9

OhShape – Oculus Quest

OhShape

Una de las mejores formas que tuvimos para quemar esas calorías extra de las cenas navideñas fue disfrutar de OhShape, un juego musical para VR (sí, otro más) que es de los más originales y satisfactorios que da el género. El estudio nacional de Odders Lab logró crear una mecánica divertida claramente inspirada en el programa de televisión «Hole in the Wall», lo que hizo que el juego brillara en PC cuando se publicó en diciembre.

Aun así, había varias limitaciones, como la falta de contenido, o la incomodidad de jugar con un cable pegados al ordenador, sobre todo si nuestro ordenador está en una habitación que no es la más grande que tenemos en nuestra casa. Ahí es dónde entra la versión de Oculus Quest, ya que el visor está pensado precisamente para paliar ambos problemas: libertad de movimiento y jugar donde queramos. Preparaos para poneros en forma, porque ha vuelto la hora de bailar.


Para saber todos los entresijos del juego, os recomiendo leer el análisis del juego que publiqué en diciembre, ya que en esencia, estamos ante el mismo juego. Por tanto, OhShape es un juego musical en el que tendremos que bailar gracias a los muros que vienen hacia nosotros. De hecho, no es la única mecánica, ya que deberemos pasar por los huecos en los muros, esquivar las paredes amarillas, golpear los obstáculos rojos y recoger las monedas, siendo esto último lo único opcional.

Si conseguimos enlazar todos los movimientos, bailaremos como si fuéramos profesionales, ya que estos niveles están hechos por coreógrafos para que tengan el ritmo de juego adecuado. Esto se traduce en unos mapas para los 17 temas que son sencillamente excelentes, ofreciendo cada uno 3 dificultades diferentes. La curva de aprendizaje es increíblemente satisfactoria, ya que por mucho que hayamos jugado a Beat SaberAudica, tendremos que empezar casi de cero en OhShape.

Esto es algo que ya se aplicaba al juego en PC, siendo uno de los puntos fuertes del juego. Cuando empecé a jugar, en Fácil y Normal a veces tenía problemas, pero ahora soy capaz de completar los temas en Difícil a la primera. Con más o menos problemas dependiendo de la ocasión, pero al menos, llegar al final sin perder la «vida». Llega a convertirse casi como en algo instintivo el agacharnos, poner los brazos de una forma concreta, etc. Es como cuando llevas mucho en los otros juegos musicales de VR, pero habiéndolo aprendido todo otra vez desde el principio.

Para aprender a jugar, dispondremos de un completo tutorial que nos explica las diferentes mecánicas, y luego, lo suyo es empezar en Fácil e ir aprendiendo poco a poco. Algunos detalles son esenciales para saber si lo estamos haciendo bien, como fijarnos en la silueta que se refleja en los muros y ver si atravesaría el hueco o no. Además, si fallamos, vibrará el mando de la mano que se ha chocado, mientras que si el problema ha sido la cabeza, será obvio al «comernos» el muro de turno, algo que puede dar impresión para los más novatos en la VR. Eso sí, es divertidísimo de ver desde fuera, al mismo tiempo que podréis conseguir nuevos adeptos para esta maravillosa familia de la Realidad Virtual.

Nada de esto es nuevo si ya hemos jugado en PC a OhShape, pero la gracia de la versión de Oculus Quest es que ya no estamos limitados a ningún cable. Esto nos permite jugar en absolutamente cualquier lugar aunque no tengamos ahí el PC, algo que me ha permitido jugar en el salón con mucho más espacio. Esto es clave para disfrutar al máximo de las coreografías, al tener que dar pasos laterales y demás. Es cierto que sigue estando el modo de juego de espacio reducido, pero se disfruta más pudiendo moverte con total libertad.

Gracias a las características de Quest y el diseño del juego, he terminado disfrutando muchísimo más de OhShape en Quest que con Rift S. Lo mejor es que el tracking es igual de bueno, por lo que no ha habido ninguna pérdida en ese sentido. Además, si estamos buscando un juego de fitness divertido, también brilla con luz propia, ya que golpearemos, nos agacharemos como si hiciéramos sentadillas sin parar, nos estiraremos y mucho más. Tened una toalla cerca si queréis jugar sesiones largas, porque vais a sudar de lo lindo.

La otra ventaja derivada de este port es la referente a la otra gran pega del juego: su contenido. En PC había 12 canciones, pero gracias a este port, ahora podemos disfrutar de 5 canciones nuevas. Ya están disponibles en la versión de Oculus Rift (con la que es Cross-Buy), mientras que la versión de Steam se actualizará en breve. Como ocurría con los originales, no estamos ante canciones conocidas, pero funcionan muy bien para el estilo de juego. Aun así, he de reconocer que «My Time» de los nuevos temas me encanta, uniéndose a «Born to Win», que es genial.

Es cierto que 17 canciones pueden no ser demasiadas, pero hay otra gran ventaja respecto al lanzamiento de diciembre: la comunidad de OhShape ha aumentado. Esto se traduce en más mapas de la comunidad, gracias al genial editor de canciones que el propio estudio ha dado a los usuarios. Al igual que en la versión de PC, introducir canciones nuevas es tan fácil como copiar y pegar los archivos a una carpeta en particular, lo que añade muchísimo más contenido. En este sentido, os recomiendo que vayáis añadiendo esta web en Favoritos, porque se avecinan muchas alegrías gracias a la comunidad.

En cualquier caso, juguemos el tema que sea, podremos activar el modo de «Espacio Reducido» si así lo necesitamos, el modo Invencible para no morir, además de trastocar la precisión necesaria para poder que nos den como válido un muro. Todavía hay ciertos aspectos que se irán mejorando en el futuro, como poder calibrar manualmente la altura a la que aparecen los muros (se realiza una calibración automática al inicio de cada canción, pero hay usuarios para los que no funciona al 100%), o se irán añadiendo opciones para mejorar el entrenamiento en canciones particulares.

La última gran novedad de este port viene por una renovación importante del apartado visual. Los colores son más vivos, el escenario tiene algo más de detalle, hay confeti para celebrar nuestra victoria al acabar una canción, etc. Esto hace que el juego sea más vistoso, además de no apreciarse una gran pérdida visual en el port a Quest. Es cierto que ahora podemos ver cómo se materializan los muros, pero es algo mínimo que no afecta negativamente a la experiencia bajo ningún concepto.

Conclusión

Los juegos musicales y la Realidad Virtual me encantan, formando parte habitual de mi sesión de juego. Antes tenía en rotación constante Beat SaberAudica en Oculus Quest, pero ahora OhShape se suma a lo grande a esta lista. Esta adaptación al visor independiente de Facebook es fantástica, al explotar perfectamente sus características (nada de cables y libertad para jugar donde queramos) de cara a hacer más disfrutable el juego.

Las coreografías que disfrutaremos son dinámicas, vibrantes y nos harán sudar de lo lindo (como juego para hacer ejercicio es fantástico), al mismo tiempo que es extremadamente satisfactorio ir pasando por un muro tras otro al ritmo de la música. Hacerlo sin cables, con más canciones, un mejor aspecto visual y una comunidad más activa mejora todavía más la experiencia respecto a la versión de PC. Sigue siendo genial en Rift S/HTC/Valve Index, pero jugar así no tiene precio. Es por eso que OhShape en Oculus Quest me parece una compra imprescindible para los amantes de los juegos musicales que posean unas Quest. Se nota que el visor está en plena forma en el género, con que hay muchas ganas de ver cómo Odders Lab y la comunidad siguen creando contenido para este excelente título.

9

Nos consolamos con:

  • Coreografías excelentes, dinámicas y que nos harán sudar de lo lindo
  • Excelentes mecánicas que son muy satisfactorias de dominar
  • Los nuevos 5 temas tienen bailes fantásticos. «My Time» en especial
  • Jugar sin cables y donde sea es una auténtica delicia

Nos desconsolamos con:

  • Aunque ahora hay 17 canciones, hay otros títulos musicales con más contenido
  • Se echan en falta algunas opciones adicionales de control y entrenamiento
  • Los usuarios de PSVR aún siguen sin disfrutar de este genial juego

Ficha

  • Desarrollo: Odders Lab
  • Distribución: Odders Lab
  • Lanzamiento: 20/02/2020 - PSVR próximamente
  • Idioma: Textos en Castellano
  • Precio: 19,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *