9

Synth Riders – PSVR

Synth Riders

Cuando analicé hace unos años Synth Riders en Oculus Quest, me divertí bastante, pero no me llegó a llenar como otros juegos musicales. Por suerte, los chicos de Kluge Interactive no han dejado de mejorar el título, ofreciendo gráficos más detallados en Quest, montones de canciones oficiales tanto gratuitas como de pago, e incluso experiencias que están entre lo mejor que nos podemos encontrar en Realidad Virtual.

Todo esto junto a una creciente comunidad que no para de sacar nuevas canciones geniales, y que han terminado que aprecie más y más el título. Así que, tenía ganas de volver a escribir sobre Synth Riders, siendo el lanzamiento de la versión para PSVR la excusa perfecta para hacerlo. Tras su paso por PC y Oculus Quest, ¿qué tal funcionarán los bailoteos de estilo synth en el visor de Sony? Coged los PS Move, ¡que es la hora de descubrirlo!

A nivel de mecánicas, Synth Riders no ha cambiado en estos años, ya que tampoco lo ha necesitado. En una mano tenemos una esfera rosa, y en la otra una azul. Simplemente tenemos que golpear las esferas que vengan a nosotros con la mano del color adecuado. Vamos, lo típico de los juegos musicales de VR, pero hay ciertos elementos que le dan un mayor dinamismo.

Synth Riders

Cuando las esferas son amarillas, tenemos que golpearlas con las dos manos juntas, mientras que si son verdes, tendremos que completar esa serie con una única mano, la que nosotros queramos. Además, habrá muros a esquivar, y algunas notas tendrán una línea que debemos seguir para completarla al máximo.

Es la combinación de todos estos elementos junto a los mapas como tal lo que hace grande a Synth Riders, ya que al mover los brazos y esquivar obstáculos, sentiremos que estamos bailando. Es más, este es uno de los juegos donde más siento el ritmo de las canciones y donde más me animo a bailar de forma libre mientras que sigo las notas de colores, ya que el juego nos da cierta libertad que otros títulos no. Así que, es fácil ver que empezamos a «doblarnos» o hacer el tonto mientras jugamos. ¿Es necesario? ¡En absoluto! Pero eso lo hace todo muchísimo más divertido.

Además, el «surfear» las notas es sencillamente increíble, dando una movilidad a nuestros brazos que ningún otro juego musical de VR nos brinda. De nuevo, esto es algo muy personal, pero me encanta hacer los movimientos de una manera muy amplia, acompañando muchas veces este movimiento con las piernas, para así bailar sin parar. Por comparar, en Beat Saber en las dificultades más altas no tienes ni un momento de respiro, pero aquí, gracias a los patrones de notas, sientes que bailas y tienes esa ligera libertad para añadir tu estilo libre al bailoteo, lo cual es algo que me encanta, además de darle una identidad muy única al título.

Synth Riders

Todo esto se aplica a todas las versiones de Synth Riders, incluida la de PSVR. El control con los PS Move es excelente, al ofrecer una gran precisión. Eso sí, entre el cable y tener que estar siempre a la vista de la PS Camera, igual algunos movimientos pueden hacer que el tracking se vaya a la porra si nos «flipamos» un poco como comentaba antes. Limitaciones de este visor que, esperemos, desaparezcan en el esperado PSVR 2.

Dicho esto, en PSVR contamos de lanzamiento con unas 80 canciones. 55 vienen de serie, mientras que las demás son de pago. Es decir, contamos con el mismo contenido que en las demás versiones. Como es de esperar, por las limitaciones de Sony, no es posible añadir mapas de la comunidad. Esto hace que automáticamente esta versión sea algo inferior a la de Oculus Quest y PC, pero no se puede evitar esto. Lo importante es que, con el contenido oficial, tenemos juego para rato, al ser de los títulos musicales más completos de PSVR a nivel puramente de números. Solamente Deemo Reborn tiene más temas por defecto y al sumar el DLC de pago, pero ahí son más cortos, por lo que se equilibra la balanza.

Entre los temas (aquí tenéis la playlist en Spotify), tenemos muchos de puro synthwave que me encantan («End of the Night» y «Tonight» son de mis favoritos), junto a una buena dosis de electro swing y música más electrónica. El resultado es una tracklist bastante variada, llena de temazos, y con múltiples dificultades para disfrutarlos en función de nuestra habilidad.

Hablando de formas de jugar, podemos añadir bastantes modificadores. El más básico consiste en cambiar la puntuación de precisión a fuerza, lo cual puede venir de perlas si queremos hacer algo más de ejercicio «pegando» fuerte a las notas. El otro gran modificador que me encanta es el que añade la posibilidad de jugar en modo 90º (en PC y Quest se puede hasta 360º) en todas las canciones del título. Es una de las mejores características de Synth Riders (funciona incluso con las canciones de la comunidad), al poder regular incluso la intensidad de los giros que tendremos durante la canción.

Pese a no ser mapas hechos a mano pensados para ir rotando, funcionan realmente bien, y fácilmente puede convertirse en una de vuestras maneras favoritas de jugar. Junto a estos grandes modificadores tenemos otros menores, como cambiar la forma de las notas, el tamaño, su velocidad, el color, etc. Podemos crear perfiles con las combinaciones de modificadores que queramos, y así ir cambiando fácilmente entre nuestros favoritos.

Hablando de favoritos, también se pueden crear playlist personalizadas para acceder antes a nuestras canciones, y teniendo en cuenta el ritmo con el que se van añadiendo nuevos temas, es algo que viene de perlas, incluso sólo con las canciones oficiales.

Synth Riders

Todo esto es común a todas las versiones, habiendo otro elemento (junto a las mencionadas canciones de la comunidad) que se ha quedado por el camino en el salto a PSVR: el multijugador. De lanzamiento no estará disponible, pero sí se añadirá en el futuro mediante una actualización gratuita. En principio, será un multijugador Cross-Play, aunque ahora mismo, las tablas de puntuación no lo son (lo que me está permitiendo copar los puestos más altos ahora mismo, para qué engañarnos), con que habrá que esperar para ver cómo nos llega esta genial funcionalidad.

Para que os hagáis una idea, no solo competimos a la vez con otros usuarios, sino que también hay un modo para lanzarnos «puñetas» mediante power-ups, por lo que el multijugador es una fuente genial de diversión en Synth Riders.

Finalmente, toca hablar de los aspectos técnicos. Aquí Kluge Interactive ha hecho un trabajo genial, manteniendo la misma calidad vista en PC. Esto se traduce en unos escenarios dinámicos bastante espectaculares y bastantes partículas, que hacen las partidas realmente vistosas. Esto se lleva a su máxima expresión en las tres experiencias que hay disponibles en este momento dentro de los DLCs de pago. Aquí directamente vivimos un videoclip psicodélico, que no me cansaré de repetir, sigue siendo de lo más increíble que he vivido nunca en la Realidad Virtual.

La única «pega» viene por una limitación del visor: la resolución. Se nota que la imagen es menos nítida que en PC o incluso en Oculus Quest 2. Un parche para aumentar la resolución en PS5 (como hacen Fracked, Blood & Truth o No Man’s Sky entre otros) ayudaría mucho en este aspecto.

Synth Riders

Conclusión

Los usuarios de PSVR por fin pueden disfrutar del mejor juego musical de la Realidad Virtual con una adaptación fantástica en todos sus apartados. Y sí, no exagero al decir que es el mejor, o al menos, se ha convertido en mi favorito a lo largo de estos últimos años.

La forma de plasmar la música y hacernos bailar es algo que hace totalmente único a Synth Riders, dándonos libertad pero fijándonos unos patrones a seguir al mismo tiempo. Todo acompañado de un apartado técnico de escándalo (las experiencias son para no creérselo), un gran repertorio de canciones, un mapeado de las canciones perfecto y múltiples opciones de personalización.

Si encima estáis jugando en PC u Oculus Quest, el soporte nativo de canciones de la comunidad (aquí tenéis el enlace con los cientos de temas disponibles) y el multijugador (que llegará más adelante a PSVR) hacen que estemos ante un título totalmente infinito.

Volviendo a PSVR, aunque no tengamos estas canciones extra, el repertorio oficial es más que suficiente para estar horas y horas bailando en este juego que es todo un imprescindible para los amantes de los juegos musicales, independientemente de la plataforma en la que nos encontremos.

9

Nos consolamos con:

  • Los PS Move funcionan de maravilla en el juego
  • Gran repertorio de canciones a un precio muy ajustado
  • Mapeado de los temas perfectos para que bailemos sin parar
  • Las canciones-experiencia son de lo mejor que podemos vivir en Realidad Virtual

Nos desconsolamos con:

  • Un parche para aumentar la resolución en PS5 le vendría de lujo
  • No contar con el multijugador de lanzamiento
  • La falta de canciones de la comunidad por la política de Sony

Análisis realizado gracias a un código para PS4 usado en PS5 ofrecido por PR Outreach.

Ficha

  • Desarrollo: Kluge Interactive
  • Distribución: Kluge Interactive
  • Lanzamiento: 10/08/2021
  • Idioma: Textos en Inglés
  • Precio: Juego base: 24,99 € - Versión con todos los DLCs: 49,99 €

Comentarios

  1. Saludos

    Ahora hay un descuento del 20% para este juego si tienes el PLUS.

    Mi pregunta es, merece la pena pagar el pack completo?. El juego base de 55 canciones sale a 20 euros, pero el pack completo a 44 euros incluyendo las 25 canciones extra.

    Cuesta pagar más que el juego por esos temas extra, pero según el análisis, sólo las experiencias están en los DLC’s de pago?

    Saludos y gracias por el análisis

    • Hola! Personalmente, sí creo que merece la pena, porque las canciones extra son muy, muy buenas. Lo bueno es eso, que si no quieres hacer el desembolso extra, tienes un montón de contenido de base.

      Y sí, las experiencias sólo son DLCs. Si únicamente quieres las experiencias, puedes comprarlas por separad, costando unos 3 € cada canción. Así que ya a gusto del consumidor como se suele decir 😉

      Y no hay de qué! Encantado de traer estos análisis de VR 😀

      • Muchas gracias Luis.
        Creo que aprovecharé el descuento que hay hora y me agenciaré con el pack completo. Como bien dices puedes comprar canciones o packs sueltos pero después te puede salir más caro si los quieres todos.

        Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *