8

Sherlock Holmes: Chapter One

Sherlock Holmes Chapter One

Desde Frogwares llevan años ofreciéndonos títulos de Sherlock Holmes, y a medida que le han ido cogiendo el punto al personaje, también ha ido creciendo su ambición. Por eso se adentraron en el mundo abierto con The Sinking City, algo que pretenden repetir con su último trabajo, Sherlock Holmes: Chapter One.

Con la idea de mostrarnos los orígenes del detective más famoso de la literatura (con permiso de Hercules Poirot, claro), ha llegado el momento de seguir a un Holmes joven mientras investiga su caso más personal… ¡Y sin la ayuda del Doctor Watson! Así que preparad vuestro palacio mental, porque nos esperan decenas de misterios a resolver.

El primer gran caso de Holmes

En Sherlock Holmes: Chapter One controlaremos al famoso detective cuando apenas es un jovenzuelo. Tras unos años en Inglaterra, decide volver a Cordona, la isla del Mediterráneo donde vivió junto a su madre y su hermano Mycroft cuando apenas era un crío. Tras la muerte de su madre, se fueron de allí como alma que lleva al diablo, lo que dejó un buen trauma a nuestro querido protagonista.

Sherlock Holmes Chapter One
La búsqueda de la verdad absoluta siempre ha guiado a Sherlock incluso de joven

Al llegar allí no tardaremos en empezar a recordar aquellos problemáticos momentos, lo que nos hará ver que la muerte de nuestra madre esconde algún misterio que nos tocará resolver. En el proceso nos toparemos con montones de misterios y asesinatos varios, tanto principales como secundarios, lo que nos permitirá hacernos una idea de cómo funciona la curiosa isla de Cordona.

Uno de los aspectos que más me han gustado de la trama es la dinámica de Sherlock con Jon, su amigo imaginario de la infancia. El personaje nos acompañará en todo momento, soltando chascarrillos y hasta retándonos para completar objetivos adicionales, lo que nos permite ver una nueva perspectiva de este mítico personaje. Además, los asesinatos que deberemos resolver no están nada mal, por lo que si os gusta el misterio, Sherlock Holmes: Chapter One os va a atrapar desde el principio. Además, os va a hacer reír con varios de los momentos tan absurdos del juego o los diálogos con Jon. Ojo al cuaderno, donde nuestro amigo imaginario nos pondrá de idiotas para arriba si fallamos en algún puzzle o nos alabará si lo hacemos todo bien. Este equilibrio entre misterio y algo de comedia (no sé si intencionado o no, pero a mí me ha gustado) es una de las grandes bazas del título.

Elemental, mi querido Jon

A nivel de mecánicas, estamos ante una secuela que coge los mejores elementos de los últimos juegos de la franquicia y de The Sinking City. Por tanto, el núcleo de la experiencia estará en las investigaciones de los diferentes crímenes que hay por la ciudad. Su desarrollo será el que ya conocemos de sobra: recoger las diferentes pistas de un entorno o seguir rastros usando una especie de visión de detective. En algunos momentos también tendremos que reconstruir escenas del crimen, teniendo en cuenta las demás pruebas para dar con la secuencia correcta de acontecimientos.

Sherlock Holmes Chapter One
Con esta visión podremos seguir rastros y recrear en nuestra mente los hechos

A medida que vayamos recopilando pruebas, podremos enlazarlas en nuestro palacio mental, para así ir sacando deducciones. Es en estas deducciones donde a veces nos podremos equivocar, ya que unas mismas pruebas se pueden interpretar de formas diferentes. Este es un detalle muy importante, ya que podremos sacar conclusiones erróneas sin que el juego nos lo impida, lo que hace más inmersivo el trabajo detectivesco. ¿Podemos seguir uniendo las pruebas un poco a lo bruto hasta dar con todas las conclusiones posibles? Desde luego, pero como tenemos que elegir luego la deducción correcta, siempre tendremos que darle al cerebro.

De hecho, Sherlock Holmes: Chapter One puede no darnos ni un indicador en pantalla del número de pistas a encontrar en una localización o si tenemos todas las pruebas claves de un entorno si así lo deseamos, gracias a los selectores de dificultad para las dos partes jugables del título (investigación y acción). De forma estándar, tendremos alguna pequeña pista, pero no habrá nunca un indicador en pantalla sobre dónde tenemos que ir para progresar en cada uno de los casos, algo que me encanta. Eso sí, podremos atascarnos a veces si no entendemos bien algunas de las pistas. La sensación «¡Eureka!» cuando damos con la clave es genial, pero si nos ponemos a dar vueltas como pollos sin cabeza, es posible que haya algo de frustración.

Un mundo abierto para investigar

Una de las facetas clave del título es que estamos ante un sadbox, por lo que los diferentes casos no están en escenarios aislados, sino que todo forma parte de Cordona. Así que, cuando nos digan que un lugar clave está en una zona concreta, tendremos que abrir el mapa y guiarnos por los nombres de las calles y del barrio. Es lo mismo que ocurría con The Sinking City, pero esta vez funciona mejor, ya que este mundo abierto está mucho mejor diseñado.

Sherlock Holmes Chapter One
La ciudad de Cordona es bastante bonita, y será una delicia explorarla

Para empezar, el tamaño de la ciudad es el apropiado para un juego de estas características. Cada pocos pasos daremos con algo interesante, ya sea alguna tienda, diferentes puntos de viaje rápido para movernos rápidamente a los lugares clave ya conocidos, zonas de combate, escenarios donde se desarrollan los casos secundarios, etc. Moverse por Cordona es sencillo (nada de líos con barcas ni nada por el estilo), lo que hace que la exploración no se haga pesada en ningún momento.

Además, cada pista tendrá diferentes iconos que nos indicarán qué tenemos que hacer, ya sea obtener información de los transeúntes (en función del barrio nos harán más o menos caso dependiendo de nuestra apariencia), informarnos en los archivos policiales, etc. Esto da la sensación de crear un escenario gigantesco por el que investigar por Sherlock Holmes: Chapter One bastante más orgánico. Incluso la ciudad está bastante viva, con diferentes tipos de ciudadanos que cuadran con el tipo de barrio en el que estemos, músicos callejeros, etc. Sin duda, es un aspecto que funciona mucho mejor que en el anterior título de Frogwares, por lo que han aprendido claramente de sus errores.

El detective asesor del pueblo

Tener un mundo abierto también implica mucho contenido secundario en el que poder adentrarnos además de los diferentes casos principales. Para la parte más detectivesca, tenemos los casos policiales, ya que las fuerzas del orden no están muy bien equipadas para resolver tantos líos. Son casos sencillos (como una revuelta en un bar que acabó en asesinato), pero ir deduciendo la solución para ver que luego cuadra con la correcta es siempre satisfactorio.

Sherlock Holmes Chapter One
Podremos hacer el perfil de cada individuo si lo observamos con detenimiento

Otra parte muy importante será la reconstrucción de la antigua Mansión Holmes. Todo se vendió en diferentes subastas tras la muerte de la madre de Sherlock, por lo que está hecha una ruina. A medida que vayamos comprando material para devolver la mansión a la vida (como cuadros o la decoración del jardín), desbloquearemos nuevos recuerdos de la infancia de Holmes, que si bien no son claves para la trama, son un buen motivador para ponernos en plan Marie Kondo.

No nos podemos olvidar de las guaridas de criminales, que son rejugables y nos darán diferentes recompensas en función del resultado. Porque sí, hay combate en Sherlock Holmes: Chapter One, pero afortunadamente, es totalmente opcional.

La deducción del buen tiroteo

Algo que me daba mucho miedo del título era cómo se implementaría el combate, ya que era clarísimamente lo más flojo de The Sinking City. Por suerte, tiene su propia dificultad y si estamos aquí por la investigación, podremos omitirlos por completo. Además, no es una parte tan importante para el desarrollo principal del juego, habiéndose implementado pensando en las fortalezas de Sherlock. Así que, por suerte, no estamos ante secciones sacadas de un shooter tradicional, siendo nuestro objetivo detener a los maleantes en vez de matarlos.

Sherlock Holmes Chapter One
Los tiroteos son lo peor del juego, pero no «cantan» tanto como en The Sinking City

Para poder hacerlo, primero tendremos que noquear a los enemigos disparando a objetos del entorno o destruyendo su armadura. Nuestro revólver tiene munición infinita, y gracias a nuestra visión especial, podremos fijar la puntería rápidamente a los puntos débiles que crean este estado de aturdimiento. Durante unos segundos, podremos acercarnos al enemigo, superar un sencillo QTE y derribarlo. ¿Podemos también matar de un tiro a la cabeza? Sí, ya que el juego no nos lo echará en contra, aunque por motivos de la trama, Sherlock no habrá matado realmente a nadie a los ojos del pueblo.

Es cierto que las peleas siguen siendo lo peor de Sherlock Holmes: Chapter One, pero al menos, no dan tantas ganas de tirarse de los pelos ni nos bloquearemos por culpa de estas secciones. Incluso me he visto repitiendo un par de guaridas de ladrones para conseguir hacerlo mejor, algo que ni se me habría pasado por la cabeza en The Sinking City.

El misterio más grande creado por Frogwares

Teniendo todos los elementos en cuenta, Sherlock Holmes: Chapter One es claramente el juego más grande que ha creado Frogwares. Hay bastante contenido secundario de calidad, al tener mecánicas que cuadran con el mundo y con sistemas que se van retroalimentando. Completar casos secundarios para la policía nos dará dinero (además de poner en marcha nuestra materia gris) para comprar en la tienda y así progresar en los recuerdos de Sherlock, etc. Si nos centramos en el contenido principal, necesitaremos unas 12-15 horas, pero si queremos hacerlo absolutamente todo, unas cuantas más.

Sherlock Holmes Chapter One
Haced caso a Sherlock y siempre salid de casa con mascarilla

El caso del rendimiento desaparecido

La estructura de Sherlock Holmes: Chapter One me ha gustado bastante, al igual que el arte del juego. El diseño de este joven Sherlock me parece brillante, y tiene tanto estilo, que hasta me dan ganas de ponerme un traje tan guay como el del detective. La isla de Cordona tiene una factura estupenda, con una clara influencia mediterránea. Cada barrio es único, lo que les da una gran identidad y coherencia con la gente que veremos en ellos.

¿El problema? Que el rendimiento no acompaña cuando estamos explorando el mundo abierto. He jugado en PS5, y los tirones eran increíblemente frecuentes. Es cierto que, al «simplemente» ir corriendo de aquí para allá no es algo muy grave, pero la experiencia no es la más fluida del mundo ni por asomo. Al menos, cuando estamos en un escenario más cerrado, todo va mucho mejor, por lo que cuando estamos buscando pruebas no nos centraremos en el misterio de los frames desaparecidos.

En cuanto al sonido, el trabajo de los actores de voz es excelente para los personajes principales. Algunos secundarios sí que parecen más cutres, pero por lo general, todo suena de lujo. Además, los textos están muy bien traducidos al castellano, manteniendo la forma de hablar propia de la época victoriana, para que así no nos perdamos ningún detalle de la trama. La música también funciona bien, sin ser una locura, pero añadiendo a la típica ambientación propia de las películas y series modernas de Sherlock Holmes.

Sherlock Holmes Chapter One
Sherlock tiene un porte y un estilo brutales

Conclusión

La ambición de Frogwares ha dado sus frutos, ya que Sherlock Holmes: Chapter One es uno de los mejores juegos del detective. La trama principal explorando los orígenes del personaje nos enganchará, y los casos principales son bastante interesantes. Las mecánicas detectivescas son geniales, al igual que la estructura del mundo abierto, ofreciendo una experiencia mucho más redonda que en The Sinking City.

El combate sigue siendo la parte más floja de la propuesta, al igual que el rendimiento global del juego. También es posible que el no ir guiándonos constantemente pueda frustrar a algunos, pero personalmente, es lo más apropiado para un juego donde quieren hacernos sentir como el bueno de Holmes.

Así que, si os gustan las historias de misterio, sois de los que intentan resolver los casos en las series policiacas de televisión u os gusta el personaje, Sherlock Holmes: Chapter One os atrapará como toda buena novela detectivesca.

8

Nos consolamos con:

  • La genial dinámica entre Sherlock y Jon
  • Grandes mecánicas detectivescas para que usemos nuestra materia gris
  • Mundo abierto bien diseñado y que anima a ser explorado
  • Muy completo, sobre todo si lo queremos superar al 100%

Nos desconsolamos con:

  • El rendimiento en el mundo abierto es muy, muy mejorable
  • El combate, si bien no es tan terrible como en The Sinking City, es muy mejorable
  • Es posible quedarse atascado por no entender bien alguna pista y sentirse un poco frustrado

Análisis realizado gracias a un código para PS5 proporcionado por Frogwares.

Ficha

  • Desarrollo: Frogwares
  • Distribución: Frogwares
  • Lanzamiento: 16/11/2021 - Próximamente en PS4 y Xbox One
  • Idioma: Textos en Castellano y Voces en Inglés
  • Precio: 44,99 €

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *