8

Demeo

Demeo

Una de las formas de disfrutar una buena tarde-noche con amigos, es una larga partida de rol. Ponernos alrededor de una mesa, escuchar al Dungeon Master cómo nos intenta fastidiar, y cómo nosotros intentamos cualquier locura al lanzar los dados. Esto se ha perdido bastante en este último año, ya que eso de quedar físicamente con los amigos no es que sea muy recomendable por la pandemia. Podemos sustituir estas partidas de rol por cualquier juego de tablero, que a veces, nos dan algo más directo para los que la imaginación brilla por su ausencia.

Es por eso que los juegos de mesa en Realidad Virtual pueden ofrecer algo mágico: volver a juntarnos con los amigos para disfrutar de una partida en un tablero único, que luego encima no hay que recoger. Con Table of Tales me lo pasé en grande hace un par de años, pero era una experiencia totalmente para un jugador. Ahí entra Resolution Games, empresa que se está especializando en ofrecernos los mejores títulos para disfrutar con nuestros amigos en VR, como Acron: Attack of the Squirrels, la cocina colaborativa de Cook-Out, o incluso los frenéticos duelos de Blaston. Eso por no mencionar la publicación en Quest del genial Carly and the Reaperman, por lo que hay una experiencia multijugador para cada clase de usuario. Ahora, el equipo nos trae su título más ambicioso en la forma de Demeo, con el que esperan poder brindar la diversión de una partida de rol de tablero con nuestros amigos, pero en VR. ¿Habrán logrado una buena tirada, o habrán caído en la trampa de unos malvados trasgos?

En Demeo estamos ante un dungeon-crawler de manual, pero uno muy especial, ya que desde el primer momento el juego nos quiere vender la ilusión de que estamos ante un juego de mesa virtual. Así que, el escenario a nuestro alrededor es el típico garaje de película americana, muy similar al visto en «Stranger Things» donde estaban los protagonistas jugando a «Dragones y Mazmorras». La historia es la del propio juego: una reina élfica que parecía atrapada en una mazmorra se ha despertado, con que les toca a los héroes adentrarse en la misma para acabar con ella, salvar el mundo y llevarse los tesoros que encuentren por el camino. Nada del otro mundo, ya que no es más que el contexto para la partida, aunque ojo, que igual en la introducción nos dan alguna pista a usar para salir victoriosos.

Demeo

Al jugar, podemos controlar a uno de los cuatro personajes, que representan las cuatro clases típicas:

  • Sigrun. El típico tanque, con la posibilidad de absorber hasta 5 puntos de daño de los ataques enemigos, además de atacar con su lanza girando o lanzándola
  • Kai. El asesino, con una baja defensa, pero que hace daño extra si ataca por la espalda. Por eso, su habilidad de sigilo para pasar desapercibido puede salvar al grupo con un buen ataque furtivo
  • Zedokar. El mago, con la capacidad de atacar a muy larga distancia para provocar estados alterados, pero sus ataques como tal no son los más dañinos
  • Ailín. La arquera, capaz de causar estragos a larga distancia, además de aprovechar su afinidad con la naturaleza para encantar a los enemigos, o invocar criaturas para que luchen junto a ella

Para jugar, contamos con la opción de la partida individual, o multijugador, ya sea en partidas públicas (seleccionamos «Partida Rápida»), o partidas privadas para jugar en una sala en concreto con nuestros amigos. Independientemente del modo, nuestro objetivo será siempre el avanzar por los pisos de la mazmorra, hasta dar con la reina élfica, para acabar con ella sin morir en el intento.

Demeo

Como tal, todo funciona como un RPG táctico por turnos. Cada personaje tiene dos acciones, pudiendo moverse, moverse y atacar, o usar alguna de las cartas que sí consumen una acción. Al hacer sus movimientos los héroes, después les toca moverse a los héroes, pudiendo ver en nuestra muñeca el orden de los turnos.

Lo que hace que Demeo funcione tan sumamente bien, es cómo parece ser todo un juego de mesa, lo que se traduce en una accesibilidad máxima. ¿Queremos mover a un personaje? Pues cogemos la ficha con nuestras manos virtuales, y la colocamos en la posición que queramos. ¿Queremos atacar? Pues nos ponemos encima del enemigo en cuestión, y luego hacemos la tirada para ver si atacamos, hacemos un crítico o si incluso fallamos.

Esta accesibilidad hace que jugar sea una delicia, ya que es todo tan sencillo como mover una ficha o carta en un juego de tablero real. Ahora bien, Demeo es un juego que no se anda con chiquitas, ya que si no jugamos con cabeza, nos van a matar en menos de lo que canta un gallo. Cada uno de los pisos que visitamos se genera de forma aleatoria, con varios puntos de interés en las sombras, ya que no sabremos qué hay más allá del punto de vista de los personajes. Esto nos puede provocar grandes sorpresas al girar una esquina o abrir una puerta, lo que nos obligará a estar siempre preparados ante cualquier posible encuentro con el que nos topemos.

Demeo

Es aquí donde las habilidades combinadas de los personajes nos pueden venir de perlas. Cada héroe tiene una habilidad propia que se recarga, mientras que el resto de acciones especiales se consumen por medio de cartas. Estas cartas las veremos al girar nuestra mano, apostando nuevamente por la accesibilidad a la hora de ver nuestro mazo, que sería como haríamos en la vida real.

Para conseguir nuevas cartas, podremos llenar nuestro indicador de maná (compartido entre todo el grupo) al matar enemigos, comprarlas entre los pisos con el oro recogido, o abriendo cofres. Estas cartas son fundamentales, al poder permitirnos usar los movimientos más poderosos de cada personaje, o poder plantar objetos tan útiles como una ballesta que ataca de forma aleatoria a los enemigos durante su turno, lámparas que podemos explotar, barreras para bloquear el avance enemigo, etc. Demeo no para de darnos opciones para afrontar cada encuentro, como ocurre en los buenos juegos de rol táctico y hasta de tablero. Por ejemplo, podemos envenenar una zona para ir dañando a los enemigos que vayan a pasar por una puerta, para luego incendiar el veneno y provocar una gran cantidad de daño zona de un solo plumazo.

La variedad de enemigos es también bastante buena, pudiendo tener bestias que invocan otros enemigos, algunos que provocan estados positivos en sus aliados, una bruja que no hace daño pero sí teletransporta a sus compañeros, etc. Para ver sus debilidades y estadísticas, simplemente tenemos que coger su ficha y ya está, lo que es bastante más rápido que ir mirando en el manual de turno para ver cómo funciona cada criatura. No me cansaré de repetirlo, pero todo es sumamente accesible, ya que el agarrar un objeto es lo más fácil, sencillo e intuitivo que se puede hacer en la VR.

Demeo

Estos ingredientes hacen que Demeo sea divertido al jugar en solitario, al controlar nosotros a 3 héroes de los que hay disponibles, pero ofreciendo muchas posibilidades tácticas para afrontar cada piso de la mazmorra. Sin embargo, donde el juego realmente brilla es al jugar con otros usuarios, sobre todo si es con amigos.

En multijugador, la cosa puede estar complicada si sólo vamos con un amigo, ya que dos héroes estarán en clara desventaja numérica. También puede haber problemas si no llevamos un equipo equilibrado, al ser posible jugar con dos magos, dos arqueros, o todos siendo tanques. Ahora bien, el juego aquí ya empieza a ser menos importancia, al ser las interacciones con los propios usuarios las que nos hacen disfrutar tanto. Una tirada nuestra que da en fallo y provoca el daño a un aliado puede ser «meh, a la siguiente acierto», pero con amigos, puede provocar muchas risas, gritos (en el buen sentido) y nuevos momentos de «Te vas a enterar que te voy a enseñar yo cómo se juega, ¡que no sabes Fulanito!» entre otras muchísimas posibilidades.

Lo mejor de todo, es que te da la sensación de estar jugando realmente con gente a tu alrededor. Puede que sólo veamos su antifaz y sus manos, pero da igual, porque podemos «sentir» su presencia, como si estuviéramos todos alrededor de una mesa jugando. Encima, hay Cross-Play entre Oculus Quest y PC, para así jugar con cualquier otro usuario de VR (salvo los de PSVR), ampliable a la versión para PC en plano que llegará próximamente. Dado el éxito que está teniendo Demeo, los aventureros con ganas de rolear y vivir nuevas experiencias no nos van a faltar.

Demeo

Todo esto es genial, pero hay varios problemas que se irán solucionando en el futuro. El más obvio es claramente el contenido. Demeo sólo tiene una campaña, donde siempre tendremos tres pisos de mazmorras, acabaremos con el mismo jefe final, y cuando sepamos una buena estrategia, la dificultad se reducirá notablemente. Entre partidas, lo realmente nuevo estará en las interacciones sociales que podamos tener con otros usuarios, ya que veremos rápido todo lo que hay en el juego.

Hay algún desbloqueable estético al ir subiendo de rango, ya sea para las figuras o para nuestros avatares. En este sentido, estaría bien haber tenido más opciones seleccionables desde el principio, puesto que al empezar a jugar, todos tenemos el mismo antifaz y guantes, teniendo que apuntar a nuestro amigo para ver con quién hablamos al ver su nombre de usuario.

Desde Resolution Games ya han dicho que llegará en verano otra campaña nueva sin coste adicional, además de más actualizaciones, como la posibilidad de guardar el progreso entre los pisos. Esto es importante, ya que las partidas de Demeo se pueden ir a las 3-4 horas, como ocurre en una buena partida de rol de tablero.

Demeo

A nivel técnico, he jugado en Oculus Quest 2, y la verdad es que Resolution Games ha hecho un trabajo estupendo. Las mazmorras son bastante vistosas, al igual que las figuras de los diversos personajes, sus animaciones y demás. No será el juego más vistoso de toda la VR, pero sí que clava esa esencia de juego de tablero de mazmorras. Poder ampliar la imagen hasta estar básicamente dentro de las mazmorras es genial, al poder elegir nosotros la escala en la que vemos la acción. ¿Nos metemos en la piel de nuestro héroe para ver básicamente lo mismo que él, o jugamos como si estuviéramos ante un tablero de verdad? La elección es nuestra, y ambas funcionan a las mil maravillas.

Con el sonido ocurre lo mismo. Las pocas líneas de diálogo en inglés (hay textos en castellano) no están nada mal, mientras que la música de rollo fantasía junto a los efectos están muy bien. Lo mejor es que el chat de voz a través del juego funciona como un tiro, para comunicarnos a lo largo de las partidas.

Conclusión

Los chicos de Resolution Games han logrado un juego que cumple a la perfección su objetivo: hacernos sentir que estamos echando una partida a un juego de rol de tablero con nuestros amigos. Solo por eso, Demeo me parece una auténtica maravilla, ya que las risas mientras acertamos o fallamos están más que garantizadas.

Encima, estamos ante un RPG táctico más que competente, ofreciendo múltiples estrategias, una buena variedad de enemigos y momentos capaz de ponernos contra las cuerdas como nos despistemos. ¿El problema? Que no hay más juego, ya que sólo hay una campaña, y una vez nos la conocemos al dedillo, se puede volver algo repetitivo. Es cierto que ocurre como en un juego de mesa, y que al jugar con nuevos usuarios, podremos vivir una experiencia completamente diferente. Pero claro, por pedir, que no quede.

Si vais a jugar en solitario, Demeo os divertirá, pero os seguiría recomendando antes Table of Tales, por poner muchísimo más énfasis en la parte narrativa. ¿Pero para jugar con amigos? Demeo es uno de los juegos imprescindibles de la Realidad Virtual. Estoy deseando probar las próximas campañas, volver a reunirme con mis amigos, y seguir lanzando el dado como si no hubiera un mañana.

8

Nos consolamos con:

  • Realmente tienes la sensación de estar ante un juego de tablero
  • Opciones tácticas muy interesantes
  • Buena variedad de enemigos y de habilidades para los héroes
  • Con amigos es una maravilla

Nos desconsolamos con:

  • Los desbloqueables estéticos no son gran cosa
  • Sólo hay una campaña
  • En solitario no es tan divertido, seguramente por la falta de una narrativa real

Análisis realizado gracias a una copia descargada de la Oculus Store.

Ficha

  • Desarrollo: Resolution Games
  • Distribución: Resolution Games
  • Lanzamiento: 06/05/2021
  • Idioma: Textos en Castellano y Voces en Inglés
  • Precio: 24,99 €

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *