9

Shadow of the Colossus

Shadow of the Colossus

Cada vez que BluePoint Games toca algo, lo convierte en oro. Ha ocurrido con otros tantos trabajos en los que han puesto sus manos y, sobre todo, su talento. El estudio dirigido por Marco Thrush y ubicado en Austin, Texas es ahora mismo, el referente a la hora de hacer remasterizaciones de títulos clásicos y no tan clásicos. Hemos visto su derroche de técnica en obras como Uncharted: Nathan Drake Collection o Gravity Rush Remastered, ambos para PlayStation 4, pero también hemos disfrutado de su saber hacer en la pasada generación con las colecciones en Alta Definición de Metal Gear Solid, God of War o ICO y Shadow of the Colossus. Pero el título más querido y alabado por los fans de la obra de Fumito Ueda no había dicho aún la última palabra, y BluePoint, tampoco.

Cuando Shadow of the Colossus fue presentado en la conferencia de Sony en el E3 de 2017, se montó una buena. Por una parte, hubo gente realmente excitada con el nuevo trabajo del estudio, pero también, otro sector de jugadores que vio innecesaria esta adaptación a PlayStation 4 y más cuando ya existía una remasterización en HD para PS3. El tiempo, por suerte, ha puesto todo en su correspondiente lugar y ya nadie duda que BluePoint Games lo ha vuelto a conseguir, esta vez con un trabajo de reconstrucción muy profunda, pero manteniendo y respetando todos los elementos que hacen de Shadow of the Colossus, un juego de culto.

[Leer más…]

9

The Last Guardian

the-last-guardian

Parecía que nunca llegaría este momento. Tras el nombre en clave de Project Trico, Fumito Ueda se embarcó en su tercer proyecto tras ICO y Shadow of the Colossus. Era el año 2007 y todo parecía ir como la seda con el juego, con una demo preparada para lanzarse junto a la remasterización de los dos primeros títulos del Team ICO y con una presentación masiva al público en el E3 de 2009 dado el avanzado estado del proyecto. Pero llegaron los problemas. El desarrollo del juego era lento y, ante todo, no cumplía los estándares técnicos para los que PlayStation 3 fue concebida. Así lo aseguraba el propio Shuhei Yoshida.

Muchos estudios first de Sony intentaron ayudar al Team ICO para hacer más fluido su juego, hasta Santa Monica Studio se volcó para sacar adelante el proyecto de Fumito Ueda sin demasiado éxito, al menos a corto plazo. En 2012, PlayStation 4 ya se estaba cocinando y la decisión de trasladar el desarrollo del juego a la nueva plataforma sería el punto de inflexión para todas las partes interesadas. Por un lado, Sony conocía bien el interés de los jugadores por el proyecto y el desasosiego que generaría su cancelación. Ueda, sumido en una profunda crisis consigo mismo, solo quería sacar adelante su juego pese a no tener las herramientas necesarias. Y tras años de retrasos, cancelaciones y cesiones contractuales, llegó la pacificadora PlayStation 4 para reunir todo aquello que Project Trico necesitaba para mutar y convertirse en The Last Guardian.

Hoy, por fin, podemos hablar con propiedad de esta aventura mágica y llena de sentimiento – algo que el maestro Ueda tenía muy claro que quería transmitir y que ha llevado a la perfección –. The Last Guardian es real y es verdaderamente emocionante poder expresar con palabras lo vivido en el juego, algo que no resulta nada fácil.

[Leer más…]

BGW 2016: Avance de The Last Guardian

last_guardian

Cuando crees que todo estaba perdido, cuando ya no quedaba esperanzas de nada, llega la Barcelona Games World y hace tus sueños realidad. Solo en esta feria es posible jugar a dos títulos que parecían condenados a morir, hablo de Final Fantasy Versus XIII… Quiero decir, Final Fantasy XV (el cual podéis leer también un fabuloso avance) pero sobretodo, y con más fuerza que nunca, hablo de The Last Guardian. El eterno y casi inalcanzable proyecto de Fumito Ueda que parecía morir con PS3, llega totalmente renovado a PlayStation 4, con los mismos protagonistas y el mismo sentimiento de amistad y compañerismo.  Esta nueva aventura nos propone un viaje colaborativo que nos hurgará en lo más profundo de nuestro ser. Las primeras impresiones no podían ser mejores.

[Leer más…]