5

Soulpath: The Final Journey

Soulpath The Final Journey

La vida está llena de diferentes emociones, y al explorar cada una, vamos formando nuestra identidad, temperamento y nuestra persona como tal. Por eso, una colección de minijuegos que exploren esta temática al ofrecer pruebas centradas en varias emociones suena bastante bien, sobre todo cuando se trata de vivir un viaje onírico por medio de la Realidad Virtual.

Ese es el objetivo de Soulpath: The Final Journey, título desarrollado por The Game Forger, y que llegó hace poco a Steam. Así que, tras empezar este viaje virtual con influencias claramente budistas, toca agarrar nuestros mandos para interactuar con las diversas emociones. Porque sí, los minijuegos son algo manidos en VR, pero si están bien y se plantean desde una perspectiva única, pueden funcionar muy bien. ¿Habrá sido este el caso, o solo sentiremos la emoción de la decepción?

Aunque hay cierta unión entre los diferentes minijuegos por cómo accedemos a ellos desde una gran estatua con 9 cristales, realmente no hay una historia en Soulpath: The Final Journey. La premisa es que hemos muerto, y nuestro alma tiene que recordar 9 emociones para estar completa y poder avanzar. Esto nos lo explican al inicio del juego y de cada uno de los minijuegos, con una voz en off en español, algo que siempre se agradece por ser tan raro de encontrar en Realidad Virtual.

Soulpath The Final Journey

De este modo, habrá minijuegos relacionados con la nostalgia, la rabia, el miedo o la felicidad entre otros. Para desbloquearlos, tendremos que completar el nivel más bajo de cada minijuego, habiendo 3 niveles de dificultad para cada una de las pruebas. Así que, realmente hay 18 pruebas, lo cual no es excesivamente mucho, como os podréis imaginar, ya que Soulpath: The Final Journey no es el juego más completo del mundo.

En cada minijuego tendremos una tarea diferente. En uno deberemos lanzar objetos contra una jaula de cristal para mostrar nuestra furia, mientras que en otro deberemos demostrar nuestra relajación por medio de movimientos de Tai-Chi. Lo bueno es que son todos bastante variados entre sí, pero lo malo es que hay algunos que sencillamente no funcionan.

Empezando por los positivos, los que se centran en usar nuestras propias manos, como el mencionado de Tai-Chi, o en el que llevamos una raqueta para golpear unas pelotas, son divertidos y/o relajantes, en función del caso. Aquí todo es más natural, al sentir que tenemos el control absoluto. No es necesariamente porque usemos nuestras manos, sino porque la forma de interactuar con el mundo es «realista». Incluso un minijuego donde destruimos temores y esquivamos cosas positivas todo funciona bastante bien.

Soulpath The Final Journey

El problema está, básicamente, cuando tenemos que agarrar objetos, y sobre todo, lanzarlos. En casi todo momento, Soulpath: The Final Journey nos coloca una especie de varitas en las manos, y esto se aplica para las pruebas de lanzar cosas. En vez de «seleccionarlas» desde lejos para luego llevarlas a nuestras manos, cogeremos todo con la «varita», por lo que no podemos hacer un gesto tan natural como el de lanzar un objeto, al no tener nada en la mano.

En su lugar, tenemos que tener en cuenta el «hilo» que conecta la varita con el objeto, lo cual no es natural, y sobre todo, es muy, muy impreciso. Un minijuego nos hace lanzar objetos contra un círculo lejano que se va moviendo, y es de lejos el que más me ha costado, porque nunca lograba tener un mínimo de precisión en el lanzamiento.

Estas pruebas no son las únicas que fallan, ya que otra donde inclinamos un escenario para hacer mover una bola logra ser bastante frustrante. Como tal tenemos cierto nivel de precisión, pero hay obstáculos varios que debemos esquivar en nuestro camino a la meta. En vez de dejarnos reintentarlo automáticamente al tocar una trampa, nos lleva el juego al menú del minijuego, debemos volver a seleccionar la fase, y empezar. Todo con las transiciones que hay de por medio, lo cual molesta muchísimo, y precisamente no se centra esa prueba en la ira que tendremos cuando nos ocurra por décima vez.

Soulpath The Final Journey

Otra pega obvia es que no hay leaderboards, puntuaciones ni nada que nos motiven a intentar mejorar en los minijuegos. Sí, hay tres niveles de dificultad, pero no cambiará mucho lo que haremos en cada uno de ellos, por lo que Soulpath: The Final Journey se queda como un título algo cojo en cuanto a contenido.

Es una pena, porque visualmente, The Game Forger ha hecho un trabajo excelente. Cada minijuego tiene un estilo muy propio, y que sí pega muy bien con la emoción que quieren representar. El minijuego que es de alegría nos traslada a una especie de circo, mientras que en la ira estaremos rodeados de llamas, para pasar por la serenidad del Tai-Chi por una montaña con tonos de colores bastante calmados. Todo con un buen rendimiento y un nivel de detalle en los escenarios.

El sonido también está bastante bien, ofreciendo buenos efectos sonoros y una banda sonora funcional, pero efectiva. La voz en off no es que sea de gran calidad, pero al menos cumple su propósito.

Soulpath The Final Journey

Conclusión

Me da pena decir esto, pero Soulpath: The Final Journey no es un buen juego. No por ser una colección de minijuegos, ya que cuando se hacen bien, pueden dar lugar a un juego divertido, sobre todo cuando hablamos de la VR donde simplemente tirar objetos puede llegar a ser de lo más divertido.

El problema está en que una buena parte de estas pruebas directamente no funcionan, y las que lo hacen, no pasan de entretenidas. Al tener sólo 3 niveles de dificultad para cada una, la balanza se inclina hacia la parte negativa. Porque da igual la emoción que quieran representar con esa prueba: si te aburres o te frustras, claramente hay algo que falla.

Es una pena, porque me encantaría ver triunfar todos los juegos nacionales, sobre todo cuando hay detrás un apartado técnico bastante potente, y esta idea para ofrecer minijuegos tiene potencial. Así que, si buscáis minijuegos en VR, hay opciones muchísimo mejores que esta.

5

Nos consolamos con:

  • Técnicamente bastante potente
  • Algunos minijuegos llegan a funcionar bastante bien, como el del Tai-chi
  • Buena idea para ofrecer una recopilación de minijuegos

Nos desconsolamos con:

  • El lanzamiento de objetos es desastroso
  • Muy poco contenido
  • La mayoría de minijuegos terminan por ser frustrantes

Análisis realizado gracias a un código de descarga para Steam ofrecido por The Game Forger.

Ficha

  • Desarrollo: The Game Forger
  • Distribución: The Game Forger
  • Lanzamiento: 09/07/2021
  • Dispositivo VR usado: Oculus Rift S
  • Idioma: Textos y Voces en Castellano
  • Precio: 9 €

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *