6

Ys VIII: Lacrimosa of DANA (Switch)

Si tienes a Nihon Falcom a tu lado debes saber que tienes un tesoro. ¿Por qué? Pues porque es una de las compañías más longevas que se conoce en la industria del videojuego japonés. Porque son los artífices de dos de las sagas más punteras en el género de los juegos de rol que en su día pelearon contra la mismísima Squaresoft por dominar el género RPG durante los años 80 y 90. Efectivamente, si Falcom existe a día de hoy es gracias a sus dos buques insignias, la saga The Legend of Heroes y la saga Ys. Ambas franquicias conforman los pilares básicos, la losa donde está escrita la historia de la compañía nipona. La empresa dirigida por Toshihiro Kondo es experta en invertir en poca tecnología – he perdido la cuenta la de años que deben estar reutilizando su motor gráfico – y extraer el máximo beneficio a cambio, pues Nihon Falcom cuenta con una pequeña y leal base de jugadores que adoran cada juego que publican. Tan mal no les deben ir las cosas para crear nuevas propiedades intelectuales como Tokyo Xanadu para ampliar catálogo.

Hoy toca hablar de nuevo, y valga la redundancia, del nuevo episodio de la saga Ys. La octava parte numerada recibe el nombre de Ys VIII: Lacrimosa of DANA y con total seguridad, os puedo asegurar que es el título más ambicioso de todos los que ha protagonizado Adol Christin, el héroe irreemplazable de prácticamente todas las aventuras de la saga. De echo lo aseguro en su análisis para PS4 que realicé en su debido momento. Hoy toca hablar de su versión para Nintendo Switch, un “port” que, pese a considerarlo un milagro en los tiempos que corren por la excelente relación comercial que tiene Nihon Falcom y Sony, me he llevado un soberano palo al ver que el juego no tiene todo el mimo y el cariño que cabía esperar.
[Leer más…]

8

Ys VIII: Lacrimosa of DANA

Ys VIII: Lacrimosa of DANA

Hace mucho, muchísimo tiempo, en el año 1987, Nihon Falcom publicó un título llamado Ys: Ancient Ys Vanished en las que Adol Christin, un apuesto y aventurero joven de rojiza melena, naufragaba hasta el continente de Esteria, donde se libró hace cientos de años, una batalla entre las fuerzas del bien y el mal. Cuenta la leyenda que, el Reino de Ys, se alzó a lo más alto del firmamento con la ayuda de un artefacto legendario para escapar de las malvadas hordas del infierno que asolaban al mundo. Las estirpes del caos no se quedaron de brazos cruzados y comenzaron a construir una enorme torre para poder alcanzar el reino celestial y llevar a cabo su misión. El inicio, nudo y desenlace de esta titánica batalla se desarrolla, en su totalidad, en el juego Ys Origin que se publicó nada más y nada menos que 19 años después.

Ys I y II son testigos de las primeras aventuras de Adol, aventuras que vaticinaban el nacimiento de un mito que duraría y perduraría durante décadas en el continente nipón y que tímidamente asomaría en tierras occidentales muchos años después. En estas dos primeras hazañas, Adol debía reunir los seis libros de Ys que le otorgarían el conocimiento y el poder suficiente para derrotar a las fuerzas malignas que, en un nuevo intento de conquistar el mundo, tenía secuestrada a una de las más altas representaciones del Reino de Ys: las diosa Feena. Desde ese mismo instante, nuestro apuesto joven ha vivido todo tipo de aventuras. Durante el paso de los años ha viajado por los distintos continentes que conforman Ys, desde Afroca hasta Celceta, y ha sido testigo junto a su inseparable amigo Dogi, de mil y una aventuras, dejando a su paso su sello personal: encarcelamientos, naufragios y corazones rotos de decenas de mujeres enloquecidas por el color de su pelo. Ese es Adol Christin, el protagonista incontestable de esta popular saga japonesa que plantó cara a otros grandes JRPG de la época como Dragon Quest o Final Fantasy, nada más y nada menos.

Nihon Falcom vuelve a la carga, esta vez con Ys VIII: Lacrimosa of DANA, un título muy ambicioso, con muchas mejoras y novedades que dan un aire más fresco a una saga que parece haber encontrado su camino pese a los constantes cambios de jugabilidad y perspectiva. Lo que no ha cambiado durante estos 30 años de longevidad, es el “sello Adol Christin” y muy pronto descubrirás de qué se trata. Si queréis darle

[Leer más…]