[Gamescom 2018] Beyond Blue. Descubriendo las maravillas del mundo submarino

Beyond Blue

Cada vez hay más juegos que nos animan a explorar el mundo submarino, al ser un lugar precioso y letal al mismo tiempo. Algunos títulos han apostado más por la parte de la belleza, como ABZU, mientras que otros nos han querido mostrar su letalidad, como Subnautica. En el caso de Beyond Blue, el enfoque va a ser dual, pero con un objetivo bastante claro: que aprendamos al mismo tiempo que nos divertimos. Sí, esta es la premisa del nuevo juego de E-Line Media autores de Never Alone, donde pretendían enseñarnos más sobre la cultura esquimal.

Durante la Gamescom pude ver y probar el juego, para comprobar lo bonito que es el mundo submarino. Tras ver «Megalodón», tenía más curiosidad todavía por Beyond Blue, y salí bastante más interesado de lo que me esperaba. En esencia, el juego nos trasladará a un futuro cercano, y seguiremos a un grupo de científicos que está investigando el mundo submarino para investigar esta parte hasta ahora sin apenas explorar, gracias a las últimas tecnologías. La trama irá mucho más allá, para incluso ponernos en una situación en la que, mediante la ciencia, tendremos un impacto en todo el mundo, por lo que pese a la vertiente educativa, el juego no se olvidará de eso, de ser un juego.

En la demo que tenían disponible, controlábamos a Mirai, la joven protagonista, cuando todavía tiene que usar una brújula para poder guiarse por el mapa. Tendremos cierta libertad para explorar los mapas en los que nos encontremos, sin llegar a ser un mundo abierto, pero sin ser tampoco un pasillo. A medida que vayamos progresando en la trama, iremos consiguiendo diferentes artilugios y gadgets, como una mejor navegación que nos marque en pantalla la ruta a seguir en vez de depender de la brújula, por ejemplo.

Beyond Blue

En esta demo, teníamos que investigar qué había pasado con una baliza que se había colocado a una ballena, ya que indicaba que se encontraba en una región extraña. Esto podía significar que la baliza se había caído, o que directamente había muerto. La parte de exploración submarina es muy, muy buena, siendo una delicia disfrutar de un mundo tan bonito, y sin ningún tipo de presión de oxígeno ni nada por el estilo.

Obviamente, hay animales muy peligrosos bajo la superficie, y en Beyond Blue también aparecerán. Sin embargo, no tendremos que estar siempre atentos por si hay tiburones a nuestro alrededor, ya que el juego nos dará algo de carta blanca. Tampoco veremos cómo nos comen ni nada por el estilo, sino que cuando nos acerquemos demasiado, saltará una alarma y nos obligarán a alejarnos. De hecho, esto ocurría en la parte final de la demo, al tener que pasar entre varios tiburones para seguir con nuestra investigación.

Sí, no somos un supersoldado ni nada por el estilo, sino que somos científicos, por lo que nuestra labor será investigar. Para ello, podremos colocar balizas en diferentes animales para estudiar sus patrones de comportamiento, su estado de salud, etc. Es algo que me parece muy interesante, ya que así se fomenta la exploración, pero de una forma no violenta. El nivel de detalle de los animales y la flora es apabullante, ofreciendo unos escenarios realistas y muy, muy bonitos.

Beyond Blue

Todo esto mientras avanzamos en la trama, que no se nos olvide. La tripulación nos irá dando información, y no siempre tendremos que nadar nosotros mismos, sino que podremos usar drones para colocar mejor las balizas u otras tareas para las que no estamos preparados. En teoría, en Beyond Blue también habrá ciertos aspectos de gestión de recursos, pero no pudimos comprobarlo en esta demo.

Si volvemos a la parte más puramente educativa, E-Line Media se ha aliado con BBC Studios para ofrecer un documental de alto presupuesto y muy detallado dentro del juego. Se trata de Blue Planet II, de modo que ambos proyectos se han ido retroalimentando. En el documental también se explora el mundo submarino para ver qué aguarda para el futuro de nuestro planeta, y claramente, ahí no hay una narrativa algo futurista ni nada por el estilo, sino que es cultura pura y dura.

En general, Beyond Blue promete ofrecer una experiencia algo zen, pero también educativa, y por si fuera poco, que nos enganche con su narrativa. Todo manteniendo una buena base jugable, por lo que es una combinación de lo más atractiva. Al sumarle el fantástico apartado gráfico, tenemos entre manos una propuesta más que interesante para empezar el 2019 tanto en PC como en consolas, con que no le perdáis la pista a poco que os gusten las aventuras submarinas, ya que promete darnos muchas alegrías en este frente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *