8

Aragami: Nightfall

Los juegos enfocados únicamente en el sigilo han ido desapareciendo poco a poco, ya que todos empiezan a ofrecer más opciones para la acción que hacen del sigilo algo meramente opcional. Un gran ejemplo es Metal Gear Solid, que en su quinta entrega abría un gran abanico de oportunidades, alejándose muchas veces del sigilo. Por eso disfruté tanto de Aragami cuando se puso a la venta en 2016, ya que pese a ciertas limitaciones, la obra de Lince Works recordaba a la época de Tenchu, pero con varios poderes que hacían recordar a Dishonored.

Ha pasado bastante tiempo, pero el estudio ha seguido trabajando en el juego, mejorándolo mediante parches, y trabajando en el port a Xbox One. No solo eso, sino que también anunciaron Nightfall, una expansión que añade nuevas misiones y nos cuenta qué ocurrió justo antes de la historia principal. Toda la experiencia de Aragami se puede disfrutar de Shadow Fall, y ahora es el turno de volver a este mundo para descubrir cómo empezó todo.

En Nightfall controlaremos a los Asesinos de Sombra Hyo y Shinobu, que están buscando de forma desesperada cómo liberar a Yamiko, presa desde hace varios años por los guerreros de la Luz. Con la llegada de una nueva figura conocida como el Alquimista, tendremos que descubrir cuáles son sus planes, e intentar salvar a Yamiko.

El argumento no está mal, pero tampoco es extremadamente sorprendente. Tampoco ayuda si jugamos hace año y medio al título original, por lo que referencias y demás se perderán por el camino, que es lo que me ha pasado en varias ocasiones. Aun así, estamos ante una historia que funciona, nos permite descubrir más de este universo, y enlaza directamente con el inicio de Aragami.

Al controlar a dos nuevos personajes (ambos comparten habilidades, pero al menos así se justifica el modo cooperativo online), tenemos acceso a nuevos poderes de sombra para completar los cuatro nuevos capítulos. Las habilidades básicas de Aragami se mantienen en Nightfall, por lo que podremos teletransportarnos a zonas que estén dentro de las sombras, o incluso crear zonas con sombras para no ser descubiertos o teletransportarnos rápidamente. Siempre que tengamos la energía suficiente, claro, que se sigue viendo a través de la ropa de nuestros protagonistas, algo que me sigue encantando a nivel artístico y de inmersión.

En cuanto a las habilidades, tenemos acceso a dos poderes letales y otros dos no letales. Algunos poderes son variaciones de los vistos en la aventura principal, como por ejemplo, los kunai, que ahora se pueden usar como bombas para matar a los guardas que vayan a inspeccionar un cadáver. Un poder nuevo que me encanta es “invocar” a nuestro compañero, de modo que marcamos a un enemigo, y nuestro aliado aparecerá para matarle. Esto lo podemos usar para lograr muertes simultáneas, algo que nos viene genial en caso de jugar en solitario y no con un amigo a través de internet.

A pesar de que al principio de la expansión tenemos un pequeño tutorial, la expansión Nightfall está pensada para los jugadores experimentados en Aragami. Por tanto, desde el primer momento ya habrá guardas que tengan a su alrededor la molesta luz que nos drenará la energía sombría y con la que nos pueden descubrir, y no tardarán en aparecer las “minas de luz” a falta de un término mejor. Eso por no mencionar los constantes arqueros, que podrán acabar con nosotros desde lejos como nos descuidemos. Es importante recordar que matamos y nos matan de un solo golpe, por lo que el combate no es ninguna opción.

El diseño de los niveles es muy bueno, ofreciendo bastantes caminos alternativos para superar cada fase, con patrullas de guardas bien planteadas y realistas, para que en todo momento tengamos que andar con mil ojos si no queremos morir mientras completamos nuestra misión. Los objetivos también están bastante bien, ya que no siempre consisten en avanzar, sino que tendremos que robar algún objeto para progresar, o incluso seguir a un objetivo sin que nos detecte ni él ni todos los demás guardas, siendo todo bastante intenso y emocionante.

Los cuatro capítulos de Aragami: Nightfall nos ofrecen alrededor de 2-3 horas, cifra bastante buena teniendo en cuenta lo rejugable que son las misiones para obtener una alta calificación o los indicativos de matar a todo el mundo, no ser descubierto o no matar a absolutamente nadie. Eso por no contar con los coleccionables, bastante bien ocultos, obligándonos a explorar cada palmo si queremos encontrarlos todos.

Algunos pequeños problemas del original se mantienen, mostrando nuevamente ciertas carencias propias de un juego independiente, como una IA que a veces falla en cuanto la sacamos de sus patrones pre-establecidos (los guardas suelen chocarse entre sí con bastante frecuencia) o alguna ocasión en la que las animaciones de las ejecuciones nos muestran estampas en las que acuchillamos al aire o cosas por el estilo. No son problemas graves en absoluto, pero es importante tenerlos en cuenta.

A nivel técnico, Aragami ha evolucionado mucho, y en PS4 me encanta poder decir que los problemas de rendimiento han desaparecido casi por completo. Ahora el juego va casi siempre cerca de los 60 FPS, sin tirones ni nada por el estilo, lo cual mejora notablemente la experiencia. Sí que hay algún pequeño problema de tearing cuando nos ponemos a correr, pero como estaremos casi siempre agachados para que no nos descubran, no es algo excesivamente preocupante. El apartado artístico se mantiene igual de bien, y aunque en las escenas de vídeo ahora todos tienen su rostro al descubierto, choca un poco ver que no mueven la boca ni una vez.

El sonido sigue a un nivel muy alto, gracias a una gran banda sonora por parte de Two Feathers al mantener ese estilo del Japún Feudal tan bien como en la aventura principal. Los efectos de sonido y demás se mantienen, por lo que seguimos apreciando por dónde vienen los enemigos solo por el sonido.

Conclusión

Si os gustó Aragami, tenéis que jugar a Nightfall. Es una gran expansión que nos ofrece cuatro nuevos niveles desafiantes y muy bien diseñados, cierra el círculo de la historia y nos presenta nuevos matices de este universo, y además tenemos acceso a nuevos poderes sombríos. El trabajo de Lince Works vuelve a ser ejemplar, al ofrecernos una aventura de sigilo total realmente adictiva y divertida.

Además de lo bien que está la expansión, los graves problemas de rendimiento se han solucionado, por lo que ahora todos los usuarios podrán disfrutar de una experiencia todavía mejor en este gran título de sigilo.

8

Nos consolamos con:

  • Misiones completamente nuevas que ofrecen un buen desafío y un gran diseño de niveles
  • Nuevos personajes con poderes nuevos, para darnos nuevas herramientas con las que experimentar
  • La notable mejora de rendimiento en consola

Nos desconsolamos con:

  • La IA sigue dando algún que otro problema
  • Pequeños problemas en las animaciones de ciertas ejecuciones
  • No acordarte de la historia principal al haber pasado tanto tiempo desde el lanzamiento original

Ficha

  • Desarrollo: Lince Works
  • Distribución: Lince Works
  • Lanzamiento: 05/06/2018
  • Idioma: Textos en español
  • Precio: Shadow Edition: 24,99 € - Nightfall: 4,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *