8

Solaris: Offworld Combat – PSVR

Solaris Offworld Combat

Si hay un estilo de shooter que me gusta, ese es el frenético, rápido y donde se puede morir, pero también volver a la acción rápidamente. Por eso, aunque Firewall: Zero Hour, Onward son geniales, me tiran mucho más las propuestas como Contractors, Alvo o el juego que hoy nos ocupa, Solaris: Offworld Combat. En su lanzamiento para dispositivos Oculus, la obra de First Contact Entertainment me enganchó, al ofrecer lo más parecido que había a un arena shooter clásico.

Por desgracia, tenía un problema muy claro: la falta de contenido y de opciones básicas. Desde entonces, el equipo ha ido añadiendo estas mejoras y más «chicha» al juego, mientras que trabajaban en las nuevas versiones para que más usuarios pudieran disfrutar de su obra. Así que, aprovechando el lanzamiento en PSVR, es la hora de volver al Holo-Campo de batalla para comprobar si Solaris: Offworld Combat sigue teniendo un lugar en la escena multijugador de la VR con su nueva versión para PSVR.

Como con otros lanzamientos en otros visores, en este análisis me quiero centrar sobre todo en las novedades que han llegado de la mano de esta versión. Por lo que, la estructura básica del juego la explico con más detalle en su análisis original, que podéis leer desde este enlace. En resumidas cuentas, Solaris: Offworld Combat es un shooter exclusivamente multijugador, donde tenemos un modo de juego similar a «Rey de la Colina», pero con una zona a conquistar que se va moviendo por el mapa cada pocos segundos.

Solaris Offworld Combat

Ahora en PSVR, este sigue siendo el único modo de juego disponible, pero hay bastantes añadidos que hacen que el juego no parezca ya tan Early Access. Para empezar, ahora podemos juntarnos en un escuadrón con nuestros amigos, que era algo que se echaba muy en falta cuando se lanzó el título.

Además, cuando empezamos una partida y no hay 8 jugadores, no estamos parados esperando, sino que participamos en una partida de calentamiento donde matarnos sin ninguna restricción. Estaría bien que consiguiéramos también experiencia por lo que hagamos en estas fases de calentamiento, pero sin duda, es mucho más dinámico que mirarnos las caras virtuales hasta que nos dejen empezar a jugar. De paso, así podemos familiarizarnos con el mapa en caso de que sea la primera vez que juguemos en él, con que son dos mejoras ya muy significativas. Como actualmente hay una buena comunidad de usuarios (haber lanzado el juego a poco más de 12 € por la oferta de lanzamiento ha sido todo un acierto), no tardamos mucho en encontrar partida (pero es algo variante), aunque a veces las rondas de calentamiento duran más de la cuenta, siendo a veces recomendable salir y buscar una nueva partida. Quizá el matchmaking tiene algún problema para llenar estos encuentros, pero por lo general, funciona bastante bien.

Para motivarnos a seguir jugando, ahora Solaris: Offworld Combat nos ofrece desafíos, para conseguir bonificaciones de experiencia o skins adicionales. Puede que no parezca mucho, pero estas mejoras hacen que la experiencia global del título sea muy superior a la vivida en el lanzamiento, algo que se aplica ahora en PSVR y también en Oculus, claro.

Solaris Offworld Combat

En cuanto al contenido, tenemos un poco más también. Se ha añadido un mapa completamente nuevo que me gusta mucho, al consistir en 3 zonas que se interconectan por teletransportadores y por pasillos, por lo que a medida que la zona se va moviendo, tenemos tres vías siempre que cubrir, por lo que cuando defendemos siempre estamos en tensión, mientras que al atacar siempre tenemos tácticas a nuestra disposición.

En cuanto al armamento, se ha añadido la escopeta, que se ha convertido en mi arma favorita de Solaris: Offworld Combat. Así, tenemos ya la pistola básica, el fusil de asalto, el lanzagranadas, el lanzacohetes y la escopeta. No es el arsenal más amplio del mundo, pero funciona gracias a lo frenéticas que son las partidas.

Por desgracia, esas son todas las novedades, ya que no hay muchas skins adicionales para personalizar a nuestro personaje, lo que sigue haciendo que la progresión sea algo bastante básico. Por tanto, seguimos con un área en el que First Contact Entertainment tiene que seguir mejorando de cara al futuro, tal y como han prometido.

Solaris Offworld Combat

Pese a estas novedades, el núcleo de Solaris: Offworld Combat sigue siendo el mismo, y me sigue encantando. En PSVR se juega increíblemente bien tanto con el Aim Controller (la mejor opción) como con el Dualshock 4 (mucho más preciso de lo que me esperaba), sin que haya opción para usar los Move. Personalmente, creo que es lo mejor, ya que ante tanta velocidad, es mejor tener control con joystick que con el método que toque en el juego con los Move.

El ritmo de las partidas me sigue encantando, al tener que ir moviéndonos a toda velocidad, deslizándonos para coger el escudo o las nuevas armas, para luego ir a las zonas a capturar para liarnos a tiros. Mataremos, nos matarán, reapareceremos a los pocos segundos, y así constantemente. Los puntos de reaparición los he notado algo mejor desde el lanzamiento, aunque a veces sí que nos podemos encontrar frente a frente con otros jugadores.

A nivel técnico, la versión de PSVR de Solaris: Offworld Combat es claramente superior a la de Oculus Quest, estando bastante cerca de lo visto en PC. Es cierto que el estilo visual minimalista puede no gustar a todo el mundo, ya que no crea mapas distintivos de un primer vistazo, pero personalmente, me atrae por su parecido a TRON. El sonido sí ha mejorado para todas las versiones, al poner más énfasis en la banda sonora, con unos temas muy cañeros que añaden más tensión a las partidas cuando estamos defendiendo o se acerca el final del encuentro.

Solaris Offworld Combat

Conclusión

En su lanzamiento en Oculus, pese a la falta de contenido y características, Solaris: Offworld Combat ya me gustó muchísimo, con que en PSVR se repite la misma historia. Lo bueno es que ahora, el juego es mucho más robusto en todos sus apartados, con ya las funcionalidades básicas que siempre se deben pedir en todo título multijugador, y con algo más de contenido.

¿Se siguen echando en falta más mapas y opciones de personalización? Desde luego, ya que el contenido sigue siendo la mayor lacra del título. Igualmente, estaría bien que se añadiera pronto la opción de Cross-Play entre las diferentes plataformas (todavía no tiene fecha para la implementación) para aumentar todavía más el número de usuarios y que encontrar partida sea más sencillo.

Quitando esos dos puntos, sigo recomendando Solaris: Offworld Combat en PSVR tanto como en Oculus, o incluso más. Realmente sólo hay otras dos opciones viables dentro de los FPS multijugador en PSVR (Alvo y Firewall: Zero Hour), encontrándonos aquí algo diferente a ambos e igual de complementario. Si First Contact Entertainment puede seguir mejorando y ampliando el título a buen ritmo, entonces Solaris: Offworld Combat se mantendrá durante mucho tiempo como el referente de los arena shooter para Realidad Virtual.

8

Nos consolamos con:

  • Genial uso del Aim Controller y hasta del Dualshock 4 para apuntar con las armas
  • Las mejoras que ha ido recibiendo el juego desde su lanzamiento han mejorado notablemente la experiencia global
  • El cuarto mapa del título es genial en cuanto a diseño
  • Las partidas son frenéticas y divertidas a más no poder

Nos desconsolamos con:

  • Todavía no se ha implementado el Cross-Play
  • Momentos en los que las rondas de calentamiento se alargan hasta el infinito
  • Se sigue echando en falta más contenido

Análisis realizado gracias a una copia comprada en la PS Store.

Ficha

  • Desarrollo: First Contact Entertainment
  • Distribución: Digital: First Contact Entertainment - Físico: Perp Games/Tesura Games
  • Lanzamiento: Digital: 18/05/2021 - Físico: 25/06/2021 - Próximamente: Steam
  • Idioma: Textos en Castellano y Voces en Inglés
  • Precio: 24,99 €

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *