8

Xenoblade Chronicles X

El año de los sueños termina y no quería despedirlo sin hablar de una de las grandes aventuras de este año que nos ha dado tantas buenas y malas noticias. Xenoblade Chronicles X, el último engendro de los talentosos Monolith Soft llega a Wii U tras meses de retrasos y otros tantos de localización y censura del juego. La obra más ambiciosa del estudio nipón llega tras su anuncio en el E3 de 2013 para agrandar el maltratado catálogo de la consola de Nintendo en este año 2015. Mucha culpa de este hecho es, en parte, el fallecimiento de su presidente, Satoru Iwata que ha tenido a la compañía algo ajetreada (y triste, muy triste).

Este título, de mundo abierto y corte MMORPG con multitud de contenido en su interior, no hace más que reafirmar la calidad del estudio y su implicación con la consola de Nintendo. Por un lado, es una obra que goza de un nivel artístico muy alto, con un mundo enorme y absurdamente detallado para un ”despistao” que sigue pensando que este sistema es equiparable a una PS3 o Xbox 360. Por otro lado, tiene tanto contenido que será capaz de darte más de 200 horas de juego, sin exagerar.

Xenoblade Chronicles X debe marcar un antes y un después, no solo en la saga, sino en la forma de hacer las cosas en Nintendo. The Legend of Zelda tendrá un corte mucho más abierto y debe aprender, inspirarse; irremediablemente, del trabajo realizado en este título. Wii U debe darnos la mejor experiencia, puede hacerlo ha quedado patente. Tras el gran y esperado título protagonizado por Link, puede morir tranquila y con la cabeza muy alta. Iwata puede estar orgulloso de su último cacharro. Va por ti.

[Leer más…]

8

Super Mario Maker

super-mario-maker

El 13 de septiembre de 1985 se lanzó al mercado un videojuego que revolucionaría el ocio tal y como lo conocemos a día de hoy. Hace 30 años, Super Mario Bros llegó a todas las Famicom japonesas y ocupó – y ocupa – un lugar irremplazable en nuestros corazones, marcando un antes y un después no solo en una generación de jugadores, sino también en el sector del videojuego. Un jovencísimo Shigeru Miyamoto creó, siempre basándose en sus experiencias personales, un aventura ágil y sorprendente, con elementos tan creativos como setas mágicas que hacían crecer a su protagonista, flores que otorgaban el poder de lanzar bolas de fuego, la posibilidad de meternos en tuberías para alcanzar zonas secretas y como misión principal, rescatar a una princesa raptada por una enorme y aterradora tortuga gigante. Sobre el papel nada parece tener ni pies ni cabeza, a los mandos de la primera consola de sobremesa de Nintendo, una genialidad, un mito, un universo que ya forma parte de nuestras vidas.

Ya hace 30 años de eso y Super Mario las ha vivido de todos los colores. Ha visto como la compañía ha remado hacia la dirección correcta pero también ha dado vueltas sobre sí mismo, como si no tuviese un rumbo claro. A pesar de todo, Super Mario seguía siendo Super Mario y sus videjuegos no cesaban, ni en cantidad, ni en calidad. No solo se ha mantenido inalterable en sus principios, sino que se ha adaptado a cada una de las generaciones venideras ofreciendo siempre su mejor cara con títulos evolutivos como Super Mario 64 o Super Mario 3D World. No sabemos si la mejor forma de conmemorar 30 años es regalando a los fans la posibilidad de crear sus propios niveles de Super Mario Bros con este completo título llamado Super Mario Maker, lo que sí sabemos es que se trata de otra genialidad de la compañía nipona que nos pone en un rol tan deseado como incómodo como es el de diseñador de niveles.

[Leer más…]

9

Yoshi’s Woolly World

db98f0169d9591d8e3355c0119f3ae82

No es fácil entrar en el mundo de Nintendo, sacártela y que todo el mundo se arrodille a besártela. Yoshi lo ha logrado, de calle además. El dinosauro más famoso de los videojuegos ya es todo un icono para los más jóvenes y para los señores de barba y gafas de pasta que siguen disfrutando como enanos con los juegos de la gran N. Su última aventura, Yoshi’s Woolly World es otro ejemplo más de cómo Nintendo desvía su atención de su icono principal, Super Mario, en detrimento de otros personajes de la compañía, como el reciente Captain Toad Treasure Tracker o, o… Bueno, han sido meses duros para Wii U.

Yoshi nació en aquel Super-maravilloso Super-1992 de Super Nintendo y Super Mario World. En el juego, aparecía ya adulto cuando se rompía el cascarón de un huevo minúsculo (algo así como si tu madre te pare con 18 años ya cumplidos) y servía de montura para Mario; se comía a los enemigos y cagaba vidas extra. Vaya puto locurón. Lo peor – o mejor según nuestro índice de crueldad – es que el pobre dinosaurio servía de apoyo a Mario para lograr llegar a zonas secretas a costa de su mísera existencia. Él nunca se quejaba de nada, solo daba pequeños saltitos y abría de vez en cuando la boca, esperando su oportunidad de caer al vacío.

Tres años después, Yoshi ya protagonizaba su propia aventura, también, en Super Nintendo, con el papelón de su vida en Super Mario World 2 haciendo de niñera de Bebé Mario. A partir de aquí, Yoshi se convirtió en uno más en el olimpo de personajes ilustres de Nintendo y con el tiempo, su catálogo de juegos fue en aumento. Como buen icono nintendero, a cada título que protagonizaba su diseño se refinaba más hacia lo infantil; se le dotó de una voz propia la mar de entrañable, unas habilidades muy características y una identidad como juego de plataformas que se ha mantenido hasta el día de hoy.

Nintendo ha creído conveniente que para la última aventura de Yoshi, se mezcle todo su recorrido histórico, su ternura como protagonista y la agradable sensación de suavidad de la lana – algo que ya se intentó hace ya cinco años con Kirby Epic Yarn –. El resultado es este fantástico Yoshi’s Woolly World.

[Leer más…]

8

Captain Toad Treasure Tracker

1402656664

Nada más y nada menos que la todopoderosa Nintendo EAD ha sido la encargada de hacer uno de los títulos más esperados por todos los fans de la compañía nipona. Esta división es la más grande, la más potente y la más creativa a la hora de hacer videojuegos así que os podéis imaginar las ganas que tenían todos los fans de tener Captain Toad Treasure Tracker funcionando en sus Wii U. El resultado ha merecido la pena: Se trata de un shot de felicidad, de jugabilidad sin contemplaciones, sin demasiadas vueltas de tuerca, meter el disco y empezar a disfrutar de entornos maravillosos, música esplendida y mucha maestría a la hora de diseñar niveles.

El minijuego aparecido en Super Mario 3D World ha servido para encontrar un sitio en el universo Nintendo a uno de los legendarios de la marca Super Mario. Prácticamente, todos los protagonistas han tenido más o menos galones en forma de juego (Peach, Luigi, Yoshi…) y aunque Toad tuvo su primera aparición jugable en Super Mario Bros 2 de NES, todos sabemos que en realidad, ese Mario no es original y tampoco lo podríamos considerar como un Super Mario al uso, pero le concederemos el beneplácito de considerarlo como su primera aventura, a regañadientes.

El verdadero papel de Toad siempre ha sido totalmente secundario, eso sí, manteniendo su espíritu aventurero y de buscatesoros (siempre nos recompensaba con cosas que encontraba, incluso estrellas en Super Mario 64) alcanzando su punto más álgido en Super Mario Galaxy donde él y sus compañeros, patrullaban la galaxia obsequiándonos con un montón de goodies. Nintendo ha considerado que ya era hora de emprender su propia aventura, mochila a la espalda y con una compañera muy especial, Toadette, que vuelve a ser pareja de baile de nuestro entrañable protagonista desde aquel genial Mario Kart Double Dash! De Gamecube.

[Leer más…]

9

Bayonetta 2

title

Bayonetta ha vuelto. El género Hack’n Slash revive de nuevo para traernos otro de esos juegos que no dejan indiferente a nadie. La noticia del retorno de la Bruja de Umbra llegó el año pasado y el verdadero bombazo ocurrió cuando se desveló que se trataba de un título exclusivo para Wii U, la consola olvidada, despreciada y marginada. Poco tardaron los de siempre en pedir el juego para el resto de plataformas, pero la historia era bastante diferente con Bayonetta 2.

PlatinumGames empezó el desarrollo del juego por amor al arte, por amor a Cereza. Cuando presentaron la idea a SEGA, ésta se negó a financiarles el proyecto y cuando parecía que todos los esfuerzos del estudio nipón quedarían en el fondo de un armario, apareció Nintendo cual salvador y financió el regreso de la heroína más atrevida a Wii U. Era una unión de conveniencia, sin duda, PlatinumGames necesitaba mostrar una vez más su talento y Nintendo armarse de títulos diferenciadores.

Bayonetta 2, sin embargo, vuelve a sufrir el síndrome o la maldición de PlatinumGames. Ésta consiste en recibir clamor popular, notas increíbles, crítica maravillosa y ventas bastante discretas. De momento esta segunda parte ha sido una completa decepción en Japón y en Europa parece que tampoco le va mejor ¿Es por Wii U?

[Leer más…]

9

Hyrule Warriors

cabeza

Era y es uno de los títulos que más curiosidad había despertado entre fans del género Musou y sobre todo, por todos los fans de la saga The Legend of Zelda. Fue en el pasado Nintendo Direct del 18 de dicembre de 2013 cuando Hyrule Warriors mostró sus credenciales, mostrando a Link causar estragos a un montón de masillas (jerga del género que reciben los enemigos que apenas atacan) con su ataque circular. Claro que aquello no era un ataque circular cualquiera, era un espectacular y maravilloso festival de luz y velocidad que proyectaba por los aires a decenas de anaranjados trolls. Esa imagen quedó grabada en todos y cada uno de nosotros.

A medida que han avanzado los meses, y sobretodo estas últimas semanas, Nintendo se ha esforzado por presentarnos esta arriesgada apuesta. Se trata de un juego que mezcla dos universos casi imposibles de llegar a entenderse, pues la saga Zelda consta de unas mecánicas más pausadas y donde los puzles y mazmorras dejan en un segundo plano la aventura y la acción que la caracteriza. Nos han desmembrado su sistema de combate, sus modos de juego y sin duda, la más feroz versión del significado fanservice.

El poco apoyo third-party recibido en Wii U ha obligado a Nintendo, no solo a trabajar a destajo para ofrecer un catálogo más que decente para su consola, sino a buscar nuevos colegas con los que ofrecer un añadido más que atractivo para ganar compradores. Hyrule Warriors quizás no sea el mejor gancho, pero si es otro soplo de aire fresco para una consola que se ha ganado la atención de un público que vive a la espera de recibir cosas en otros sistemas. Wii U es ahora, el presente, y Hyrule Warriors (con permiso de Destiny) es el juego del mes de septiembre. Descubre porqué.

[Leer más…]

8

Mario Kart 8

Mario-Kart-8

Wii U no está teniendo tanto éxito como a Nintendo le gustaría. Pero está claro que la Gran N no va a parar de intentarlo, y de hecho, hay dos juegos que tienen toda la pinta de que serán un gran bote salvavidas para la consola: Mario Kart 8Super Smash Bros. El título de velocidad es el primero en llegar, y de qué forma lo hace. Si la calidad de un juego tuviera que ver en el éxito de una consola, Wii U estaría bastante salvada simplemente por Mario Kart 8, ya que el estreno de la franquicia en la HD derrocha calidad por los cuatro costados… aunque con ciertos matices que, personalmente, empeoran esta gran entrega en unos cuantos aspectos.

[Leer más…]

7

Deus Ex: Human Revolution Director’s Cut

Deus Ex Human Revolution Director's Cut

Con dos años de retraso nos llega Deus Ex Human Revolution para la incomprendida Wii U, perdiendo la exclusividad prometida en beneficio de PS3 y Xbox 360, en una versión más completa bajo el sobrenombre de Director’s Cut. Una tendencia que parece el recurso más fácil de las Third Parties para aprovechar el mando-tablet de la nueva consola de Nintendo y, porqué no decirlo, una excusa para hacer caja.

No es la primera vez que se aprovechan de un juego de éxito para relanzarlo en una nueva consola, ahí tenemos ese genial Trine 2 (título que, por cierto, ha vuelto a repetir jugada en Playstation 4). Con el lanzamiento de la nueva consola de Nintendo el año pasado, no tardaron en aparecer ports de juegos ya vividos en Playstation 3 y Xbox 360 con la excusa de aprovechar y sacar partido al Gamepad de WiiU: Mass Effect 3, Darksiders II o Batman: Arkham City, por citar algunos ejemplos. Eso sí, siempre a un precio ligeramente superior que el original y que, francamente, hace difícil justificar su adquisición, por mucho contenido adicional que le añadan (y no en todos los casos). La pregunta, por lo tanto, es más que obvia:  ¿Es lícito cobrar por este port el doble de lo que cuesta actualmente en las plataformas originales?

[Leer más…]

9

The Legend of Zelda: The Wind Waker HD

Zelda_WindwakerHD

The Legend of Zelda: The Wind Waker HD es, como su nombre indica, una adaptación a la alta definición del ya clásico The Legend of Zelda: The Wind Waker aparecido hace ya 10 años para la Nintendo GameCube. Para poneros un poco en situación, decir que el título fue el primero en aterrizar en el cubo de Nintendo y, además, optaba por un cambio estético, dejando atrás la “seriedad” o “realismo” de los juegos de Nintendo 64 (es decir, The Legend of Zelda: Ocarina of Time y The Legend of Zelda: Majora’s Mask) por un estilo cell-shading de marcado carácter cartoon nunca visto antes en la saga. Estilo que, por cierto, se abandonaría en la siguiente entrega principal y que sólo se recuperaría en las secuelas directas de este Wind Waker, o lo que es lo mismo, en The Legend of Zelda: Phantom Hourglass y The Legend of Zelda: Spirit Tracks, ambos lanzados en exclusiva para Nintendo DS (aunque a decir verdad esto no es totalmente cierto, puesto que pese a dejar el estilo cartoon, el cell-shading se repetiría en entregas posteriores, como en The Legend of Zelda: The Minish Cap de GameBoy Advance o incluso The Legend of Zelda: Skyward Sword para Nintendo Wii).

Zelda_WindwakerHD2

Volviendo a The Legend of Zelda: The Wind Waker HD (a partir de ahora me ahorraré los The Legend of Zelda y las menciones a éste juego se harán como Wind Waker HD), debo decir que sí, que se trata de una reedición en HD del original de GameCube. Pero no os equivoquéis, no es una reedición como las demás (o la mayoría de estas, vaya), ya que no se limita a añadir unos filtros y a sacarlo como un título nuevo (aunque, según parece, tampoco es que les haya costado demasiado terminar este desarrollo, puesto que según declaraciones oficiales, el juego fue acabado en unos 6 meses), sino que se han hecho diferentes modificaciones y mejoras para acabar de pulir el juego.

A los cambios a nivel estético (que detallaré más adelante) hay que añadir diversas (e interesantes) mejoras: por ejemplo, se ha añadido la posibilidad de adquirir una vela para el barco que nos hará desplazarnos al doble de velocidad y con la que no deberemos cambiar manualmente la dirección del viento (repito, esto es opcional y si quieres disfrutar de una experiencia más fiel a la original puedes ahorrártela), ahora podemos movernos mientras apuntamos en primera persona, para mejorar la cámara luminográfica ya no hará falta ir a capturar un bicho de colores a la Isla del Bosque (y, además, ahora las fotografías que realicemos con ella tendrán un distintivo cuando puedan usarse para conseguir las miniaturas del Club Minitendo) o podemos asignar objetos a los diferentes botones incluso cuando navegamos porque el cañón y la garra tienen unos asignados por defecto (la cruceta). Pequeños cambios, pero que se agradecen un montón.

Zelda_WindwakerHD3

Además, también se han reajustado algunos elementos para hacer el juego menos tedioso por momentos, ya que se han cambiado las ubicaciones de algunos premios (básicamente algunas piezas de corazón) y se ha “suavizado” la búsqueda de la Trifuerza: en el original debíamos buscarla por el juego y, para ello, contábamos con un mapa que servía para encontrar 8 mapas distintos que nos llevarían a los diferentes fragmentos (sí, suena enrevesado. Y sí, resultaba bastante cansino). En éste remake, por el contrario, contamos con un mapa que nos indica directamente dónde encontrar 5 de los fragmentos y sólo encontraremos 3 mapas adicionales para los fragmentos que quedan. Bajo mi punto de vista, todo un acierto ya que debo confesar que el original de GameCube lo abandoné justo en plena búsqueda de la Trifuerza.

Y esto no es todo, porque además (y como viene siendo lógico) se han añadido nuevas posibilidades de juego gracias al uso del Wii U GamePad (el mando de la pantalla para los amigos). Por ejemplo, podemos gestionar el inventario desde allí sin tener que pulsar el botón de pausa cada vez que queremos cambiar la asignación de los botones. Muy útil también resulta mostrar los mapas en la pantalla del mando mientras jugamos en el televisor, para así no ir deteniendo la acción cada dos por tres mientras vamos navegando o exploramos una mazmorra (sobre todo en éste último caso, en el que gracias a esta opción y a las brújulas que encontremos en cada una de ellas podremos conseguir todos los tesoros escondidos del lugar con mucha más comodidad), y aunque lo he usado menos (porque de repetirlas te acabas acordando de ellas), también puedes consultar las “partituras” de las canciones de la Batuta de los Vientos. Y por si esto no es suficiente, que sepáis que se puede jugar a todo el título desde la propia pantalla del mando gracias a la opción del Off-TV Play, lo cual es útil cuando queréis jugar desde la cama o cuando la pantalla del salón está ocupada, por citar un par de ejemplos.

Zelda_WindwakerHD6

A nivel gráfico, obviamente, también hay mejoras respecto al original. Empezando por la más inmediata, encontramos un cambio de iluminación que cuando se mostró por primera vez resultó algo polémico pero que, según mi opinión, resulta muy acertado: gracias a la nueva iluminación, todo se ve más vivo y nos da la sensación de estar en un paraíso tropical. Bueno, menos cuando las condiciones climatológicas no acompañan, pero pese a que ya no estemos en un paraíso sigue luciendo de maravilla. También se ha mejorado el aspecto de los diferentes elementos del juego (no me apostaría nada, pero creo que a nivel de polígonos el juego no ha cambiado mucho), donde las nuevas texturas en alta definición ayudan mucho a dotar de belleza el mundo de éste juego, que además está más vivo que nunca. Y ya que estamos hablando de aspectos técnicos, decir que en el tema sonoro estamos ante una joya para los sentidos, y es que además de las melodías propias de esta entrega, también encontraremos recopiladas diferentes adaptaciones de temas clásicos de la saga. Los efectos son agradables y acompañan muy bien la acción, incluso cuando no hay música de fondo.

Por poner un ejemplo, decir que el mar de este Wind Waker HD ahora resulta más atractivo que antes, y es que si bien su “comportamiento” (oleaje, cambios climáticos, etc.) era realista (dentro de lo que la fantasía del título permite, claro está), el hecho de sustituir la textura azul casi plana de la que gozaba el Wind Waker original por una con dibujo de agua es todo un puntazo. Más que nada porque, como os podréis imaginar, el mar tiene mucha importancia en este juego y visualmente se hacía muy monótono navegar por esa masa azul uniforme. Y no sólo eso, sino que nos permite ubicar mejor los tesoros perdidos porque tendremos referencias visuales (podemos ubicarla junto a las “líneas” del agua) además de la melodía que suena cuando nos acercamos.

Zelda_WindwakerHD4

Otro aspecto que se ha añadido y me parece muy curioso (aunque no sé hasta qué punto es útil, eso sí) es la inclusión de las Botellas de Tingle (que sustituyen a la Tinglevisión, por cierto). Gracias a ellas podremos mandar mensajes y fotografías a los demás jugadores. Y también recibirlos, claro, aunque para ello antes deberemos recogerlas en el mundo del juego pasando por encima (ya sea andando, nadando o en barco). Lo bueno es que podemos decidir si queremos recibirlas o no, y qué mensajes queremos que lleguen a nuestro mundo (si queremos permitir mensajes marcados como spoilers o no, si queremos de todos los jugadores o sólo de nuestros amigos…). Realmente tengo mis dudas de su aplicación práctica, pero resulta muy entretenido desviarse para recoger una botella y ver comentarios o chistes de otros jugadores, o incluso recibir esa foto que no hicimos a un jefe y que nos permite desbloquear su figura en el Club Minitendo…

Y por si no os parecen suficientes novedades, que sepáis que el juego incluye un nuevo modo (el “Modo Héroe”) que se puede activar y desactivar al cargar partida. Este modo es, básicamente, un modo difícil del juego en el que no aparecen corazones al cortar hierbajos o romper vasijas (para curarnos deberemos usar las pociones o hadas que llevemos en las botellas de cristal) y en la que los enemigos nos harán más daño con sus ataques. Y si aún así os parece demasiado fácil (en cuyo caso seréis unos cracks, todo sea dicho), siempre podéis imponeros desafíos personales como el famoso Reto de los 3 Corazones (o, lo que es lo mismo, completar todo el juego sin recoger ninguna mejora de salud, sólo con los 3 corazones iniciales).

Zelda_WindwakerHD5

Y, básicamente, estas son todas las novedades que incluye un Zelda diferente a los demás. Y es que aunque en su esquema básico es la misma historia de siempre (como en cada entrega de la saga), la trama tiene las particularidades propias para ser un juego nuevo. En este caso concreto, y para los que no conozcáis Wind Waker, todo empezará el día de nuestro cumpleaños. En ése día tan especial, nuestra abuela nos regalará un traje igual al del Héroe del Tiempo, y tras el rapto de nuestra hermana pequeña nos uniremos a unos piratas para rescatarla. Lo que no esperará nadie es que esto será el inicio de una aventura mucho mayor en la que el trío de protagonistas (Link, Zelda y Ganon) se verán enfrentados una vez más.

Oh, y no comento nada de la duración porque es un juego que permite completarse muy rápido (gracias a que, por cierto, en su modo normal es bastante fácil) si vais al grano, pero que como queráis completarlo al 100% (conseguir los objetos ocultos, encontrar todos los tesoros, obtener todas las piezas de corazón…) puede llevaros varias decenas de horas…

Conclusión

The Legend of Zelda: The Wind Waker HD es un remake de un juego de GameCube que, si bien resultó algo polémico en su lanzamiento (por el estilo gráfico, principalmente), sigue siendo muy recomendable. Lo mejor de este juego es que no se limita a ser un simple lavado de cara, sino que se hacen diferentes mejoras en lo que a jugabilidad y aspecto se refiero para hacer de ésta entrega un juego imprescindible para cualquier fan de la saga (e, incluso, para cualquiera que quiera empezar con ella). Lo mejor de todo, sin duda, es que pese a los 10 años que tiene el original, ésta edición hace que el juego se sienta como uno nuevo. Y eso es genial. Lástima que ello implique que Nintendo nos lo venda a precio de novedad…

9

Nos consolamos con:

  • Las mejoras que se han hecho respecto al original, tanto gráficas como jugables
  • La historia, pese a tener la misma base de siempre, nos enganchará hasta el final
  • Largo, variado y, sobretodo, muy divertido
  • Gráficamente es muy atractivo

Nos desconsolamos con:

  • El precio, algo excesivo por tratarse de un remake
  • El modo normal resulta bastante facilón

Ficha

  • Desarrollo: Nintendo
  • Distribución: Nintendo
  • Lanzamiento: 4/10/2013
  • Idioma: Completamente en castellano
  • Precio: 59,99€
10

Rayman Legends

raymanlegends_logo

Ya lo dicen que los clásicos nunca mueren. Las plataformas, el género por excelencia de los 8 y 16 bits, está viviendo una segunda juventud después de atravesar su propia crisis con la llegada de las 3D. El retorno a las 2D de New Super Mario Bros volvió a poner en auge esa tendencia marcando un nuevo punto de partida para el género, no solo usada en juegos triple A como Little Big Planet o Donkey Kong Country Returns, sino también en la escena indie con títulos como Limbo o Super Meat Boy.

El último que se subió al carro fue Rayman, otro de los clásicos plataformeros de mediados de los noventa, que desde su prematuro abandono a la senda bidimensional para saltar a los polígonos con sucesivos juegos y spin-offs protagonizados por conejos extraterrestres, nunca había vuelto a las 2D. Este simpático personaje sin extremidades volvía de la mano de su creador, Michel Ancel (que también despertaba de su pequeño letargo), en Rayman Origins, un título que no estaba escogido al azar, pues el juego regresaba a esos inicios de la saga en 2D de scroll lateral.

Rayman Legends Screenshot

El resultado es de sobras conocido por todos: una auténtica maravilla jugable de muy bella factura, gracias en parte a esa proeza técnica llamada UbiArt Framework corriendo a 1080p. Muchos lo consideraron el mejor juego de 2011, para otros fue uno de los tapados de aquel año, sin embargo todos alabamos su calidad y esa maravillosa jugabilidad que nos ofrecía horas y horas de auténtica y profunda diversión (que, por desgracia, no fue reflejada en ventas). El título se aprovechó de ese renacimiento del género y bebía directamente de ese legado de principios de los noventa apoyándose en las últimas obras maestras de Nintendo como New Super Mario Bros o Donkey Kong Country Returns, añadiéndole su propia personalidad y respirando esencia retro por todos lados. Un juego que apostaba por el neoclasicismo, el retorno a las formas y maneras clásicas, ese espíritu vintage de gran simplicidad en cuanto a concepto y argumento pero con un grado de profundidad y complejidad apabullantes.

Después de un par de retrasos y alguna que otra polémica –tampoco vamos a hurgar más en la herida creada en la casa Nintendo por esa hipotética exclusividad- por fin podemos disfrutar de uno de los juegos más esperados del año, y lo más importante, para todos los sistemas (gracias, por qué no decirlo, a ese afán monetario de Ubisoft). Aunque todo este “maltrato” ha sido sobradamente compensado por el mimo que le han impregnado al título, cuyo resultado final compensa con creces esas decisiones morales y económicas.

Rayman Legends Screenshot

Para quien no conozca de qué va un Rayman (algo incomprensible a estas alturas), estamos ante un plataformas 2D de scroll lateral de la vieja escuela en el que nuestro personaje corre, salta, planea, nada y golpea para avanzar por cada uno de los más de 100 niveles que componen los distintos mundos (de los cuales 40 son heredados del anterior Origins, aunque estos han sido adaptados técnica y jugablemente). Todo ello con tan solo tres botones (salto, golpe y sprint) que nos proporcionan una mecánica directa y profunda como antaño.

Como es habitual en este tipo de juegos, el argumento es una mera excusa para deambular por los distintos niveles. Llevamos 25 años dónde un fontanero bigotudo rescata una y otra vez a la misma princesa y nadie lo cuestiona. Si en el anterior juego, Rayman y su particular pandilla de locos inadaptados provocaron una guerra con sus vecinos No-tan-Muertos por sus ronquidos, que llevaron a una invasión de estos al Claro de los Sueños (corrompiendo los sueños del Soñador de Burbujas), en Legends han capturado a todos los diminutos de ese mundo mientras nuestro grupo dormía y, claro está, alguien debe rescatarlos.

Rayman Legends Screenshot

Al ser una secuela directa de Origins nuestro protagonista conserva todos los poderes adquiridos en el anterior juego (planear, golpear, bucear, etc.), por lo que esta vez no tenemos ninfas que nos entregan nuevos poderes sino un mago diminuto que aparece en algunos niveles para transformarnos en pato o darnos unos puños que lanzan proyectiles con los que completar ese nivel (que, dicho sea de paso, vendría a sustituir las divertidas fases del anterior juego a lomos de moskito que emulaba al mismísimo Parodius). En esta ocasión debemos rescatar a unos diminutos enjaulados por cada uno de los niveles (al no estar en los sueños, ya no tenemos electoons que rescatar), una tarea algo más sencilla debido a esa destacada disminución del grado de dificultad. En función del número de diminutos que rescatemos iremos abriendo nuevos niveles y desbloqueando nuevos mundos por explorar.

La recolección de lums (las monedas o anillos en otros títulos del género) sigue siendo una parte fundamental en los niveles. En esta ocasión nos servirá para obtener unas copas y unos billetes de la suerte que al rascar nos darán distintos objetos o acceso a los niveles de Rayman Origins. Huelga decir que la obtención de todos estos coleccionables y el rescate de los 700 diminutos incrementa la rejugabilidad varios enteros (sobretodo para quienes quieran terminarse el juego al 100%).

Rayman Legends Screenshot

El soberbio diseño estructural de los niveles hace las delicias de los aficionados a las plataformas. Unas fases de lo más variadas, diseñadas con una maestría digna de los más grandes. Una experiencia que nos sorprende en cada uno de los niveles, derrochando humor y simpatía a cada paso que damos, con multitud de tareas por realizar y nuevos personajes jugables por desbloquear (incluidos los disfraces de los hermanos bigotudos de Nintendo para la versión de Wii U). Igual de inspirados son los jefes de cada mundo, con una mecánica distinta y a cada cual más divertida.

La palma se la llevan las misiones musicales, brillantemente diseñadas y planificadas. Pasarnos el nivel al ritmo de la música, brincando y golpeando sin pausas al son de los tambores, no tiene parangón. Niveles frenéticos donde la precisión y el timing son vitales para no acabar suicidándonos. Ningún objeto, plataforma o enemigo está puesto ahí por casualidad, ni la forma en que están dispuestos los lums y como estos multiplican su valor si se les coge en un determinado orden. Cada uno de los saltos o puñetazos ha estado perfectamente estudiado para tomar el ritmo que impone la propia melodía. Solo hace falta mirar este nivel con el Eye of the Tiger al más puro estilo Mariachi con toques de flamenco, sencillamente BRUTAL.

La novedad de este juego se llama Murfy, un simpático duendecillo volador (o lo que quiera que sea ese bicho) que hará de puntero en los desafíos táctiles (Wii U y PSVita). En determinados niveles (aproximadamente una tercera parte) precisaremos su ayuda para mover objetos, cortar cuerdas, hacer cosquillas para distraer al enemigo o rotar mecanismos utilizando los giroscopios del propio mando, poniendo a prueba nuestros reflejos de forma exigente. Puede que Rayman Legends no sea exclusivo de Wii U pero sin duda ha sido concebido para ser jugado en esa plataforma y aprovechar esa asimetría de la que hace gala la nueva consola de Nintendo. Obviamente, para el resto de plataformas estas mecánicas de Murfy se han tenido que adaptar, y tampoco se han esforzado demasiado, pues únicamente debemos pulsar un botón (o emulando el giroscopio con los botones superiores) en el momento adecuado. Evidentemente no es lo mismo y la experiencia no es tan gratificante, perdiendo buena parte de su encanto.

Esta jugabilidad que aporta el bueno de Murfy potencia el juego cooperativo y ofrece más variedad respecto a la experiencia individual. Esto significa que si jugamos la aventura con un amigo, mientras uno controla el personaje principal, el otro le ayuda controlando a Murfy a través de la pantalla. En el caso de jugar de forma individual, pasamos a controlar a Murfy con la pantalla táctil y el personaje principal, Globox, es controlado de forma automática por la IA e irá por la ruta que le preparemos con nuestros movimientos. Por otra parte, el juego ofrece una modalidad multijugador para cuatro similar a lo visto en New Super Mario Bros, una experiencia algo más alocada pero rematadamente absorbente y adictiva.

Rayman Legends Screenshot

Al finalizar los niveles irán apareciendo Misiones invadidas, unas pruebas contrarreloj que utilizan partes de estos niveles terminados con enemigos o elementos de otros mundos. Otra buena excusa para alargar la duración del juego. Pero esto no es todo, ya que luego tenemos los desafíos diarios o semanales. Estos son unos niveles creados por la gente de Ubisoft y que vendrían a ser algo similar a estas Misiones Invadidas en cuanto a estructura pero con otros objetivos (legar lo más lejos posible, lograr una cantidad determinada de lums o derrotar el mayor número de enemigos en un límite de tiempo), siempre con la finalidad de buscar ese “pique” constante entre los jugadores y, claro está, entre nuestros amigos (con la posibilidad de mostrar el fantasma de nuestro amiguete para ver cómo lo ha hecho). Una vez más, brillante.

El resto de contenido del juego lo rubrica una divertida modalidad llamada Kung Foot, con multijugador local para cuatro jugadores (cinco si estamos en Wii U). El objetivo es pegarle patadas, puñetazos y lo que haga falta, a un balón con tal que entre en la portería contraria. Algo sencillo, dicho así, pero tremendamente divertido.

Rayman Legends Screenshot

Todas estas opciones multijugador únicamente están disponibles en modo local. Las opciones online quedan limitadas a compartir puntuaciones y nuestros fantasmas en los desafíos. Puede que estas características estén algo desaprovechadas, debido básicamente a que nos hemos vuelto muy independientes y ya no quedamos para jugar en el sofá del amiguete de turno, pero como buen juego de corte clásico que es, poder jugar con esta gente codo con codo (y de paso gorrearle las palomitas o alguna cerveza) no tiene precio.

El diseño artístico del juego es una verdadera obra de arte, original e imaginativo a partes iguales, con unos niveles dibujados a mano llenos de detalles y perfectamente plasmados en pantalla (en esta ocasión en 3D, aunque bajo sprites bidimensionales). Un trabajo de ilustración y de trazo totalmente genuino y artesanal que cuenta con unas impecables animaciones que, con esos 1080p nativos y unos sensacionales 60fps (en cualquiera de las versiones), se mueven con una fluidez absoluta. El potencial que ofrece el motor UbiArt y, sobretodo, la mano del maestro Michel Ancel lo erigen como uno de los más preciosos plataformas jamás creado.

El apartado de sonido es otro de sus puntos fuertes, con una Banda Sonora a cargo de Christophe Héral que hace las delicias de nuestros oídos y acompaña en todo momento el ritmo del juego, saliéndose de cualquier escala en los niveles musicales -solo tenemos que escuchar esas particulares versiones de Black Betty, Eye of the Tiger a lo mariachi o de Woo Hoo-. El sonido ambiente, gritos, golpes y compañía también son de muy buena factoría.

Rayman Legends Screenshot

Conclusión

Rayman Legends es un auténtico juegazo y una oda poética a un género y a toda una generación. Una forma de enfocar los videojuegos más inocente que, a excepción de Nintendo, ha quedado prácticamente extinguida en los tiempos que corren.

Un título cuyo equilibrio entre calidad, jugabilidad, duración y sobretodo diversión, entre todos y cada uno de sus apartados, es sencillamente perfecto. Y esto, caballeros, en mi pueblo es una obra maestra y una de las experiencias más gratificantes y completas que podemos tener a los mandos de un videojuego. Un juego indispensable en toda estantería que se precie, y a poder ser en Wii U o PSVita, puesto que en el resto de plataformas baja algunos enteros.

Como decía mi compañero Darth Ka, Rayman Legends es diversión pura sin añadidos artificiales.

10

Nos consolamos con

  • Las posibilidades que ofrece el control asimétrico de Wii U, con una forma de jugar nunca vista hasta la fecha
  • Divertido, desafiante, profundo y rejugable
  • Apartado técnico sobresaliente, 1080p y 60fps, visualmente encantador y una BSO de órdago
  • Gran cantidad de contenido

Nos desconsolamos con:

  • Dificultad notablemente inferior que en el anterior Origins

Ficha

  • Desarrollo: Ubisoft Montpellier
  • Distribución: Ubisoft
  • Lanzamiento: 29/08/2013
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 49,99€