6

Astérix & Obélix: Slap them All!

Asterix Obelix Slap them All!

Hace unos días hablábamos del resurgir de ciertos personajes “de toda la vida” en el mundo del videojuego, especialmente del cómic franco-belga. Esto ha sido propiciado, en parte, gracias a Microïds. Esta compañía nos trajo, entre otros, Marsupilami: Hoobadventure (en formato físico nos llegó gracias a Meridiem Games), juego que suscitó mis palabras, y hoy me reafirmo… pues vamos a hablar de Astérix & Obélix: Slap them All!.

Este Astérix & Obélix: Slap them All! nos pone en la piel de, como no podía ser de otra manera, Astérix y Obélix en un simpático beta’em up de corte clásico en el que los mamporros estarán bien servidos. Ambientados en las peripecias de los protagonistas e inspirándose en varios álbumes de los personajes (como Astérix y Cleopatra, que nos llevará al antiguo Egipto, por citar alguno), que nos llevarán de aquí para allá a pelear con legionarios romanos, piratas, normandos y gladiadores.

Asterix Obelix Slap them All!

Y es que realmente estamos ante un juego largo, especialmente para lo habitual en el género, con unos 50 niveles de duración variada (unos nos llevarán un par de minutos, aunque otros pueden ocuparnos tranquilamente más de 10) y que, a grandes rasgos, nos llevará por diferentes zonas en las que, como he comentado, deberemos derrotar diferentes enemigos (cada uno corresponde a un arquetipo y tiene sus rutinas: los que atacan a distancia, los que embisten, etc.) con nuestros ataques.

Y éste es, precisamente, el primer pero que le encuentro al juego: si bien Astérix tiene un abanico de ataques bastante amplio y diferenciado del de Obélix (aunque los inputs de los ataques sea el mismo), a la larga se acaba volviendo repetitivo. No se si es por la cantidad de niveles, por las multitudes que podemos llegar a encontrar en algunos momentos, o porque no hay progresión de algún tipo ni tampoco power ups (ni poción mágica, ni objetos que utilizar como arma, ni nada de nada..), lo único que deberemos hacer es avanzar y acabar con todos los enemigos que vengan a nuestro encuentro. Además, las hit-boxes de los enemigos, en ocasiones, son un tanto extrañas, aunque nada que arruine demasiado la experiencia. Y, lo peor de todo, que el sistema de combate está tan roto que el ataque en carrera es, sin duda, el más efectivo del título en casi cualquier situación. Y más os vale aprovecharlo en algunos momentos, pues si un personaje queda K.O., al menos en la dificultad normal, tocará empezar el nivel desde el principio.

Asterix Obelix Slap them All!

Si bien es cierto que en algunos escenarios se premia la exploración con objetos opcionales, éstos se limitan a ser ítems curativos o de puntuación. Y ojo, que aunque recogeremos auténticas fortunas en forma de monedas, no hay tienda alguna (ni siquiera para comprar elementos de una galería de arte, bocetos o música, por ejemplo), simplemente puntuación al final de cada nivel. Y cuidado, que por lo general, éste final de nivel llegará sin esperarlo, simplemente saltará una “cinemática” (por llamarla de alguna manera, luego lo comentamos mejor), se mostrará la animación de victoria y saldrá el marcador de puntuación. Sí que es cierto que en unos pocos niveles habrá un boss final, pero por lo general terminarán con una oleada de enemigos más. Un tanto anticlimático, vaya.

Siendo sinceros, decir que hay algún nivel suelto que se sale de ésta fórmula para dar un poquito de variedad, como unos en los que debemos machacar un botón para ganar una carrera, unos en los que el personaje se desplaza corriendo automáticamente y debemos cazar jabalíes (y romanos) u otros en los que romper barriles en un tiempo determinado… pero, sinceramente, se me antojan pocos para la cantidad de niveles totales que hay. Y es que si os imagináis que ésto se asemeja de alguna forma al último Battletoads ya os podéis quitar esa idea de la cabeza, pues esto recuerda más a las típicas fases de bonus en los arcades. Solo que claro, ahí había un par en un juego de 10 niveles… y aquí tenemos como 6 en un título de 50.

Asterix Obelix Slap them All!

Un detalle que querría comentar, por cierto, es que el juego dispone de modo cooperativo… sólo local. Y ojo, soy el primero que agradece un montón la inclusión de modos multijugador locales, especialmente en éstos géneros que hemos crecido jugando acompañados de amigos y hermanos. Pero que en pleno 2021 no se incluya un modo multijugador on-line… pues me parece, cuanto menos, curioso. Y más si tenemos en cuenta que en el contexto de la pandemia que vivimos y las diferentes restricciones a nivel mundial, muchos juegos están triunfando gracias a dichos modos (¿o ya nadie recuerda el pelotazo que fue Among Us hace cosa de un año y que todavía coletea?).

Para ir terminando, comentar el que sea, sin duda, el mejor punto del título: su aspecto gráfico. Con un arte dibujado a mano que parece, literalmente, sacada de los tebeos originales, el juego es una gozada de ver. No sólo representa perfectamente los personajes que todos conocemos (Astérix y Obélix, obviamente, pero también a diferentes habitantes del poblado galo), sino a los enemigos más clásicos: tropas romanas, centuriones, piratas… Y ojo, que los escenarios no se quedan atrás, con unos fondos preciosos pintados a mano. Por desgracia, y pese a que el juego cuenta con diferentes aspectos para cada tipo de enemigo (los que atacan a distancia, los que buscan el cuerpo a cuerpo, los que son más resistentes… vaya, lo normal en el género), el reciclaje de enemigos, escenarios y situaciones es más que evidente, y puede acabar pasando factura al jugador.

Asterix Obelix Slap them All!

Y ojo, que aunque no son muy frecuentes, también hay algunos temas curiosos del aspecto visual, ya que en ciertos niveles hay algunos elementos que nos restan visión (una decisión cuestionable, pues dificulta jugar…) y hasta hay algunas ralentizaciones puntuales en ciertas zonas concretas que, a priori, no tienen demasiado sentido (por ejemplo, hay tirones en zonas sin enemigos).

Además, por si eso fuera poco, la sensación de que el juego ha sido desarrollado con prisas y/o con un presupuesto bastante ajustado está en la manera en a que acaban los niveles: animación de fin de nivel, cuadro de puntuaciones y una «escena animada» en la que los retratos de los protagonistas hablan entre ellos para, posteriormente, saltar al siguiente nivel. Y ojo, que cuando hay cambio de localizaciones no se nota tanto, pero cuando estamos siguiendo un camino y vemos que el siguiente escenario es igual (o casi) al que acabamos de dejar atrás… pues mosquea. Y no porque lo que haya sea malo, sino porque se ve tanto mimo en ciertos aspectos que estas cosas acaban molestando porque son ligeras asperezas que podrían haberse corregido.

Conclusión

Sinceramente, tengo sentimientos encontrados con éste Astérix & Obélix: Slap them All!. Por un lado considero que es un juego correcto y entretenido, con un gran trabajo especialmente en los aspectos técnicos y artísticos. Por otro lado, veo que hay bastantes detalles por pulir, cosas a mejorar, así como decisiones algo cuestionables, y todos estos aspectos alejan al título de la excelencia que parecía tener. Y es que sí, lo he disfrutado bastante, pero también hay bastantes cosas que me han hecho fruncir el ceño. Por todo ello, aunque es un juego que sí recomiendo, también recomiendo acercarse a él con cierta cautela… y, de corazón, deseo que la próxima obra del estudio sala mejor, porque la base no es mala para nada.

Nos consolamos con:

  • Artísticamente es un título fantástico, parece salido directamente de las historietas originales
  • Un beat’em up muy largo (para lo habitual en el género)
  • Variedad de escenarios y enemigos…

Nos desconsolamos con:

  • … aunque acaba haciéndose repetitivo
  • Tiene extraños problemas de rendimiento
  • Las hitboxes a veces fallan

Análisis realizado gracias a una copia digital proporcionada por Meridiem Games

Ficha

  • Desarrollo: Mr Nutz Studio
  • Distribución: Microïds
  • Lanzamiento: 02/12/2021
  • Idioma: textos en español, voces en inglés
  • Precio: 39,99€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *