5

Doctor Who: The Edge of Reality

Estamos en una época de transición para Doctor Who, con la próxima salida de Jodie Whittaker como la Doctora y la marcha del actual equipo creativo de la serie. Sin embargo, esta etapa nos ha dejado la ampliación del universo a través de varios videojuegos. Hace poco pudimos disfrutar de The Lonely Assassins, una continuación brillante del episodio «Blink», o la divertidísima aventura para VR The Edge of Time.

Es este último título el más importante para el juego que hoy nos ocupa, ya que Doctor Who: The Edge of Reality es una adaptación para plataformas tradicionales de la aventura para VR, además de ampliar la historia con los Cybermen y el regreso del Décimo Doctor de David Tennant. Así que agarrad vuestro destornillador sónico, vuestras zapatillas y las pajaritas, porque la TARDIS nos llama.

Ahora nosotros somos el Doctor

La trama de The Edge of Reality no nos pillará de sorpresa si ya hemos jugado al título de VR, ya que la premisa es la misma. Estamos haciendo la colada cuando de repente acabamos transportados a una dimensión donde los Daleks invaden, aparecen unos monstruos horripilantes en las lavadoras y todo parece ponerse patas arriba. La Doctora entonces se pone en contacto con nosotros para indicarnos que somos la única esperanza del universo, ya que ella está atrapada en el límite del tiempo. Así que con su destornillador sónico, tendremos que viajar por el tiempo para evitar que un virus destruya la realidad.

Doctor Who The Edge of Reality
La TARDIS nos espera

Desde casi el principio empezaremos a notar algo diferente, con visiones de los Cybermen, ya que ellos son los principales villanos de la nueva parte del juego. Su integración no está mal del todo, al igual que la inclusión del Décimo Doctor. Volver a ver a David Tennant en el papel es fantástico, y hasta hay una conexión de lo más interesante con cierto capítulo que no me vi venir.

Así que, si somos Whovians, vamos a disfrutar de la trama, al funcionar como una especie de arco narrativo de la serie donde aparecen varios de los mejores villanos de toda la serie. ¿Es perfecta la trama? No, ya que controlar a un personaje incorpóreo no ayuda en algunos momentos, pese a la presencia de Emer como la identidad que nos pone en contacto con todo lo demás. Sobre todo por lo que ocurre al final, The Edge of Reality habría tenido un mayor impacto si la protagonista única hubiera sido Yaz, para potenciar el aspecto de la familia de esta etapa de la serie.

Al menos, los subtítulos (recordad activarlos, que no lo están por defecto) están en nuestro idioma para que no nos perdamos nada. Eso sí, se nota que no los ha traducido un seguidor de la serie ni se han documentado, porque ver traducido Cybermen como «Hombres cibernéticos» me estaba sacando de quicio.

Los peligros de pasar de la VR al 2D

El juego original se diseñó desde el principio para la VR, por lo que había muchas interacciones físicas con nuestro entorno. ¿Cómo se ha adaptado a la VR? Agarrando lo que miremos al pulsar un botón. Además, este objeto se sumará a nuestro inventario, siendo increíblemente tosco el manejar los objetos o lanzarlos. Por suerte, no es algo muy necesario, pero es el primer síntoma de cómo el juego no estaba pensado para jugarlo en una pantalla en plana.

Doctor Who The Edge of Reality

Como tal, Doctor Who: The Edge of Reality es una aventura narrativa con ligeros puzzles y toques de acción. Para avanzar siempre tendremos que activar el mecanismo que toque o completar una secuencia en particular. Nada complicado realmente, pero lo justo para que no estemos ante un walking simulator.

El problema con esta adaptación es que, cuando en VR teníamos que agarrar objetos para llevarlos a otro lado o toquetear unos botones, todo era mucho más natural e intuitivo. Llevábamos la mano y listo. Inspeccionar los objetos también era mucho más sencillo para los pocos rompecabezas donde era necesario, haciendo todo infinitamente más rápido. Aquí, no solo tenemos que lidiar con un tosco inventario, sino también con unas interacciones realmente pobres.

La zona de acción para que pulsemos algún botón no es que sea muy amplia, por lo que tendremos que mirar al botón en particular, aunque sea muy pequeño. Hay un puzzle en el segundo nivel del juego que nos hace dar vueltas a una estructura para dar con una secuencia mientras pulsamos unos botones minúsculos, siendo un auténtico dolor de muelas. La parte de acción del capítulo de los Daleks es un desastre en cuanto aparecen los drones por culpa de su rápido movimiento y lo lento que apuntamos nosotros, por citar solo un par de ejemplos. Otras secciones sí se han adaptado mejor, pero es una parte con luces y sombras.

Doctor Who The Edge of Reality
La sección con los Ángeles Llorosos se ha ampliado, pero también ha perdido mucha fuerza

Ampliando la aventura

Por suerte, no estamos ante los mismos niveles que en VR, ya que se han ampliado bastante. Esto implica poder experimentar mejor la invasión inicial de los Daleks a la Tierra, pasar más tiempo deambulando los oscuros bosques por donde pululan unos oscuros monstruos o incluso deambular entre los Ángeles Llorosos en vez de «solo» quedarnos encerrados en un ascensor.

¿Esto hace estas partes más divertidas? Definitivamente no, ya que las secciones donde interactuamos con enemigos, algo muy común en la nueva parte centrada en los Cybermen, son muy, muy pobres. Por ejemplo, con los Ángeles Llorosos no sentiremos tensión alguna, ya que siguiendo el camino marcado, de vez en cuando aparecen, les miramos un poco hasta que nos alejamos un poco, y a seguir corriendo. Con los Daleks o los Cybermen es incluso peor, al tener que escapar de unos enemigos tan tontos, que es complicado verlos como una amenaza.

El problema de Doctor Who: The Edge of Reality es que estas secciones en VR impresionaban, ya que estábamos dentro del universo nosotros y éramos los que estábamos en peligro de ser tocados por un ángel por sólo apartar ligeramente la mirada. Sin embargo, aquí la tensión de esta sección se evapora casi por completo. Es más, casi parece que estamos ante uno de los juegos de terror típicos de Steam donde nos persigue un monstruo genérico.

Doctor Who The Edge of Reality
La CyberParca será uno de nuestros principales enemigos

Coleccionables para todos los gustos

Un añadido que sí funciona mejor es el de los coleccionables. Por un lado, hojas para nuestro diario donde ampliaremos información sobre los enemigos o los hechos que vivamos, algo que siempre se agradece como buen Whovian. Además, hay objetos repartidos por el entorno de toda la serie, como las gafas 3D de Tennant, que luego podremos examinar cuando visitemos la TARDIS.

El juego sigue siendo muy lineal, pero al menos hay más motivos para explorar, lo cual es siempre bienvenido cuando todo es tan clavado como en la serie de televisión. ¿El problema de intentar explorar tanto? Que a veces nos podamos atascar en el entorno o sufrir algún que otro bug que nos hará reiniciar el nivel. Es otra muestra de un juego que se diseñó para el teletransporte en VR, lo que hace que cuando nos toque «saltar» en zonas plataformeras, la experiencia sea menos que satisfactoria.

Al menos, Doctor Who: The Edge of Reality nunca se termina de hacer pesado, ya que saltaremos rápido de una zona a otra, lo que siempre garantiza la variedad. Eso sí, tampoco es muy duradero, ya que a las 2/3 horas que duraba la versión de VR, ahora podemos sumar otra hora más o menos para la sección de los Cyberman. No es mucho, pero eso garantiza un buen ritmo para la narración.

Doctor who The Edge of Reality
El diario junto a los coleccionables es una de las novedades

Gráficos de otro espacio-tiempo

Si bien el arte de Doctor Who: The Edge of Reality es clavado al de la serie para garantizar una gran autenticidad, hay que reconocer que estamos ante un título feo a más no poder. En Xbox Series X (versión retrocompatible de One) había ciertos tirones al avanzar un poco por cada nivel, lo cual es algo molesto.

La calidad de los efectos y las texturas también dejan que desear. De hecho, hay bastantes errores gráficos, siendo fácil encontrarle las costuras al juego. Cuando aparecen enemigos, los que no tienen animaciones humanoides o no se ven mucho quedan mejor, como es el caso de los Daleks o los Ángeles Llorosos. Los Cybermen, por su vertiente robótica, no desentonan demasiado, ya que de hecho, han clavado su caminar. La pega está cuando vemos al Doctor y a la Doctora en persona, ya que el resultado es bochornoso. Incluso su cara es muy mejorable, lo que explica que la Doctora apareciera siempre de forma holográfica en el juego original de VR. Es más, cuando hay alguna cinemática, los ángulos de cámara son tan pobres, que parece que estamos ante un juego amateur.

Esto contrasta con el sonido, ya que aquí Doctor Who: The Edge of Reality es genial. Las actuaciones de Jodie Whittaker y David Tennant como los Doctores son fantásticas, al igual que el resto de personajes. Las voces de los Daleks y Cybermen están clavadas a las de la serie para dar autenticidad a estos villanos. La música y efectos también son fieles a la serie al 100%, lo que se agradece como fan.

Doctor Who The Edge of Reality

Conclusión

Estamos ante el claro ejemplo de que, por mucho que queramos que ciertos juegos para VR se adapten a plataformas tradicionales, el resultado puede no ser el más indicado. Porque sí, Doctor Who: The Edge of Reality funciona, se puede completar y la historia que plantea es divertida para los Whovians.

Sin embargo, sus mecánicas son tan básicas que no llegan a ofrecer nada, sin la sensación de presencia de la VR los momentos más «tensos» pierden casi toda su fuerza. Al sumar un diseño claramente pensado para la Realidad Virtual que no se termina de adaptar, junto a unas secciones de «acción» nuevas muy pobres, entonces el resultado global es poco satisfactorio.

¿Se puede disfrutar el juego si se es un Whovian? Desde luego, pero claramente hay títulos mejores. The Lonely Assassins es infinitamente más satisfactorio, al igual que la versión en VR más a modo de experiencia que otra cosa. Espero que en el futuro sigamos teniendo juegos de Doctor Who, ya que es una franquicia con un gran potencial para hacernos disfrutar increíbles videojuegos, aunque en este caso el resultado sea más digno del Amo que del Doctor.

5

Nos consolamos con:

  • Historia que encaja muy bien con el universo y hasta tiene una conexión inesperada con la serie
  • Grandes actuaciones por parte de todos los actores
  • Poder visitar la TARDIS. ¡Es más grande por dentro!
  • Hay nuevo contenido incluso para los que ya disfrutamos del viaje en VR

Nos desconsolamos con:

  • La adaptación de las mecánicas VR al plano no son nada satisfactorias
  • Secciones de «acción» y persecuciones increíblemente cutres
  • Visualmente pobre a más no poder
  • Se pierde el impacto que sí existía en VR

Análisis realizado gracias a un código para Xbox proporcionado por Homerun PR.

Ficha

  • Desarrollo: Maze Theory/Just Add Water
  • Distribución: Maze Theory/Just Add Water
  • Lanzamiento: 14/10/2021
  • Idioma: Textos en Castellano y Voces en Inglés
  • Precio: 24,99 €

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *