¿Qué hace único a cada juego musical de VR?

VR Musical

Uno de los géneros más exitosos de la Realidad Virtual es, sin lugar a dudas, el musical. Esto ha propiciado que montones de estudios se pongan a publicar juegos que quieren traer la música de una forma distinta. Un gran motivo es el exitazo que ha supuesto Beat Saber, lo que ha hecho que describamos muchas veces los demás juegos musicales con una frase del estilo «Beat Saber, pero con X».

Esto a veces puede parecer cierto, pero la idea de golpear notas con colores diferentes no es propia de Beat Games ni mucho menos, siendo más importante el qué se hace con estas mecánicas, que simplemente la existencia de las mismas. Por este motivo, unos juegos musicales u otros sean más o menos satisfactorios, lo que me lleva a la razón de hacer este artículo: recopilar la gran mayoría de juegos musicales dentro del mercado de VR, y explicar qué es lo que hace único a cada uno de ellos. Así que, sin más dilación, saltemos a la pista de baile, que hay mucha música que escuchar. No olvidéis dejarnos en los comentarios vuestro juego favorito, o decirnos si nos hemos dejado algún juego por el camino, que con tantos títulos, es fácil que alguno se haya ido con la fiesta a otro lado.

OhShape

  • Plataformas: PC y Oculus Quest (próximamente llegará a PSVR)
  • Precio: 19,99 €
  • ¿Qué lo hace especial? Superar muros como «Hole in the Wall» para bailar al ritmo de la música
  • Análisis: Versión de PC y de Oculus Quest

Quiero empezar este repaso por el único juego español de esta lista, y una de mis más recientes adicciones. Para empezar, en OhShape nos podemos olvidar de golpear o disparar cosas de colores para dar a las notas, ya que bailaremos con nuestro cuerpo para superar toda clase de muros al ritmo de la música. Esto hace que el juego sea energético y divertido a más no poder, mientras ponemos poses, damos puñetazos y recogemos monedas.

Las sensaciones que produce el juego al superar cada muro son geniales (el audio ayuda mucho en este sentido), y gracias al soporte de la comunidad, estamos recibiendo una buena cantidad de niveles para que nos tiremos bailando durante mucho, mucho tiempo.

DEEMO Reborn

Deemo Alice

  • Plataformas: PS4 y PSVR
  • Precio: 39,99 €
  • ¿Qué lo hace especial? Gran combinación de aventura gráfica y juego rítmico en el que tocar el piano
  • Análisis

Lo de Rayark es increíble, ya que no solo son capaces de crear excelentes juegos musicales en plataformas móviles donde se usa la pantalla táctil, sino también adaptarlos perfectamente a sobremesa y VR. Este es el caso de DEEMO Reborn, remake de la entrega original de la franquicia que expande notablemente las partes de exploración y resolución de puzzles.

Esto da lugar a una aventura gráfica con su parte rítmica, siendo ambas partes igual de excelentes y que se complementan de forma constante. Jugar en VR es sencillamente increíble para que nos sintamos unos pianistas profesionales, además de lograr emocionar tanto por la música como por el argumento. Una joya que se merece todo el reconocimiento del mundo.

Dance Central

Dance Central

  • Plataformas: Oculus Quest y Oculus Rift/S
  • Precio: 29,99 €
  • ¿Qué lo hace especial? Baila en una discoteca virtual con coreografías diseñadas por profesionales
  • Análisis

Cada uno tiene unas sagas que le hacen comprarse una plataforma, y para mí, esa es Dance Central. La franquicia que me hizo comprarme Xbox 360 y Xbox One con sus respectivos Kinect no decepciona en su llegada a dispositivos de Oculus. En la piel de nuestro avatar personalizable, nos metemos en la discoteca más popular junto a varios personajes de la saga, para bailar junto a ellos como nunca antes.

Seguir los pasos de baile de los protagonistas es increíble, al seguir una coreografía de bastante calidad, que además tiene en cuenta gestos que hagamos con la mano, lo cual suple la falta de seguimiento en los movimientos de nuestras piernas. Técnicamente genial, con bastantes canciones y una inmersión total para los bailes más naturales pero divertidos que nos podemos encontrar en la Realidad Virtual.

Airtone

Airtone

  • Plataformas: PC y PSVR (salvo en Europa)
  • Precio: 29,99 €
  • ¿Qué lo hace especial? Música y narrativa que parecen sacadas de un anime
  • Análisis

Pasamos a un juego muy japonés, en música, mecánicas y ambientación. De la mano de Neon viajaremos por un planeta cuya energía es la música, por lo que con nuestros viajes junto a Neon, iremos aumentando la vitalidad del planeta y descubriendo la historia de Neon.

Con un apartado técnico sensacional, las mecánicas nos harán mover los brazos constantemente como si fuéramos una estrella del pop japonesa. De hecho, este es el principal atractivo del juego: lo japonés que resulta, por lo que si os mola este mundillo, Airtone es claramente una de las opciones más llamativas del mercado.

Audica

Audica

  • Plataformas: PC, Oculus Quest y PSVR
  • Precio: 29,99 €
  • ¿Qué lo hace especial? Disparos al ritmo de la música, para tener la experiencia sonora más precisa de la VR
  • Análisis

Volvemos con Harmonix, para lo que podría considerarse de manera muy simple «El Beat Saber de pistolas». Sin embargo, esta descripción es muy simple, ya que en Audica nos encontramos al que posiblemente sea el mejor juego puramente rítmico de la VR.

Gracias a las diferentes mecánicas implementadas con las pistolas (disparos verticales u horizontales, seguidillas o esferas a golpear), sentiremos la música como en ningún otro juego de la lista. Esto hace que haya cierta curva de aprendizaje, pero que sea increíblemente satisfactorio cuando al final clavamos esa canción en Avanzado o Experto. Encima, la comunidad está aportando muchos temas de calidad, de modo que junto a los DLCs oficiales, no nos quedaremos sin objetivos a los que disparar en mucho tiempo.

Hatsune Miku VR

Hatsune Miku VR

  • Plataformas: PC y PSVR
  • Precio: 22,99 €(Steam) – 44,99 € (Oculus) – 24,99 € (PSVR)
  • ¿Qué lo hace especial? Baila junto a la popular vocaloid
  • Análisis

De todos los juegos de la lista, estamos casi seguro ante el más flojo, pero aun así, Hatsune Miku VR se puede disfrutar por una razón muy sencilla: bailar junto a la vocaloid. Porque sí, en los Project DIVA hemos podido seguir el ritmo de sus conciertos o videoclips, pero aquí estamos frente a ella, bailando de una forma más o menos ridícula según el momento, casi como si formáramos parte del público que ve el personaje en su mundo digital.

Esto es seguramente suficiente para los amantes de la vocaloid, que podrán pasar por alto la falta de contenido o que las notas no sigan una coreografía como tal ni vayan al ritmo de la música como en otros títulos de la lista. Porque al final, bailar junto a Hatsune Miku puede ser lo que los fans únicamente necesitan.

Pistol Whip

  • Plataformas: PC y Oculus Quest (próximamente llegará a PSVR)
  • Precio: 24,99 €
  • ¿Qué lo hace especial? Convertirnos en John Wick sin la necesidad de que maten a nuestro perro
  • Análisis

Ya van a ir empezando a salir los juegos más populares del género musical, y tenía que empezar por Pistol Whip, ya que es muy reciente y sencillamente espectacular. La premisa de hacernos sentir como John Wick ya debería de vendernos el juego a cualquiera, pero al ponerte a jugar, las sensaciones que transmite son sencillamente inmejorables.

Aunque en Pistol Whip podemos olvidarnos por completo del ritmo si así lo deseamos, la parte musical es clave para que, al disparar al ritmo de la música, obtengamos las mejores calificaciones y quedemos como unos tiradores de primera. Realmente la única pega es la falta de contenido (ahora mismo hay 12 canciones únicamente), pero es tan divertido, que no me extraña que hubiera estado entre los favoritos de muchos usuarios de VR.

Space Channel 5 VR

Space Channel 5 VR

  • Plataformas: PSVR (próximamente en PC y Oculus Quest)
  • Precio: 39,99 €
  • ¿Qué lo hace especial? Revivir un clásico de Dreamcast bajo una nueva perspectiva
  • Análisis

Llegamos al juego más reciente de reste recopilatorio, y también uno de los más originales. Los más nostálgicos recordarán Space Channel 5 VR, un clásico de Dreamcast que es original a más no poder, ya que controlábamos a una reportera que derrotaba a unos alienígenas con el poder de la música. Gracias a esta reimaginación, ahora seremos una reportera novata junto a la buena de Ulala, con uno de los títulos con una capacidad rítmica más contagiosa del género.

Decir que es totalmente musical quizá es bastante extremo, ya que personalmente, es más un «Simón Dice» con pasos de baile. Pero bueno, como en teoría lo debemos hacer todo al ritmo de la música (es fácil trampearlo), y el ambiente es tan fiestero, es imposible no bailar junto a Ulala y el resto de coloridos personajes de este loco universo.

Audio Trip

Audio Trip

  • Plataformas: PC (Early Access)
  • Precio: 16,79 €
  • ¿Qué lo hace especial? Coreografías para bailar al ritmo de temas licenciados muy populares
  • Avance

Este es el único juego de este listado que no ha salido a la venta de manera definitiva, sino que está todavía en Early Access. Sin embargo, eso no debería de quitarle, ya que aporta su granito de arena al género musical. La gracia de Audio Trip es que la posición de las notas está pensada para que, si encadenamos todo correctamente, tengamos unos bailes trabajados y bastante espectaculares. Esa es la teoría, y en parte se consigue, pero claro, es complicado llegar a ese momento de puro baile.

El juego tiene mucho potencial, ya que el estudio incluso está experimentando con el seguimiento de los pies, que no se usa apenas en los juegos de VR. Es cierto que no hay demasiadas canciones por ahora, y que desde hace unos meses no es que haya muchas actualizaciones, pero el potencial está ahí para ofrecer un juego musical activo y divertido que aproveche todo nuestro cuerpo.

Synth Riders

  • Plataformas: PC y Oculus Quest
  • Precio: 19,99 €
  • ¿Qué lo hace especial? Ritmos ochenteros para surfear las líneas musicales, en solitario o en multijugador
  • Análisis

Otro de los juegos musicales más populares de la Realidad Virtual, y no es para menos, ya que Synth Riders nos permite sentir la música como pocos otros juegos. Gracias a su estilo tan ochentero, iremos golpeando orbes de colores, esquivando muros, y sobre todo, «surfeando» las notas musicales mientras nos desplazamos por escenarios que parecen sacados de Tron. Esta idea puede parecer muy simple, pero gracias a la forma en la que están estructuradas las canciones, lo de usar una mano, las dos o la del color apropiada, y el movimiento de todo ayuda a crear una sensación fantástica.

Otra característica única es el recién publicado multijugador online, que es el primer título de este estilo en ofrecerlo de manera oficial. Junto al soporte de mods y el funcionamiento tanto en PC como en Oculus Quest (está por ver si en algún momento llega a PSVR), podemos jugar en casi cualquier lugar y momento. El apoyo de la comunidad para ofrecer más mods asegura una gran longevidad al título, mientras que el sistema de avatares y cámara en tercera persona de serie viene de lujo para enseñar el título a otros usuarios, por lo que estaremos musicalmente en los 80 durante mucho tiempo.

Dance Collider

  • Plataformas: PC
  • Precio: 14,99 €
  • ¿Qué lo hace especial? Duelos de baile futurista contra un variopinto elenco de bailarines
  • Análisis

Seguimos con el baile, pero esta vez no en solitario ni por diversión, sino como un método de lucha en un futuro distópico donde la música está más prohibida que otra cosa. Esto es lo que nos propone Dance Collider, y es lo que lo separa de todos los demás juegos musicales del mercado. Gracias a su completísimo repertorio, estilos presentados por diferentes bailarines, y un mapeo excelente de las 45 canciones disponibles, es imposible no engancharse a este juego y no parar hasta que nos hayamos hecho con la pista de baile.

El editor de canciones nos permite experimentar por nuestra cuenta, y poco a poco, la comunidad del juego va creciendo. Los desarrolladores también han demostrado estar muy activos, ofreciendo recientemente una actualización que añade una dificultad extra y más efectos visuales para que los duelos sean todavía más espectaculares. Si a Starlord le sirvió un baile para salvar la galaxia, con todos los que echaremos aquí podremos salvar a todo el universo un sinfín de veces.

Thumper

Thumper

  • Plataformas: PC, PSVR y Oculus Quest
  • Precio: 19,99 €
  • ¿Qué lo hace especial? Acción musical en un entorno psicodélico mientras controlamos a un escarabajo
  • Análisis

Pasamos a otro juego musical muy difente, que se puede jugar tanto en VR como en plano. Aunque las mecánicas son siempre las mismas, estar dentro del universo de este escarabajo pelotero es una experiencia realmente única. Porque sí, aquí controlamos a un escarabajo que se mueve por un carril a toda pastilla, mientras va derrapando en las curvas o devuelve los ataques a unos seres gigantescos que nos van disparando desde lo lejos.

Extraño es la definición más apropiada para Thumper, pero también es una experiencia única como pocas. En VR sentiremos cada giro, obstáculo y escenario de una forma muchísima más inmersiva que en televisor, disfrutando así de un juego en el que los reflejos y el ritmo son clave para sobrevivir a los duros retos que nos aguardan.

Electronauts

Electronauts

  • Plataformas: PC, PSVR y Oculus Quest
  • Precio: 19,99 €
  • ¿Qué lo hace especial? Conviértete en un DJ futurista para hacer mezclas propias con un gran número de herramientas
  • Análisis

No todos los juegos musicales tienen que ser estresantes u obligarnos a ir a un ritmo concreto, ya que al fin y al cabo, la música está para expresar nuestra creatividad. Este es el caso de Electronauts, donde somos una especie de DJ futurista, que en vez de usar una mesa de mezclas, usa unas baquetas para interactuar con las diferentes herramientas de su escritorio. Esto nos permite crear nuestras propias versiones de los temas, aprovechando los instrumentos o bases de cada uno de los temas disponibles.

En algunas versiones, incluso se puede jugar en cooperativo para ofrecer una fiesta con dos DJs a la vez, y hay multitud de temas a nuestra disposición para que podamos experimentar hasta que nos aburramos. Es un juego único en este sentido, y que no es habitual ver ni siquiera en plano (al menos, hasta que llegue Fuser próximamente), lo que hace que destaque por encima de todo.

REZ Infinite

  • Plataformas: PC y PSVR
  • Precio: 29,99 €
  • ¿Qué lo hace especial? Shooter sobre raíles en el que todo va al ritmo de la música
  • Análisis

Otro clásico que se ha adaptado estupendamente a la Realidad Virtual es REZ Infinite, obra del genio del género Tetsuya Miziguchi, convirtiendo la música en la gran protagonista de este shooter sobre raíles. Usando nuestra vista o el mando, iremos por diferentes escenarios llenos de partículas y efectos, destruyendo a todos los enemigos antes de que nos ataquen, creando efectos sonoros en el proceso que acompañan perfectamente al tema que esté sonando en ese momento.

Los niveles originales lucen mejor que nunca, pero el Área X es sencillamente una chaladura que DEBE ser disfrutado por todo usuario de Realidad Virtual. Es indescriptible lo que transmite este nivel creado específicamente para esta versión, gracias a los efectos visuales y el acompañamiento musical de la fase. No será el juego más largo de esta lista, pero sí que es de los que más se quedarán grabados a fuego en nuestro cerebro por esta gran combinación de shooter y música.

Tetris Effect

Tetris Effect

  • Plataformas: PC y PSVR
  • Precio: 29,99 €
  • ¿Qué lo hace especial? Una renovación del Tetris, donde la música y el arte crean una experiencia única
  • Análisis

Uno de los juegos más conocidos y antiguos es sin duda el Tetris, con que cuando se anunció Tetris Effect, había muchas ganas por ver cómo Tetsuya Mizuguchi iba a ofrecer algo nuevo dentro de esta fórmula tan conocida por todos. De nuevo, se puede jugar en plano o en VR, pero estar frente a frente a los tetrominos es fantástico. Cada nivel no solo cambia el aspecto visual del entorno del escenario, sino que la música va cambiando y se adecua a la velocidad de caída de las fichas.

A su vez, al mover las piezas iremos acompañando al tema de fondo, creando todo una sensación que nos hará ver tetrominos por todos lados. Es el llamado «Efecto Tetris», siendo ese el grado al que Tetris Effect se quedará grabado en nuestro cerebro. Es la forma de decirnos este clásico a todos los usuarios que «I’m Yours Forever», y viendo cómo logra reinventarse con cada nueva versión, bienvenido sea siempre el Tetris.

Beat Saber

  • Plataformas: PC, PSVR y Oculus Quest
  • Precio: 29,99 €
  • ¿Qué lo hace especial? Usa espadas láser para cortar cubos al ritmo de la música
  • Análisis

Llegamos al último juego de este listado, que es sin duda el juego musical más conocido de la VR, y posiblemente, el juego más popular del medio. Beat Saber es un titán que nos ofrece una propuesta tan simple pero efectiva: usar espadas láser para cortar cubos, como si fuéramos unos Jedi en una fiesta que se ha ido de madre. Esta idea la inició un estudio indie pequeño que ha crecido hasta ser comprado por Facebook, y convertirse constantemente en el juego más exitoso de la Realidad Virtual, llegando a ser un buen vende-visores para casi todo el que lo prueba.

No es para menos, ya que las sensaciones que ofrece Beat Saber son insuperables por cualquier otro juego musical. Realmente llegaremos a sentir la música con cada corte, y lo mejor todo es que la comunidad es increíblemente activa, ya sea con mods o canciones propias, por lo que el contenido en PC y Quest es infinito. Si a esto le sumamos el constante apoyo de Beat Games en forma de nuevos modos (como las canciones en 90/360º que son espectaculares) o packs de canciones de manera regular, es fácil ver por qué estamos ante no solo el juego musical de la VR por excelencia, sino uno de los imprescindibles que no pueden faltar en la colección de cualquier usuario de Realidad Virtual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *