7

Escape from Galaxen

Escape from Galaxen

La saga Space Invaders se ha intentado modernizar en más de una ocasión, incluyendo un reboot para 128 bits desastroso (aunque es tan malo que termina teniendo encanto), pero prácticamente nada ha conseguido replicar su encanto como el original. Por eso, me llamó mucho la atención Escape from Galaxen hace unas semanas, al querer trasladar más o menos el juego a la VR.

Así han hecho los chicos de Ramen Profitable Games y Billete Cohete, que tras dejarnos unas muy buenas sensaciones con su alfa gratuita (disponible a través de SideQuest), ya está aquí con su versión final. Así que coged vuestras armas de juguete favoritas, que tenemos muchos «marcianitos» que aniquilar.

¡A casa antes de la hora de la cena!

La premisa de Escape from Galaxen es de lo más sencilla: vamos a jugar a nuestro arcade favorito, pero entonces somos transportados a su interior. ¿Nuestra tarea? Completar todos los niveles y escapar, porque nos esperan a la hora de la cena, y nos castigarán como lleguemos tarde. Al fin y al cabo, una madre enfadada es más peligrosa que cualquier alien del videojuego.

Esto se traduce en tener que completar tres mundos (EEUU, Japón y el espacio), cada uno con 4 fases y un jefe final para rematar cada zona. Como decía antes, estamos ante un juego fuertemente inspirado en Space Invaders, por lo que nos enfrentaremos a una serie de enemigos que aparecerán en oleadas. Los marcianitos se irán moviendo, y poco a poco empezarán a dispararnos.

Como si esto fuera Time Crisis, estaremos siempre quietos en el escenario (así nada de mareos), de modo que tendremos que movernos físicamente para evitar los proyectiles si no queremos perder vidas. Contaremos con un total de 3 por cada crédito, y si perdemos todas, tendremos que empezar la región desde el principio.

Para defendernos, contaremos con nuestras armas de juguete, teniendo por defecto nuestra pistola de Nintendo y la espada de He-Man. Este es el equipo más efectivo, ya que con la espada podremos devolver los proyectiles a los enemigos, teniendo así una alternativa al esquive físico de todas las balas. De hecho, el desvío es una de las mejores mecánicas de Escape from Galaxen, al sentirnos casi como un Jedi desviando las balas de los Stormtroopers, y algunos de los enemigos y jefes finales aprovechan esta idea de una manera estupenda.

Escape from Galaxen

¿No se supone que los power-ups nos hacen sentir poderosos?

De vez en cuando aparecerán varios camiones para darnos power-ups, que consistirán en créditos o vidas extra, o lo mejor, nuevas armas. Aquí contaremos con un fusil de asalto o una escopeta, que pueden agarrarse con las dos manos para tener una mayor precisión. Como tal, las armas son mejores que la pistola, gracias a su mayor cadencia y radio de acción. ¿El problema? Que la espada es sencillamente mucho más poderosa, por lo que casi sentiremos que estamos en desventaja al usar estas armas.

No es el caso de todas ellas, puesto que tenemos un potentísimo tirachinas que aniquilará a todos los enemigos en su radio de acción, teniendo que apuntarlo con las dos manos de la misma manera que en Angry Birds VR. Este es el arma opcional que mejor funciona, y quizá, Escape from Galaxen sería algo más equilibrado si la espada fuera también un potenciador.

Por ejemplo, la espada podría desviar un par de proyectiles antes de romperse, y luego tendría que obtenerse otra vez. Eso, o que se «descarga» y se queda inutilizada unos segundos. Porque claramente, el combo de espada y pistola es el más potente del juego, a pesar de ser el equipo por defecto, que en teoría debería ser el más flojo.

Escape from Galaxen

Diversión arcade en su máxima expresión

Quitando esta pega, la verdad es que Escape from Galaxen es increíblemente divertido. Las armas tienen un genial manejo, además de ofrecernos acción constante en cada una de las fases. Hay una buena variedad de enemigos, introduciendo un nuevo tipo de alien en cada uno de los mundos para hacer las cosas más interesantes en función de cómo se van combinando.

Por ejemplo, hay unos bichos desde el principio que lanzan un proyectil al morir, pero si les dejamos demasiado tiempo, explotarán y nos dispararán una decena de balas de golpe, lo cual es casi imposible de esquivar. Más adelante, los samuráis resisten varios disparos, pero devolverles su disco de cuchillas con la espada les matará, por lo que ahí esa es la mejor táctica si queremos vencerlos sin problemas.

Los jefes finales también tienen varias mecánicas únicas, para que cada combate sea totalmente único. Así se consigue crear combates entretenidos, donde tener que ver bien a quién disparar primero para minimizar el riesgo y acabar con ellos antes de que ellos ataquen.

Escape from Galaxen

¡Un arcade completado con solo un crédito!

Nos lo pasaremos tan bien con Escape from Galaxen, que llegaremos a los créditos del final antes de que nos demos cuenta, pero ciertamente, estamos ante un juego muy, muy corto. En poco más de 30 minutos podremos completar todos los niveles, al necesitar unos 10-15 minutos para cada uno de los mundos. Encima no hay motivos para rejugar la campaña, al no haber puntuaciones para picarnos con usuarios de todo el mundo, coleccionables ocultos ni nada por el estilo. De hecho, el juego no guarda nuestro progreso, perdiéndose si salimos del juego al menú principal. No es mucho problema por ser tan corta la experiencia, pero espero que esto lo mejoren para poder elegir siempre el mundo que queramos una vez lo hemos desbloqueado.

Otro aspecto a tener en cuenta es que el juego es bastante fácil. No gasté ni un solo crédito, ya que las pocas vidas que perdí las recuperé sin problemas por los potenciadores que iban apareciendo, así que me pasé el juego del tirón. Aquí quizá ayudaría a la rejugabilidad el tener diferentes niveles de dificultad para que los «marcianitos» duren más de un disparo, o sean más agresivos para que nos disparen antes.

No solo se tendrían más motivos para volver a completar los niveles, sino que así el juego podría durar también más, puesto que si morimos, tardaremos por narices más en completar cada uno de los mundos.

Escape from Galaxen

Una estética para enamorar

Algo donde el equipo de desarrollo se ha salido es en la parte visual. Escape from Galaxen ofrece unos entornos ochenteros fantásticos. Cada región tiene un aspecto único, además de tener bastantes escenarios dentro de un mismo mundo. Así podremos visitar una Shibuya en plan retro con mucho encanto, para además visitar una especie de Times Square o una nave espacial con otras naves pasando de fondo para hacer todo mucho más dinámico.

También destaca el diseño voxel de los alienígenas, que se combinan a la perfección con los entornos para ofrecer un juego muy, muy vistoso. Está claro que no es el juego técnicamente más puntero de la VR, pero vuelve a demostrar cómo una buena dirección artística es más importante que el músculo técnico como tal.

La parte sonora no se queda atrás ni mucho menos. La banda sonora de estilo synth de David Martínez es genial, animándonos a seguir pegando tiros sin parar durante todo el juego. Los efectos sonoros son sencillos, pero efectivos. La voz en inglés de nuestro amigo por walkie-talkie (nos da consejos muy de «Gracias, Sara» al ser cosas demasiado básicas) también es de gran calidad, aunque eso sí, no habría estado mal contar con textos en castellano.

Escape from Galaxen

Conclusión

Me lo he pasado en grande con Escape from Galaxen, ya que para ser el primer proyecto de Ramen Profitable Games y Billete Cohete, lo han hecho realmente bien. Esta combinación de Space Invaders con Time Crisis funciona a las mil maravillas, gracias a su genial apartado artístico, satisfactorias mecánicas de disparo y buen diseño de los enemigos.

Eso sí, estamos ante un juego muy breve y bastante sencillo. Si ya tenemos un buen rodaje en la VR, no pasará todo de una experiencia muy, muy divertida, pero nada más. Ojo, me sigue pareciendo un título la mar de recomendable si os gusta el género o los juegos arcade, pero claramente no nos va a sorprender.

Ahora bien, Escape from Galaxen es el juego perfecto para introducir a alguien a la Realidad Virtual. Vistoso, sencillo, fácil de entender e increíblemente divertido. Teniendo en cuenta que es el primer juego del estudio, tengo muchas ganas de ver con qué nos sorprenden en el futuro, ya que claramente tienen mucho talento.

7

Nos consolamos con:

  • Artísticamente fantástico
  • Divertido y perfecto para introducirse en la VR
  • Gran combinación de Time Crisis con Space Invaders
  • Música genial que nos animará al máximo durante el juego

Nos desconsolamos con:

  • Increíblemente corto
  • Poco rejugable
  • Bastante fácil
  • Es más potente el pack de armas básico que las obtenidas con los power-ups

Análisis realizado gracias a un código para Meta Quest 2 proporcionado por Make Good Art Agency.

Ficha

  • Desarrollo: Ramen Profitable Games y Billete Cohete
  • Distribución: Billete Cohete
  • Lanzamiento: Por determinar
  • Idioma: Textos y Voces en Inglés
  • Precio: 9,99 €

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *