9

Relicta

Relicta

El genial Portal ha influenciado a muchos otros desarrolladores para ofrecer juegos de puzzles en primera persona centrados en una mecánica única que se va explotando hasta el máximo. Es el caso de otros juegos muy entretenidos como The Talos Principle, QUBE,Relicta, que es el caso que nos ocupa. Esta obra del estudio español Mighty Polygon (junto a Ravenscourt) ha ido impresionando en diversos eventos donde se ha ido presentando, lo que ha hecho que Koch Media se animara a publicar el juego.

Mientras que en otros juegos había que pensar con portales, pinturas o rayos de luz, en Relicta todo gira en torno al magnetismo y la manipulación de la gravedad para resolver sus intrincados puzzles en el interior de una base científica lunar. ¿Estáis listos a comprobar si sentiremos atracción magnética por este juego, o nos veremos repelidos al chocar con nuestro polo positivo/negativo?

Lo primero que me ha llamado la atención es el gran énfasis que se pone en la narrativa. Mientras que en otros juegos es más una excusa para empezar a plantear puzzles, aquí habrá bastantes escenas de vídeo y algún que otro momento de exploración para que vayamos desengranando los misterios que esconden la base lunar en la que nos encontramos. Relicta nos pondrá en la piel de la doctora Angelica Patel, una científica que está trabajando con una misteriosa sustancia que da nombre al juego. Obviamente, algo va a ir muy mal en la base lunar, por lo que nos tocará lidiar con la crisis como buenamente podamos.

Relicta

Hasta aquí todo normal, pero por suerte, el universo está bastante bien desarrollado, para que veamos el contexto en el que se sitúa todo y cojamos algo de cariño a los personajes. Esto da pie a conspiraciones entre varias entidades gubernamentales, problemas familiares (nuestra hija está embarcando en la base justo cuando empiezan todos los problemas) y elementos más propios de la ciencia ficción, que se irán desgranando poco a poco entre las cinemáticas y los textos opcionales que encontraremos. Todo está bastante bien escrito y se va desarrollando a un buen ritmo, para que nos piquen lo suficiente como para querer seguir completando los rompecabezas, pero sin soltarnos demasiada información de golpe como para que rompan el ritmo de los puzzles. Así que, un buen punto positivo para Relicta en este sentido.

Obviamente, aquí lo principal son los puzzles, y es donde el juego también logra brillar con luz propia. Simplificando todo muchísimo, los rompecabezas se basan en llevar cajas a diferentes interruptores para desbloquear la salida de esa zona de pruebas. Porque sí, en mitad de una crisis tendremos que hacer muchos puzzles porque los diseñadores de esta base lunar no tuvieron muy presente lo de tener las medidas de seguridad en una zona de fácil acceso… Junto a otros motivos, claro.

La gracia es que, para manipular estas cajas o cubos, tendremos que usar tanto el magnetismo como la manipulación de la gravedad. Como todos sabemos, los polos opuestos se atraen, y los iguales se repelen. En esto se basan la gran mayoría de puzzles de Relicta, estando representados los polos con el color rojo y azul. Veremos fácilmente el radio de acción de cada campo magnético, para así colocar los cubos en los lugares apropiados para que se atraigan o repelan.

Relicta

Esto ya de por sí tiene su miga, pero poco a poco vamos a ver cómo se añaden más y más mecánicas. La más obvia es la de la manipulación de la gravedad, al poder dejarlos suspendidos. De este modo, dos cubos que se repelen pueden empezar a flotar y quedarse en el aire hasta que les devolvemos la gravedad con nuestros súper guantes tecnológicos. Esto ya va añadiendo más posibilidades, puesto que habrá plataformas en las paredes con diversos campos magnéticos para que las cajas se muevan por el aire gracias a los campos magnéticos, o incluso así podremos nosotros superar varios obstáculos al subirnos al cubo para poder subirnos.

Lo bueno es que con estas dos ideas (magnetismo y gravedad), poco a poco se van introduciendo más y más mecánicas. Por ejemplo, luego podremos ir manipulando la gravedad de las plataformas de las paredes para que, al manipular la gravedad, podamos crear cadenas de movimiento aéreas más o menos complejas. Otra posibilidad son la introducción de muros que no podemos cruzar nosotros pero sí los cubos, al revés, o ninguno de los dos. Eso por no mencionar más plataformas móviles, áreas más grandes en las que tener en cuenta más y más posibilidades en un mismo rompecabezas, etc.

La curva de dificultad de Relicta está muy bien para que nos familiaricemos con un concepto antes de complicarlo todavía más con uno nuevo. Encima, todo se introduce de una manera muy orgánica, sin que nos digan claramente «Esta mecánica funciona así». Más bien, iremos aprendiendo nosotros cómo funciona todo, qué funciona y qué no para resolver los puzzles, etc. Esto es una clara muestra de lo bien diseñado que está el juego, ya que nos hará pensar de lo lindo, pero también nos dará una satisfacción inmensa cuando por fin demos con la solución. He tenido una cantidad brutal de momentos «¡Eureka!» durante todo el título… Junto a muchos otros de darme cabezazos contra la pared por no conseguir avanzar.

Relicta

Porque sí, Relicta es un juego de puzzles desafiante, que nos hará estrujarnos los sesos bastante. Reconozco que en un par de momentos he tirado de un walkthrough porque me veía bastante atascado (jugar a un juego de puzzles después de estar varias horas programando igual no es lo más ideal), para luego darme que la solución la tenía en mis narices. Se trata sin duda de cambiar nuestra forma de pensar, usando el magnetismo y la gravedad como el centro de todo.

Si hay una pega muy clara que le puedo poner a los puzzles de Relicta es el de cómo funciona la gravedad de los cubos. Aunque por lo general funciona bien si alineamos bien los cubos con la especie de colocación automática que nos ofrece el juego, ésta no siempre funciona bien, lo que hará que el cubo no lleve la ruta que habíamos pensado o nos parecería lógica. Esto puede provocar algún que otro quebradero de cabeza cuando creemos que hemos dado con la solución, la probamos, no funciona, pero sí era esa, solo que las físicas nos han fastidiado. No ocurre mucho, y lo dicho, si alineamos bien las cajas, este problema no pasa casi nunca, pero es algo a tener en cuenta.

Teniendo todo esto en cuenta, Relicta nos ofrece un desafío considerable, que se puede ir fácilmente a las 10-12 horas. Obviamente, esta cifra variará mucho en función de lo que nos atasquemos con los rompecabezas, con que estamos ante un juego bastante extenso. Sí creo que hay una parte del juego que es un poco redundante y se ha añadido más por rellenar que otra cosa, pero bueno, no es algo muy grave que fastidie en exceso el ritmo de la aventura durante todas estas horas.

Relicta

Si nos fijamos en los apartados técnicos, también hay muchos aspectos positivos de los que hablar. Para empezar, la calidad gráfica de Relicta es bastante buena, ofreciendo unos escenarios realmente detallados, con un toque de ciencia ficción fantástico y varias temáticas para que no estemos siempre dentro de laboratorios grises y aburridos. Es cierto que no es el juego más original en ese sentido, pero al menos hay variedad visual, lo cual se agradece bastante. Lo que no me convence son los efectos que hay en la pantalla como de polvo, que sinceramente, la primera vez me hizo dudar si realmente tenía polvo en el televisor, pero no, es un efecto del juego. Esto es puramente personal, pero tenía que mencionarlo.

El sonido está también muy bien, destacando sobre todo la labor de las actrices de doblaje principales, ayudando a que los bien escritos diálogos cobren vida para que los personajes parezcan reales. Tranquilos, que pese a estar las voces en inglés, los subtítulos están en perfecto castellano. Los efectos también funcionan muy bien, al igual que la música. Aun así, muchas veces estaremos sin demasiada música, supongo que para que no nos desconcentremos en mitad de un puzzle, con que si se os da mejor escuchando una playlist cañera, no será malo tenerla a mano.

Conclusión

Los chicos de Mighty Polygon nos ofrecen en Relicta uno de los mejores juegos de puzzles que nos podemos encontrar actualmente en el mercado. No solo contamos con un apartado técnico de gran calidad y una historia interesante, sino que los rompecabezas tienen un diseño magnífico. Las mecánicas del magnetismo y la manipulación de la gravedad se aprovechan de formas que jamás se habrían pasado por la cabeza para que nos llevemos una sorpresa con cada nueva mecánica que se va añadiendo a las anteriores, hasta estar ante puzzles que nos van a hacer devanarnos los sesos hasta que se nos ilumine la bombilla (¿por electromagnetismo?) y demos con la solución.

La curva de dificultad está muy bien medida para que vayamos aprendiendo de una manera orgánica todo lo que nos ofrece el juego solo por nuestras propias experiencias, al mismo tiempo que nos vamos picando con las intrigas de ciencia ficción que nos picarán para seguir avanzando. Así que, a poco que os guste el género, sentiréis una atracción magnética a la que será imposible resistirse.

9

Nos consolamos con:

  • Excelente diseño de los puzzles
  • Curva de dificultad bien medida para ir introduciendo nuevas mecánicas a buen ritmo
  • Historia bastante interesante que mantendrá nuestro interés
  • Se explotan las mecánicas del magnetismo y gravedad al máximo

Nos desconsolamos con:

  • Las físicas a veces nos pueden jugar malas pasadas
  • Como no cambiemos nuestra forma de pensar, nos daremos de bruces contra más de un rompecabezas complicado
  • El efecto del polvillo en pantalla no me gusta nada

Ficha

  • Desarrollo: Mighty Polygon
  • Distribución: Ravenscourt/Koch Media
  • Lanzamiento: 04/08/2020
  • Idioma: Textos en Castellano y Voces en Japonés
  • Precio: 19.99€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *