7

Layers of Fear 2

Layers of Fear 2

El género de terror ha cambiado mucho en los últimos años, sobre todo gracias a YouTube. Ver a los creadores de contenido pegando gritos (exagerados) ha hecho triunfar montones de títulos. A esto hay que sumar las ganas de tener un juego a lo PT, sobre todo tras la cancelación de éste. Sumando estos motivos, Layers of Fear de Bloober Team triunfó a lo grande. Personalmente, nunca me llegó a hacer gracia la propuesta, ya que me parecía un simple tren de la bruja con sustos predecibles y casi nula interacción.

Aun así, tenía ganas de disfrutar de Layers of Fear 2, ya que el estudio demostró en Observer que es capaz de ofrecer una experiencia en la que el jugador tiene una mayor agencia en el mundo y la narrativa. Además, el cambio de ambientación me llamaba mucho la atención, con que dicho y hecho. Tras embarcarnos en el barco donde tiene lugar esta secuela centrada en el mundo de los actores, ¿estaremos ante un juego digno de un Óscar o de un Razzie?

Como ocurría en la primera parte, la narrativa es clave en Layers of Fear 2, para que sintamos cierto terror psicológico y entendamos mejor todo lo que está pasando, ya que todo tiene un sentido. En esta ocasión controlamos a un actor que va a representar «el papel de su vida» durante los inicios del siglo XX. La grabación de la película va a tener lugar en un barco transatlántico, y el director es todo un misterio dentro del mundillo de Hollywood.

Layers of Fear 2

Obviamente, este rodaje no va a ser muy tranquilo, ya que al poner unas películas en el proyector de nuestro camarote, nos meteremos en una locura tras otra. ¿Estos eventos forman parte del perturbado rodaje del director, o estamos viendo cómo se fragmenta la mente del actor al intentar prepararse para este importante papel? Esa es la incógnita que tendremos todo el tiempo en nuestra cabeza, ya que veremos montones de elementos propios de una producción de cine, como decorados, maniquíes y mucho más.

De hecho, en Layers of Fear 2 el mundo del cine es fundamental, al vivir versiones de escenas míticas de toda la historia del cine (tanto de terror como no), que prefiero no contar para que las experimentéis vosotros de primeras. Como os habréis dado cuenta, estamos ante una secuela totalmente independiente a la primera parte, pero la forma de contar la trama es similar, al depender de textos que encontramos, coleccionables y audios de todo tipo.

Una novedad interesante es la toma de decisiones a lo largo del juego, de una forma mucho más explícita que antes. Las decisiones no serán blancas o negras, ya que como todo en el juego, hay mucha locura de por medio, pero sí nos permite marcar un camino más claro hasta los diferentes desenlaces. Algunos coleccionables creo que son también importantes (hay algunos mejor ocultos que otros), y hasta hay varios desenlaces adicionales si jugamos una partida en «Nueva Partida +», por lo que Bloober Team se ha asegurado que haya bastante rejugabilidad si queremos obtener absolutamente todas las conclusiones posibles. Al tener en cuenta que una partida nos puede llevar unas 6-8 horas, estamos ante una aventura bastante completa.

Layers of Fear 2

Por tanto, a nivel narrativo he disfrutado bastante de Layers of Fear 2, pero en lo que respecta a las mecánicas, me encuentro bastante más dividido. Para esta secuela, Bloober Team ha decidido alejarse un poco del género de los walking simulator al que claramente pertenecía el primero, pero tampoco demasiado. En esencia, seguiremos avanzando por los escenarios, girándonos para ver cómo el escenario ha cambiado por arte de magia, ver algún susto y seguir progresando.

De vez en cuando habrá pequeños rompecabezas que, si bien son simples, ayudan a que interactuemos más con el retorcido mundo en el que estamos, lo cual agradezco mucho. Porque estoy hablando de interacciones realmente útiles, y no abrir por abrir los cientos de cajones que había en la mansión victoriana del primero. Esta parte más jugable sí me ha gustado, pero cuando hay algo de «acción», no tanto.

Porque sí, esta vez podremos morir en la aventura, lo cual nos hará retroceder al último punto de control… unos 30 segundos antes como mucho, lo cual no es prácticamente una penalización. Al principio los momentos en los que huimos de un monstruo que nos perseguirá todo el juego es un poco intenso, pero al final, la mayoría de encuentros son iguales. Otras situaciones de «acción» nos hacen esquivar focos o seguir un camino concreto, pero casi todas estas secciones tienen un problema: el ensayo y error. Puede que muramos un par de veces, pero luego lo haremos sin problema, y dado que ya sabemos que apenas hay penalización por morir y ya lo hemos ido sufriendo durante todo el juego, no hay ningún tipo de impacto o terror.

Layers of Fear 2

De hecho, esto es lo que más me sigue escamando de Layers of Fear 2: el terror. Entiendo que esto es algo totalmente subjetivo, y agradezco el intento de ofrecer terror psicológico en vez de simplemente poner gore por todos lados. Sin embargo, los momentos en los que me he sentido aterrorizado se cuentan con los dedos de una mano, y me sobran muchos dedos. La mayoría de situaciones que planteaba el juego me inspiraban un simple «meh», cuando otros juegos sí me han logrado transmitir la tensión que debería sentir por la historia, como Hellblade: Senua’s Sacrifice.

Es cierto que el hecho de usar muchos maniquíes y cambios de perspectivas ayudan a crear un espectáculo aceptable, pero no sé si es que ya el terror en VR me ha insensibilizado contra el terror en juegos tradicionales, o que sencillamente no había nada que me diera miedo. Los sustos que nos sueltan a la cara son bastante predecibles, y pese a alguno bueno, tampoco es que me hicieran saltar de la silla.

Sí que hay escenas que dan algo de mal rollo, sobre todo por el movimiento que han metido a los manquíes. En vez de moverse a la misma velocidad que el resto del mundo, parece que van en «stop motion», por lo que cuando se mueven hacia nosotros, dan mal rollo, sobre todo cuando nos giramos y les vemos en una posición diferente, o sencillamente hay un grupo de ellos que se mueven de golpe. Pero es eso, un poco de mal rollo, sin tensión alguna ni nada por el estilo. Todo esto hace que, en muchos momentos de Layers of Fear 2 sintiera más aburrimiento que terror o tensión, lo cual es todo un fracaso en todo survival horror que se precie.

Layers of Fear 2

Al menos, este aburrimiento no era tan constante como en la primera parte, donde me aburrí todo el tiempo, pero me sigue faltando algo con esta saga que me atrape. Es curioso, porque Observer sí que me enganchó más, pese a recurrir a trucos similares. Quizá es por la forma de tratar la historia o tener cierta parte de investigación, y me fastidia, porque quería que Layers of Fear 2 me atrapara a lo grande.

Donde Bloober Team sí que ha mejorado a lo grande es en el apartado técnico, ya que por fin logran ofrecer un rendimiento no solo aceptable, sino bueno. Atrás quedaron los constantes tirones de la primera parte y Observer, ya que Layers of Fear 2 se mueve como la seda, al menos en Xbox One X. Incluso hay una opción para elegir jugar a 60 FPS o a 30 FPS. No sé cómo afecta esto a la resolución (juego en un monitor de 1080p), pero se agradecen estas opciones y el empeño por hacer que el juego funcione correctamente.

Más allá del rendimiento, Layers of Fear 2 vuelve a brillar en su apartado artístico. El uso de las formas y colores (con muchos momentos en blanco y negro, como las películas de la época) es excelente, y si bien no me producían terror, sí que me hacían quedarme con la boca abierta en muchas ocasiones ante el espectáculo visual que se presentaba ante mí.

El apartado sonoro es donde cuesta ponerle pegas al juego. Por un lado, el trabajo de los actores de doblaje en inglés (hay subtítulos perfectamente traducidos al castellano) es excelente, vendiendo perfectamente cada locura de situación que nos encontraremos. Aun así, esta parte se queda corta en comparación con los efectos sonoros, ya que gracias aun audio binaural (muy recomendable jugar con auriculares), notaremos perfectamente si algo se mueve por detrás de nosotros o por algún lado. Es el sistema de audio que se usa en la VR, y me encanta, ya que ayuda a crear una mayor sensación de presencia, algo esencial para tratar de asustarnos… Lo consiga el juego o no.

Layers of Fear 2

Conclusión

Pese a que no me gustó el original, quería darle una oportunidad a Layers of Fear 2, ya que le he cogido el gusto a los survival horror, y cuando tratan de hacer algo más psicológico lo agradezco, que la casquería al final da más asco que terror. Sin embargo, me vuelvo a encontrar en una situación similar a la que viví con la primera parte: el juego me ha aburrido durante la mayor parte del tiempo en vez de hacerse sentir terror o siquiera tensión o mal rollo.

Sí, el juego me parece superior al primero en todos sus sentidos, gracias a un mejor ritmo y una mayor interacción con el mundo por nuestra parte, pero a la hora de la verdad, muchos momentos siguen pareciendo propios de un tren de la bruja, con sustos obvios y que no impresionan por mucho que se esfuerce el título. Porque ojo, a nivel artístico y narrativo me parece que sí estamos ante un buen juego, pero en lo que al terror se refiere, creo que pincha.

Es un problema de analizar este tipo de juegos, ya que sé que la primera parte asustó a mucha gente, con que supongo que esta secuela también lo hará, y es algo más personal que otra cosa. Pero solo os puedo dar mi opinión, y es esta. Personalmente, me hubiera gustado que Bloober Team hubiera seguido más con el estilo de Observer, donde los sustos eran lo secundario y no el plato principal, ya que eso me habría hecho disfrutar de Layers of Fear 2. Así que, si disfrutasteis de la primera parte, también lo haréis de esta secuela. En caso contrario, no esperéis los cambios suficientes como para convenceros ahora, ya que estamos ante una entrega con más viejos trucos que nuevos.

7

Nos consolamos con:

  • A nivel artístico es una pasada. El movimiento de los maniquíes me encanta
  • El apartado sonoro funciona de maravilla para crear una fuerte sensación de presencia al jugar con cascos
  • Montones de finales, lo que hace la aventura rejugable

Nos desconsolamos con:

  • El juego aburre bastante como no logre asustarnos
  • Sigue siendo demasiado «tren de la bruja» en muchos momentos
  • Los momentos de ensayo y error frustran más que asustar u ofrecer tensión

Ficha

  • Desarrollo: Bloober Team
  • Distribución: Gun Media
  • Lanzamiento: 28/05/2019
  • Idioma: Voces en Inglés y Textos en Castellano
  • Precio: 24,99 €

Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo con tu valoración y crítica.

    Creo que se te olvidó aludir a la increíble historia y al giro paranoico que le quieren dar (intentando buscar siempre el sentido bizarro a lo que vemos).

    En pros también remarcaría las fantásticas referencias a películas de la Historia del Cine (no sólo en blanco y negro); como por ejemplo, El Resplandor.

    ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *