8

Ghost Signal: A Stellaris Game

Ghost Signal A Stellaris Game

Puede que la película de El Juego de Ender no fuera muy querida por los amantes del libro, pero hay algo innegable: las escenas donde Ender «dirigía» las naves era increíble. Desde entonces, como que había ganas de emularle, y ahí es donde entra la Realidad Virtual. Ya hemos tenido varios títulos de estrategia espacial que más o menos lo intentaban, pero Fast Travel Games dio con la tecla: abrazar la acción y el frenetismo.

Así se plantearon el reto de trasladar la franquicia Stellaris a la Realidad Virtual. En vez de hacer una adaptación al uso como en Cities VR, decidieron hacer un rogue-lite de acción que conquistó bastante a prensa y público. Esto fue hace ya meses, pero ahora Ghost Signal: A Stellaris Game vuelve a estar en el punto de mira gracias a la recién estrenada versión para PS VR2. ¿Listos para descubrir por qué estamos atrapados en un misterioso bucle temporal en los confines de la galaxia?

Atrapado en el Tiempo, versión espacial

En muchos rogue-lites, la narrativa es lo de menos, y en cierto sentido, ocurre lo mismo en Ghost Signal. Mientras estamos explorando los sectores desconocidos de la galaxia, nos impacta una extraña y misteriosa señal. Puede que estemos a salvo, pero estamos incomunicados, por lo que la única solución es ir hasta el origen de dicha señal para descubrir qué está pasando.

Al morir, no tardaremos en ver que estamos atrapados en un bucle temporal. Da igual lo que hagamos, que siempre volveremos al punto de partida, pero recordando lo que hayamos vivido con anterioridad. Es una premisa que funciona dentro de un rogue-lite, además de dar pie a una trama de ciencia ficción bastante apañada… Si queremos profundizar en ella.

Sin entrar en spoilers, cuando acabemos una partida, no habremos resuelto el misterio. Si queremos seguir desentrañando los secretos de esta señal fantasma, deberemos volver a superar el juego, pero añadiendo varios desafíos extra. Cada vez será necesaria una «perrería» más, como hacer que los enemigos tengan más vida, nosotros menos y cosas por el estilo. Con un nuevo éxito, llega una pieza más del lore, siendo bastante intrigante para los que nos mola todo el rollo de Star Trek y similares dentro de la ciencia ficción. Pero lo dicho, totalmente opcional. ¿Queremos centrarnos en el combate? Pues a hacerlo, que para eso Ghost Signal es un juego de acción espectacular.

Ghost Signal A Stellaris Game PS VR2

¿Qué haremos en esta situación? ¿Pagamos o nos liamos a tiros?

Una nave en la punta de mis manos

En vez de estar dentro de la nave, Fast Travel Games ha decidido crear una experiencia física, pero ideal para jugar sentados. Al igual que ocurre en Stellaris, veremos la acción desde lejos, pudiendo luego hacer zoom o rotar por el entorno si así lo deseamos. Realmente no hará falta, ya que desde el punto inicial tendremos una visión global de cada entorno.

Para dirigir a la nave, activaremos un tiempo bala, trazando entonces el rumbo con la dirección de nuestra mano. ¿Queremos apuntar las armas? Lo hacemos físicamente con nuestra manita. Después hay ciertas acciones que sí realizamos con botones, como activar el turbo de la nave, o ir cambiando entre las tres armas disponibles con el joystick. El resultado es un esquema de control muy sencillo, pero que funciona a las mil maravillas. Además se logra un buen equilibrio entre la acción y la estrategia, para no olvidar las raíces de Stellaris en ningún momento.

Las tres armas de las que disponemos son la ametralladora, el láser y los misiles. Las balas estándar son ideales para hacer daño al casco de los oponentes, pero son de rango cercano. El láser no hace mucho a las naves, pero sí es ideal para acabar con el escudo, además de tener un alcance mucho mayor que con la metralleta. Por último, los misiles son el «socorro, estoy en apuros», al hacer un daño devastador, pero por contra, son muy limitados. Los enemigos nos obligarán a ir cambiando constantemente de armas, movernos para esquivar sus ataques, y al final, planificar al vuelo nuestras tácticas. Porque creedme, estar quieto disparando supondrá una muerte segura.

Las peleas son increíbles. Al principio todo es bastante estándar, teniendo «solo» que disparar o evitar las embestidas de varias naves. Más adelante tendremos que destruir los misiles que vienen, defendernos de enemigos que se dividen al quitarles el escudo o mucho más. Es cierto que hay arquetipos que se repiten con diferentes modificadores, pero el resultado son peleas frenéticas a más no poder.

Ghost Signal A Stellaris Game PS VR2

Los jefes finales nos pondrán las cosas difíciles… ¡casi se vuelven un bullet hell!

Viajando por infinitas rutas estelares

Nuestra meta en cada mapa de Ghost Signal será acabar con los enemigos de la zona, hasta poder saltar a la siguiente zona. Como os podréis imaginar al ser un rogue-lite, los nodos a los que podemos saltar serán aleatorios. Al igual que en FTL, nos tocará elegir el camino entre las diferentes opciones disponibles, teniendo en cuenta siempre el factor riesgo-recompensa.

Igual en una zona nos espera un combate más difícil, pero a cambio, recibiremos una ventaja adicional. Si vamos justos de vida, igual nos conviene ir por una ruta más segura hasta llegar a los reparadores, los únicos capaces de hacer honor a su nombre, y devolvernos algo de salud.

Hay variedad en las rutas a tomar entre combates normales, jefes, sectores con peligros ambientales, zonas con bestias o zonas con eventos aleatorios. Tan pronto podremos combatir contra un «animal» que sale de un agujero negro como nos veremos atrapados por uno, teniendo que hacer algún sacrificio si queremos sobrevivir. Quizá nos topemos con una infraestructura alienígena desconocida con la misma probabilidad de darnos ventajas como desventajas. Eso sin contar tiendas de armas, herramientas y otras más. Así se consigue que cada partida sea bastante diferente… Sobre todo también por las builds que podemos ir creando.

Ghost Signal A Stellaris Game PS VR2

Muchas criaturas son pacíficas… Pero algunas no tanto

Construyendo la nave perfecta

La progresión dentro de una misma partida es uno de los puntos fuertes del juego, y otro elemento fundamental para que cada partida sea única. En diversos nodos podremos ganar perks, como que el láser congele a los enemigos, las balas puedan paralizar a los enemigos, ampliar la munición y muchas más.

Podremos llegar a tener varias decenas de ventajas a la vez, o en el peor de los casos, alguna desventaja. Con la chatarra que iremos consiguiendo al matar enemigos o destruyendo meteoritos, entonces podremos o bien comprar más ventajas en las tiendas, o mejorar las que ya tenemos. Hay una amplia variedad de perks a obtener, lo que unido al factor aleatorio de las recompensas y las rutas, hacen cada partida increíblemente dinámica y única.

Constantemente estaremos descubriendo algún evento nuevo, o dando con alguna sinergia nueva, lo que nos lleva al clásico «solo una run más y lo dejo». Realidad: estamos jugando a Ghost Signal hasta que se nos acaban las baterías de los mandos. Dado que una partida exitosa sólo nos lleva 30-45 minutos, el cuerpo pide volver a intentarlo una vez más.

Ghost Signal A Stellaris Game PS VR2

Los agujeros negros pueden ser preciosos… ¡Y también mortales!

Aprendiendo con cada bucle

Como ocurre en todo rogue-lite, hay una progresión global. En este caso, se consigue mediante la experiencia. Con ella podremos avanzar en diversos árboles de habilidades que nos permitirán mejorar nuestra nave, mejorar las capacidades de negociación para reducir el coste en las tiendas o añadir nuevas ventajas que aparecerán en sucesivas partidas. Es una progresión constante y satisfactoria, algo que parece es más complejo de lo que parece viendo los últimos rogue-lites que se han estrado para la VR.

A todo esto, hay que sumar los avances paulatinos en la historia de Ghost Signal o la posibilidad de añadirnos desventajas permanentes. Cuantos más nos pongamos, más experiencia obtendremos, pero claro, más nos costará avanzar. Un gran equilibrio de riesgo-recompensa, animándonos el juego a superar nuestros límites al ir avanzando en la narrativa.

Incluso hay 3 naves diferentes, cada una con diferentes características, lo que nos anima a jugar de diversa manera. No es lo mismo usar la nave inicial que la segunda, con más misiles y munición, pero un rango más limitado, a cambio de una mayor maniobrabilidad para incluso embestir a los enemigos o recuperar algo del escudo. Los combates se afrontan de manera muy distinta, tanto con los enemigos normales como contra los jefazos finales. Es cierto que muy a largo plazo encontraremos algo de repetividad, pero como ocurre con todos los rogue-lites al final. Se tarda bastante en llegar a ese punto, gracias a lo bien que funcionan todas las mecánicas del juego.

Ghost Signal A Stellaris Game PS VR2

Ver eclosionar a una bestia del tamaño de un planeta no tiene precio

La belleza y sencillez del espacio

En cuanto a lo visual, Ghost Signal ya era un título vistoso en Meta Quest 2, pero ahora en PS5 y PS VR2 se puede apreciar una ligera mejora. No es gigantesca, pero las naves y los entornos están algo más detallados. En especial destaca la mejora en la iluminación, con las explosiones o los fondos del espacio apreciándose mejor en las naves.

La resolución del juego es bastante alta, ofreciendo una imagen muy nítida en todo momento. Dicho esto, tampoco estamos ante el juego más complejo del mundo. La acción al estilo diorama al final tiene sus limitaciones, y más cuando estás en el espacio. Aun así, hay varios momentos muy llamativos. Cuando nos topamos con la criatura del tamaño de un planeta que eclosiona de su huevo en mitad de un combate es increíble. Lo mismo con los jefazos finales, sus patrones de ataque o diversos momentos en los que cuesta no soltar un «guau».

Pese a todos estos puntos positivos, Ghost Signal tampoco aprovecha mucho las posibilidades de PS VR2. Los elementos hápticos de los mandos no se aprecian, y tampoco vibra el casco en ningún momento. No se echa en falta al estar «lejos» de la acción, pero igual podría haber añadido ese «plus» extra a esta versión.

En lo referente al sonido, tenemos una buena mezcla de efectos sonoros que añaden mucho impacto a cada disparo o impacto, además de una genial banda sonora muy de ciencia ficción. Igual no es memorable, pero hace la exploración y la acción mucho más dinámicas.

Ghost Signal A Stellaris Game PS VR2

Con varios perks ganaremos aliados. ¡Así no estamos solos en el espacio!

Conclusión

Llevábamos una rachita algo mejorable de rogue-likes en VR que clavaban la acción pero no la progresión global. Da gusto toparse con uno donde ambos elementos funcionan a las mil maravillas. Ghost Signal: A Stellaris Game es justo lo que todo rogue debe ser: repleto de posibilidades, adictivo y sorprendente en cada partida.

Los combates son increíblemente satisfactorios, audiovisualmente es una delicia para los amantes de la ciencia ficción y se crea una forma de juego original pero totalmente accesible dentro de la VR. Si os gusta la acción del estilo diorama y/o la ciencia ficción, este rogue-lite no puede faltar en vuestra colección.

8

Nos consolamos con:

  • Combate rápido, frenético y táctico a la vez
  • Progresión global y dentro de una misma partida fantástica
  • Montones de posibilidades para afrontar cada partida
  • Ciencia ficción en estado puro

Nos desconsolamos con:

  • A la larga, igual se puede hacer repetitivo
  • No aprovecha las funcionalidades de PS VR2

Análisis realizado gracias a una clave para PS5/PS VR2 proporcionada por Fast Travel Games.

Ficha

  • Desarrollo: Fast Travel Games
  • Distribución: Fast Travel Games
  • Lanzamiento: 05/10/2023 (Versión PS VR2)
  • Idioma: Textos en Castellano y voces en Inglés
  • Precio: 19,99 €

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *