8

Kayak VR: Mirage

Kayak VR Mirage

Hay métodos de locomoción que funcionan de maravilla en VR. Una de ellas es remar. Ya lo demostró Phantom: Covert Ops, donde ir con el kayak era una auténtica delicia. Al fin y al cabo, así se consigue inmersión al movernos como lo haríamos en la vida real. De paso, se lucha contra el siempre temido «motion sickness» o cinetosis, ya que el movimiento físico ayuda a que el cerebro procese el movimiento virtual.

Así que, había ganas de un juego que se centrase por completo en el remo. Potenciando al máximo las físicas del agua, los remos, y cómo no, llevándonos a grandes escenarios por los que remar. Los chicos de Better than Life debieron de pensar lo mismo, ya que justo de esto va Kayak VR: Mirage. Desde que se anunció, su apartado gráfico nos tenía embobados, demostrando todavía por qué PCVR (y en el futuro PSVR 2) nos puede ofrecer experiencias audiovisuales únicas. Coged vuestros mandos, vuestro remo virtual, ¡y al agua patos!

De viaje por el mundo con nuestro kayak

Como decía antes, Kayak VR: Mirage busca una gran inmersión, y una de las formas de hacerlo es mediante la jugabilidad. Aquí vamos a remar. Mucho. Es la forma de movernos por el mundo, tal y como se haría en un kayak de verdad. Hay unos tutoriales para aprender a girar, pero todo es muy intuitivo. Empezar a remar y nos sentiremos como pez en el agua.

Kayak VR Mirage

A nivel de historia obviamente no hay nada, ya que nuestro objetivo es disfrutar de las vistas. Tenemos 4 escenarios en los que competir: Australia, Noruega, Costa Rica y la Antártida. Tendremos la opción de visitar estos parajes en un modo de exploración, o participar en una serie de contrarreloj. No hay carreras en tiempo real, sino que competiremos con los fantasmas de otros usuarios.

Con Kayak VR: Mirage me he sentido como al jugar a The Climb hace varios años. Entras en un escenario, y te quedas con la boca abierta. Realmente parece que estás allí. Que ves a los pingüinos de la Antártida, a los cangrejos de las playas de Costa Rica y a los peces por debajo del agua. El modo de exploración no es tan tontería como pensaba inicialmente, ya que moverte por cada escenario es una gran experiencia en sí misma.

Relajante cuando estamos de día, o espectacular cuando es de noche. Ver la aurora boreal en la Antártida es fantástico. Meterte luego en las cuevas de hielo con la luz de la luna es algo mágico. O algo totalmente diferente: el agobio de la tormenta en Noruega. Notas cada gota de lluvia, el movimiento más violento del agua con el cambio jugable que ello conlleva, los rayos lejanos y cercanos. Sólo por estos viajes virtuales, Kayak VR: Mirage merece mucho la pena. Sobre todo si vuestro PC puede manejar las calidades gráficas más altas.

Kayak VR Mirage
Moverse con el kayak en mitad de una tormenta es espectacular

Prepara los brazos… ¡y rema!

Vale, visualmente es precioso. ¿Pero qué tal la jugabilidad? También es excelente, ya que el sistema de físicas es formidable. Navegar en una tormenta es totalmente distinto que movernos en aguas tranquilas. Las físicas son así de buenas, notando el oleaje sobre nuestro kayak que nos moverá de un lado a otro de una forma increíblemente realista. ¿Metemos más el remo? Pues iremos más rápido, tal y como sería en la vida real. Cuanto más bravas estén las aguas, más costará que nuestro movimiento con el remo afecte a la dirección del kayak.

Incluso nosotros mismos tenemos una influencia física en el mundo. Habrá cuevas o recovecos por los que pasar si nos tenemos que agachar, o nos chocaremos. De hecho, si nos inclinamos físicamente a un lado u otro, también influiremos en la facilidad de giro de la embarcación. Son muchos los detalles así que enamoran de Kayak VR: Mirage, y que aumentan notablemente la inmersión.

Lo único que sí me parece mejorable es cuando tenemos que empujarnos con el entorno. Si encallamos en una roca, nos tocará girar remando donde podamos, porque si empujamos el remo contra la pared o el muro, será como si no hiciéramos nada. Es algo que me gustaría que mejoraran en el futuro, sobre todo para los que somos torpes y nos quedamos atascados más veces de las que nos gustaría admitir.

Kayak VR Mirage
Calentad antes de jugar, que vamos a mover los brazos como si no hubiera un mañana

O eres el Usain Bolt del kayak, u olvídate de medallas

Vale, ya podemos movernos por los entornos y quedarnos embobados por los entornos. Pero, ¿qué más podemos hacer? ¡Competir! En cada entorno tendremos 2 ó 3 circuitos para competir en pruebas contrarreloj. Los recorridos están bastante bien y son variados, llevándonos por zonas muy espectaculares de cada uno de los entornos.

Este modo es el que anima más a la rejugabilidad, para ir mejorando los tiempos poco a poco. Aun así, aquí creo que Kayak VR: Mirage falla bastante: los tiempos para las medallas están demasiado ajustados. En algunas de las «carreras», ni el nº1 del mundo tiene un tiempo necesario para el oro. Es una locura, y desmotiva un poco quedarse tan lejos incluso cuando pensamos que lo hemos hecho lo mejor posible.

También aquí está el otro gran problema del juego: el contenido. Cada entorno es bastante amplio, pero hay muy pocas carreras. Toca rejugar los circuitos que hay una, otra y otra vez. Podría haber más recorridos por escenario, o directamente, más niveles que explorar. Personalmente, ver esa dificultad tan alta para los tiempos no me motiva tanto a mejorar. Y aunque está bien ir sacando skins, tampoco es algo tan llamativo.

Kayak VR Mirage
Ver los eventos de cada escenario es magnífico

Conclusión

A nivel global, Kayak VR: Mirage es una de las mejores experiencias audiovisuales que podemos disfrutar en Realidad Virtual. Una muestra más de cómo el poderío técnico del PCVR frente a Meta Quest nos pueden brindar juegos realmente únicos y fantásticos. Los chicos de Better than Life no sólo nos han ofrecido uno de los mejores apartados técnicos de la VR, sino que además el trabajo de físicas es fantástico.

Ponerte a explorar la Antártida ahora con el calor que hace es una verdadera fantasía. Ahora bien, Kayak VR: Mirage todavía tiene un largo recorrido por delante. Le falta chicha para mantenernos pegados a largo plazo, o terminar de pulir ciertas cositas del juego. El estudio tiene una hoja de ruta muy prometedora (además de arreglar pequeños bugs menores aquí y allá), pero ahora si no nos importa el tema de la rejugabilidad, se nos quedará el título corto.

Pese a esto, pocas experiencias hay tan espectaculares como esta en Realidad Virtual. Ir en kayak remando es algo que se adapta a las mil maravillas al medio, con que disfrutar de la banda sonora, dejarse llevar por los escenarios y sentir que estás haciendo turismo virtual no tiene precio.

8

Nos consolamos con:

  • Un espectáculo visual de mucho cuidado
  • La sensación de inmersión es máxima
  • Las físicas del kayak y del agua son estupendas
  • Los secretos de cada entorno para animarnos a explorarlos

Nos desconsolamos con:

  • Los tiempos objetivos para las medallas se les han ido de las manos
  • Poco contenido de lanzamiento. Se podrían haber incluido más circuitos por escenario
  • Si no se tiene un equipo potente para disfrutar de los mejores gráficos posibles
  • Empujarnos físicamente con el remo frente a rocas o muros no funciona

Análisis realizado gracias a un código para Steam proporcionado por Better than Life.

Ficha

  • Desarrollo: Better than Life
  • Distribución: Better than Life
  • Lanzamiento: 12/07/2022
  • Dispositivo VR usado: Oculus Rift S
  • Idioma: Textos en Castellano
  • Precio: 22'99 €

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *