8

Darksiders Genesis

Darksiders Genesis

La franquicia Darksiders ha mutado mucho a lo largo de los años. La primera entrega nos logró enganchar a muchos al ser una especie de The Legend of Zelda más oscuro, pero teniendo la misma estructura, un genial sistema de combate, un universo interesante y unos puzzles espectaculares. La segunda parte se acercó más al RPG de acción con todo el loot que había para recolectar, pero manteniendo un poco la estructura de puzzles y exploración.

El mayor salto vino con la reciente tercera parte, ya que Darksiders III pasaba a ser un juego de acción centrado en el combate por encima de todo. Aunque todavía no sabremos si habrá una secuela protagonizada por Lucha para así finalizar los planes originales de 4 grandes títulos antes de la conclusión por todo lo alto con los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, THQAirship Syndicate (estudio formado por Joe Madeira, uno de los creadores originales de la saga) nos traen este spin-off Darksiders Genesis, que nos ofrece otro cambio más para vivir una aventura de Guerra (protagonista del primer juego) y Lucha, mucho antes del final de la humanidad con el que empezó la franquicia. ¿Podrán los Jinetes mantener el listón en este spin-off, o habría sido mejor pasar directamente a la entrega protagonizada por Lucha?

La trama de Darksiders Genesis es bastante sencilla, ya que nos muestra una aventura de Guerra y Lucha, antes de todo el lío del Apocalipsis, el final de la humanidad, etc. Por tanto, aquí podemos ver cómo funcionaban los Jinetes trabajando para el Consejo con el objetivo de mantener el Equilibrio… Algo que sabemos no durará mucho, claro. Con esta meta, Guerra y Lucha son enviados para interrogar a Sammael, un demonio que parece estar conspirando junto a Lucifer para que los demonios consigan un poder descomunal.

Darksiders Genesis

No esperéis un argumento mucho más enrevesado ni nada muy loco (más allá de alguna conexión con los juegos principales), ya que la trama de Darksiders Genesis no es que sea muy allá. Al menos, sirve para tener la primera aventura co-protagonizada por Lucha, el Cuarto Jinete al que habíamos visto muy poco, pero que ahora demuestra ser un pistolero de mucho cuidado con una personalidad algo similar a la de Deadpool, pero sin ser tan loco como el Mercenario Bocazas.

Esto contrasta muy bien con la frialdad de Guerra, mucho más centrado en completar la misión y poco más. Es esta dualidad entre Guerra y Lucha la que hace que se disfrute de la trama en el juego, ya que nos mantiene entretenidos de principio a fin. ¿Se podría haber hecho algo más ambicioso? Desde luego, pero es lo que tiene estar ante un spin-off que nos muestra una aventura más de los Jinetes, dejando la progresión de la trama ya para la hipotética cuarta entrega.

Así llegamos a la parte jugable de Darksiders Genesis, donde a priori puede parecer que estamos ante un hack and slash del estilo de Diablo. Sin embargo, esto es engañoso, ya que se debe solo a la perspectiva de la cámara (isométrica), pues en realidad estamos ante la entrega más fiel al primer Darksiders de la saga. Esto se traduce en una gran combinación de combates, puzzles, exploración y plataformas.

Darksiders Genesis

Además de la diferencia de cámara, también afecta mucho a las mecánicas el tener a los dos Jinetes trabajando juntos, por lo que podemos jugar tanto en solitario como en cooperativo en local o a través de internet. Si jugamos solos, podremos cambiar entre los dos personajes rápidamente. Además, si morimos con uno de ellos, simplemente nos quedaremos noqueados unos 20 segundos, hasta que dicho Jinete «vuelva a la vida» con algo de salud.

Cada uno de los Jinetes es radicalmente diferente, tanto a la hora de combatir como de resolver puzzles. Por un lado, Guerra funciona igual que en el Darksiders original, gracias a un sistema de combos con su espada sencillo, pero efectivo. Incluso algunas habilidades son exactamente las mismas, como poder «invocar» un montón de espadas para realizar un ataque zonal. Lucha es la principal novedad de Darksiders Genesis, al ser la primera vez que probamos su estilo de combate basado en el uso de dos pistolas. Esto se traduce en mecánicas propias de los shooters de doble stick, pudiendo tener equipadas dos tipos de balas para disparar con R1 o R2. Si acertamos muchos disparos seguidos, entraremos en un estado de frenesí en el cual la munición no se gasta (habrá montones de munición para que no nos quedemos sin balas), además de hacer más daño.

Si se acercan mucho los enemigos, podremos atacar cuerpo a cuerpo con las dagas de Lucha. Sin embargo, no es un personaje pensado para el combate cercano, por lo que se complemente a la perfección con Guerra. Mientras que uno funciona como un tanque, al tener ataques lentos pero pesados y aguantar mucho daño, Lucha es un DPS frágil pero con una mayor movilidad, perfecto para atacar desde lejos.

Darksiders Genesis

El sistema de combate es muy satisfactorio con cualquiera de los dos personajes, gracias a la variedad de enemigos, lo bien que funcionan las mecánicas de ambos personajes y sus habilidades. Los jefes finales principales están muy bien diseñados también, para que haya acción y algo de rompecabezas en la búsqueda del punto débil del enemigo. Además, el juego está bien equilibrado para que no nos sintamos en desventaja si jugamos solos, al menos en la dificultad Normal, claro.

Cuando no estemos combatiendo, estaremos resolviendo puzzles y explorando los escenarios. Los rompecabezas no llegan a ser tan complejos como los vistos en la primera entrega, al menos en los que son obligatorios para progresar. Si queremos encontrar los coleccionables de Darksiders Genesis, ojo a algunas locuras que nos harán pensar «fuera de la caja», lo que hace más divertida esta exploración. En cuanto a las habilidades centradas en los puzzles, tendremos la hoja de Guerra capaz de llevar fuego de un lado a otro, o las granadas-portales de Lucha. A medida que avancemos en la trama, desbloquearemos más herramientas todavía, lo que nos permitirá acceder a nuevas zonas de los niveles anteriores.

La exploración del escenario es, por tanto, muy importante para encontrar almas y monedas con las que comprar mejoras entre niveles, llaves para abrir unas puertas especiales o mejoras para la salud e Ira de Guerra/Lucha. Uno de los problemas de la exploración es que el mapa que podemos abrir en cualquier momento es malísimo, al simplemente marcar parpadeando la zona en la que estamos, pero no poner con un icono nuestra posición actual. Esto nos hará ir cambiando entre el mapa y el juego para encontrar alguna estructura que se pueda parecer a lo que vemos. Vale que así no nos dan todo muy mascado, pero encontrar elementos icónicos del escenario con una cámara isométrica en niveles bastante cerrados no es que sea muy cómodo.

Darksiders Genesis

Lo último que queda por comentar de las mecánicas de Darksiders Genesis es el plataformeo, y por mucho que sea mi género favorito, he de reconocer que es lo más flojo de todo el juego. Entre que la perspectiva no es la mejor para medir las alturas de algunos saltos, y varios bugs que hacen que nos quedemos atascados en algunos elementos del escenario, el personaje rebote de la pared cuando debería agarrarse a la misma y cosas así, hay momentos un poco frustrantes cuando toca ponerse a pegar saltos. Cuando nos obligan a superar una sección de plataformas deprisa porque se va rompiendo el suelo o cosas así, el título baja muchísimo la intensidad, al convertirse en secuencias de ensayo y error sin mucha gracia.

Otra pega que le veo al título está en la progresión. Sí, Darksiders Genesis tiene toques de RPG, ya que podremos ir mejorando las estadísticas de Guerra y Lucha mediante un árbol de habilidades. La particularidad es que para poder progresar en él, necesitaremos núcleos de enemigos, que pueden ser de varios tipos. Si hacemos encajar el núcleo de un tipo con el nodo del árbol del mismo tipo, conseguiremos ventajas adicionales, por lo que ver qué núcleos usamos y dónde lo hacemos es clave para tener la mejor build posible. El problema de este sistema es que los núcleos aparecen de forma completamente aleatoria, por lo que igual no sentimos que nos hacemos más fuertes al ritmo adecuado. Esto nos fuerza a repetir niveles (nos indican qué núcleos pueden aparecer) si queremos mejorar los núcleos que ya tenemos o conseguir más, para luego rezar al dios del RNG para que salga lo que queremos/necesitamos. Es algo que alarga innecesariamente el juego, sobre todo si queremos ir por las dificultades más altas, y es algo que no necesitaba el juego como tal.

Si vamos a un ritmo normal, tardaremos unas 10-15 horas en completar los 16 capítulos, por lo que Darksiders Genesis es más grande de lo que podría parecer en un primer momento. Si además queremos conseguir todos los coleccionables o meternos en las dificultades más altas, esta cifra aumenta todavía más, por lo que hay Jinetes para rato.

Darksiders Genesis

En cuanto al apartado técnico, sí que se notan un poco más las limitaciones presupuestarias del título, ya que si bien el estilo visual del juego es tan bueno como siempre, no estamos ante el juego más pulido del mundo. En PS4 Pro he notado más de un tirón que molesta cuando estamos en mitad de un combate o en una zona plataformera. Además, hay elementos que aparecen y desaparecen del escenario (como algunos enemigos cuando los vamos a ejecutar) y otros detalles que así que se podrían haber mejorado. Las animaciones y demás también son algo simples, al igual que los escenarios. Todo se salva por la factura artística de Darksiders Genesis, que ya es una marca clara de la franquicia, y lo que hace que, pese a algún que otro problema técnico, el juego siga siendo muy vistoso. Por este motivo no me importa que las escenas de vídeo sean de tipo cómic exclusivamente, ya que las imágenes que nos enseñarán son geniales.

El sonido sale mejor parado, gracias a un excelente doblaje al castellano. Aunque el actor de doblaje de Guerra ya no es Lorenzo Beteta, el nuevo actor, Luis Fernando Ríos, hace un gran trabajo para mantener la personalidad del Jinete intacta con su actuación. Lo mismo se aplica a todos los personajes con los que nos encontramos, siendo una delicia que THQ Nordic siga apostando por la localización total de sus juegos a nuestro idioma, como ocurrió hace unos meses con Monkey King: Hero Is Back. La música tampoco está nada mal, acompañando perfectamente a cada momento, sin llegar a enamorar, pero tampoco sin molestarnos.

Conclusión

Aunque a priori parecía que estaríamos ante un spin-off muy diferente a la esencia de la saga, Darksiders Genesis ha sido toda una sorpresa de lo más agradable por un motivo muy sencillo: es más Darksiders que la tercera entrega. Esta genial mezcla de acción, exploración, puzzles y plataformas funciona muy bien bajo esta perspectiva, además de ofrecernos un mejor vistazo a Lucha, el único Jinete que nos quedaba por conocer realmente.

¿Es perfecto el juego? Ni mucho menos, ya que las secciones de plataformas no son todo lo finas que debieran, la progresión basada en el RNG no me gusta un pelo, hay pequeños problemas técnicos y la trama no es que sea gran cosa. Aun así, son problemas menores para un título excelente para los amantes de la franquicia, ya que nos permite disfrutar de más Darksiders solos o acompañados mientras esperamos a la gran aventura en solitario del bueno de Lucha.

8

Nos consolamos con:

  • Combate muy satisfactorio y divertido con ambos protagonistas
  • La mezcla de acción, puzzles y plataformas es puro Darksiders
  • El estilo artístico sigue siendo sensacional
  • Montones de secretos ocultos en los niveles

Nos desconsolamos con:

  • La progresión basada en el RNG con los núcleos de monstruos
  • Las secciones de plataformas no van muy finas
  • El mapa podría ser mucho mejor
  • Varios problemas técnicos que se podrían haber solucionado desde el lanzamiento en PC hace unos meses

Ficha

  • Desarrollo: Airship Syndicate
  • Distribución: THQ Nordic/Koch Media
  • Lanzamiento: Steam: 05/12/2019 - Consolas: 14/02/2020
  • Idioma: Textos y Voces en Castellano
  • Precio: 39,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *