomas nos hará sudar de lo lindo, estando algunos muy bien escondidos o en zonas de difícil acceso. Esto es especialmente cierto con los geomas secretos, habiendo uno por nivel y que nos recompensa con una medalla de forma automática al conseguirlo.

To The Top

Esta mezcla de contrarreloj y exploración es fantástica, creando un ciclo de juego muy adictivo, ya que siempre querremos conseguir todas las medallas para desbloquear más niveles, y volver a picarnos. Hay más de 30 fases, repartidas en los grupos “Fácil”, “Normal”, “Difícil” y “Especial”. Esos nombres son representativos de la dificultad, que está muy bien medida para que no haya picos de dificultad ni nada por el estilo.

Lo mejor de TO THE TOP es sencillamente cómo se combinan sus sencillas mecánicas con unos niveles sencillamente brillantes. Hay auténticas locuras de fases, como saltar de camión en camión en movimiento por el desierto, explorar una habitación gigantesca de un niño pequeño usando sus juguetes para desplazarnos, o incluso escalar un robot gigante en movimiento. Las sorpresas son constantes, ya sea por el escenario en sí mismo, la colocación de las plataformas, el desafío que nos planteen o las nuevas mecánicas que introduzcan. Para quitarse el sombrero ante los desarrolladores, porque han hecho un trabajo fantástico con el diseño de los niveles.

Para desbloquear todos los niveles del juego necesitaremos 78 medallas, por lo que tardaremos un tiempo en conseguirlas y además perfeccionar el paso por cada nivel. Esto ya nos deja un juego bastante completo en modo individual, pero además hay un modo online adicional a las tablas de tiempo. En este modo podremos cooperar o competir por superar tiempos con otros usuarios en los niveles de la campaña. O si lo preferimos, podemos centrarnos en una especie de fútbol en el que, al llevar la pelota, “perdemos” el uso de una mano, por lo que no podemos saltar. Por tanto, TO THE TOP es un juego increíblemente completo, rejugable, y sobre todo, adictivo.

A nivel técnico, lo primero que quiero comentar de TO THE TOP es lo bien que está pensado para marear lo menos posible. No os voy a engañar: estamos saltando, girando, cayéndonos o moviéndonos a toda pastilla, por lo que los que se marean con facilidad lo pueden llegar a pasar mal. Sin embargo, hay bastantes opciones de confort para evitarlo en la medida de lo posible, como giro por grados o la presencia de “blinders” para proporcionar una visión de túnel al movernos rápidamente. Todo se puede ajustar según nuestras preferencias, lo cual es de agradecer, ya que no todos los juegos dan tantas opciones.

Dicho esto, estamos ante un juego que entra por los ojos. No porque ofrezca escenarios súper detallados, sino por su cuidado apartado artístico. La mayor parte de los escenarios ofrecen texturas bastante planas o simples, para así destacar siempre las superficies con las que podemos interactuar, como ocurre en Mirror’s Edge. Lo más impresionante es la escala de los escenarios, siendo gigantescos y algunos te dejan con la boca abierta. Además, hay varios elementos muy interesantes, como algunos animales en plan low-poly y muchos elementos más. Por tanto, el estilo recuerda bastante al de ClusterTruck (otro plataformas en primera persona muy loco), pero ofreciendo un mayor nivel de detalle en los escenarios, algo que funciona de maravilla en VR. Por supuesto, todo se mueve de forma muy fluida, logrando una gran sensación de velocidad, y todo con una gran nitidez, lo cual es siempre importante.

Lo que no me ha gustado de los gráficos es que las pantallas de carga son en plano. Por tanto, el juego salta constantemente de VR a plano cuando pasamos de una fase a otra, algo que molesta un poco, ya que siempre tenemos que ver el clásico círculo de cambio de visualización con cada cambio.

En el apartado sonoro, lo más destacable es la música. Los temas que escucharemos mientras jugamos pertenecen al género electrónico, y le sientan de maravilla a TO THE TOP. La principal pega que le puedo poner a este apartado es que no haya más canciones, ya que en sesiones largas no es raro volver a escuchar la misma canción varias veces. También me topé con algún momento dentro de un nivel largo en el que la música dejó de sonar, pero no es nada habitual. Los efectos acompañan muy bien, para que sintamos que estamos dentro de este mundo virtual pegando saltos sin parar.

To The Top

Conclusión

Por si no se ha notado, TO THE TOP me ha encantado. El género de las plataformas es mi favorito, y Mirror’s Edge me enamoró en su momento. Pues bien, este podría ser el equivalente en Realidad Virtual, pero llevando su locura y frenetismo un paso más allá. Aquí no tenemos una historia ni enemigos, sino que estamos nosotros y unos increíbles niveles llenos de saltos, escaladas y obstáculos para ponernos a prueba. El diseño de niveles es brillante, la curva de dificultad está muy bien ajustada, técnicamente el juego es pasada y es sorprendente lo adictivo y rejugable que resulta mientras luchamos por los mejores tiempos o encontramos todos los geomas. La experiencia al jugar no se queda atrás, siendo indescriptible lo espectacular que resulta deslizarnos por el mapa, pegar un gran salto para agarrarnos en el último momento o movernos por las plataformas del techo.

Por tanto, si os gustan las plataformas y ya tenéis cierta experiencia en VR para evitar mareos, TO THE TOP se convierte por méritos propios en uno de los imprescindibles de los dispositivos de Realidad Virtual.

9

Nos consolamos con:

  • Diseño de niveles increíble
  • Mecánicas muy sencillas pero versátiles
  • Gran variedad de niveles, con una curva de dificultad genial y sorpresas constantes
  • La música es genial…

Nos desconsolamos con:

  • … Aunque hay pocos temas
  • Jugar con el DualShock 4 no es satisfactorio ni recomendable
  • No tener experiencia en VR como para soportar tanto frenetismo

Ficha

  • Desarrollo: Electric Hat Games/Panic Button
  • Distribución: Panic Button
  • Lanzamiento: PS4: 29/05/2018 - PC: 18/05/2017
  • Dispositivo VR usado: PS VR
  • Idioma: Textos en Castellano
  • Precio: 24.99 €

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *